Santa Cruz de la Sierra
29 Enero 2018

El diputado alteño por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Sergio Choque, aseveró que en filas oficialistas existe discriminación entre los mismos asambleístas por el color de la piel, que repercute en la designación de directivas de comisiones y hasta en la interrelación social.            

“Dentro del MAS existe racismo entre los mismos diputados, hay sectores que responden a esas clases ‘a medias’, como dice el  presidente, que a la hora incluso de servirse una comida se separan, se hacen a un lado, y piensan que por el color que tienen, que son más blancos, piensan mejor que nosotros. Ese tipo de situación existe internamente inclusive adentro del MAS”, manifestó.

Choque recalcó que los oficialistas de tez más clara creen que por su color de piel se creen con mayores derechos a los cargos en comisiones.   

“Hay algunos blanquitos, que ustedes conocen perfectamente, que se creen los intelectuales, que por el hecho de ser blanquitos tienen derecho a ocupar los cargos y que nosotros ahí solamente debemos ser el apoyo. Eso no es permisible, estamos en un proceso de cambio en que todos somos iguales”, dijo.

Reconoció que hay peleas internas en el MAS sobre la designación de directivas en comisiones y comités. Aseveró que el color de piel es un componente de esas discrepancias.

“Estamos peleando entre quienes supuestamente por el color piensan mejor que nosotros, y quienes de igual manera también hemos venido por trayectoria sindical sobre todo. Si bien no hemos escrito libros, pero creo que tenemos la misma capacidad a estas alturas de poder asumir cualquier función”, expresó el diputado alteño.

Choque no quiso dar nombre de los diputados supuestamente racistas, pero aseguró que “clarito son, vean el parlamento quiénes son blanquitos y quiénes son morenitos”.

Lamentó que, a pesar de que el oficialismo tiene los dos tercios en la Asamblea, en realidad los diputados del MAS no se conocen entre sí. “Sería bueno que confraternicemos”, recomendió.

Agregó que incluso se planteó que se haga un control estricto de asistencias porque hay legisladores que sólo aparecen una vez al mes o cada tres meses.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

01 Enero 2018

Eran las 5 a.m. del lunes 16 de octubre. Había alimentado a mis gemelos recién nacidos y los había vuelto a dormir. Lo que debería haber hecho era dormirme yo. En cambio, estaba usando mis dedos para escribir, borrar, volver a escribir, borrar. Cuando mi hija de 3 años y mi hijo de 4 años se despertaron casi dos horas después, todavía estaba tratando de determinar cómo unirme al hashtag #MeToo que domina mi feed de Twitter.

Yo también fui violada por un hombre cuyo poder y riqueza empequeñecían la mía. Yo era su pasante, al comienzo de mi carrera. Tenía una lista de contactos llena de gente que aspiraba a trabajar con él, el respaldo de una institución formidable, decenas de millones de dólares a su disposición. Tecleé en mi teléfono las amenazas que había hecho para destruirme. Escribí sobre lo impotente que me sentí al descubrir que había contratado a un investigador privado para revisar mi vida en lugares tan lejanos como mi casa en Australia y sobre el miedo que me había llevado a mudarme de apartamento. Pero para el martes por la tarde, todo lo que pude reunir fue "#metoo", una contribución desprovista de cualquier información que pudiera conectarme con el hombre cuya sombra se ha asomado durante gran parte de mi vida adulta o con aquellos que deberían haberme protegido de él.

En las semanas que siguieron, me tambaleé entre los flashbacks y las responsabilidades actuales a medida que llegaban más revelaciones de acoso sexual y abuso por parte de hombres poderosos. Las mujeres se arriesgaban mucho para hablar públicamente sobre los hombres que las habían perjudicado y los resultados fueron impresionantes. Con tantas mujeres poniéndose en la línea, ¿qué pasaba conmigo?

Los medios han enfatizado ejemplos de asalto sexual y hostigamiento relacionados con carreras, donde este nombramiento y la averiguación pública han sido las únicas acciones disponible para eliminar el poder que permitió depredadores como Harvey Weinstein. Pero hay otros escenarios, el más común es el de los que involucran perpetradores sin perfil público.

