Santa Cruz de la Sierra
20 Julio 2018

Shakira volvió a los escenarios, luego de un difícil momento personal. La cantante colombiana no puso salir de gira con su nuevo trabajo discográfico El Dorado, en 2017, debido a un problema en sus cuerdas vocales. Este año, la suerte cambió para la cantante, quien viene girando desde hace algunos meses: ya se presentó en algunos países europeos y asiáticos, y ahora seguirá por los Estados Unidos y Latinoamérica.

En este contexto, la ídola pop viajó a Barranquilla para inaugurar los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez. Recordemos que la colombiana no vive más en sus tierras: está instalada en Barcelona, desde que arrancó su relación con el futbolista Gerard Piqué, con quien tuvo a sus dos hijos Milan y Sasha.

“Feliz de estar en mi tierra” escribió la cantante en las redes sociales. Y es que hace 12 años que no se presentaba en esas latitudes. Y no solo eso sino que la maternidad la había alejado de una de las cosas que más disfruta un músico: las giras. “Es la primera vez que salgo de gira siendo madre. Es un desafío maravilloso. Me la estoy pasando genial. Ellos están descubriendo otras culturas“, dijo en una entrevista con la agencia de noticias española EFE.

“Esta gira ha sido más especial que las otras. Siento una conexión con el público casi metafísica, una conexión bestial“, dijo.

Y agregó: “Todavía no estoy libre de todos estos miedos. Quizá por eso, cada vez que salgo a cantar es una bendición. Fueron los meses más duros de mi vida. Muchas veces me preguntaba por qué estaba pasando por tantos obstáculos. Había días en los que no tenía ganas de levantarme. Nunca pensé que podría llegar a perder mi voz. Pensé que llegaría a perder muchas otras cosas en la vida, pero nunca mi voz. Cuando me encontré en esa situación, fueron los días más difíciles”.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: Teleshow

13 Junio 2018

El pasado fin de semana, la cantante Lady Gaga y su madre Cynthia Germanotta fueron galardonadas con el premio Global Changemakers por su labor al frente de la fundación Born This Way, en un evento donde se recaudó fondos para Children Mending Hearts, en Los Ángeles.

Durante el discurso, la estadounidense aprovechó el grato momento para hablar acerca de sus enfermedades mentales y el uso de la bondad para resolver los problemas de depresión, haciendo referencia a los recientes suicidios de Kate Spade y Anthony Bourdain.

“La bondad no es una idea tardía de nuestro trabajo. Es el poder que impulsa todo lo que hacemos, es el lente a través del cual vemos cada reto. Está enmarcando la forma en que ponemos todo en cada solución posible, para mí cualquier problema en el que puedas pensar puede ser resuelto con bondad. La amabilidad tiene un trasfondo suave y es tremendamente poderosa“, aseguró Lady Gaga.

De igual forma, la cantautora aseguró: “He tenido problemas durante mucho tiempo, tanto habiendo hecho pública mi enfermedad mental como cuando no. Pero de verdad pienso que los secretos te hacen enfermar. Me doy cuenta de que decir cómo te sientes te hace estar más a salvo”.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente:  Elfarandi

 

 

 

21 Mayo 2018

La depresión vaginal sí existe. Si bien es difícil de explicar, esta afección, que afecta a muchas mujeres en todo el mundo, se caracteriza por un intenso dolor crónico.

Este dolor en la zona vaginal que aparece sin avisar y puede durar días o meses. Algunas mujeres lo han descrito como dolor similar al de un parto sin epidural.

Esta condición se denomina Vulvodina y es padecida por alrededor de 200 mil a 6 millones de mujeres en el mundo.

También se presenta ardor y quemazón en la vagina que asemeja el de una infección por lo cual muchas mujeres lo tratan incorrectamente.

Remedios

Los expertos y ginecólogos no han encontrado aún una cura certera que funcione a la perfección cuando se padece de Vulvodina. Sin embargo, hay quienes recomiendan tratarlo como una depresión estándar y recetan  tomar antidepresivos, aclarando que esto sólo ayudará con la disminución de los dolores pues es tan solo una parte del tratamiento.

