Santa Cruz de la Sierra
14 Noviembre 2016

El Día Internacional de la Obesidad y el Día Mundial de la Diabetes se juntan en una misma semana. Esta proximidad no es casual, ya que existe una coexistencia en ascenso de ambas enfermedades. La diabesidad -un término instaurado recientemente para referirse a la presencia de diabetes tipo 2 en personas obesas- crece y alerta a la comunidad médica a medida que se instaura como una de las epidemias más peligrosas del siglo XXI.

A largo plazo, el impacto negativo que genera en los pacientes esta conjunción de enfermedades implica una reducción de la calidad de vida, por las severas complicaciones que puede generar, y una disminución de la esperanza de vida en general.

En primer lugar, la causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre la energía consumida y la energía gastada. En la actualidad hay una predisposición al aumento de peso en la población, basado en un incremento en la ingesta de alimentos hipercalóricos, ricos en grasa, sal y azúcar pero pobres en vitaminas, minerales y otros micronutrientes indispensables para vivir. Esta transición alimentaria, además, se acompaña de un aumento del sedentarismo producido por un alarmante descenso en la actividad física, las nuevas costumbres laborales, formas de desplazamiento y la creciente urbanización.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1980 la cantidad de diabéticos en el mundo se cuadruplicó. En 2012 murieron 1,5 millones de personas como consecuencia del exceso de azúcar en sangre. En 2015 se registraron 415 millones de personas con esta enfermedad, y se le pueden atribuir 5 millones de muertes: una cada seis segundos. Las proyecciones no son alentadoras, y estiman la diabetes será la séptima causa de muerte en 2030. 10 años más tarde, el cálculo es que el mundo tendrá 642 millones de diabéticos.

Tres de cada cuatro de las muertes de este tipo se registran en países de ingresos per cápita bajos y medios. En América Latina, 29 millones de personas son diabéticas (según datos de 2015), número que crecerá a 48,8 millones para el año 2040.

La diabetes se convirtió en una epidemia mundial principalmente en relación con el rápido aumento de la inactividad física, el sobrepeso y la obesidad. En el mundo es una de las principales causas de enfermedad y muerte prematura en la mayoría de los países, sobre todo debido al aumento del riesgo de enfermedades que conlleva. Un 50 por ciento de los pacientes con diabetes mueren de alguna enfermedad cardiovascular, principalmente cardiopatía y accidente cerebrovascular (ACV).  

Cómo prevenir la diabetes

Teniendo en cuenta la gravedad de las consecuencias de esta enfermedad, es muy importante conocer las cifras del impacto, ya que se calcula que uno de cada dos personas con diabetes no tiene diagnóstico. Si bien la información reciente permite ver que en los últimos 20 años se logró disminuir las complicaciones cardiovasculares en los pacientes diabéticos, esto se debió a un mejor control de lo distintos factores de riesgo que presentan, como la hipertensión y el aumento del colesterol, además de un mejor control de la glucemia.

Las dos medidas indispensables tanto para la prevención como para el tratamiento de la diabesidad son la práctica regular de ejercicio físico y pérdida de peso. Incluso un descenso moderado provoca una considerable reducción de la resistencia a la insulina, y mejora la capacidad del organismo de asimilar la glucosa y el metabolismo en general.

Una reducción de entre el 5 al 10 por ciento del peso corporal en un período aproximado de un año otorga beneficios concretos para la salud, tales como mejoras en la presión arterial, descenso del colesterol y glucosa sanguínea. Aunque el descenso no sea suficiente para terminar con el sobrepeso u obesidad, ayuda a disminuir el riesgo de contraer enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes, la obesidad, la hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares, entre otras.

"Es deber de todos los médicos informar a la población sobre esta fuerte y creciente asociación, educarlos, tratarlos y acompañarlos al cambio de vida de manera paulatina, logrando que cada una de las metas que se propongan sean alcanzables y sostenibles en el tiempo", señaló la doctora Virginia Busnelli, médica especialista en Nutrición y directora Médica de Crenyf. "La contención emocional y psicológica del equipo tratante suele ser muy importante para el éxito del tratamiento en estos pacientes y de mucha ayuda para instaurar una nueva vida que los sane".

