Santa Cruz de la Sierra
21 Marzo 2016

El presidente Estados Unidos, Barack Obama, dijo el lunes a su homólogo cubano, Raúl Castro, que las discrepancias entre su país y Cuba en materia de derechos humanos y democracia son el principal escollo para sellar el acercamiento entre los otrora rivales de la Guerra Fría.

Castro, de 84 años, no se quedó callado y respondió que se opone a la manipulación política del tema y al "doble rasero" de quienes quieren imponerles cambios en la política de la isla de gobierno comunista.

Obama dijo que ambos mantuvieron una reunión "franca y sincera" sobre esos temas, así como las áreas de cooperación. Castro reiteró que el acercamiento sólo avanzará si Estados Unidos levanta el embargo a la isla y devuelve el territorio que ocupa una base naval en la bahía de Guantánamo.

"Seguimos teniendo diferencias muy serias, incluidos la democracia y los derechos humanos", dijo Obama en una conferencia de prensa conjunta, donde Castro respondió preguntas no habituales.

En respuesta a una pregunta sobre los presos políticos, Castro exigió airadamente que se le muestre una lista de aquellos detenidos, lo que refuerza la posición de Cuba de que no mantiene presos de conciencia.

"Dame una lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos", dijo Castro visiblemente enojado. "Si hay una lista, por la noche van a estar sueltos".

La visita de Obama, el primer presidente estadounidense en ejercicio en aterrizar en Cuba en casi 90 años, habría sido impensable antes de que los viejos enemigos acordaran, a fines del 2014, acabar con más de medio siglo de agresiones diplomáticas recíprocas.

A pesar de haber relanzado sus vínculos bilaterales, Washington y La Habana aún mantienen profundas diferencias.

En su último año en el poder, y con las amenazas de algunos aspirantes republicanos a la Presidencia de romper relaciones con Cuba, Obama está decidido a que no haya vuelta atrás en el proceso de normalización de ambos países, apenas separados por 145 kilómetros pero enfrentados por décadas.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

21 Marzo 2016

El presidente estadounidense brindó una conferencia de prensa con Raúl Castro, en la Habana. "El futuro de los cubanos será decidido por los cubanos", aseguró pero recordó que su país seguirá haciendo reclamos.

El presidente de EEUU aseguró estar emocionado por la visita. "Esto era inimaginable", aseguró e, incluso, dijo algunas palabras en español. El dictador cubano, agradeció los oficios del estadounidense para levantar el bloqueo.

"Suelen reírse de los discursos de los hermanos Castro, así que voy a extenderme un poco", advirtió Barack Obama antes de comenzar su análisis sobre la visita.

El mandatario estadounidense aseguró que "los cubanos decidirán su futuro porque son una nación soberana" pero recordó que los EEUU harán los que "siempre han hecho": "Defender la democracia en todo el mundo".

"Nos emocionamos por cómo nos recibieron, por las sonrisas. Estamos muy agradecidos, de experimentar La Habana, la comida y la visita a la Catedral nos recuerda que compartimos la fe profunda que sostiene a muchos cubanos", aseguró Obama.

La conferencia comenzó con las palabras del presidente cubano, "Las medidas adoptadas por su gobierno son positivas pero no suficientes", afirmó Raúl Castro durante su intervención. El cubano fue el primero en hablar. "Deben devolver el territorio ilegalmente ocupado en la base naval de Guantánamo", aseguró Castro e informó que este reclamo formó parte de la conversación privada que mantuvo con Obama.

"Para tener relaciones normales deben ser suprimidas varias políticas. El pueblo cubano no puede renunciar al destino que libre y soberanamente ha escogido", agregó Castro. Mientras Obama seguía toda su intervención con la traducción simultánea.

El presidente cubano también defendió su necesidad de "defender a Venezuela", aunque admitió que no hablaron del tema con Obama.

"Tenemos profundas diferencias entre nuestros países que no van a desaparecer", remarcó.

"Defendemos los derechos humanos, pero los concebimos como indivisibles con el derecho a la educación, a la salud, al trabajo. Nos oponemos a la manipulación política sobre los derechos humanos. Pero eso reiteré nuestra predisposición a mantener el diálogo qué iniciamos", afirmó Castro sobre uno de los temas más delicados entre ambos países.

