Santa Cruz de la Sierra
10 Diciembre 2017

Fue Darwin quien primero habló de la teoría de la evolución. Para sobrevivir, los seres vivos se adaptan al medio adquiriendo o deshaciéndose de recursos que les permitirán reproducirse más y mejor.

La selección natural es el principio básico que el naturista explica en su aclamada obra El origen de las especies.

El cuerpo humano es el resultado de millones de años de evolución pero aún así, no es perfecto. Hay algunas partes de nuestro cuerpo que ya no las usamos para nada pero que siguen ahí. Al menos de momento.

Aquí te contamos cinco:

1. Músculos para las orejas

¿Eres capaz de mover las orejas sin tocarlas?

Hay personas que son capaces de hacerlo porque aún conservan un gen que determina la existencia de tres músculos alrededor de las orejas: el anterior, el posterior y el superior.

A día de hoy esto no sirve para nada pero hace miles de años era útil para poder dirigir las orejas y agudizar el oído. Se dice que los humanos perdimos esta habilidad porque sin depredadores a la vista y sin necesidad de cazar no la necesitábamos.

Sin embargo, esto todavía lo hacen muchos animales. Los gatos, por ejemplo, son capaces de mover las orejas de forma independiente para captar los ruidos que vienen de distintas direcciones.

2. El coxis

El coxis se encuentra al final de nuestra médula espinal y son los restos de la cola que tenían nuestros ancestros y que les ayudaba a mantener el equilibrio.

Ahora que andamos erguidos ya no necesitamos este apoyo pero este hueso se mantiene para ayudarnos a estar cómodos cuando nos sentamos y actúa como un punto importante de anclaje entre nuestros músculos.

3. El apéndice

Con forma de calcetín, el apéndice es una pequeña porción del sistema digestivo que se encuentra en la parte inferior derecha de la barriga, entre el intestino delgado y el grueso.

No cumple una función clara en la digestión. Puede haber sido útil alguna vez para ayudarnos a digerir las hojas o puede que en el pasado nos haya ayudado a recuperarnos de una infección pero los científicos todavía desconocen cuál era su función específica.

El apéndice puede inflamarse dando lugar a una condición dolorosa: la apendicitis que es bastante común y hace que a muchas personas se lo tengan que extraer.

4. Las muelas del juicio

Tenemos dientes con formas diferentes porque realizan funciones distintas. Los incisivos de la parte frontal de la boca ayudan a cortar las piezas del tamaño de un bocado, los caninos puntiagudos son para desgarrar los alimentos más duros tales como la carne, y los molares nos sirven para hacer que los alimentos alcancen una textura que podamos digerir.

Pero hay un tipo de diente del que podríamos prescindir: las muelas del juicio. Están en la parte posterior de la mandíbula y se desarrollan a medida que envejecemos. Generalmente aparecen cuando llegamos a la edad adulta.

Nuestros antepasados las usaban para masticar plantas pero hoy ya no los necesitamos para nada.

El problema que generan es de espacio. No tenemos espacio suficiente para ellos en nuestras mandíbulas, lo que significa que generalmente empujan a los demás dientes mientras se abren camino a la superficie y esto puede llegar a ser muy doloroso.

La culpa de no tener suficiente espacio es del cerebro, que se ha hecho más grande con el tiempo, modificando la forma de nuestra cabeza.

5. Piel de gallina

Cuando sentimos frío nuestra piel se eriza, los músculos se tensan y se crean una especie de protuberancias en la piel.

Nuestros antepasados estaban cubiertos de pelo más grueso. Esto les ayudaba a mantenerlos aislados y calientes ante el frío.

A pesar de que ahora nuestro vello es mucho más fino, el aire todavía se queda atrapado entre los pelos finos de la piel con las bajas temperaturas y nos ayuda a mantener el calor.

La piel de gallina también servía para que nuestros antepasados pareciesen más grandes. Lo usaban como medio de defensa ante una situación de amenaza haciéndoles parecer más temibles. A muchos mamíferos como perros y gatos les sigue ocurriendo.

Cuando tenemos miedo seguimos reaccionando así. Fíjate la próxima vez que algo te asuste.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: BBCMundo

10 Diciembre 2017

Si eres de los que celebran a todo pulmón que diciembre llegó y con ello, te preparas con todo para recibir la Navidad, ya sea anticipándote a decorar tu casa o a poner tu árbol o porque simplemente eres feliz de que ya nadie podrá mirarte de forma extraña si sacas tus discos de villancicos, pues bien, lamentamos decirte que la piscología dice que la música navideña podría provocarte un severo daño mental.