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, teniendo en cuenta de la falencia en el diagnóstico,  algunas organizaciones aprovechan la oportunidad para concientizar a la sociedad sobre los peligros de esta enfermedad.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Imujer.com

 

 

01 Septiembre 2016

La popular cantante y actriz estadounidense Selena Gómez reveló que dejará temporalmente la música para luchar contra el lupus. Pero, ¿en qué consiste esta enfermedad?

Algunas décadas atrás el lupus era considerado una enfermedad terminal debido a lo complicado que resulta su detección. Sin embargo, actualmente hay importantes avances en el tratamiento de este mal incurable.

El daño es al sistema inmunológico y, por tanto, afecta a diferentes partes del cuerpo, incluyendo piel, articulaciones y órganos internos, según explica el Servicio Nacional de Salud Británico (NHS por sus siglas en inglés).

El avance es silencioso, pues la persona puede tener la enfermedad durante largo tiempo sin saberlo y -de acuerdo a las cifras- alrededor del 90 % de los que la padecen son mujeres de entre los 15 y 50 años de edad.

El lupus eritematoso sistémico, que es la condición más severa de la enfermedad, no tiene una causa contundente, pero la hipótesis es que el origen está en una combinación de factores genéticos y ambientales, según un artículo de la BBC.

DATOS

SÍNTOMAS. Los síntomas del lupus pueden confundirse con otras condiciones médicas, de allí que sea difícil de diagnosticar. Las manifestaciones más claras son: cansancio extremo, erupciones en la piel (especialmente en la cara, las muñecas y las manos) y dolor en las articulaciones e inflamación. 

SÍNTOMAS. Fiebre sin causa aparente, malestar general, pérdida del cabello, úlceras bucales, sensibilidad a la luz solar. El lupus puede generar complicaciones como infecciones, ataques cardíacos o derrames cerebrales.  

TRATAMIENTO. Las formas leves de la enfermedad se pueden tratar con Antinflamatorios no esteroides (AINE) y cremas que contienen dosis bajas de corticosteroides. La quimioterapia puede emplearse para suprimir el sistema inmune por medio de una combinación de medicamentos.

TRATAMIENTO. Los tratamientos para el lupus más grave pueden abarcar corticosteroides en altas dosis, fármacos citotóxicos (medicamentos que bloquean el crecimiento celular o medicamentos que frenan o inhiben el sistema inmunitario). Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser graves, así que merecen vigilancia. 

RECOMENDACIONES. El uso de ropa protectora, gafas de sol y protector solar, cuidado cardíaco preventivo, vacunas al día y exámenes para detectar osteoporosis. También es buena idea que se involucren en grupos de apoyo, porque ayudan en las cuestiones emocionales involucradas con la enfermedad.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Isalud.com

31 Agosto 2016

Ni azúcar, ni edulcorantes varios... una forma diferente, y más saludable, de endulzar la comida consiste en oír determinados sonidos. Es lo que se denomina sazón sónica.

Con este sistema, engañamos a nuestro cerebro hasta el punto de que, en función de los tonos musicales (y de su volumen), podemos acentuar la dulzura, amargura o lo picante.

La dulzura sin calorías

La sazón sónica forma parte del corpus de investigaciones de Charles Spence, psicólogo experimental de la Universidad de Oxford (Inglaterra). Una pieza musical 'dulce' puede ser 'Tubular bells' de Mike Oldfield de 1977. Una amarga, una colección de cantos goliardos de los siglos xii y xiii, tal y como señala Spence:

Esos tonos bajos de Carmina Burana de Carl Orff hacen que, si estas comiendo algo que tenga alguna nota amarga, la podrás sentir más intensamente.

Pero ¿realmente el simple sonido puede evitar que sazonemos demasiado un plato o consumamos más calorías de la cuenta? A juicio de Spence, a medida que se amplíe la investigación, así será:

Podemos acentuar la dulzura sin añadir calorías sencillamente conociendo estos sorprendentes vínculos entre el sentido del gusto, por un lado, y el de la audición, por el otro (...) Piensa en las personas que deben seguir una dieta baja en azúcar, como los diabéticos. ¿Podríamos crear listas de reproducción de música adecuada para que la escuchen a la hora de comer y degusten el mismo sabor dulce que se les ha prohibido? Hasta ahora sé que satisface el deseo de dulzura por un día, pero tenemos que investigar más para poder asegurar que si escuchas los mismos sonidos dulces por un año, van a seguir teniendo el mismo efecto.

