Santa Cruz de la Sierra
23 Diciembre 2014

Las personas con depresión y apnea obstructiva del sueño (AOS) que utilizan un dispositivo de asistencia respiratoria durante la noche sienten alivio de los síntomas depresivos, según demuestra una revisión de la literatura médica.

"Existe la idea de que la apnea del sueño favorece la depresión porque altera la calidad del sueño al fragmentar el descanso nocturno, pero nunca se había demostrado de manera experimental", dijo el autor principal, doctor Marcus Povitz, de la Universidad Western en London (Ontario, Canadá).

La AOS provoca cierres reiterados de las vías aéreas superiores durante el sueño, lo que provoca que la persona que la sufre se despierte con frecuencia durante la noche y le falte de oxígeno. Está asociada con el insomnio, los problemas de memoria, la irritabilidad, el aumento de la mortalidad y la disminución de la calidad de vida.

Puede aparecer por alguna enfermedad, como la insuficiencia cardíaca congestiva. Los CDC explican que se puede tratar con un dispositivo que bombea aire suavemente a las vías respiratorias y se conoce como presión positiva continua en la vía aérea (CPAP, por su sigla en inglés).

El equipo revisó una serie de estudios aleatorizados sobre grupos de usuarios de los dispositivos de CPAP o un dispositivo de sostén mandibular (MAD, por su nombre en inglés), que es una alternativa que sostiene la mandíbula y la lengua para que no obstruyan las vías respiratorias durante el sueño.

Los autores analizaron 19 ensayos clínicos, con diseños muy variados, que habían incluido el uso de dispositivos de CPAP, tres estudios sobre la utilidad del MAD y dos investigaciones sobre ambos dispositivos.

Observaron que el uso del dispositivo de CPAP aliviaba los síntomas depresivos versus ningún tratamiento de la apnea y que ese beneficio crecía a medida que lo hacía la gravedad de la depresión basal. Lo mismo ocurrió con los MAD, según publica el equipo en PLoS Medicine.

"El 6 por ciento de los hombres adultos y el 3 por ciento de las mujeres adultas de Estados Unidos se enteraron de que padecen apnea a través de su médico u otro profesional de la salud", dijo la doctora Anne Wheaton, de los CDC y que no participó del estudio.

Wheaton comentó vía correo electrónico que el 5 por ciento de los adultos ignora que tiene la enfermedad y sufre de somnolencia diurna. Un 20 por ciento padece AOS por lo menos leve.

"Se sabe desde hace tiempo que la apnea del sueño y la depresión suelen convivir en el mismo paciente, pero nadie conoce el motivo real", indicó el doctor Richard Leung, profesor asistente de la Universidad de Toronto y que no participó del estudio. Dijo que la depresión puede causar problemas del sueño y viceversa. La AOS también podría causar síntomas parecidos a los de la depresión y confundir el diagnóstico.

Wheaton comentó que la revisión indica que la apnea del sueño por lo menos favorece parcialmente la aparición de la depresión o la agrava.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

 

17 Diciembre 2014

La ingesta diaria de al menos dos piezas de fruta como la manzana ayuda a prevenir la depresión, especialmente en las mujeres de mediana edad, según un estudio divulgado hoy realizado por científicos australianos.

La investigación, en la que participaron unas 6.000 personas, mostró que las frutas tienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a potenciar los químicos vinculados a la producción de sensaciones de bienestar en el cuerpo y la mente.

"Las mujeres que comen dos o más piezas de fruta por día son menos propensas a tener síntomas de depresión", dijo Gita Mishra, de la Universidad de Queensland, en declaraciones al Canal 9.

Si bien concluyó que comer una manzana al día ayuda a mantener la depresión bajo control, el estudio no pudo determinar el vínculo exacto entre la ingesta de fruta y este estado mental.

"Se necesita investigar más los diversos efectos de la fruta y los vegetales, pero esto puede significar que las frutas tienen mayores niveles de componentes antiinflamatorios y antioxidantes, como el resveratrol, que no se encuentran en los vegetales", acotó la investigadora.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

20 Noviembre 2014

¿Alguna vez te has deprimido después de lo que considerabas un buen sexo o has visto que tu pareja llora o se pone triste? La depresión post sexo, o distrofia postcoital, es una condición más habitual de lo que imaginas y que puede surgir por diferentes causas. Descubre qué se esconde detrás de este mal y aprende a superarlo.