Castro le agradeció a Obama la visita. "Hemos comenzado a dar pasos para tener una relación de nuevo tipo. Como la que nunca", aseguró y agregó: "Destruir un puente es fácil y requiere poco tiempo. Construirlo es una tarea mucho más larga y difícil".

Redacción Leo.bo

Fuente: Infobae

 

 

21 Marzo 2016

Los presidentes de Cuba y EE.UU. mantienen el tercero encuentro desde que se anunció el deshielo entre ambos países.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, recibió a su homólogo estadounidense, Barack Obama, en el Palacio de la Revolución de La Habana, donde mantendrán un encuentro bilateral, el tercero desde que se anunció el deshielo entre ambos países y el primero que se celebra en la isla.

Dentro de la sede del Gobierno cubano, Raúl Castro saludó a Obama con un apretón de manos y posaron sonrientes ante las cámaras.

A continuación, se celebró la ceremonia oficial de recibimiento donde ambos gobernantes escucharon en actitud solemne los himnos de Cuba y Estados Unidos, con las banderas ya izadas en la sala.

Después, Castro y Obama pasaron revista a una guardia de honor integrada por la Unidad de Ceremonia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba.

Tras ese acto protocolario, el presidente cubano saludó a varios miembros del gabinete de Obama que lo acompañan en su visita, entre ellos el secretario de Estado, John Kerry, de Comercio, Penny Pritzker, y Agricultura, Tom Vilsack, los tres integrantes del Gobierno estadounidense que han visitado Cuba desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

El mandatario estadounidense saludó a su vez a funcionarios del Gobierno cubano como el primer vicepresidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, el canciller Bruno Rodríguez y la directora para América del Norte del Ministerio de Exteriores cubano, Josefina Vidal, entre otros.

Desde que Obama aterrizó el domingo en La Habana, este es el primer contacto entre el presidente cubano y el de Estados Unidos, quien cursa una histórica visita a la isla para apuntalar el acercamiento entre ambos países.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

21 Marzo 2016

Barack Obama y Raúl Castro delinearán el futuro inmediato de la relación de los Estados Unidos y Cuba en la reunión que sostendrán este martes en La Habana, punto álgido de la visita del presidente estadounidense a la isla.

Barack Obama encontrará al presidente cubano, Raúl Castro, cuyo Gobierno ya le hizo saber que no está dispuesto a negociar ningún cambio en su política por pedido o presión de los Estados Unidos, su otrora rival de la Guerra Fría por más de medio siglo.

El mandatario de los Estados Unidos quiere, sin embargo, aprovechar su histórico viaje para tratar con Castro temas tan sensibles como el de los derechos humanos, en un ambiente enrarecido por la detención temporal de decenas de disidentes cubanos que protestaron el domingo poco antes del aterrizaje de Obama.

"Tener una embajada significa que podemos con mayor eficacia promover nuestros valores y nuestros intereses, y también entender mejor" las preocupaciones de los cubanos, señaló Obama al personal de la legación diplomática en Cuba.

Una semana atrás, el mandatario se comprometió con las Damas de Blanco, cuya líder Berta Soler fue detenida por varias horas, a hablar con Castro sobre "los obstáculos" para los derechos humanos, según una carta enviada a esa organización considerada ilegal por Cuba.

Obama se reunirá el martes con disidentes en la embajada en un encuentro al que está invitada Soler, quien critica a Obama por sus "concesiones" a Castro sin que a cambio hayan cesado "la persecución y violencia" contra sus opositores.

Obama, de 54 años, y Castro, de 84, se encontraron dos veces desde que lanzaron a finales de 2014 el proceso de normalización de relaciones bilaterales.

La primera reunión se produjo en abril de 2015 en el marco de la Cumbre de las Américas, en Panamá, y la segunda, cinco meses después, en el seno de Naciones Unidas en Nueva York.

Este tercer encuentro se llevará a cabo en el Palacio de la Revolución, sede del poder político, al que llegará Obama después de rendir homenaje al héroe nacional José Martí.

Raúl Castro lo espera para seguramente tocar el tema que más le preocupa a Cuba en su relación con los Estados Unidos: el embargo vigente desde 1962.

Obama, que está a favor del levantamiento del embargo, ha recurrido a sus poderes ejecutivos para relajar algunas de las medidas que castigan a los cubanos, pero el Congreso, en manos de la oposición republicana, es el único que puede desmontar el entramado de restricciones.