Así lo afirmó en entrevista para Sky News de Reino Unido la psicóloga clínca Linda Blair, quien afirmó que escuchar todos los días villancicos, por lo general, vuelve a las personas irracionales.

Blair indicó que quienes se ven más afectados por este “síndrome de temporada” son los que trabajan en tiendas y almacenes, ya que están expuesto todo el día a escuchar canciones navideñas, una y otra vez, lo cual hace que concentrarse en sus obligaciones se vuelva todo un reto.

Esto se reafirma con lo dicho por la doctora Anneli Haake, quien posee un doctorado en psicología musical. La experta en el tema indica que tener el control de la música es clave. “Cuando la gente elige escuchar, puede haber efectos positivos, puede ser relajante y ayudar a manejar otras distracciones como el ruido. Pero cuando se impone, pueden encontrarlo molesto y estresante “, afirmó.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: Tvnws

10 Diciembre 2017

Si padeces de insomnio, esto te fascinará, ya que se ha descubierto que tener sexo antes de dormir y que la pareja llegue al orgasmo es le mejor antídoto para tener una noche plena y de descanso.

Michele Lastela, una investigadora en temas de sueño, llevó a cabo una encuesta en la que participaron 460 adultos de entre 18 y 70 años, a quienes primeramente recomendó dejar a un lado los teléfonos cuando ya estén en la cama, a punto de dormir, y mejor enciendan la llamarada de la pasión.

Lastela indicó que el 64% de los participantes de dicha encuesta indicaron que sí solían conciliar de mejor forma el sueño luego de haber tenido relaciones sexuales con su pareja. “Cuando estás teniendo relaciones sexuales, no estás pensando qué hacer al día siguiente, no estás pasando por tus teléfonos. Te distrae “, indicó la especialista.

Este resultado ha sido comparado con el obtenido en un estudio similar realizado por Oxford Economics y el Centro Nacional de Investigación Social, el cual descubrió que la combinación de sexo y una buena noche impacta positivamente en el bienestar de las personas; además, quienes se describieron como unas personas plenas y felices son aquellos que estaban más satisfechos con su vida sexual.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: imujer.com

09 Diciembre 2017

Aunque muchos de nosotros hemos tenido la firme creencia de que los amores de lejos son imposibles y no funcionan, también en este tipo de relaciones existen cosas positivas que les permiten generar lazos tan firmes como en la  convivencia diaria.

Cada vez son más las parejas que, separadas por grandes distancias y por múltiples razones, tienen relaciones verdaderamente sanas, que como cualquier otra pareja, pasan por todos los ciclos vitales familiares, haciendo que ésta crezca y se fortalezca: noviazgo, convivencia, matrimonio, hijos.

Pero, ¿cuáles serán los ingredientes que permiten la consolidación de una relación a distancia?

Aunque nos sorprenda, los ingredientes son los mismos que permiten hacer funcionar a las relaciones cercanas. Pero para vivir una relación a distancia, lo primero que debemos hacer es convencernos a nosotros mismos de que eso es lo que realmente queremos, es decir, tener la firme convicción de que podremos enfrentar todos los bemoles que conlleva. Es esta decisión la que dará paso a nuestro compromiso.

El dialogo, el respeto, la fidelidad son otros elementos necesarios que pueden llevar al éxito una relación, ya sea cercana o lejana.

Quizá el dialogo y la comunicación son algunos de los factores más importantes en una relación, porque al verbalizar tenemos la oportunidad no sólo de comunicar nuestro amor, sino también nuestras preocupaciones y nuestros miedos.

Por otro lado, la confianza que tengamos en nuestra pareja también permitirá el crecimiento de nuestra relación.

La confianza es tener la certeza de que nuestra pareja no nos fallará, y que a pesar de tener la posibilidad de escoger a otras personas, nos escoge cientos de veces a nosotros por sobre muchas.

La confianza puede estar ligada, o no, a la fidelidad, ello dependerá de cuán importante sea la fidelidad dentro de nuestra relación, y de las cualidades que cada pareja tome como prioritarias.

Cuando  confiamos en nuestra pareja es porque primero aprendemos a confiar en nosotros mismos, y entendemos que los únicos responsables de nuestros actos somos nosotros, así como el otro es responsable de sus propios actos. Cuando entendemos eso, sabemos que hagamos lo que hagamos no podremos controlar a nuestra enamorada/o, y eso nos liberará de vivir atormentados por fantasmas.