En un estudio publicado en el International Journal of Sexual Health, los especialistas explican que las mujeres que lo sufren, después de tener relaciones sienten tristeza, ansiedad, arrepentimiento, inquietud e irritabilidad. No necesariamente está relacionado con el nivel de las relaciones sexuales que se hayan tenido, sino con una cuestión más interior de cada una.

El hecho de no haber llegado al orgasmo es una de las principales causas que disparan esta situación. Esa sensación de vacío, culpa o insatisfacción, también puede generarse por miedos, fobias o trabas sexuales que puedes estar acarreando en tu personalidad, por un exceso de autoexigencia, de presión por estar a la altura y ofrecer una buena performance, por estar cansada, estresada, hastiada y tener sexo sin deseos o energías, por el tipo de sexo que tuviste (ya sea sexo casual, sexo con un ex, que tu pareja no te haya tratado como esperabas…), por la falta de novedad y demasiada rutina…. Las causas son innumerables. Lo ideal es que te asesores con un especialista y superes cualquier situación que no te esté permitiendo disfrutar del sexo como deberías.

Una buena pregunta para evaluar esta condición y comenzar a superarla es: ¿qué sueles hacer al terminar de tener sexo? ¿Qué suele hacer tu pareja?

La clave está en modificar esa rutina que se da luego de que los cuerpos se hayan separado. Es habitual que uno de los dos se dé vuelta, que uno se quede dormido, que se encienda el televisor, que se vista y se vaya, que comience a hablar de trabajo… Para cada cual hay situaciones que lo inducen a sentir esa depresión. Identifícalas y propón una nueva dinámica post sexo más divertida e íntima.

Como siempre, el secreto está en la comunicación. No dudes en hablarlo con tu pareja y buscar juntos una situación para vivir plenamente y disfrutar más del sexo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Telemundo

29 Octubre 2014

La Princesa Masako de Japón ha vuelto a la vida pública, por lo que la Casa Imperial anunció que ella acudirá a su primer banquete en el Palacio, tras once años de ausencia mediática.

Masako tiene 50 años y sufre de una profunda depresión hace más de diez. Por ello, la conocen como la "Princesa triste". Se cree que su enfermedad tiene fundamento en la presión que ejercían sobre ella para tener un descendiente para el trono.

En el 2001, tras varios intentos, logró embarazarse y tuvo una niña llamada Aiko. Eso no pudo mediar en su mejoría.

Los príncipes y su hija

El último evento al que asistió fue en el 2003, cuando el entonces presidente Vicente Fox y su esposa llegaron de visita. Después, el Príncipe Naruhito ha tenido que lidiar solo con los asuntos protocolares que implica su cargo.

Hoy, el Emperador Akihito y la Emperatriz Michiko han organizado una velada en honor a sus amigos, los reyes de Holanda, donde estará la pareja de príncipes.

Masako y Máxima de Holanda guardan una relación especial. No solo porque tienen hijas que son cercanas en edad, sino porque se comenta que Máxima ha influido mucho en la recuperación de la princesa japonesa, quien el 2013 hizo una excepción y viajó exclusivamente para presenciar la coronación de los reyes holandeses.

Masako expresó a través de un comunicado que se esforzará por superar la depresión y lograr así su recuperación integra.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: El Comercio

15 Octubre 2014

Hacer ejercicio tres veces a la semana reduce la posibilidad de desarrollar depresión en un 16 por ciento, dijeron científicos el miércoles, y por cada jornada extra el riesgo disminuye más.

En un estudio realizado como parte de una investigación de salud pública, los científicos basados en el Reino Unido dijeron que la relación que hallaron entre la depresión y el ejercicio apunta a maneras de mejorar simultáneamente la salud mental y la física.

"Asumiendo que la asociación es causal, la actividad física en los ratos libres tiene un efecto de protección contra la depresión", dijo Snehal Pinto Pereira del Instituto de Salud Infantil del University College de Londres, que encabezó el estudio.

"Si un adulto entre sus 20 y 30 años que no está físicamente activo se ejercita tres veces a la semana, reduciría el riesgo de depresión aproximadamente en un 16 por ciento", explicó.