Tener relaciones sexuales puede ayudar también. Aunque el dolor haga que las ganas de tener sexo disminuyan o desaparezcan, los doctores afirman que al tener relaciones el nivel de colágeno y células que se producen en esta área mantienen el flujo de la sangre a un nivel  alto en la vagina, ayudando a mitigar un poco el dolor.

Motivos

Tras muchos estudios analizando la patología, los síntomas y qué lo provoca, nadie parece saber qué cuál es la causa de su padecimiento.

Los niveles de sangre de la mujer y el ph de la vagina no dan ninguna indicación que apunte a un motivo en especifico por la que exista la depresión vaginal, simplemente llega sin avisar y se va de la misma manera.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: Imujer.com

02 Mayo 2018

Han pasado ya tres meses desde que Kylie Jenner anunciara el nacimiento de su primera hija, Stormi, tras un embarazo que consiguió disfrutar alejada de las cámaras. A lo largo de este primer trimestre la celebridad ha seguido manteniendo un perfil público muy discreto, pero en su última entrevista ha accedido a realizar un pequeño análisis de esa etapa para explicar cómo ha cambiado su día a día ahora que es madre o cómo ha afrontado la vuelta al trabajo.

“Ha sido maravilloso y muy divertido. Estoy aprendiendo muchísimo sobre mí misma y sobre la vida. Es una experiencia maravillosa, incluso al principio, con la falta de sueño y las noches en vela y la depresión posparto… pero es cierto que hay momentos difíciles y duros, y muchos altibajos“, reconoce la celebridad en una nueva entrevista al suplemento ES, en la que ya ha adelantado su intención de convertir a su bebé en una pequeña trotamundos en cuanto sea posible.

“Esta mañana me costó mucho marcharme, incluso ahora me resulta muy difícil. No paraba de repetirle: ‘Volveré en seguida, lo siento, ¡me tengo que ir!‘. Y eso que ni siquiera es consciente de lo que sucede. Pienso en ella todo el tiempo, sin importar dónde esté. Me encantaría estar siempre a su lado, o aún mejor, poder llevármela conmigo a todas partes. Tengo muchas ganas de que pueda empezar a viajar para no separarme de ella“.

En esa misma conversación la joven de 20 años también se ha pronunciado sobre otro comentadísimo tema: el original nombre de su bebé que, siguiendo la tradición que sus hermanas y ella parecen haber adoptado para las nuevas generaciones de los Kardashian-Jenner, se destaca por lo inusual del mismo.

“En realidad no sé cómo se nos ocurrió ‘Storm’. Travis -Scott- insiste en que fue él, pero yo creo que fue idea mía. Lo importante es que era pegadizo, pero a mí no me gustaba ‘Storm’ y al final acabó convirtiéndose en ‘Stormi’ y eso fue todo. Supongo que había otros nombres mejores y que probablemente me hubieran gustado más, pero tengo la impresión que ella lo eligió por nosotros“, asegura.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: Teleshow

05 Abril 2018

El diagnóstico del VIH, generalmente ocasiona, en quien lo recibe, un fuerte impacto psicológico que puede generar depresión, lo que influye negativamente en el aspecto social, laboral y familiar, afectando su calidad de vida.

Al respecto, Alexis Vásquez, médico, psiquiatra y sexólogo, afirma que generalmente la persona al ser diagnosticada con el VIH acude a consulta de psiquiatría pues se les generan los síntomas propios de la depresión como son pérdida de sueño, trastornos obsesivos-compulsivos, ansiedad, suelen ver el futuro oscuro e incluso llegan a pensar en el suicidio, “es recomendable acudir a consulta ya que esto se puede convertir en un pensamiento recurrente”. El problema que se presenta en muchas personas es que no son consecuentes, acuden a consulta voluntariamente con depresión y luego dejan de asistir, es decir, no son responsables con su vida.