En mi caso, identificar a este hombre públicamente sería una forma de venganza, contra él y contra aquellos cuya llamada política de prevención había sido "estar atentos" a las jóvenes que contrató. Pero la venganza es solo una parte de la justicia. Para mí, la disuasión es lo más importante. Y en esa métrica, nombrarlo lograría poco más allá de lo que ya se había asegurado, mientras incurría en costos debilitantes.

Más de una década atrás me había alegrado cuando me ofreció un puesto como interna. El trabajo era en el campo que me apasionaba y el salario era el doble del actual para una pasantía. No tenía idea de que ya había en marcha un plan para evitar que contratara mujeres jóvenes internas. Me sentí increíblemente afortunada de que me pagaran por el trabajo que quería hacer.

No tengo ningún interés en contar para consumo público los detalles de la noche, nueve meses después de que comenzara mi pasantía, cuando me violó. No sirve de nada ni a mí ni a nadie describir cómo me sentí al recobrar el conocimiento desnuda en su bañera o intentar salir de su apartamento. Más tarde, en el hospital, solo di los detalles más insignificantes para obtener las pruebas y el tratamiento que necesitaba. Traté de seguir adelante.

Tenía todos los motivos para creer que él podría cumplir su amenaza de destruirme si le contaba a alguien. Así que me senté, mes tras mes, en un espacio imposible. Intenté evitar estar en su presencia mientras hacía lo que podía para aplacarlo. Me liberé de su nómina, pero su nombre se cruzó con todo en lo que trabajé. La energía mental que gasté cada día para levantarme e interactuar con el mundo como si estuviera bien constituía un trabajo a tiempo completo.

Dos largos años después, presenté una queja interna. Fue la decisión más irracional que haya tomado: era una víctima imperfecta con un historial que sabía que él usaría en mi contra. Tenía todo que perder y nada que ganar, salvo el conocimiento de que ya no sería cómplice del sistema que lo había habilitado. El proceso de hacer mi reclamo exigió un costo inaceptable del que todavía no me he recuperado. Pero al final, su fácil acceso a las mujeres jóvenes como yo había sido desmantelado, trayéndome una sensación de paz muy necesaria.

Fui la primera en mi familia en ir a la universidad; la oportunidad de una carrera de mi elección, fuera de la fuerza de trabajo de salario mínimo, fue ganada con esfuerzo y no como algo a lo que estuve dispuesta a renunciar. Seguí trabajando en los temas que me interesan como abogada y periodista, en lugares de trabajo que van desde la Corte Penal Internacional hasta Reuters. Ahora soy profesora de derecho en la American University. Pero el legado de lo sucedido persiste.

El mapa mental de mi mundo profesional está definido por el hombre que me violó y quienes en nuestro campo lo protegieron; navego en consecuencia. En forma rutinaria, evalúo, antes de cada nueva interacción, cuántos grados de separación hay entre él y la persona con la que hablaré. Inicialmente, cuando se producían contratiempos, era difícil evitar cuestionar qué papel podrían haber jugado él o sus aliados. Con el tiempo, me entrené para dejar de pensar en esas posibilidades; hazlo mejor, trabaja más duro.

Nombrarlo ahora lo devolvería a la vanguardia de mi existencia. Me obligaría a revivir, una vez más, todos los detalles de una experiencia que desearía que nunca hubiera sucedido. Significaría entregar otro gran pedazo de mi vida a algo que nunca quise en mi vida, en primer lugar. Y esta vez, sería no solo yo, sino también mi familia, colegas y estudiantes quienes compartirían los costos de esa retraumatización.

Estudio movimientos de defensa a gran escala. Los dirigí, los observé, escribí sobre ellos. Cada uno es producto de su tiempo y lugar, por lo que hacer generalizaciones es complicado. Pero un hilo común es que replican la dinámica de las sociedades donde surgen. Por lo tanto, no debería sorprender a nadie que las personas que encabezan este momento de escrutinio cultural sean las personas que tienen el privilegio de hablar en nuestra sociedad en general.