El cómo alimentamos nuestro amor también obedece al compromiso de que   nuestra relación no caiga en frialdad, puesto que no tenemos la oportunidad de abrazar y besar todos los días, lo que sí podemos hacer es enviarnos mensajes dulces, llamarnos, timbrarnos.

Es importante también, como ya se mencionó anteriormente, establecer una lista de valores prioritarios en nuestra relación y ser leales al consenso de respetarlos.

Mientras que para una pareja la fidelidad será imprescindible, para otra puede que no lo sea tanto como la comunicación y la veracidad. Al establecer nuestras prioridades, las expectativas estarán claras sobre lo que deseamos y a dónde queremos llegar.

Por ende, si realmente amamos a nuestra pareja y hemos establecido como prioridad la fidelidad, no haremos actos que la rompan, a menos claro que deseemos que nuestra relación termine.

Si las expectativas son poco claras, nuestras acciones y la del otro también lo serán, y si desconocemos cuán importante es por ejemplo la lealtad para nuestra pareja, es más fácil cometer deslealtad.

La sinceridad, el dialogo, la consulta, son todavía ingredientes que no deben faltar en ninguna relación, cualquiera que hayamos escogido, cualquiera que decidamos vivir, sea a la distancia o sea cercana. 

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: imujer.com

09 Diciembre 2017

Se han publicado unas nuevas directrices de tratamiento que buscan ayudar a las personas a evitar los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares. Estos consejos, los más recientes para reducir la presión arterial del Colegio Estadounidense de Médicos (ACP) y de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP), podrían ayudar a mantenerte sano.

Muchos médicos y consumidores comenzaron a tener dudas tras la publicación de los resultados de un ensayo clínico de gran tamaño llamado Sprint en 2015. Los investigadores aconsejaron que las personas con presión arterial alta se pongan el objetivo de una presión sistólica (la cifra superior) de menos de 120 mm/Hg. Eso es bastante menos que lo que recomiendan muchos grupos de expertos y el gobierno.

Pero en el Sprint participaron personas con un riesgo alto de enfermedad cardiovascular, así que sus hallazgos (y su consejo sobre los niveles de presión arterial) no necesariamente se aplican a los que tienen un riesgo más bajo. Y llevar la presión arterial a menos de 120 (lo que sugieren los investigadores del Sprint) por lo general requiere dosis altas de un medicamento, o el uso de múltiples medicamentos. Ambas cosas aumentan de forma significativa las probabilidades de sufrir efectos secundarios graves, como por ejemplo un desmayo por una presión arterial muy baja, o la insuficiencia renal.

Más precisión sobre los niveles de la presión arterial

Aquí llegan los nuevos consejos del ACP y de la AAFP. Si tienes más de 60 años de edad y no tienes otros factores de riesgo cardiovascular (como diabetes, colesterol alto o el hábito de fumar), esas directrices recomiendan mantener la lectura sistólica por debajo de 150 mm/Hg.

Eso es adecuado para la mayoría de personas del grupo mencionado antes, afirman los investigadores. Este es el motivo: las 2 docenas de estudios revisados para las directrices sugieren que un tratamiento agresivo para llevar la presión arterial sistólica a menos de 140 en las personas de más de 60 años no alargó la vida ni redujo la cantidad de ataques cardiacos. Pero sí redujo posiblemente el riesgo de ACV.

Las nuevas directrices también recomiendan que las personas de más de 60 años con un riesgo alto de problemas cardiovasculares o que hayan tenido un ataque cardiaco o un ACV se planteen un tratamiento con medicamentos cuando su nivel sistólico alcance los 140. La meta para esas personas es un nivel sistólico por debajo de 140.

Pero las nuevas directrices dejan que seas tú junto con tu médico quienes determinen con exactitud cuál es el mejor nivel de presión arterial. Esto se debe a que algunas personas podrían ser capaces de tolerar mejor los efectos secundarios que aparecen con una terapia agresiva de medicamentos para reducir la presión arterial.

Si tienes menos de 60 años, las directrices de ACP/AAFP no incluyen recomendaciones para ti. Puedes seguir estas directrices de 2014 del grupo de experto conocido como Octavo Comité Nacional Conjunto (Eighth Joint National Committee), además de los consejos de los expertos médicos de Consumer Reports y Consumer Reports Best Buy Drugs: Se considera que tienes una presión arterial alta si tu presión sistólica llega a 140 o tu presión diastólica (la cifra inferior) llega a 90 o más. (Nuestros asesores médicos también sugieren una meta de 140/90 para los adultos de cualquier edad que tengan diabetes, y para los menores de 50 años con enfermedad renal crónica).