El canciller cubano Bruno Rodríguez, quien recibió a Barack Obama en el aeropuerto, reiteró que las medidas de la Casa Blanca son "positivas" pero "limitadas".

Las autoridades insisten en que Obama podría hacer más en contra del embargo, tras restablecer los vuelos comerciales directos, autorizar algunas inversiones importantes y facilitar los viajes de los estadounidenses que todavía no pueden hacer turismo libremente.

"No creo que la visita de Obama tenga un impacto inmediato en la política cubana, mucho menos en decisiones puntuales del régimen en el corto plazo", comentó a la agencia de noticias AFP Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano.

Tras su reunión con Castro, el presidente de los Estados Unidos se encontrará con pequeños empresarios de ambos países.

Mientras tanto, Michelle Obama tendrá intercambios con estudiantes en el centro cultural Fábrica de Arte.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: AFP

15 Marzo 2016

En febrero, los dos países dieron un paso en su acercamiento al autorizar 110 vuelos regulares diarios a la isla.

Estados Unidos anunció este martes un nuevo alivio de las restricciones al comercio y los viajes que pesan sobre Cuba, un paso simbólico a pocos días de una trascendente visita del presidente Barack Obama a La Habana.

Los estadounidenses podrán viajar más fácilmente a Cuba por motivos educativos e importar productos cubanos, y la isla tendrá mayor acceso al sistema financiero estadounidense, entre otros cambios anunciados por los departamentos del Tesoro y Comercio.

El gobierno de Obama comenzó a aliviar sanciones contra Cuba en enero de 2015, después de un histórico proceso de aproximación entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría, que se anunció públicamente en diciembre de 2014.

Los dos países restablecieron relaciones diplomáticas en julio de 2015 pero el mayor obstáculo se mantiene: el embargo económico decretado en 1962, en plena Guerra Fría, que solo puede ser levantado por el Congreso, actualmente dominado por la oposición republicana.

Las nuevas medidas abarcan sobre todo detalles muy técnicos y se inscriben más en el terreno de lo simbólico, una semana antes de que Obama se convierta en el primer presidente estadounidense en visitar Cuba desde 1928.

Los estadounidenses podrán viajar a Cuba para emprender actividades educativas dirigidas a la sociedad civil, sin requerir a partir de ahora del amparo de una organización estadounidense. Los viajes por turismo siguen prohibidos por el embargo.

También podrán comprar productos cubanos, como ron y tabaco, en "terceros países", algo hasta ahora prohibido.

Las empresas estadounidenses podrán importar software de origen cubano y aumentar su "presencia física" en la isla, con oficinas, tiendas o depósitos, especialmente compañías exportadoras, servicios de correo y transporte.

"Los pasos de hoy se inscriben en las acciones de los últimos 15 meses, mientras seguimos derribando barreras económicas, empoderando al pueblo cubano e impulsando sus libertades financieras y diseñando una nueva ruta en las relaciones EEUU-Cuba", dijo el secretario del Tesoro, Jacob Lew, en un comunicado.

- Quinta modificación -

"Estos pasos no solo expanden las oportunidades para las relaciones económicas entre los cubanos y las empresas estadounidenses sino que también mejorarán las vidas de millones de cubanos", añadió.

Las nuevas medidas también abren un poco más el acceso de los cubanos a Estados Unidos.

Los cubanos podrán obtener un salario en Estados Unidos, particularmente artistas y deportistas, y podrán abrir cuentas en bancos estadounidenses, desde las cuales transferir remesas a la isla.

Las nuevas medidas constituyen la quinta modificación del sistema regulatorio estadounidense relativo a las sanciones hacia Cuba en los últimos 15 meses, y que abarcan normas sobre exportaciones, vuelos, remesas y comunicaciones, entre otros.

En febrero, los dos países dieron un paso en su acercamiento al autorizar 110 vuelos regulares diarios a la isla, acabando con una suspensión de medio siglo.

A pocos días de su viaje a Cuba, Obama defendió sus políticas hacia la isla, muy criticadas por sus adversarios del partido Republicano y algunos aliados demócratas.