Por regla general pensamos que el gusto y el sabor se generan en la boca, en la lengua, pero a través de diferentes estudios nos hemos percatado de la importancia de la nariz, de lo que ves, del sonido y del tacto en todo el proceso.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Isalud.com

22 Agosto 2016

No importa la edad que tengas, si duermes bien pero siempre te sientes cansado es posible que algo no ande bien con tu salud. Muchos hombres no le dan la importancia que corresponde al asunto y simplemente se esfuerzan por soportar esa sensación de cansancio, reseña Vida y Salud

Algunos piensan que es cuestión de estrés o que con el paso del tiempo ya no tienen la misma energía que antes.  Sin embargo, no deberías sentirte tan cansado si descansas correctamente. De hecho, existe la posibilidad de que haya alguna condición que lo cause. ¿Cuál? A continuación hay tres posibilidades que se presentan con frecuencia.

1. Apnea del sueño

La apnea del sueño es una condición que suele pasar desapercibida ya que puede confundirse con los ronquidos. En verdad, la persona que tiene apnea del sueño suele roncar fuertemente pero con un ronquido diferente. La apnea del sueño hace que la respiración se interrumpa por unos segundos mientras duermes.

2. Depresión

La depresión es otra condición que puede hacer que siempre quieras dormir o estés cansado. Ten en cuenta que la depresión en los hombres tiene síntomas diferentes que en las mujeres. Por ejemplo, mientras que las mujeres tienden a sentirse tristes, con culpas y autoestima baja, los hombres se vuelven más irritables tienen problemas para dormir y puede que se recarguen de trabajo y actividades, también pueden tener dolores de cabeza, trastornos digestivos y dolores crónicos.

3. Hipotiroidismo

La última causa de cansancio que menciono es el hipotiroidismo, una condición que se produce cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea, que tiene que ver con el metabolismo. Cuando disminuye, puede causar sueño y cansancio, entre otros síntomas.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Infosalud

15 Agosto 2016

Es regla general. La alimentación debe ser rica, completa y equilibrada de todos los nutrientes. La segunda también es importante: la dieta debe incluir alimentos de todos los grupos.

"Para organizarse es bueno pensar cuáles son los momentos más difíciles del día. Realizar las cuatro comidas y no saltearse ninguna ayuda a no tentarse con alimentos que no se deben consumir. Básicamente, comer sano y sencillo -acorde a lo que cada persona necesite- es la mejor receta para que la dieta funcione", dijo la nutricionista Liliana Grimberg (MN 978), coordinadora del área de nutrición del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna.

Como cada 11 de agosto desde 1974, se celebra el día del nutricionista en conmemoración al nacimiento del doctor Pedro Escudero, médico argentino y pionero en la nutrición. "Debemos utilizar alimentos nutritivos, frescos y saludables, privilegiando la selección de vegetales y frutas, que son ricos en vitaminas minerales y fibras. Su alto contenido en fibras le otorga un gran poder de saciedad y a la vez es importante para el tránsito intestinal", recomendó Grimberg.

En cuanto a las proteínas, la nutricionista aconsejó seleccionar carnes magras; preferentemente blancas y rojas. También lácteos descremados y claras de huevo para preparaciones y huevos enteros. "Evitar los alimentos muy concentrados calóricamente como dulces, azúcares, snacks y golosinas. Sobre todo harinas refinadas, productos de panadería y cereales no integrales (fundamentalmente por su elevado poder adictivo)".

Para Grimberg, "utilizar legumbres, arroz integral, choclo y pastas de laminado grueso (tirabuzón, caracol, cinta) para acompañar las ensaladas es rico y saludable a la vez. Aceite para condimentarlas, ya que ayuda a absorber las vitaminas".

Opciones para las cuatro comidas

La especialista Grimberg elaboró una serie de recomendaciones para incorporar en la mañana, durante el día y también en la noche. "En las nuevas pirámides y guías alimentarias figura llamativamente la actividad física como parte inseparable de la dieta (cualquiera sea la que realice)", sostuvo.

Desayunos y meriendas

"Frutas sí o sí. Se pueden utilizar dos unidades medianas o acompañar una fruta con un vaso de leche o yogur. Esta opción aporta calcio, fibras, vitaminas y minerales. También existen otras opciones más proteicas como quesos magros en porciones pequeñas, cuatro fetas finas de queso de máquina o fiambres magros".