Las campañas en las redes sociales como #MeToo tienden a ver "crear conciencia" como un fin en sí mismo, en lugar de un medio para un fin. En este caso, la difusión del hashtag ha sido valiosa: ha ampliado la participación más allá de las víctimas de personas a las que los medios de noticias tienen interés en informar. Ha revelado la verdadera escala del problema y ha demostrado que no se limita a sectores de alto perfil como el entretenimiento, el periodismo y la política.

Pero campañas como esta a menudo pierden fuerza antes de lograr algo concreto. E incluso aquellos que evitan esta trampa pueden encontrarse con otro problema: utilizan el poder que acumulan al crear conciencia principalmente para impulsar soluciones visibles que se pueden implementar rápidamente, como los recientes despidos de hombres famosos. Estos pasos inmediatos crean un circuito de retroalimentación para sentirse bien.

No hay nada necesariamente incorrecto con algunas victorias rápidas para aumentar la moral de todos los involucrados. Pero tales respuestas tienen sus límites: son soluciones superficiales. Con el tiempo, desplazan el trabajo de bajo perfil que finalmente podría crear los cambios estructurales necesarios para resolver realmente el problema.

Mi temor es que el inmenso poder de #MeToo esté a punto de derrocharse. Nos arriesgamos a felicitarnos por una serie de despidos de alto perfil que abordan los daños particulares sufridos por un subconjunto privilegiado de víctimas, sin siquiera lidiar con los daños que se producen en todos los ámbitos.

Para muchos observadores, los últimos meses han sido gratificantes; acciones previamente inimaginables se han tomado en nombre de las mujeres. Esa no ha sido mi experiencia. Durante semanas, la noche en que fui violada, mi informe de ello y las desigualdades de poder, indignidades y degradaciones de la situación han corrido en un ciclo de reproducción mental del que no he tenido control. Me he sentido presionada para participar en el acto de presentación pública: este hombre, en este momento, con estos detalles. Un momento de empoderamiento masivo de las mujeres ha sido una gran pérdida de poder para mí.

Lo que he necesitado es el tiempo para desentrañar mis sentimientos y cuestionar cuidadosamente lo que podría perder o ganar en este momento. He llegado a la conclusión de que, después de haber pasado la última década tratando de alcanzar un statu quo vagamente habitable, no estoy dispuesta a ponerlo todo solo por venganza. Otros pueden haber decidido de manera diferente. Pero si el empoderamiento significa algo, debe implicar la capacidad de las personas para tomar sus propias decisiones en función de sus propias circunstancias tal como las ven. Para mí, hablar de esta manera limitada todavía me libera del peso muerto del silencio y me permite contribuir a lo que finalmente es una conversación seria sobre asalto sexual y acoso.

Si el poder de #MeToo ha sido revelar la omnipresencia del asalto sexual y el acoso relacionado con el trabajo, entonces el cambio significativo exige soluciones que aborden la profundidad y amplitud de estos problemas. Esto significa reconocer el conflicto de intereses inherente que surge cuando los departamentos de recursos humanos tienen la tarea de abordar las acusaciones contra los empleados de sus propias empresas, al tiempo que recuerdan que muchas personas que trabajan no tienen un departamento de recursos humanos al que informar. Significa desafiar la enorme disparidad en el acceso a los servicios legales en este país, al tiempo que reconoce que no todos los daños se abordan mejor a través del sistema legal. Significa hacer que más mujeres ocupen puestos de liderazgo, pero no asumiendo que las mujeres siempre sean mejores para enfrentar el abuso y el hostigamiento de sus empleados que los hombres.

Al tiempo que #MeToo se convierte en un movimiento, debemos ser meticulosos para distinguir el comportamiento criminal y no criminal, sin minimizar el efecto de enfriamiento que incluso el comportamiento no criminal puede tener. Necesitamos escuchar a las muchas mujeres (y hombres) cuyas historias no involucran a perpetradores de interés periodístico, y no exigir que la acción de "nombre y vergüenza" de este momento sea el precio de la entrada a la conversación sobre cómo lidiar con todo esto.