El especialista destaca que “el VIH también es cerebral pues puede ocasionar demencia, traducido en olvidos y trastornos de memoria reciente-memoria remota, también desorientación de tiempo y espacio y trastorno de la marcha”. Además son personas con defensas bajas y esto tiene que ver con las emociones, por el hecho de ser haber contraído el virus su autoestima baja, y aparece el miedo de transmitir la infección a otros (pareja, familia)”.

El tratamiento, desde el punto de vista de la siquiatría, asegura Vásquez, debe tener un enfoque conductual, incluir terapia psicoterapéutica y farmacológica y ésta última no choca con la ingesta de los antiretrovirales. Entre las recomendaciones que deben tener en cuenta las personas con VIH para prevenir la depresión está “acudir a la consulta del infectólogo, sicólogo y sexólogo, quienes pueden controlar la enfermedad física, emotiva y del alma” enfatiza, así como también recomienda una buena alimentación, que incluya proteína y la práctica regular de actividad física, ambas contribuyen notablemente con el desarrollo neuromuscular de la persona.

Para Jhonatan Rodríguez, presidente de la Organización StopVIH, la salud mental de las personas con VIH puede verse comprometida, ante una realidad como la que se vive en Venezuela, al verse vulnerables por un sistema de salud que no les garantiza la atención requerida, con médicos especialistas, ni acceso a los antirretrovirales para controlar la infección, así como la falta de reactivos para pruebas de carga viral y conteo linfocitario de CD4, para determinar el estado general de salud de la persona.

Redacción: Leo.com

Fuente: lapatilla

09 Marzo 2018

El primer signo de que algo sucede está en las manos de Angelina.

Mientras habla en italiano con una enfermera, empieza a gesticular, formando círculos en el aire con sus dedos. Los minutos pasan y Angelina se vuelve más animada. Se nota una musicalidad en su voz que no tenía un tiempo antes.

Las líneas de su frente parecen suavizarse. La manera en que frunce sus labios y las arrugas alrededor de sus ojos dicen mucho acerca de su estado mental.

Angelina está reviviendo precisamente a la misma hora en que la fuerza de mi cuerpo parece agotarse.

Son las 2 de la madrugada y estamos en una luminosa cocina de una guardia psiquiátrica de Milán, comiendo espaguetis. Hay un persistente dolor detrás de mis ojos y no puedo concentrarme. Angelina, en cambio, no se irá a la cama hasta dentro de unas 17 horas.

Estoy preparándome para afrontar una larga noche. Como para reafirmar su convicción, Angelina se quita las gafas, me mira directamente y señala sus ojos grises con sus pulgares. “Occhi aperti“, dice. “Ojos abiertos”.

Cronoterapia

Es la segunda noche en que Angelina ha estado deliberadamente despierta. Para una persona con desorden bipolar, que ha pasado los dos últimos años sumida en una profunda depresión, esto puede sonar como lo último que necesitaría. Pero Angelina -y los médicos que la atienden- creen que esto puede ser su salvación.

Durante dos décadas, Francesco Benedetti, que dirige la unidad de Psiquiatría y Psicobiología Clínica del Hospital San Rafael de Milán ha estado investigando la terapia de mantenerse despierto, combinada con la exposición a una luz brillante y litio como una manera de tratar la depresión en aquellos casos donde la medicación no ha funcionado.

Como resultado, psiquiatras de Estados Unidos, Reino Unido y varios países europeos están empezando a lanzar variantes de ese método en sus propias clínicas.

Estas cronoterapias parecen trabajar poniendo en marcha un lento reloj biológico y al hacerlo están echando luz sobre la patología de la depresión y de manera más general sobre la función del sueño.

“Privar a alguien del sueño tiene efectos opuestos en personas sanas y en aquellas que sufren depresión”, dice Benedetti. Si uno está sano y no duerme uno está malhumorado Si uno está deprimido, puede activar una mejora inmediata del humor de la persona, así como en sus habilidades cognitivas.