Almuerzos

"Se pueden comenzar con una taza de caldo o sopa de vegetales light acompañadas de alguna carne blanca con ensalada de vegetales frescos. No estar en casa no es excusa, ya que es sencillo elaborar salpicones con esta base y el agregado de atún, pollo o kanikama y terminar con una gelatina light".

 

Cena

"Platos calientes a base de carnes magras y vegetales cocidos o vegetales con queso magro y huevo, en elaboraciones como budines, tortillas, revueltos, cazuelas, panachés, chop suey. Utilizando sólo una cuchara chica de aceite y condimentando con limón, aceto, salsa de soja y condimentos sin base grasa. Se puede finalizar la cena con una fruta fresca o postres a base de gelatina light".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Imujer.com

12 Agosto 2016

Por años, el uso del hilo dental como complemento del cepillo se consideró como un elemento imprescindible para higienizar la cavidad bucal, especialmente aquellos espacios donde el dentífrico no llega. Después de muchos años, esta teoría que se convirtió en una "verdad irrefutable" parece no tener más asidero, ya que según algunos especialistas no existen pruebas científicas que la avalen.

El hilo dental apareció por primera vez en la Guía de Alimentación de EEUU en 1979 y, a partir de allí, se recomendó su utilización en forma periódica. El año pasado, la agencia de noticias Associated Press (AP) le solicitó al Departamento de Salud estadounidense que brindara evidencia científica que legitimara la efectividad de su uso, tal como lo prevé la ley.

La sorpresa llegó en la última Guía Alimentaria publicada: se eliminó el uso de hilo dental entre sus recomendaciones sin previo aviso. El gobierno estadounidense, en una carta destinada a AP, explicó que no existían pruebas certeras acerca de la eficacia del empleo de la herramienta. Entre 25 estudios que se realizaron en la década pasada, todos arrojaron resultados débiles, de escasa validez.

La Asociación Dental Americana (ADA), pese a las dudas instaladas, sostuvo en un comunicado: "Recomendamos el uso de limpiador interdental una vez al día. Esto es importante ya que la placa que no se elimina con el cepillo o la seda dental puede, con el tiempo, endurecerse y formar cálculos o sarro. Usar hilo dental puede ayudar también a prevenir la enfermedad de las encías y las caries".

De acuerdo a la ADA, más de 500 especies de bacterias se pueden encontrar en la placa; algunas más nocivas para la boca que otras. Junto con los restos de comida, bebida y otros componentes, la acumulación de placa alrededor de los dientes y en la línea de las encías aumenta el riesgo de contraer enfermedades bucales.

La ADA respaldó sus afirmaciones con algunos estudios que muestran que el uso de hilo dental evita la acumulación de suciedad, la inflamación de las encías -conocida como gingivitis- y la aparición de caries. Sin embargo, ninguno de esos informes representaría una respuesta científica por su poca validez. Sus críticos marcaron que utilizaron métodos anticuados, que el número de participantes fue muy bajo y que el plazo de duración de cada uno de ellos fue por demás breve.

Como socia de varias empresas fabricantes de hilo dental, la ADA debe evaluar el producto y dar el visto bueno para permitir su comercialización. Según ellos, no obtienen ninguna ganancia por el trabajo y, con la intención de responder a las acusaciones de baja efectividad, uno de sus voceros responsabilizó a los participantes de los estudios por no usar la herramienta en forma correcta.

La odontóloga Lucila Bagú (MN 29107), especialista en prótesis fija, removible e implantoasistida, consideró que el uso del hilo dental no está en discusión, más allá de lo que la Guía de Alimentos anuncie o la falta de evidencia científica sobre sus beneficios.

"Siempre se consideró de uso indispensable el hilo dental porque llega a lugares donde el cepillo no alcanza, que son los espacios interproximales de los dientes", explicó.

Además, la odontóloga aseguró que su utilización trae beneficios evidentes para la salud: "El uso de hilo dental previene caries y enfermedades periodontales relacionadas a las encías. Como la gingivitis, que es su inflamación, y su fase posterior que es la periodontitis, la cual ya involucra al hueso que está alrededor".

A su vez, agregó: "Se debe usar una vez por día después del cepillado. Especialmente a la noche que es la limpieza más importante porque la boca permanece quieta por 8 horas. Por eso, la mayor atención se debe prestar en la higiene nocturna".

