Santa Cruz de la Sierra
08 Noviembre 2018

El Ministerio Público ha determinado levantar la apelación que había presentado la fiscal Susana Boyán para aumentar la sentencia contra Jhiery Fernández a 30 años de cárcel, dentro el caso Alexander.

El fiscal general Juan Lanchipa informó que se tomado esa decisión al evidenciar que la apelación presentada por el Ministerio Público no tenía la suficiente argumentación.

Explicó que para fundamentar una apelación tiene que haber existir una debida argumentación jurídica y se debe comprobar que se han agraviado los intereses del Ministerio Público, pero esos requisitos no se cumplido.

Lanchipa indicó que también se tomó en cuenta el informe del Defensor del Pueblo, en el cual se advierte que el trabajo de los fiscales en el caso Alexander careció de los principios de legalidad y transparencia.

Fernández fue condenado a 20 años de cárcel en marzo de este año. Luego se presentaron dos apelaciones: una de parte de la defensa que pidió anular la sentencia y la segunda de parte de la fiscal Boyán que solicitó aumentar el castigo.

Ahora, con el retiro de la apelación de la Fiscalía, sólo sigue en curso la apelación de la defensa de Jhiery Fernández.

El fiscal Lanchipa dejó en manos del Tribunal Departamental de Justicia determinar si la sentencia de primera instancia se mantiene vigente.

Respecto a los fiscales que abordaron el caso, como Boyán y Edwin Blanco, el Fiscal General señaló que se está esperando el informe de la comisión encargada de revisar el proceso, para tomar una determinación.           

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Erbol

03 Diciembre 2016

El largo y complejo juicio del ex jefe militar de los serbios de Bosnia, Ratko Mladic, apodado el "carnicero de los Balcanes", se acerca a su conclusión con el inicio de los alegatos finales previsto el lunes, más de veinte años después del conflicto. Mladic, de 72 años, está acusado por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), de La Haya, de haber llevado a cabo la "limpieza étnica" de una parte de Bosnia, con el fin de crear un Estado serbio étnicamente puro.

Debe responder por 11 cargos de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra cometidos durante la guerra de Bosnia (1992-1995), que dejó más de 100 mil muertos y 2,2 millones de desplazados. La acusación tendrá tres días a partir del lunes para presentar su argumentación antes de dejar la palabra, el viernes, a la defensa para su alegato, con el que se cerrará el proceso iniciado en 2012. Se espera que el fallo se haga público en 2017.

Tras haber escapado a la justicia internacional durante 16 años, fue detenido en la casa de un familiar, en Serbia, el 26 de mayo de 2011. Acusado oficialmente en julio de 1995, continuó viviendo con normalidad hasta el año 2000, cuando se escondió después de que el presidente serbio Slobodan Milosevic fuese destituido del poder.

Mladic deberá responder principalmente por el asedio de Sarajevo, cuando, durante 44 meses, 10.000 civiles perdieron la vida por los disparos de mortero lanzados desde los cerros que rodean la ciudad o por los tiros de francotiradores. Procesado por haber secuestrado como rehenes a personal de Naciones Unidas, Mladic declaró: "las fronteras siempre se trazan en la sangre y los Estados se marcan con tumbas".

También está siendo juzgado por la masacre de cerca de 8.000 hombres y niños musulmanes en julio de 1995 en Srebrenica, la peor masacre cometida en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Munira Subasic, presidenta de la asociación de madres de Srebrenica, declaró a la AFP que esperaba que acabe siendo condenado a cadena perpetua.

El alter ego político de Mladic, Radovan Karadzic, fue condenado recientemente a 40 años de detención, principalmente por el genocidio de Srebrenica. "Los que todavía piensan que Karadzic y Mladic son héroes quizá hablarían de otro modo hoy si hubieran sido condenados rápidamente tras la guerra", lamentó Subasic.

Mladic "no tiene mucha confianza en este tribunal, no tiene grandes esperanzas", aseguró su abogado, Branko Lukic. "Piensa que si los jueces fundan su decisión en hechos, será absuelto, pero que si es un proceso político, será condenado", agregó.

Durante el pleito, la defensa de Mladic bombardeó a los jueces con más de 950 mociones e incluso solicitó que el proceso fuera anulado al no considerarlo equitativo. La mayor parte de las mociones fueron rechazadas.