Benedetti aclara que hay una trampa: cuando uno se va a dormir y se pone el día con las horas de sueño que había perdido, hay un 95% de probabilidades de tener una recaída.

Fue en 1959 cuando se habló por primera vez del efecto antidepresivo de la privación del sueño. Fue en un informe publicado en Alemania. Eso atrajo la atención del alemán, Burkhard Pflug, que investigó el tema en su tesis doctoral y en posteriores estudios en los años 70.

Dijo haber confirmado que mantener a una persona despierta durante una noche podía sacarla de la depresión.

Alternativa a la medicación

Benedetti se interesó por esa idea a comienzos de los años 90 cuando era un joven psiquiatra.

El Prozac había sido lanzado unos años antes, revolucionando los tratamientos contra la depresión, pero esa droga no había sido probada en personas con desorden bipolar. De todos modos, Benedetti sabía por experiencia que los antidepresivos no surtían efecto en personas con esa enfermedad.

Sus pacientes necesitaban desesperadamente una alternativa y su supervisor, Enrico Smeraldi, tenía un as bajo la manga. Tras haber leído algunos artículos sobre la terapia de la privación del sueño, probó esas teorías con sus propios pacientes y tuvo resultados positivos. “Vimos que funcionaba”, recuerda Benedetti.

“Pacientes con historiales terribles, mejoraron inmediatamente”. Mi tarea consistía en encontrar una manera de hacer que se mantuvieran bien”.

La ayuda del litio

Benedetti y sus colegas comenzaron a bucear en la literatura científica.

Diversos estudios en Estados Unidos habían sugerido que el litio podía prolongar los efectos de la privación del sueño. Tras una investigación, detectaron que el 65% de los pacientes que tomaban litio tres meses después mostraban una respuesta sostenida a la privación del sueño.

Ya que incluso una breve siesta puede echar por tierra la eficiencia del tratamiento, también comenzaron a buscar nuevas maneras de mantener a los pacientes despiertos durante la noche y tomaron como fuente de inspiración la medicina relacionada con la aviación, donde la luz brillante es utilizada para mantener a los pilotos alerta.

 “Decidimos utilizar esas tres cosas y el efecto fue muy bueno”, dice Benedetti. Hacia fines de la década de los años 90, ya estaban tratando rutinariamente a los pacientes con la triple cronoterapia: privación del suelo, litio y luz brillante.

La privación del sueño podía ocurrir cada dos noches durante una semana y la exposición a la luz brillante por 30 minutos cada mañana podía continuar por dos semanas. Ese protocolo aún lo utilizan hoy.

“Pensamos no sólo en privar del sueño a la gente sino también extender el período entre dormir y estar despierto de 24 a 48”, cuenta Benedetti. “La gente se va a dormir cada dos noches, pero cuando lo hace puede dormir tantas horas como quiera“.

Resultados alentadores

El hospital San Rafael comenzó a utilizar la terapia en 1996. Desde entonces, han tratado a cerca de 1.000 pacientes con depresión bipolar, muchos de los cuales no habían respondido a tratamientos con drogas.

Los resultados hablan por sí solos: según los datos más recientes, el 70% de la gente con resistencia a las drogas para la depresión bipolar respondió al tratamiento con triple cronoterapia dentro de la primera semana y el 55% tenía un mejora sostenida una semana después.

Mientras que los antidepresivos -si es que funcionan- pueden tardar un mes para producir un efecto y en el ínterin pueden aumentar el riesgo de suicidio, la cronoterapia produce una inmediata y persistente reducción de los pensamientos suicidas, incluso después de una sola noche de privación del sueño.

Depresión de largo alcance

A Angelina le diagnosticaron trastorno bipolar hace 30 años, cuando era una treintañera. Al diagnóstico le siguió un período de estrés intenso: su marido estaba enfrentando una investigación en el trabajo y estaban preocupados ante la posibilidad de que les faltara dinero para ellos y sus hijos.