La doctora Bagú remarcó la importancia del procedimiento para que la herramienta de limpieza proporcione resultados notorios: "La técnica no tiene un nombre. Hay que cortar un pedazo de hilo de 20 centímetros y enrollarlo entre los dedos de las manos hasta dejar un tramo pequeño tenso que se irá deslizando. Debe ser suave, diente por diente y se recomienda entrar haciendo un leve zigzag para no clavarlo de golpe arriba".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Imujer.com

09 Agosto 2016

Hace ya algunos años, las góndolas de farmacias se poblaron de decenas de suplementos dietarios: una amplia variedad de productos que prometen brindar una solución "natural" y alternativa a problemas de salud comunes, como la grasa abdominal, el aumento de músculos, el rendimiento sexual, los niveles de energía o incluso el rendimiento cerebral, sin hacer demasiado esfuerzo más que ingerir estos componentes.

Según la prestigiosa publicación Nutrition Business Journal, las ventas de estos complementos alimenticios se incrementaron en un 81 por ciento en los últimos diez años por una simple razón: la enorme rentabilidad se debe en parte a que son mucho más accesibles que los medicamentos recetados por un médico, e incluso que los de venta libre, y que cargan con el título de ser "más naturales" y, por ende, más "seguros".

El fanatismo moderno por los suplementos dietarios comenzó en 1970, cuando Linus Pauling, químico y ganador de dos premio Nobel, declaró que la toma de 3 mil miligramos de vitamina C al día podría evitar un resfriado común. Pauling promovió dicha pretensión por casi dos décadas con suficiente fervor como para dar por tierra con todos los estudios que lo refutaban. Así se desencadenó una verdadera locura por esta vitamina impulsando una industria floreciente a partir 1990 que vendió una amplia gama de productos con demandas cada vez mayores hasta la actualidad.

Cuando las organizaciones gubernamentales intervinieron para regular, la industria luchó contra ello. Cientos de fabricantes y consumidores elevaron sus quejas contra los entes reguladores argumentando que la libertad de elección de productos de salud era un derecho. "La gente creía lo que se les decía porque alimentaba su opinión de que los médicos, las compañías farmacéuticas y la FDA (Food and Drug Administration) querían bloquear las medicinas alternativas que podrían mantener a la gente sana", expresó Henry Waxman, un ex congresista estadounidense demócrata de California. "Lo que no entendían es que este punto de vista fue manipulado por personas que peleaban por seguir ganando mucho dinero".

Calvin Jimmy Lee, un bebé nacido el 3 de octubre de 2014 y fallecido el 10 de octubre del mismo año en el hospital Yale-New Heaven de Connecticut, Estados Unidos, fue el protagonista del caso que desencadenó la controversia global en torno a los suplementos dietarios y la gran falta de supervisión que existe sobre estos productos. Calvin nació prematuro, pesando aproximadamente un kilo. Teniendo en cuenta su delicada situación, permaneció en una incubadora para regular su temperatura corporal y mantener alejados los gérmenes. Los médicos decidieron proporcionarle lo que se conoce como medicamentos surfactantes para promover el desarrollo pulmonar y, además, a partir de su primer día de vida también le suministraron un probiótico diariamente.

Los probióticos son polvos, líquidos o pastillas compuestas de bacterias vivas, pensadas para ayudar a mantener el equilibrio natural de los microorganismos intestinales. Algunas unidades de cuidados intensivos neonatales las han estado suministrando a bebés prematuros en los últimos años en varios países basándose en evidencia científica que sugiere que estos pueden ayudar a prevenir enfermedades intestinales mortales.

Muchos médicos han mostrado su preocupación por esta tendencia, debido a que los probióticos pueden ser clasificados como suplementos dietarios que, en muchas partes el mundo, no están regulados igual que los medicamentos recetados ni las drogas de venta libre. Por ejemplo, en Estados Unidos los fabricantes de estos compuestos no tienen que asegurarse la aprobación de la FDA para vender sus productos y sus instalaciones no están vigiladas del mismo modo que lo están las compañías farmacéuticas.

Durante la corta vida de Calvin, sus médicos le suministraron lo que parecía ser un producto seguro, producido por una empresa con buena reputación, dirigido específicamente al consumo de niños y bebés y disponible libremente en comercios. Los médicos comenzaron a notar que el abdomen del recién nacido había desarrollado protuberancias y descubrieron, cirugía mediante, que sus intestinos estaban siendo atacados por un extraño tipo de hongo. La infección se expandió rápidamente por sus vasos sanguíneos hasta causar un enorme coágulo que tapó su aorta y terminó con su vida. Más tarde se comprobó que el hongo mortal provenía del probiótico, que estaba contaminado.