También necesitamos superar el fracaso de la imaginación que nos impide ver que podemos tener colegas que nos tratan bien pero que tratan mal a los demás, y que las personas pueden hacer un trabajo admirable, incluso heroico, mientras se comportan de manera que violan los mismos valores que pretenden defender. Es natural querer creer que las personas que nuestra sociedad considera "buenas" no cometerían agresiones sexuales ni acoso, ni protegerían a quienes sí lo hacen. Pero, como demuestra la filantropía de gente como Weinstein y Bill Cosby, eso no siempre es cierto. Y creyendo que esto solo fortalece a los perpetradores que ya tienen capital social para protegerse.

Sobre todo, debemos evitar engañarnos a nosotros mismos de que los comportamientos que nuestra sociedad ha normalizado durante décadas serán desterrados en el transcurso de unos meses dolorosos. El cambio social siempre es un proceso iterativo. La reacción contra el momento actual es inevitable. El desafío será superar la reacción y seguir trabajando, incluso cuando la atención del país se dirija a la próxima crisis. Vale la pena celebrar la caída de hombres predadores con nombres familiares. Pero no es suficiente.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: The Washington Post.

24 Diciembre 2017

Gene Simmons, líder del grupo de rock Kiss, fue demandado por una mujer que afirmó que fue acosada sexualmente por el músico mientras en noviembre durante la inauguración de un restaurante en la ciudad de San Bernardino.

La mujer -cuya identidad no se conoce- dijo que durante la entrevista que le hizo al músico, éste le tomó la mano y la puso sobre su regazo, después de lo cual comentó "repulsivamente" que ella debería de usar una loción.

Además, la denunciante afirmó que Simmons le pegó un "golpecito" en la garganta y, luego, la manoseó "mientras todos posaban para una foto".

La denuncia contra el músico se suma a la ola de acusaciones por acoso sexual contra varias personalidades que han aflorado a raíz del escándalo sexual en torno al productor Harvey Weinstein.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: Teleshow

14 Diciembre 2017

“Pedí que me dejen visitar la instalación y ni que se tratara de una planta nuclear, me dicen que van a ver cuándo Samsung lo autoriza. No entiendo, si la planta está paralizada ¿Por qué es peligroso ir? Aquí están escondiendo algo”, declaró el senador Oscar Ortiz al dar cuenta de la respuesta que le dieron a su solicitud de inspección.

En todo caso dijo que esperarán que vuelva el presidente Morales para sugerirle  una auditoría técnica externa y conocer la realidad del funcionamiento de esta petroquímica”.

Por ahora considera oportuna convocar al ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez para establecer la real situación del funcionamiento de la planta Bulo Bulo.

Asegura que la planta está paralizada por desperfectos causados por mala operación en 90 días de funcionamiento, aunque las 32.000 toneladas de urea producida solo demandó 15 días a su máxima capacidad. ¿Qué pasó en el resto del tiempo?”, cuestionó.

Criticó las contradicciones de autoridades del gobierno sobre el tema, ya que la primera declaración del presidente de YPFB, Oscar Barriga, señalaba una ‘falla de una unidad’.

Luego el ministro Sánchez sostuvo que se trataba de un tema de mantenimiento, mientras que otros ejecutivos de rango inferior reconocieron que hay fallas técnicas con la producción de amoniaco.

 Redacción: Leo.com.bo                                             

Fuente: Erbol

11 Diciembre 2017

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, en una conferencia de prensa indicó que el daño económico a Bolivia por el caso conocido como los  Papeles de Panamá se aproxima a los 1.000 millones de dólares.

“Papeles de Panamá ha significado una pérdida para Bolivia de varios centenares de millones de dólares, posiblemente alrededor de mil millones de dólares”, explicó García Linera, quien relacionó este caso como la continuación de la época de la privatización que se gestó en gobiernos neoliberales.

Después indicó que entre los principales involucrados están el líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, y el empresario y expresidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branco Marinkovic.