Este proceso es el último del TPIY, establecido por Naciones Unidas en 1993, en plena guerra, para llevar ante la justicia a los autores de las peores atrocidades cometidas durante los conflictos que devastaron la antigua Yugoslavia.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

29 Septiembre 2016

Un tribunal penal en Lima condenó a Vladimiro Montesinos, el jefe de facto de las Fuerzas Armadas y exasesor del presidente durante la dictadura de Alberto Fujimori, a 22 años de prisión como autor de un delito de desaparición forzada de dos estudiantes de la Universidad Nacional del Callao en 1993, Martín Roca y Keneth Anzualdo, y el profesor Justiniano Najarro, secuestrado ese mismo año. La Segunda Sala Penal Liquidadora de Lima calificó los hechos como crimen de lesa humanidad. La sentencia indica que está probado que las víctimas fueron detenidas y llevadas a las celdas en el sótano del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE): allí los torturaron y asesinaron y luego incineraron los cuerpos en el horno del SIE instalado con ese fin. Montesinos ya cumple una condena de 25 años.

Además de a Montesinos, la justicia peruana condenó a 22 años de cárcel el entonces comandante general del Ejército peruano, Nicolás Hermoza Ríos —quien, como el exjefe de facto de las Fuerzas Armadas, ya está en prisión por otros crímenes—, y a 15 años el exjefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército, Jorge Nadal Paiva, quien no asistió a la lectura de sentencia y es reo contumaz. “Nadal asistió a las primeras sesiones del juicio, pero está fugado: si lo detienen tendrá que haber otro juicio oral para su caso, tiene varios otros procesos”, explicó la abogada Gloria Cano en declaraciones a este diario.

 En agosto de 1993, en plena dictadura de Fujimori, un grupo de efectivos de la Marina allanó la casa del estudiante Martín Roca para llevarse la grabación de una marcha de protesta en la que participaron jóvenes. Al no encontrarla, lo torturaron y amenazaron de muerte. En octubre, Roca volvía a su casa en un omnibus y no se supo más de él. Un amigo suyo, el también universitario Anzualdo, iba a dar su testimonio en diciembre sobre la desaparición de su compañero de estudios, pero el vehículo en el que viajaba fue interceptado por supuestos policías y desapareció. Tampoco se supo más de él.

Cano indica que entre las pruebas más importantes del caso están los cuadernos de ingreso del Servicio de Inteligencia del Ejército. “Las fechas de detención e ingreso coinciden con la fecha de desaparición de los agraviados, aunque no figuren los nombres”, apunta. En 2002, una comisión de investigación del Congreso peruano encontró dichos documentos. Los militares identificaban con una clave a los civiles que retenían en los sótanos del SIE.

En el caso del profesor Najarro, fue acusado —por el dueño del local que alquilaba— sin pruebas de ser miembro del grupo terrorista Sendero Luminoso y tras tres años preso fue absuelto. Después el asesinato de un exmiembro del Ejército cerca del local, en el que regentaba una panadería, dos militares allanaron su casa y no encontraron nada, pero se lo llevaron a él en un automóvil con rumbo desconocido.

Los familiares de los desaparecidos, que buscaban justicia desde 1993, tuvieron que esperar casi dos décadas hasta que se produjese la acusación del Ministerio fiscal. En 2012 empezó el juicio oral. Ayer, los allegados de las víctimas indicaron en una conferencia de prensa que la sentencia les “restituye la dignidad y la confianza en la justicia”, pero esperan que encuentren los restos de sus seres queridos.

 “La sentencia no alude a la búsqueda de los restos, pero cuando se mete un cuerpo humano en un horno, no se destruye totalmente. Los restos deben estar enterrados en algún lugar cerca del SIE. Para solicitar esa diligencia usaremos la nueva ley de la búsqueda de desaparecidos”, añadió la letrada abogada Cano.Montesinos ya cumplía condena de cárcel hasta 2026, cuando tendría 81 años. Con la nueva pena, su salida de prisión se postergará aún más.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

06 Septiembre 2016

El exprefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, rechazó la sentencia en su contra de cinco años de privación de libertad por el delito de enriquecimiento ilícito, que se conoció este martes, y desafió al presidente Evo Morales a conformar una comisión de la verdad internacional y asistir a elecciones limpias.

“Aprovecho para desafiar a Evo para conformar una comisión de la verdad internacional para ver realmente quién dice la verdad, lo desafío también a unas elecciones limpias”, expresó Reyes Villa en contacto telefónico con ANF.

El fiscal departamental de Cochabamba, Ever Veizaga, informó que el Tribunal Sexto de Sentencia determinó la condena en rebeldía de Reyes Villa.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: ANF

 

07 Julio 2016

Ángel Vallejo Balda fue condenado por la filtración de documentos secretos del Vaticano.

Otra de las imputadas y colaboradora de Vallejo, la italiana Francesca Chaouqui, fue condenada a 10 meses de prisión con suspensión de aplicación de la pena.

El otro ex trabajador vaticano imputado en el mismo caso, el administrativo Nicola Maio, fue absuelto.