Esto requiere de cambios en el estilo de vida, como restringir el sodio, perder peso y hacer ejercicio, y si esos métodos no son efectivos, hay que tomar medicamentos para reducir la presión arterial.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: isalud.com

08 Diciembre 2017

"...Abro mis ojos para poder verme contigo

Y vivo para poder morir contigo

No necesito estos dedos

Si no puedo tocar tu cuerpo

Es más, no necesito estas piernas

Si no voy a poder caminar a tu lado..."

Ese es un extracto de Die with you, una romántica canción que Beyoncé interpretó a capela y dedicó a su esposo Jay-Z. Dos años más tarde, se supo que una infidelidad casi termina con esta mediática pareja, pero la música salvó la relación.

En una entrevista, el rapero estadounidense reveló su deslealtad para con la madre de sus hijos. "Usábamos la música como si fuésemos a una terapia psicológica", contó el también productor.

La infidelidad mata la confianza, es aquello que puede romper un lazo tan fuerte como el amor. Una reconciliación es posible, y para lograrlo se pueden usar todas las armas que estén a nuestro alcance.

A Jay-Z y Beyoncé les funcionó el refugiarse en lo que mejor saben hacer. A ellos los volvió a unir una pasión en común: la música.

Más que dulces melodías

"Sanar una infidelidad pasa por reconocer el error, sanar la herida y el rencor, porque con la infidelidad se experimenta un daño a nivel de la autoestima y la confianza...si esto se complementa con algo que une y atrae, como la música o el deporte, puede ayudar a superar una traición, se convierte en una terapia que ayuda en la recuperación", señala el terapeuta de parejas José Baldeón.

El especialista recuerda que durante la etapa del noviazgo, las parejas suelen hacer muchas cosas juntas, pero con los años eso suele cambiar. Algunas veces hay un distanciamiento y hasta infidelidades.

"El impacto emocional de la música puede provocar ciertas respuestas involuntarias en las personas, cambios en el ritmo de la circulación sanguínea, en el proceso respiratorio, en el ritmo cardíaco. La música genera muchas emociones", explica el psicólogo clínico Christian Martínez. 

Definitivamente hay una sensación de bienestar que se logra con la musicoterapia, pero esta técnica en sí misma no puede lograr una reconciliación luego de una infidelidad, el proceso es algo más complejo, que toma tiempo, requiere un verdadero arrepentimiento y acciones que lo demuestren.

"La música puede haber sido un pretexto que los unía, pero puede ser así con otras situaciones, como cuando dicen: estamos unidos por nuestros hijos, y están forzando que la relación se mantenga", concluye Martínez.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: isalud.com

 

06 Diciembre 2017

No es un mito. El ciclo menstrual puede ocasionar cambios de humor en las mujeres y la razón es solo una: las hormonas. A diferencia de los hombres, cuya producción de hormonas suele variar muy poco a lo largo de sus vidas, en los 28 días que dura el calendario menstrual, las mujeres pueden presentar cambios hormonales de un día para otro, causando desequilibrio emocional.

Aunque cada mujer es un mundo y los efectos pueden variar entre organismos, es importante aprender a reconocer la manera en la que estos cambios se presentan en cada una de las etapas de nuestro ciclo menstrual, con el fin de aprender a lidiar con ellos.

Pero primero, ¿cómo funciona el ciclo menstrual?

Para la mayoría de las mujeres, el ciclo menstrual consta de 28 días, que se cuentan desde el primer día de la menstruación. La ovulación comienza el día 14, que es cuando los ovarios liberan un ovulo para ser fecundado. Si esto no ocurre, 14 días después de producirá, de nuevo, la menstruación.

Algo que es importante mencionar, es que todo el ciclo está regulado por las hormonas luteinizante -LH- y la fólículo estimulante -FSH- segregadas por la glándula hipófisis, y por los estrógenos y la progesterona producidas por los ovarios.

Fases del ciclo menstrual y síntomas:

Fase folicular (del día 1 al 9)

El día número 1 del ciclo corresponde al primer día de la menstruación. Esta no es más, que la expulsión del endometrio cuando el óvulo no es fecundado. El sangrado suele durar entre dos y siete días. Durante el inicio de esta etapa, los niveles de estrógenos son bajos, lo que provocará cansancio, irritabilidad y mal humor.

Hacia la mitad de la menstruación, se produce una liberación de serotonina por parte del cerebro, en un intento por aliviar los dolores y mejorar nuestro estado de ánimo. Es probable que aumente la libido sexual.