El suplemento ABC Dophilus Powder, fabricado por la empresa Solgar, fue retirado de cientos de farmacias y la familia demandó tanto a la empresa como al hospital por haber envenenado a su hijo sin que nadie -ni siquiera sus médicos- les advirtiera de los efectos negativos que podrían generar. A raíz de este hecho, la FDA instó a los profesionales a tener extrema cautela con el uso de suplementos con bacteria viva en pacientes con un sistema inmune comprometido.

Sin embargo, el problema se extiende mucho más allá del caso de un probiótico contaminado. Suplementos dietéticos como las vitaminas, minerales, hierbas, productos botánicos y una lista cada vez más larga de otras sustancias "naturales", han migrado de las dietéticas a los hospitales. De acuerdo con una encuesta a 200 médicos, en Estados Unidos el 94 por ciento recomienda vitaminas o minerales a alguno de sus pacientes, el 45 por ciento ha recomendado suplementos de hierbas y el 7 por ciento no sólo los recomienda sino que también los comercializa.

Fernando Burgos (MN° 81759), jefe de Pediatría Ambulatoria del Hospital Universitario Austral e integrante de la Red de Pediatras "Niños sanos, niños felices", dijo a Infobae que en Argentina "todavía no está consensuado ni regulado el uso habitual en terapias neonatales de suplementos dietarios o de probióticos para el manejo de la enterocolitis necrotizante (una enfermedad mortal del intestino en neonatos) porque si bien hay evidencia científica de que funciona en recién nacidos prematuros, los probióticos que están disponibles en Argentina no tienen evidencia científica comprobada para este tipo de patología".

"Existe un probiótico que se llama lactobacillus reuteri y otro que se llama lactobacillus rhamnosus que han mostrado su eficacia contra la enterocolitis necrotizante y no se comercializan en el país", agregó. "Actualmente se usan en terapias intensivas de Europa y Estados Unidos pero en Argentina no tenemos esa posibilidad".

Es difícil determinar un único componente de estos suplementos que ponga en riesgo a los consumidores. Un informe de la Oficina de Contabilidad del Gobierno de Estados Unidos descubrió que de 2008 a 2011 la FDA recibió más de 6 mil casos de problemas de salud relacionados con suplementos dietarios de los cuales 92 eran muertes, cientos eran enfermedades graves y más de mil de todo tipo de afecciones. Lo cierto es que la única manera confiable de saber si un suplemento es seguro es la aprobación de un organismo gubernamental, pero el problema radica en que los suplementos dietéticos que se pueden conseguir en cualquier farmacia no se regulan de la misma manera que las drogas farmacéuticas.

"No sólo los ingredientes anunciados de algunos suplementos son potencialmente peligrosos", dijo Pieter Cohen, médico y profesor asistente de medicina de la Facultad de Medicina de Harvard que ha estudiado a los suplementos ampliamente. "Sino que debido a la forma en que están regulados el consumidor a menudo no tiene ni idea de lo que está ingiriendo".

Los resultados de la falta de regulación pueden ser peligrosos. Por ejemplo, las etiquetas pueden estar brindando información errónea, desinformando al usuario y llevando a que los productos no sean efectivos, estén contaminados con microbios o metales pesados o incluso que contengan sustancias ilegales. Como consecuencia, estos productos pueden tener efectos secundarios muy dañinos o anular el efecto de otros medicamentos tomados en simultáneo.

Por este motivo, la regulación es necesaria porque en algunos cuadros específicos, un paciente puede necesitar de un suplemento dietario o un probiótico.

En Argentina, este tipo de suplementos se suministran sólo en algunos casos particulares. "Los suplementos dietarios en Argentina se utilizan en algunas terapias neonatales en casos de desnutrición o en casos prematuros. En adultos, también: un paciente que no se puede alimentar por vía oral, que está en un coma por ejemplo, recibe un suplemento dietario por la cantidad de calorías, electrolitos o agua que necesite dependiendo de su superficie corporal", explicó el doctor Fernando Burgos.