Los tres prestaban sus servicios en la extinta Comisión investigadora de los Organismos Económicos y Administrativos de la Santa Sede (COSEA), de la cual Vallejo Balda era secretario y de la que proviene la mayor parte de la documentación filtrada.

Estaban imputados también los dos periodistas que recogieron la información en sus libros, Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, quienes fueron absueltos al no ser el tribunal competente desde el punto de vista jurisdiccional.

Vallejo ya ha descontado casi nueve de los 18 meses de condena mediante una serie de medidas cautelares de restricción de la libertad de movimiento y no regresará a prisión.

El proceso comenzó el pasado 24 de noviembre.

Vallejo, Chaouqui y Maio estaban acusados de los delitos de asociación para delinquir y de divulgación de secretos. Mientras que los periodistas afrontaban el cargo de cooperación en la divulgación de información confidencial.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

07 Julio 2016

"El Barcelona emite un comunicado para apoyar a un defraudador fiscal. ¿Más que un club?", dice uno de los tantos mensajes que aparecieron en Twitter y refleja la opinión de miles de hinchas ante la situación.

Tras la condena de 21 meses de prisión para Lionel Messi y su padre, Jorge, por fraude fiscal, el Fútbol Club Barcelona emitió un comunicado en el que apoyaba al futbolista y su familia.

"El club, en concordancia con el criterio expresado por el Ministerio Fiscal, considera que el jugador, que ya regularizó su situación ante la Agencia Tributaria española, no tiene ningún tipo de responsabilidad penal en relación con los hechos objeto de este procedimiento", explicaron.

"El FC Barcelona continúa a disposición de Leo Messi y de su familia para apoyarle en todas aquellas iniciativas que decida emprender en defensa de su honorabilidad y de sus legítimos intereses", concluyó el comunicado lo que generó el repudio.

El ex futbolista Gary Lineker también expresó su enojo y comentó en Twitter: "Los defraudadores de impuestos de todo el mundo deberían estudiar el mudarse a España".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Mundodeportivo.com

06 Julio 2016

El ex atleta Oscar Pistorius fue condenado a seis años de prisión por el asesinato de su novia, Reeva Steenkamp, declaró este miércoles la jueza Thokozile Masipa ante la sala abarrotada del Tribunal Superior de Pretoria, en Sudáfrica. Uno de los abogados del deportista anunció que su cliente no apelará la sentencia.

Pistorius, que tiene las dos piernas parcialmente amputadas y compitió en Juegos Olímpicos y Paralímpicos, enfrentaba una pena mínima de 15 años en prisión. Sin embargo, la magistrada consideró que "las circunstancias atenuantes se imponen a los factores agravantes", y justifican una sentencia menor.  En su lectura del veredicto, Masipa describió al acusado como un "héroe caído" y "buen candidato para la rehabilitación". Defendió que el deportista "no es una persona violenta" y que ha demostrado arrepentimiento y disposición hacia los trabajos sociales

Después de darse a conocer la decisión de la Justicia, el ex atleta se mostró tranquilo. Abrazó a su tía y a su hermana, que lloraba, antes de ser conducido por una escalera del tribunal a una celda. Los padres de Steenkamp, Barry y June, estaban al otro lado de la sala.

Desde un primer momento, el atleta negó que el asesinato haya sido intencional. Siempre argumentó que en la madrugada del 14 de febrero de 2013 oyó un ruido en el baño de su dormitorio, donde estaba su novia, y disparó su arma 9 milímetros cuatro veces a través de la puerta, pensando que era un ladrón. Las balas impactaron contra su pareja.

La fiscalía alegó que la había matado de forma deliberada tras una discusión de la pareja.

La defensa presentó a un joven cariñoso y enamorado, traumatizado por la muerte de su madre y obsesionado con su seguridad ante los robos violentos habituales en Sudáfrica. Mientras que el fiscal lo describió como una persona agresiva, un novio posesivo y narcisista que se negaba a asumir la responsabilidad de sus actos y era propenso a los ataques de ira.

Desde el 20 de octubre de 2015, Pistorius estaba bajo arresto domiciliario en casa de su tío, en Pretoria, después de haber pasado un año en prisión. Allí seguía purgando sus cinco años de prisión por "homicidio involuntario", la pena inicialmente impuesta. Sin embargo, en diciembre pasado, un tribunal de apelación recalificó la acusación como "asesinato", con una pena mínima de 15 años.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

16 Junio 2016

Un ex miembro de las SS hitlerianas, el nonagenario Reinhold Hanning, escuchará mañana su sentencia tras ser juzgado por complicidad en la muerte de 170.000 presos de Auschwitz, el campo de exterminio nazi en el que el procesado sirvió como guardia a los 23 años.