Angelina cayó en una depresión que duró cerca de tres años. Desde entonces, su humor ha sido oscilante, pero está deprimida la mayoría de las veces. Toma una batería de drogas -antidepresivos, estabilizadores, ansiolíticos y pastillas para dormir- que la hacen sentir como una paciente, situación que no le gusta aunque es consciente de su problema.

Si uno la hubiera visto tres días antes, hubiera sido difícil reconocerla. Había dejado de maquillarse, lavarse el cabello y olía mal. Se sentía bastante pesimista.

Después de su primera noche de privación del sueño, se sentía con más energía, que luego disminuye cuando pudo volver a dormir. Pero a pesar de eso, se siente motivada por la presencia de su peluquero antes de mi visita. Elogio su apariencia y ella acaricia sus rizos coloreados de dorado en agradecimiento por notarlo.

Día simulado

A las 3 de la madrugada nos trasladamos a la sala con una iluminación que simula el mediodía. Rayos de sol entran a través de un tragaluz y caen sobre cinco sillones alineados contra la pared.

Esto es una ilusión, por supuesto. El cielo azul no es otra cosa que un plástico coloreado y el sol es una luz brillante, pero el efecto es estimulante. Es como si estuviéramos en un salón soleado al mediodía, lo único que falta es el calor.

Cuando la entrevisté siete horas antes, intérprete mediante, el rostro de Angelina permanecía inexpresivo mientras respondía. A las 3.20 ella sonríe e incluso intenta iniciar una conversación en inglés, que ella decía hablar.

Hacia el amanecer, Angelina me cuenta de la historia de su familia que está empezando a escribir y me invita a quedarme con ella en Sicilia.

La función del sueño

¿Cómo puede ser que una cosa tan simple como estar despierto produzca tal transformación? Desentrañar el mecanismo no es algo sencillo: todavía no entendemos completamente la naturaleza de la depresión ni la función del sueño. Pero recientes estudios han comenzado a aportar algunas ideas.

La actividad del cerebro de gente con depresión parece diferente durante el sueño que cuando están despiertos, en comparación con las personas sanas. Durante el día, hay señales que nos alientan mantenernos despiertos y proceden del sistema circadiano, que es nuestro reloj biológico interno de 24 horas. Fueron creadas para resistir al sueño.

Estas señales son reemplazadas por aquellas que promocionan el sueño durante la noche. Las células de nuestro cerebro también trabajan en ciclos que son ostensiblemente excitables en respuesta a los estímulos cuando uno está despierto. En las personas con depresión o trastorno bipolar, esas fluctuaciones parecen más difusas o ausentes.

El reloj interno

La depresión también está asociada a la alteración del ritmo diario de secreción hormonal y a la temperatura del cuerpo.

Como las señales del sueño, esos ritmos están manejados por el sistema circadiano que a su vez es manejado por un sistema de proteínas que interactúan, codificada por el ‘reloj de genes’ que se expresa en el patrón rítmico de cada día. Ellos manejan cientos de procesos celulares diferentes por día, dándole tiempo a unos y a otros para encenderse y apagarse.

El reloj circadiano marca el pulso en cada célula del cuerpo, incluyendo las células cerebrales que son coordinadas por un área del cerebro llamada núcleo supraquiasmático, que responde a la luz.

 “Cuando la gente está severamente depresiva, su ritmo circadiano tiende a ser plano, no tienen la respuesta habitual de un aumento de la melatonina en la noche y los niveles de cortisol se mantienen constantemente altos en lugar de caer al atardecer y a la noche”, dice Steinn Steingrimsson, un psiquiatra del hospital de la Universidad de Sahlgrenska, en Gotemburgo, quien está probando una terapia similar.

Fórmula simple y barata

Recuperarse de una depresión está asociado a la normalización de esos ciclos.

“Creo que la depresión puede ser una consecuencia de un aplanamiento delos ritmos circadianos y la homeostasis en el cerebro”, dice Benedetti. “Cuando privamos a la gente del sueño, restablecemos ese proceso cíclico”.