Lo importante, según señaló el especialista, es el adecuado manejo de estas sustancias: "como médico uno tiene que utilizar suplementos, probióticos o medicamentos que estén regulados y aceptados por la FDA y la ANMAT (la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), que cumplan con todos los procesos de higiene que tiene que tener cualquier alimento para cualquier paciente".

Los 13 componentes que hay que evitar

Ácido úsnico, extracto de té verde, chaparral o consuelda son algunos de los ingredientes de los suplementos que hay que evitar Ácido úsnico, extracto de té verde, chaparral o consuelda son algunos de los ingredientes de los suplementos que hay que evitar

La revista Consumer Reports, con la ayuda de un panel de expertos, confeccionó una lista de 13 ingredientes de suplementos que son potencialmente dañinos. Los riesgos incluyen daños en diferentes órganos, cáncer, paros cardíacos y hasta la muerte. Aunque la gravedad de estas amenazas siempre va a depender de factores tales como las condiciones médicas preexistentes del consumidor y la cantidad del ingrediente ingerida.

Chaparral: es una hierba recomendada para tratamientos de pérdida de peso, procesos antiinflamatorios e incluso cáncer pero se recomienda evitarla porque puede ocasionar problemas renales, daño en el hígado y potencialmente la muerte.

Tusílago: es una planta floral con fama de propiedades antitusivas y propiedades curativas para laringitis, bronquitis y asma. Su consumo, sin embargo, puede derivar en daños en el hígado y posibles células cancerígenas.

Consuelda: es una planta medicinal usada hace cientos de años por civilizaciones antiguas para aliviar dolores menstruales, problemas estomacales, dolor en el pecho y malestares derivados del cáncer.

Paradójicamente tiene muchos efectos cancerígenos y puede ser mortal.

Camedrio acuático: es una planta también conocida como germandrina acuática, se utiliza para bajar de peso, aliviar la fiebre o la artritis pero es adecuado advertir que este ingrediente puede causar al muerte.

Chelidonium majus: también conocida como Celidonia mayor o hierba golondrinera se suele recomendar en casos de problemas estomacales o en el tratamiento de la dermatitis atópica y lamentablemente puede causar graves problemas hepáticos.

Extracto de té verde: se utiliza principalmente para perder peso pero está comprobado que puede causar mareos, zumbido en los oídos, disminución de la absorción de hierro y problemas cardíacos.

Kava: El kawa-kawa, kava kava o piper methysticum es una planta de origen polinesio usada como ansiolítico, pero puede provocar efectos secundarios graves, como una lesión hepática o Parkinson.

Lobelia: es una planta recomendada para problemas respiratorios, síntomas de sida y para tabaquismo. Entre sus efectos secundarios están las náuseas, vómitos, diarrea, arritmias, hipertermia, estados de coma y en algunos casos la muerte.

Oxilofrina: es un estimulante psicofísico y aumenta la capacidad muscular y cardíaca, mejorando así el desempeño deportivo. Sin embargo puede causar arritmias graves y efectos devastadores cuando se combina con otros estimulantes.

Aceite de poleo: se extrae de la planta de poleo y  utiliza para problemas respiratorios y digestivos, pero puede tener graves efectos secundarios como fallas renales, daños neuronales, convulsiones e incluso la muerte.

Levadura de arroz rojo: es un suplemento utilizado para reducir el colesterol "malo" y prevenir problemas cardíacos. Está comprobado que tiene muchos efectos dañinos para la salud por ejemplo problemas musculares, pérdida de cabello o incluso tener el efecto adverso respecto del colesterol.

Ácido úsnico: es un antibiótico natural extraído de los líquenes recomendado para perder peso, aunque puede causar problemas en el hígado.

Yohimbina: este alcaloide derivado de la corteza del árbol Pausinystalia johimbe– se utiliza para tratar disfunciones sexuales, depresión y obesidad. Entre sus efectos secundarios están la presión arterial, convulsiones, ataques de pánico y posiblemente la muerte.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Infobae.com

28 Julio 2016

Se les llama accidentes isquémicos transitorios (AIT) y para muchos es una advertencia infalible.

De acuerdo con Harvard Health Publications, revista de la escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, padecer un miniderrame cerebral ha sido asociado con 12% a 20% de riesgo de tener un derrame cerebral en los siguientes tres meses.

"Cerca de 33% de las personas que han experimentado un AIT sufren de un derrame cerebral en el transcurso de un año", indica la publicación especializada.