“Samuel Doria Medina ha hecho mucho daño a Bolivia. No hay cómo esconder y con papeles, no porque dice el vicepresidente, no porque le cae mal, con documentos se va a demostrar en las siguientes horas lo que Samuel Doria Medina le robó a los bolivianos”, dijo el mandatario.

Los Papeles de Panamá, es el nombre de una investigación periodística internacional a los documentos  filtrados del despacho panameño Mossack Fonseca, uno de los mayores del mundo en creación de sociedades opacas para evadir impuestos en diferentes países del planeta.

El 13 de mayo de 2016, la Asamblea Legislativa Plurinacional creó la Comisión Especial Mixta para investigar la posible vulneración de la normativa nacional y la afectación del interés público. La comisión está presidida por el diputado Manuel Canelas (MAS).

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: radiofides

11 Diciembre 2017

El senador opositor Oscar Ortiz se ratificó en su denuncia en sentido que la Planta de Urea y Amoniaco de  Bulo Bulo, se encuentra paralizada porque sus equipos se dañaron por falta de gas y al mismo tiempo envió una nota al presidente de YPFB, Oscar Barriga, para que le extienda un permiso a fin de realizar una inspección.

Dijo que espera una respuesta favorable para que mañana o pasado mañana  se pueda verificar en qué estado se encuentra la planta, junto a los medios de comunicación. “Quiero compartir con ustedes que he recibido de distintas fuentes, muchas otras informaciones que confirman los problemas de Urea y Amoniaco”, declaró.

Explicó que según esas denuncian, está confirmada que la planta no puede funcionar con menos del 70% de su capacidad y la pusieron en marcha con un 30% en medio de problemas de abastecimiento de gas, porque el gasoducto es el mismo que transporta gas para energía eléctrica y no alcanza para su funcionamiento y el otro problema es que no hay mercados para que la producción sea continúa.

Ortiz recordó que la planta fue inaugurada el 14 de septiembre en la efeméride de Cochabamba y no es posible que tras 90 días, la planta ya entre en mantenimiento pese a antes ya fue sometido a pruebas.

Expresó que el otro problema es que la planta no  produce amoniaco porque un tanque fue perforado, lo que es una amenaza para el país. Es bueno que la opinión pública conozca que la empresa que la construyó, Samsung, está pidiendo un pago adicional de 100 millones de dólares.

El asambleísta  denunció que hay unas 30 mil toneladas producidas que están almacenadas en el Chapare y corren el riesgo de estropearse porque no es el lugar adecuado por alta tendencia a la humedad que puede volver líquido la urea almacenada.

“Para cerrar esta discusión, yo le pido al Ministro que me permita con todos los medios de comunicación, visitar la planta de urea y que abran las puertas para que los parlamentarios podamos fiscalizar no de aquí a dos meses, sino unos días y no busquen dar vueltas hasta ver cómo la hacen funcionar”, manifestó.

Considera que el presidente Evo Morales debería instruir una auditoría técnica externa porque al parecer el Ministro y el presidente de YPFB  no le dice la verdad.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: Erbol

07 Diciembre 2017

La parlamentaria republicana Ileana Ros-Lehtinen denunció ante el Congreso de Estados Unidos la sentencia del Tribunal Constitucional de Bolivia de permitir la reelección indefinida, y advirtió que Evo Morales acude prácticas de dictadores de izquierda para mantenerse en el poder.

La representante de Florida planteó el caso boliviano ante la Cámara de Representantes, donde pidió a sus colegas no callar y apoyar al pueblo de Bolivia, que en su mayoría votó para que se respete la Constitución y no se permita otra reelección de Morales.      

“En Cuba, Venezuela, Nicaragua, dictadores de izquierda se niegan seguir el imperio de la ley, eludiendo o ignorando completamente las constituciones para mantenerse en el poder. Esta práctica ahora ha llegado a Bolivia donde el ‘hombre fuerte’ Evo Morales está haciendo una de esas jugadas”, dijo Ros-Lehtinen.