Rutina, sueño y luz del día. Es una simple fórmula. Si realmente puede reducir la incidencia de la depresión y ayudar a las personas a recuperarse más rápidamente, no sólo puede ayudar a mejorar la vida de mucha gente, sino también a que los sistemas de salud ahorren dinero.

Una semana después de pasar una noche despierta junto a Agelina, llamé a Bendetti para chequear sus progresos. Me dijo que después de la tercera privación del sueño, ella experimentó una remisión completa de sus síntomas y regresó a Sicilia con su marido. Esa semana, ellos estaban por cumplir 50 años de casados.

Redacción: Leo.com                   

Fuente: BBCMundo

05 Marzo 2018

La creencia popular asegura que el lunes es el peor día de la semana. Incluso, existe una jornada conocida como «Blue Monday» (Lunes Triste): el tercer lunes de enero, considerado el día más deprimente del año. No obstante, hay estudios que desmontan está extendida teoría y que tratan de quitarle la mala fama al denostado lunes, reseña abc.es.

El martes es el peor día de la semana o, al menos, esa es la conclusión a la que llegaron los investigadores de la Escuela de Economía de Londres. George MacKerron y Susana Mourato, dos miembros de la organización, estudiaron el comportamiento de 22.000 personas –sus cambios de humor y de estado de ánimo– durante dos meses a través de una aplicación de iPhone a la que bautizaron como Mappiness.

Lanzaba dos alertas diarias a los teléfonos móviles de los voluntarios y les preguntaba cómo se sentían, quién los acompañaba, dónde se encontraban y qué estaban haciendo. Como explica The Daily Mail, usando un satélite de sistemas de navegación, la aplicación averiguaba la localización exacta, desvelando a los científicos la relación que había entre el bienestar de los usuarios y en lugar en que pasaban su tiempo.

Según expuso MacKerron al diario británico, «el lunes los efectos del fin de semana no han pasado del todo, pero el martes ya se está metido de lleno en la rutina laboral y el siguiente fin de semana aún se ve muy lejano». De ahí que el martes, en base a este estudio, sea el día más deprimente de la semana. Por el contrario, el sábado se erigió como el mejor, el que más se disfruta.

En cuanto a la hora, los expertos aseguran que depende de la persona y de su biorritmo, aunque coinciden en que después de almorzar es más difícil concentrarse, al igual que a media mañana o a media tarde.

Remedios para repeler el estrés

Pero no todo está perdido, aunque hoy sea martes. Chade-Meng Tan, un antiguo ingeniero de Google que ahora se dedica a dar charlas de autoayuda, da tres claves para acabar con el estrés del día a día.

El primero y más básico, en palabras de Tan, es «calmar la mente». Para ello, el experto aboga por encontrar momentos de relajación durante el día en los que consigamos olvidarnos de todo y podamos ser conscientes de nuestra respiración.

En segundo lugar, el experto considera que hay que fijarse en los pequeños momentos de felicidad que nos da el día y aprovecharlos; hay que evitar también que las cosas negativas que nos suceden durante el día eclipsen a las positivas, que suelen ser más fugaces y efímeras.

Finalmente, el último ingrediente de esta fórmula mágica es desear que las personas que se encuentran a tu alrededor sean felices. Según Tan, las personas más alegres son las que tratan de ayudar al resto. Para ello, el ingeniero explica que hay que entrenar la compasión para que sea una parte indispensable en nuestra vida.

Redacción: Leo.com

Fuente: lapatilla              

04 Diciembre 2017

Las ciencias médicas por décadas han ido demostrando que la “Interacción Social” es un componente críticamente importante para la salud y la longevidad, así como para el éxito en el trabajo.

Las personas que se sienten conectadas a otras tienden a tener niveles menores de ansiedad y depresión. El aislamiento social también está a la par con la presión alta de la sangre, la falta de ejercicio o el fumar como un factor de riesgo para enfermedades y para una muerte temprana. Es más, estudios realizados demuestran que las personas que interactúan socialmente también tienen mayor autoestima, más empatía con otros y son más confiados y cooperativos y como consecuencia son más abiertos a que otros confíen y cooperen con ellos.