"La cadena de sucesos que conducen a un AIT es básicamente la misma que lleva a un derrame cerebral", explica el doctor Louis Caplan en otro artículo publicado por Harvard Health Publications.

"Una persona que tiene un AIT ha sufrido una isquemia pero consiguió 'esquivar la bala' porque no se produjo un daño perdurable en el cerebro. Pero las mismas causas subyacentes (de un derrame cerebral) todavía están presentes y es muy probable que provoquen un derrame cerebral en el futuro cercano", añade.

En un artículo científico publicado en 2009 por la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), el doctor Antonio Culebras asegura que el énfasis médico moderno es tratar un AIT con el mismo nivel de gravedad que se trata un derrame cerebral.

"Los pacientes deberían ser hospitalizados inmediatamente y recibir todo el seguimiento neurovascular", considera.

"A los médicos se les dice que adopten la filosofía del servicio secreto: una amenaza es tan peligrosa como un ataque", escribió.

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que la mayoría de los pacientes que han sufrido uno o más miniderrames cerebrales tendrán un derrame cerebral en el futuro, aclara que una persona puede tener un derrame sin haber padecido de un episodio menor.

Caplan, profesor de neurología en el Centro Médico Beth Israel Deaconess, de la Universidad de Harvard, explica cada una de las palabras que componen el término médico:

Transitorio: "Son frecuentemente muy breves. Duran menos de una hora. De hecho, la mayoría se termina en unos pocos minutos".

Isquémico: "Los síntomas son el resultados de una obstrucción en el flujo sanguíneo".

Ataque: "Es un evento aislado".

De acuerdo con la asociación británica dedicada a los derrames cerebrales, Stroke Association, un AIT es causado por una falta temporal de flujo sanguíneo al cerebro y se puede diagnosticar como si se tratara de un derrame cerebral, aunque los síntomas son solo temporales.

Según los expertos, hay que estar alerta a una debilidad repentina, que incluso dificulta caminar y a una sensación de confusión general.

El presidente ejecutivo de Stroke Association, Jon Barrick, señaló que el riesgo de sufrir un derrame cerebral mayor aumentaba en los primeros días después de sufrir un AIT.

Para muchas personas "no se siente como si fuese una emergencia porque los síntomas son breves o leves", indicó en conversación con la BBC.

"Nada es mínimo cuando hablamos de un miniderrame cerebral", añadió.

"Es una emergencia médica. Cuando los síntomas empiezan, debes llamar (al servicio de emergencia) y decir que estás sufriendo un derrame".

"Ignorancia"

De acuerdo con la Organización Mundial del Derrame cerebral (WSO, por sus siglas en inglés), "aproximadamente 70% de los pacientes no reconocen correctamente que están teniendo un AIT o un miniderrame cerebral, 30% retrasa la búsqueda de atención médica por más de 24 horas".

El presentador de la BBC Andrew Marr, quien sufrió de un derrame cerebral en 2013, indicó: "Tuve dos miniderrames cerebrales antes de sufrir un derrame".

"Fui una de las miles de personas que desestimó las señales de advertencia, simple ignorancia".

En 2012, en el Reino Unido, Nichola Farrelly presentó algunos de los síntomas de un miniderrame cerebral. Fue al médico pero no se le dio el seguimiento apropiado. Volvió a su casa y al día siguiente fue a trabajar.

"A las 8:45 de la mañana, tenía dolor de cabeza, empecé con la desorientación y con el mareo. Me iba sintiendo cada vez peor", recuerda en conversación con la BBC.

"Me llevaron a emergencias. Por no haber tenido el tratamiento correcto, desgraciadamente tuve un derrame".

Por eso para Farrelly, es fundamental "leer" lo que nos dice el cuerpo, pues los síntomas están ahí para actuar.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: BBCMundo

Últimas Noticias

Prev Next

Gobierno envía una invitación al Colegio…

Gobierno envía una invitación al Colegio Médico para hablar del SUS

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, anunció este lunes que se enviará una invitación por...

Acusan a Aracely Arámbula de ser un “mal…

Acusan a Aracely Arámbula de ser un “mal ejemplo” para sus hijos

Aracely Arámbula orgullosa de su espléndida figura, ha publicado en los últimos días unas fotos...

Rayo mata a un padre y sus cinco hijos e…

Rayo mata a un padre y sus cinco hijos en Potosí

Los cinco integrantes de una familia, el padre y cuatro de sus hijos, fallecieron este...