"No nos hacemos ilusiones de que el régimen de los Castro, o Cuba cambien de la noche a la mañana, pero las políticas que implementamos" han sido bien recibidas por el pueblo cubano y por "los cubano-estadounidenses" que "reconocen que este tipo de interacción podría traer aparejadas grandes oportunidades y transformaciones en el interior de Cuba", dijo en una entrevista a la cadena CNN En Español divulgada el lunes.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

11 Marzo 2016

El vínculo estuvo salpicado durante años por diferencias en torno a los derechos humanos. El pacto marca el final de la Posición Común y se concretó días antes de la visita a la isla del presidente estadounidense, Barack Obama.

Tras casi dos años de intensas negociaciones, el convenio de cooperación y diálogo político fue suscrito por Christian Leffler, responsable de la parte europea, y el vicecanciller cubano, Abelardo Moreno, en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de La Habana.

Al acto también asistieron la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez. "Es un paso histórico en nuestra relación", dijo Mogherini en español durante la ceremonia.

Cuba era el único país de América Latina que carecía de un acuerdo de diálogo político con la UE.

En abril de 2014, el bloque comunitario inició las negociaciones con el ánimo de dejar atrás la Posición Común europea de 1996, que condicionaba la cooperación a avances en derechos humanos en la isla comunista.

"Este acuerdo marca el final de la Posición Común", declaró Mogherini, quien anticipó que la UE dará los pasos para "derogar formalmente" esa normativa.

En 2003 el bloque europeo suspendió temporalmente la cooperación con la isla comunista tras el encarcelamiento de 75 disidentes cubanos (ya liberados).

El canciller cubano destacó el feliz término de una negociación compleja que incluyó siete rondas alternas de diálogo en La Habana y Bruselas.

"Fue un proceso dinámico, no exento de complejidades. Un proceso en el que persisten diferencias en algunos ámbitos que podemos manejar de común acuerdo", resaltó Rodríguez.

El pacto, cuyo texto aún no han sido revelado, apunta a restablecer el pleno diálogo político entre las partes y a mejorar los intercambios de la isla con la UE, su segundo socio comercial después de Venezuela.

"De esta forma las relaciones entre Cuba y la UE se proyectan hacia su consolidación a mediano y largo plazo, sobre bases de respeto, reciprocidad y beneficio mutuo", anotaron las partes en una declaración común.

Bien con EEUU, mejor con Europa

El texto del acuerdo será sometido a revisión de los ministros de Relaciones Exteriores del bloque europeo, probablemente en abril, según explicó una fuente diplomática en Bruselas a la AFP.

Sin embargo, todavía no hay una fecha para la entrada en vigor del acuerdo y no se descarta que en algunos países requiera ratificación parlamentaria, añadió.

Con el acuerdo suscrito este viernes, Cuba pretende cerrar formalmente sus diferencias con Europa antes de recibir la visita de Obama, la primera de un presidente estadounidense en 88 años.

El mandatario estará en La Habana entre el 20 y 22 de marzo. "Estamos muy contentos de haberlo hecho ahora. La fecha es una coincidencia", dijo a la AFP Leffler, secretario adjunto para Asuntos Económicos y Globales de la UE.

Los gobiernos de Raúl Castro y de Obama restablecieron los lazos diplomáticos bilaterales en 2015 después de más de medio siglo de enemistad por la Guerra Fría, aunque todavía queda pendiente el levantamiento del embargo que castiga a la isla desde 1962.

Cuba, que inició un lento proceso de apertura bajo el gobierno de Raúl Castro, en funciones desde 2008, se ha erigido en un mediador internacional de peso en asuntos como el proceso de paz en Colombia, que busca acabar con más de medio siglo de lucha de la guerrilla comunista de las FARC.

Hace ocho días Leffler había anticipado que el acuerdo de cooperación dejaba sin piso la Posición Común, que fue asumida por propuesta del entonces gobierno conservador español de José María Aznar.

Sin ofrecer detalles, el vicecanciller cubano se mostró entonces satisfecho con la nueva postura adoptada frente al espinoso tema de los derechos humanos.

"El tema de los derechos humanos quedó de una forma aceptable para ambas partes, que estamos comprometidas con la protección y promoción de todos los derechos humanos", dijo Moreno.

Las partes anunciaron este viernes una reunión en los próximos meses para abordar de nuevo ese tema a la luz del acuerdo alcanzado.