El manejo de las interacciones sociales con los colegas en el trabajo puede hacer la diferencia entre éxito o fracaso en una carrera profesional. Independientemente de los conocimientos de la persona en su área de experticia, si no se es capaz de entenderse con otro, su trabajo tendrá poco impacto.

Estudios – resultados

· Las personas que tienen relaciones satisfactorias con la familia, los amigos y su comunidad son más felices, tienen menos problemas de salud y viven más tiempo.

· En un estudio que duró nueve años, las personas que estaban desconectadas socialmente tenían una probabilidad tres veces mayor de morir durante el mismo que aquellos con fuertes lazos sociales. Esta diferencia fue constante independientemente de la edad, el sexo, la dieta o el estado físico de la salud.

· Dentro de 2.320 sobrevivientes de un ataque al corazón, aquellos con conexiones sociales fuertes tenían solo un cuarto del riesgo de muerte en los tres años subsiguientes con respecto a los que no tenían conexiones sociales.

Características

· Existen evidencias consistentes que enlazan la falta de interacción social con múltiples condiciones: enfermedades cardiovasculares, ataques cardíacos repetidos, desórdenes autoinmunes, alta presión sanguínea, cáncer y la curación lenta de heridas.

· Las personas que carecen en forma crónica de contactos sociales tienen mayor probabilidad de sufrir de niveles elevados de estrés y de inflamaciones.

· También puede afectar la salud mental, ya que el apoyo emocional provisto por las conexiones sociales puede propiciar significado y propósito a la vida.

Terapia conductiva del comportamiento

El manejo de las reacciones psicológicas en situaciones sociales de trabajo y sus efectos sobre el estado de ánimo y la conducta son un importante área de estudio. Se han creado modelos que ayudan a las personas a enfrentar la ansiedad social, a prevenir los nervios y a realzar la confianza. Al tener que enfrentar una situación de trabajo que requiere interacción social particularmente compleja (conferencias, cursos de inducción) es conveniente tomar en consideración: (1) Las suposiciones de la persona – Puede ocurrir que la persona se esté haciendo exigencias poco realistas a sí misma, entre ellas la de necesariamente lograr una buena primera imagen y (2) Cómo la persona se ve a sí misma en situaciones sociales – Tener la confianza para evitar la búsqueda de señales (como las faciales) que muestren que el otro ha detectado torpeza social inicial en el encuentro.

Estrategias para el éxito en situaciones sociales en el trabajo

· Enfocar hacia afuera no hacia adentro – Concentrarse en la otra persona y en lo que están diciendo, así como en el ambiente que los rodea.

· Aplicar escucha activa – Se debe tratar de ser espontáneo en la respuesta y evitar (1) el ensayo mental de lo que se quiere decir, (2) el monitorearse a medida que se habla y (3) hacer el “post-mortem” sobre cómo se hizo esto.

· Evitar “comportamientos de protección”- Un ejemplo es tomar alcohol en exceso o las numerosas visitas al baño o al bar.

· Operar fuera de la zonas de confort – Si se hace con frecuencia, ello inevitablemente aumentará la autoconfianza en el manejo de interacciones sociales en el trabajo.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: isalud.com

Últimas Noticias

Prev Next

El secreto es su genética y manejo Cindy…

El secreto es su genética y manejo Cindy y Tinaja, las más lecheras de la Expocruz

Después de cuatro días de intensas ordeñas, Cindy Supersire FIV Santa Ana (girolando) y Tinaja...

La zafra tiene un avance del 84% Ingenio…

La zafra tiene un avance del 84% Ingenios garantizan azúcar para el mercado interno

Una buena zafra es la que están llevando adelante los productores de caña y los...

En Texas Levantan muro para frenar inmig…

En Texas Levantan muro para frenar inmigración

La construcción de un muro de más de 5 metros de altura en la frontera...