La depresión es una de las formas más comunes de enfermedad mental, y afecta a más de 350 millones de personas en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la califica como la causa principal de incapacidad a nivel global.

El tratamiento para la depresión usualmente involucra medicación o psicoterapia, o una combinación de ambas. Y sin embargo, muchos pacientes no mejoran y sufren recurrentes recaídas en la enfermedad.

El equipo de Pereira observó a 11.135 personas nacidas en 1958 hasta los 50 años, registrando sus síntomas depresivos y niveles de actividad física en intervalos regulares como adultos.

Para evaluar la depresión, se fijaron en las respuestas al Malaise Inventory, un cuestionario diseñado para medir los problemas psicológicos, a los 23, 33, 42 y 50 años. También se le preguntó a los participantes con qué frecuencia realizaban ejercicio.

Los resultados mostraron que las personas que aumentaban su actividad física semanal registraban menos síntomas depresivos, pero aquellos con más síntomas eran menos activos, en particular con menor edad.

Cada actividad adicional por semana reducía la posibilidad de depresión en un 6 por ciento.

Los científicos señalaron que el vínculo entre el ejercicio y los síntomas de depresión se veían en toda la población y no sólo en aquellos con alto riesgo de depresión clínica.

El estudio halló que las personas que informaban de más síntomas de depresión que otras a los 23 años tendían también a ser menos activos físicamente, pero esta relación fue menor a medida que envejecieron.

"Este hallazgo es importante para políticas diseñadas para que más gente se vuelva activa físicamente, porque sugiere que los síntomas de depresión podrían ser considerados una barrera a la actividad en los jóvenes", dijo Pereira.

Chris Power, profesor de epidemiología y salud pública que también trabajó en el estudio, dijo que la investigación añadía peso a la evidencia existente que sugiere que el ejercicio podría ser utilizado como tratamiento para la depresión, así como para impulsar la actividad física.

"Si todos hicieran actividad al menos tres veces por semana, veríamos una caída en el riesgo de depresión, además de los beneficios para la salud física, como han señalado otros estudios, incluidos la reducción de la obesidad, la enfermedad cardíaca y el riesgo de diabetes", agregó.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

 

15 Octubre 2014

Es debido a los estigmas, prejuicios, desconocimiento y miedo a ser juzgadas, que las mujeres no atienden en tiempo y forma las enfermedades mentales, reconoció la psicoterapeuta familiar y de pareja, Esther Navarro.

Dijo que la depresión y ansiedad son problemas de salud mental que con mayor frecuencia se presentan en la población femenina, más que en la masculina, y que si no son atendidos a tiempo pueden llevar a la paciente a la muerte.

Mantener una buena salud mental es tan importante, que lamentablemente en México la depresión ocupa el cuarto lugar entre las cinco principales causas de años de vida perdidos en salud en las mexicanas, aclaró Navarro.

En ese aspecto, subrayó que las mujeres en edad productiva y las adolescentes son los grupos de edad que registran el mayor índice de depresión y ansiedad, de ahí la importancia de atenderlas.

Ante esa situación, llamó a quienes la padecen a que acudan a recibir atención médica, ya que las enfermedades mentales son como cualquier otro padecimiento, que atendido en tiempo se puede controlar y curar.

En caso de no recibir la atención médica especializada, la paciente corre el riesgo de que su padecimiento mental se incremente e incluso la puede llevar al suicidio, comentó la especialista del Centro de Atención a la Violencia contra las Mujeres de la Secretaría de las Mujeres (SEMUJER).

La funcionaria estatal explicó que diversos estudios demuestran que son las mujeres las que tienen mayor susceptibilidad a padecer de enfermedades mentales, debido a que éstas pueden tener detonantes diversos, como el estrés, situaciones traumáticas y violencia intrafamiliar.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Aztecanoticias

Últimas Noticias

Prev Next

Ofertan cirugías en redes sociales (I)

El Dr Nadir Salaues Hurtado, presidente de la Sociedad Científica de Cirugía Plástica filial Santa...

Costumbre boliviana

Todo dejarlo para última hora. Es una costumbre boliviana aquella y parece jamás cambiará, porque...

A punto de terminar el plazo El 58% de l…

A punto de terminar el plazo El 58% de los vehículos pasaron la inspección

El 58% del parque automotor de Bolivia se sometió a la inspección técnica vehicular hasta...