Al terminar la menstruación comienza la fase preovulatoria, donde los ovarios aumentarán los niveles de estrógenos con la intención de que uno de los óvulos que se encuentra en su interior, madure. Este cambio hormonal hará que nos sintamos con mucha más energía y vitalidad. Un momento ideal para relajarnos, hacer ejercicio, buscar actividades estimulantes y disfrutar de la vida sexual al máximo.

Fase ovulatoria  (del día 10 al 14)

Para estos días el óvulo ha madurado completamente y recorre las trompas de Falopio hasta llegar al útero. Los estrógenos siguen en aumento, ayudando a que la capa interna del útero (endometrio) se haga más gruesa para albergar al posible óvulo fecundado.

Son los días donde nos sentimos más sexis que nunca y el deseo sexual está a flor de piel.  Sin embargo, también son los días más fértiles, por lo que, si no está en tus planes tener un hijo, más te vale que uses protección.

Fase lútea (Del día 15 al 28)

Si no hay embarazo, el nivel de estrógenos y progesterona comenzarán a descender otra vez, dando inicio a lo que conocemos como síndrome pre-menstrual. La sensibilidad se apoderará de nosotras, los estados de ánimo cambiarán con facilidad, nos sentiremos hinchadas, uno que otro granito nos pondrá de mal humor, los antojos se harán presentes y quizás nuestro deseo sea pasar la mayor parte del día en la cama entregándonos al sueño. Estos cambios se mantendrán hasta la siguiente menstruación, donde el ciclo se volverá a repetir.

Para controlar los efectos del síndrome premenstrual, es importante asegurarnos de llevar una dieta saludable y alta en fibra, beber mucha agua y realizar ejercicios. El yoga y la meditación serán de gran ayuda a la hora de superar estos días que para muchas, son simplemente insoportables.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: imujer.com

04 Diciembre 2017

Los resultados de un estudio reciente llevado a cabo en Reino Unido reveló que las parejas prefieren el sexo oral y el anal al coito regular.

Según revelan los datos de la Encuesta Nacional de Actitudes Sexuales y Estilos de Vida (Natsal), mientras que en la década de los 90, sólo uno de cada 10 hombres y mujeres llevaban a cabo estas prácticas; entre 2010 y 2012, uno de cada cuatro hombres y una de cada cinco mujeres dijo realizar este tipo de intercambios sexuales. El estudio al que hace referencia el diario El Español, en cuanto a sexo oral y anal se refiere, el mayor incremento en la última década fue entre jóvenes de 16 a 18 años.

El estudio de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Centro Nacional de Investigación Social de Gran Bretaña (NatCen), se realizó en tres intervalos de tiempo de 10 años, que inició en el 1990. En ese periodo, los investigadores analizaron los hábitos sexuales de 45,000 personas.

Sin embargo, el sexo oral en combinación con el coito sigue siendo la combinación preferida de las parejas que tienen 30 años o más. Trascendió, ademas, que, desde 1990, aumentó  la proporción de adolescentes sexualmente activas (entre 16 y 24 años) que dijeron haber tenido relaciones vaginales, orales y anales.

“Arrojar luz sobre el momento y el tipo de relaciones sexuales que tienen los jóvenes sirve para resaltar la necesidad de una educación precisa en esta materia que brinde oportunidades para analizar el consentimiento y la seguridad a través de las distintas prácticas”, indicó Ruth Lewis, autora principal del estudio e investigadora de la Unidad de Ciencias Sociales y Salud Pública MRC / CSO de la Universidad de Glasgow.

Su colega Kaye Wellings, profesora de Salud Sexual y Reproductiva de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, no se mostró soprendida con los hallazgos, ya que según dijo, vivimos en “un contexto socialmente cambiante, con un número cada vez mayor de influencias en el comportamiento sexual”.

Los investigadores buscaban establecer cómo ha evolucionado el comportamiento sexual de las parejas en los últimos 30 años.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: imujer.com

Últimas Noticias

Prev Next

Sólido cimiento (I)

Como promisorio resultado relacionado con las importantes recaudaciones impositivas edilicias consolidadas por la Secretaría de...

En Santa Cruz Trabajadores de salud marc…

Ayer por la mañana las protestas por parte del sector salud se hicieron sentir nuevamente...

Escándalo Trump responde: “No soy racis…

Escándalo Trump responde:  “No soy racista”

No es racista, nunca llamó “países de mierda” a Haití y El Salvador, y son...