Antes de firmar el convenio con el bloque europeo, Cuba ya había suscrito acuerdos bilaterales con 15 de los 28 países miembros.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

01 Marzo 2016

Los Rolling Stones anunciaron este martes que tocarán un concierto gratuito en La Habana el 25 de marzo, en lo que se espera sea uno de los mayores espectáculos musicales en la isla desde su revolución de 1959.

Los Stones se presentarán en la Ciudad Deportiva de La Habana tres días después de la visita histórica del presidente Barack Obama a la capital cubana.

La mítica banda cumplirá así su sueño de tocar en Cuba, como un broche de oro a la gira Olé Tour que está realizando por Latinoamérica.

"Hemos llevado a cabo (conciertos) en muchos lugares especiales durante nuestra larga carrera pero este espectáculo en La Habana va a ser un hito para nosotros, y, esperamos, para todos nuestros amigos en Cuba también", dijo la legendaria agrupación en un comunicado.

En octubre de 2015, el diario Granma, el órgano propagandístico oficial del régimen de los hermanos Castro, había publicado que existía la posibilidad de que la banda integrada por Charlie Watts, Mick Jagger, Keith Richards y Ron Wood se presentara en Cuba.

Los Rolling Stones comenzaron el Olé Tour a comienzos de febrero en Chile y siguen con sus conciertos en Lima, Perú (6 de marzo); Bogotá, Colombia (10 de marzo) y Distrito Federal, México (14 y 17 de marzo).

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: AP

25 Febrero 2016

Los Rolling Stones se encuentran en Brasil, donde se preparan para dar su segundo show en San Pablo el 27 de febrero. La mítica banda quiere cumplir su sueño de tocar en Cuba, como un broche de oro a la gira Olé Tour que están realizando por Latinoamérica.

Pese a que no hay una confirmación oficial, la agencia Télam informó que está todo dispuesto para la visita de los músicos a la isla, según fuentes de la producción del show en Cuba, músicos locales cercanos a los Stones e integrantes del staff de la organización que estuvo a cargo del tramo de la gira en nuestro país.

En un comienzo, trascendió que el 20 de marzo sería la fecha del concierto, pero nuevos rumores indican que podría ser el 23 o 24 para evitar que coincida con la llegada del presidente Barack Obama al país, prevista para el 21 y 22. Al parecer, esta sería la razón por la que todavía no anunciaron la noticia de manera oficial.

Este concierto sería gratuito para los cubanos y solo pagarían las entradas los extranjeros. El lugar donde se llevaría a cabo podría ser la Ciudad Deportiva, ubicada en el corazón de La Habana. También se habló de realizarlo en otros escenarios como diferentes estadios de beisbol o la Plaza de la Revolución.

Mick Jagger visitó Cuba el año pasado y fue quien se encargó de las negociaciones para hacer el recital. Además, las posibilidades aumentaron luego de que las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba comenzaran a normalizarse. Entre las medidas que ayudaron al descongelamiento de los vínculos entre ambos países se destaca la reapertura de las embajadas en La Habana y en Washington, después de 54 años.

En octubre de 2015, el diario Granma, el órgano propagandístico oficial del régimen de los hermanos Castro, había publicado que existía la posibilidad de que la banda integrada por Charlie Watts, Mick Jagger, Keith Richards y Ron Wood se presentara en Cuba.

Los Rolling Stones comenzaron el Olé Tour a comienzos de febrero en Chile. En nuestro país, presentaron tres shows en el Estadio Único de La Plata y luego tocaron en Uruguay. Ahora están en Brasil y se despedirán con un recital en Porto Alegre (2 de marzo). A continuación visitarán Lima, Perú (6 de marzo); Bogotá, Colombia (10 de marzo) y Distrito Federal, México (14 y 17 de marzo).

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Teleshow

Últimas Noticias

Prev Next

Congreso de Viena

Congreso de Viena

Mi amigo Teo, el viejo vendedor de periódicos, por fin volvió al mercadito El Trompillo...

FFAA dicen que en “vándalos” usaron expl…

FFAA dicen que en “vándalos” usaron explosivos de alto poder en Senkata

Tras el enfrentamiento de este martes en la ciudad de El Alto que dejó saldo...

Clausura se reanudará este fin de semana…

Clausura se reanudará este fin de semana si hasta el jueves frenan conflictos en el país

El torneo Clausura de la División Profesional del Fútbol Boliviano (DPFB) podría volver este fin...