La republicana recordó que en 2016 la mayoría de la población rechazó en referendo la intención de Morales de repostularse, pero el mandatario boliviano acudió al sistema judicial para lograr su objetivo.           

“¿Qué hizo Morales? Acudió al sistema judicial, que ya estaba amañado en su favor, para buscar el resultado que deseaba y, como era seguro, sus compinches le otorgaron su deseo y aprobaron su candidatura ilegítima para un cuarto término, aceptando que este es su derecho humano”, manifestó.

La representante dijo en tono irónico que aparentemente el único derecho que se respeta en Bolivia es el derecho de Morales a repostularse, mientras que se ignoran los derechos de millones que en las urnas defendieron su Constitución.

Ros-Lehtinen sostuvo que la decisión del Tribunal Constitucional debe ser perturbadora para todos y debe servir como una llamada de alerta a través del hemisferio.

“Si no prestamos atención a Bolivia, pronto se convertirá en una Cuba, en otra Venezuela: Estados fallidos”, advirtió.

Afirmó que “lamentablemente esta no es la primera vez que Morales o sus matones han erosionado las bases democráticas bolivianas para mantenerse en el poder”.

Recordó que en 2013 también el Tribunal Constitucional habilitó la candidata de Evo, bajo el argumento de que su primer periodo no contaba. “Esta fue una táctica política cínica”, agregó.

Ros-Lehtinen dijo que las “naciones responsables de nuestro hemisferio” y el Congreso de EEUU no deben mantenerse en silencio respecto a la situación boliviana.

“Debemos manifestarnos en apoyo al pueblo de Bolivia para que democráticamente elija a su próximo líder. Urjo a mis cuelgas que me acompañen en apoyo al pueblo de Bolivia antes de que haya otra crisis de la democracia  en nuestro hemisferio”, finalizó.

 Redacción: Leo.com.bo                                             

Fuente: Erbol

28 Noviembre 2017

El senador opositor Oscar Ortiz denunció que el Banco Central de Bolivia (BCB) infló el nivel de las Reservas Internacionales Netas (RIN) que en menos de una semana subió de 9.863 millones a 10.519 millones de dólares, utilizando recursos de otros fondos para inflar los datos oficiales.

Explicó que esta operación se produjo entre el 14 al 15 de noviembre último, cuando coincidentemente hubo una disminución en el Fondo de Protección al Ahorrista que bajó de 765 millones de dólares a 118 millones de dólares, una diferencia de 647 millones de dólares que sumados a los 9.863 se acerca a los 10.519 millones de dólares.

“Estas son reservas artificialmente que no reflejan la verdadera realidad”, dijo al explicar que los datos los obtuvo de un boletín oficial del Banco Central, entidad a la que acusa de utilizar los recursos del Fondo de Protección al Ahorrista que sirve para enfrentar  eventuales problemas que  se puedan presentar en algunos bancos.

Afirmó que no es la primera que el Banco Central hace movimiento de cifras. Ya lo hizo con los dólares del Encaje Legal, los cuales fueron tomados para subir las reservas internacionales que en años anteriores y en otras oportunidades fueran elevadas con préstamos externos.

Ortiz lamentó que el propio Banco Central socape su propia credibilidad internacional, tomando recursos de otras partidas, buscando mostrar una realidad artificial, motivo por el que anunció que pedirán citar al presidente del Banco para que venga a explicar ante el Senado Nacional cuál es el nivel de las reservas en la actualidad.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: Erbol

Últimas Noticias

Prev Next

Se tiene previsto que lleguen hoy a Sant…

Se tiene previsto que lleguen hoy a Santa Cruz Ganaderos del Ecuador  comprarán embriones

Ganaderos del Ecuador tienen serias intenciones de adquirir genética de las razas nelore y nelore...

Warnes Capturan a antisocial que se hac…

Warnes Capturan a antisocial que  se hacía pasar por policía

Un sujeto que ya cuenta con antecedentes, fue aprehendido por la policía por suplantación de...

Murió en su ley Asesinaron a Hardy Gómez…

Dice el refrán ‘el que a hierro mata a hierro muere’.  Esas palabras parecen describir...