Santa Cruz de la Sierra
31 Octubre 2014

El responsable de la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización del Gobierno boliviano, Albino Paniagua, estimó en unos 4,2 millones de bolivianos (alrededor de 600.000 dólares) la recaudación anual que obtendría el Estado si se aplica un impuesto sobre la hoja de coca, informó hoy prensa local.

Paniagua dijo, en declaraciones a radio Erbol, que este impuesto propuesto recientemente por los propios cocaleros del trópico de Cochabamba (centro) gravaría "la producción".

Agregó que él mismo, como integrante del sector, sabe que "siempre" se cuestiona a los productores de hoja de coca que no contribuyan al Tesoro General de la Nación ni paguen impuestos y aseguró que hay predisposición y consenso entre los cocaleros para comenzar a pagar esta tasa.

En el trópico de Cochabamba, añadió, hay registrados 42.000 productores de la planta.

Esta zona cocalera es el feudo político y sindical del presidente boliviano, Evo Morales, quien todavía sigue siendo el líder de los productores de hoja de coca del Chapare, aunque él sostiene que se trata de una designación simbólica.

Los campesinos que producen hoja de coca en esta zona propusieron, en septiembre pasado, el pago de un impuesto de 5 bolivianos (0,71 centavos de dólar) por cada 50 libras (22,6 kilos) de la planta cultivadas legalmente.

La iniciativa no cuenta con el mismo consenso en la otra zona productora de hoja de coca de Bolivia, el área subtropical de Yungas, en el norte del departamento andino de La Paz.

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, avanzó entonces que se plantea destinar el dinero recaudado con esta tasa a "fortalecer la lucha contra el narcotráfico".

Bolivia, Perú y Colombia son los principales países productores de hoja de coca y de su derivado ilegal, la cocaína.

La planta tiene en el país andino usos culturales, medicinales, religiosos e industriales, pero una parte importante de su producción es desviada al narcotráfico.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

01 Septiembre 2014

José Cuyuña Chávez, principal acusado de la desaparición del dirigente de la Confederación de Federaciones Campesinas de Yungas (Cofecay), Ramiro Choque, fue capturado el lunes, confirmó el abogado, Ramiro Portugal.

"Cuyuña fue declarado prófugo y era buscado desde hace año y medio para que responda por la desaparición de Ramiro Choque, además está involucrado en delitos de narcotráfico y secuestro de una niña, pero fue aprehendido el lunes por amenazas, agresión y lesiones a la hermana de la víctima", explicó el jurista.

Afirmó que, con la captura de esa persona, se reactivó el caso y anunció que solicitará al Ministerio Público la imputación formal y la detención preventiva en una cárcel de La Paz.

Por su parte, Martha Choque, hermana de la víctima narró que cuando circulaba por Villa Fátima, reconoció a Cuñuya Chávez y se acercó para reclamarle por el paradero de su hermano, desaparecido desde el 16 de marzo de 2013, después de participar en un ampliado de cocaleros, en los Yungas de La Paz.

"Como réplica a mi reclamo Cuyuña me agredió físicamente y verbalmente y me dijo te hare desaparecer como a tu hermano y después intentó escapar, pero con la ayuda de varias personas la Policía lo aprehendió y lo llevó a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC)", complementó.

"Estamos seguros que él sabe donde esta mi hermano, lo único que queremos es encontrar a mi hermano con vida, pero a estas alturas todas las esperanzas se nos fueron", afirmó.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...