La Fiscalía pide para el acusado seis años de cárcel; su defensa, la absolución, con el argumento de que ni participó directamente en esos asesinatos ni torturó y tampoco estuvo en la "rampa de la muerte" ni en la selección de los presos destinados a la cámara de gas.

"Me avergüenzo de haber visto pasar tanto mal ante mis ojos sin haber intervenido", dijo el procesado en un momento del juicio, celebrado en la Audiencia de Detmold (centro del país), cuando rompió su silencio el pasado abril para leer una nota en la que pedía perdón a las víctimas.

A las palabras de Hanning, de 94 años y en silla de ruedas, siguió una larga explicación de su abogado, según el cual, pese a haber sido consciente -como todo aquel que sirvió en Auschwitz- del horror de esa maquinaria de la muerte, no participó en ella.

El juicio de Detmold, una ciudad de 73.028 habitantes del "Land" de Baja Sajonia, es un nuevo exponente de Justicia tardía, en la que la acusación particular y representantes de los colectivos de víctimas aspiran a una condena simbólica.

Una absolución sería algo "macabro e indignante", en palabras del vicepresidente ejecutivo del Comité de Víctimas de Auschwitz, Christoph Heubner, ya que se trata "muy probablemente del último" juicio que pueda llevarse a cabo contra un ex miembro de las SS.

Por ello también el representante de la acusación particular Leon Schwarzbaum, superviviente del Holocausto, instó al procesado a explicar la realidad de Auschwitz, puesto que pronto no quedarán ni víctimas ni responsables de esos crímenes para contarlo.

Frente a las aspiraciones de justicia reparadora, la defensa presentó el perfil del joven que fue Hanning, 73 años atrás, cuando fue destinado a Auschwitz, donde sirvió de enero de 1943 a junio de 1944.

Nacido en diciembre de 1921, entró en las Juventudes Hitlerianas con 16 años; primero luchó en Francia y luego en Ucrania, hasta que resultó herido y fue inhabilitado para volver al frente.

Fue enviado a Auschwitz, donde a diferencia de otros campos nazis –según su abogado–, solo una mínima parte de sus 4.000 guardias servían directamente en la rampa de la muerte.

Se estima que en el más mortífero campo nazi fueron asesinados 1,1 millones de personas, en su mayoría judíos, pero también homosexuales, gitanos y comunistas, incluidos mujeres, niños y ancianos, fuera en las cámaras de gas, de hambre o de enfermedad.

El cargo de complicidad en 170.000 muertes corresponde a las que se calcula tuvieron lugar en el per[iodo en que sirvió ahí.

El juicio contra Hanning quedó visto para sentencia el pasado sábado, después de que el procesado desestimara hacer una última declaración sobre los crímenes que se le imputan.

Su juicio se inscribe en la serie de procesos impulsados por Alemania a raíz del caso del ucraniano John Demjanjuk, al que se extraditó desde EEUU en 2009 y que fue juzgado por complicidad en 28.000 asesinatos en Sobibor, asimismo en la Polonia ocupada.

Demjanjuk fue condenado en 2011 a cinco años de cárcel, tras un proceso interrumpido en varias ocasiones por el estado de salud del acusado, que asistió a las vistas en camilla o silla de ruedas y que se mantuvo en silencio durante los casi dos años que duró el juicio.

Murió diez meses después de escuchar sentencia en un asilo de ancianos, pero su caso creó jurisprudencia y posibilitó la apertura de otros sumarios por complicidad en el Holocausto.

Los juicios siguientes han estado marcados por dificultades parecidas. Algunos acabaron sobreseídos, pero otros sí se cerraron con sentencias simbólicas para procesados nonagenarios que, en su mayoría, aseguraron no haber explicado nunca lo que vivieron ni a su esposa, menos aún a sus hijos o nietos.

El año pasado, otro ex miembro de las SS, el llamado contable de Auschwitz, Oskar Gröning, de 94 años, fue condenado a cuatro años de cárcel por complicidad en 300.000 casos de asesinato.

A diferencia de Demjanjuk, Gröning y Hanning sí hablaron para pedir a su manera perdón a las víctimas y explicaron –con su propia voz o a través de sus abogados– la realidad de Auschwitz.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Gobierno envía una invitación al Colegio…

Gobierno envía una invitación al Colegio Médico para hablar del SUS

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, anunció este lunes que se enviará una invitación por...

Acusan a Aracely Arámbula de ser un “mal…

Acusan a Aracely Arámbula de ser un “mal ejemplo” para sus hijos

Aracely Arámbula orgullosa de su espléndida figura, ha publicado en los últimos días unas fotos...

Rayo mata a un padre y sus cinco hijos e…

Rayo mata a un padre y sus cinco hijos en Potosí

Los cinco integrantes de una familia, el padre y cuatro de sus hijos, fallecieron este...