Santa Cruz de la Sierra
25 Agosto 2015

China ha rebajado en 25 puntos básicos el tipo de interés de referencia para préstamos y depósitos a un año, comunica Bloomberg. De este modo, a partir del próximo miércoles, 26 de agosto, la tasa de depósitos se situará en un 1,75%, mientras que la de préstamos quedará fijada en un 4,6%. Se trata de la quinta reducción de este tipo desde el pasado mes de noviembre.

Al mismo tiempo, el Banco Popular de China ha rebajado el coeficiente de reserva exigido a la mayoría de los bancos del país. Estas medidas prevén estabilizar la situación económica tras el desplome de las bolsas chinas del pasado lunes.

El mayor desplome bursátil del gigante asiático desde 2007 desencadenó una ola de caídas en los mercados de todo el mundo. EE.UU., así como países asiáticos, europeos, latinoamericanos y de Oriente Medio experimentaron algunos de los mayores desplomes de los últimos años.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

21 Agosto 2015

La desaceleración de la economía en China, la dimisión del primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y los titubeos de la Reserva Federal para descongelar los tipos de interés han creado un cóctel demoledor para Wall Street, donde el Dow Jones cayó 500 puntos en un día y 1.000 enteros en una semana.

Las cifras azotaron hoy al índice de referencia de la bolsa de Nueva York: cerró su peor semana en cuatro años, se situó un 10 % por debajo del récord conseguido el 19 de mayo (lo que en términos económicos se llama "entrar en corrección") y arrebató a la jornada de ayer el dudoso honor de ser la peor del año 2015.

Con 28 de sus 30 componentes con pérdidas superiores al punto porcentual (encabezadas por Apple cayendo un 6,12 % y Microsoft un 5,67 %), el Dow Jones cerró su cuarta sesión de descensos consecutiva en 16.459,75 enteros, después de que 530,94 unidades se fueran en una sola jornada marcando un descenso del 3,12 %.

El pasado viernes había concluido en 17.477,40 enteros (lo que supone un descenso semanal del 5,82 %) y hace poco más de tres meses, el 19 de mayo, situaba su último récord en 18.312,39 unidades.

Lo mismo sucedió con el S&P 500, que cayó hoy un 3,19 % (-64,84 puntos) hasta los 1.970,89, perdiendo así la barrera psicológica de los 2.000 enteros, y el Nasdaq fue el más afectado, con un descenso del 3,52 % (-171,45 puntos hasta las 4.706,04 unidades).

No hace tanto marcaban récords que ahora se pierden en el horizonte: el S&P 500 logró el 21 de mayo los 2.130,82 puntos y el otrora índice tecnológico Nasdaq, que por fin recuperó en 2015 los niveles del "boom de las punto com", conseguía el 20 de julio su última plusmarca con 5.218,85 unidades.

El parqué neoyorquino, como casi todos los del mundo, era así arrasado por las preocupaciones que genera que la economía de China, que comparte la hegemonía mundial junto con la de Estados Unidos, lleve varios meses con claros signos de desaceleración.

China sorprendió la semana pasada con una devaluación de casi un 5 % de su moneda y hoy anunció que el índice gerente de compras (PMI, en inglés) del sector industrial mostró en agosto un descenso de la actividad manufacturera en el gigante asiático que no se veía desde 2009.

Este histórico batacazo de Wall Street fue superior al de otras plazas también muy afectadas como Londres y Milán (-2,83 % cada una) o Madrid y Tokio (-2,98 % cada una), aunque inferior al de París (-3,19 %) y, por supuesto, a las de China: Shangai (-4,27 %) y Shenzhen (-5,42 %).

Sin embargo, además de la problemática en el gigante asiático, el momento comprometido de la economía mundial es unánimemente señalado por los analistas como un fenómeno multicausal, algo que esta semana quedó especialmente patente.

La zona euro se volvió a ver agitada por Grecia, después de que el primer ministro del país, Alexis Tsipras, anunciara su dimisión con el consiguiente adelanto de las elecciones.

Tras haberse aprobado el tercer rescate que aseguraba, al menos a corto plazo, cierta estabilidad en el Viejo Continente, volvió la sensación de vulnerabilidad ante la incertidumbre política en el país heleno.

Y en Estados Unidos, la Reserva Federal volvió esta semana a dar largas en la cuestión de la subida de los tipos de interés. Los tipos están entre el 0 y el 0,25 % desde 2008, una política de estímulo empezada por el entonces presidente el banco central estadounidense, Ben Bernanke, tras la crisis financiera.

Aunque estaba prevista su eliminación para finales de este año, parece destinada a ser el puente entre la crisis pasada y la inminente, si bien no han faltado analistas que apuntan que estos descensos no son sino un reajuste necesario en unas bolsas de valores que tienden de manera natural a la burbuja.

En cualquier caso, completando el cuadro catastrófico, el petróleo de Texas bajó hoy por primera vez en seis años y medio por debajo de los 40 dólares el barril, lo que supone un descenso de más del 70 % en poco más de un año.

Al cierre repuntó y consiguió marcar 40,45 dólares, cifra que sigue siendo bajísima y muy preocupante, sobre todo teniendo en cuenta que el exceso de oferta que lo causa no tiene visos de cambiar de tendencia..

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

19 Agosto 2015

China ha inyectado cerca de 100.000 millones de dólares en dos bancos encargados de conceder préstamos y ha puesto a disposición de 14 instituciones financieras otros 17.000 millones para tratar de estimular la economía.

El banco central chino, PBOC, concluyó el martes los aportes respectivos de 48.000 millones de dólares en el China Development Bank y 45.000 millones en el Export-Import Bank of China, señala la agencia oficial Xinhua.

Estas inyecciones pretenden reforzar el capital de estas dos instituciones financieras (estructuras para la puesta en marcha de las políticas públicas) y apoyar la actividad económica, según la agencia.

El miércoles, el PBOC anunció que había proporcionado 110.000 millones de yuanes (17.200 millones de dólares, 15.500 millones de euros) a 14 instituciones financieras, para facilitar el crédito a medio plazo con el fin de “mantener el nivel de liquidez” en el sistema.

La institución anima a las entidades bancarias a que hagan uso de esta línea de crédito para apoyar a “las pequeñas empresas, el sector agrícola” y a los “eslabones débiles” de la economía china, precisa el PBOC en un microblog.

“Esto sugiere que el banco central se esfuerza en guiar estos fondos a la economía real, en particular, a las empresas exportadoras y a la construcción de infraestructuras”, dijo a la AFP Wang Shengzu, un economista de Barclays Capital.

De hecho, la segunda economía mundial está en plena desaceleración.

Pekín proyecta para este año un crecimiento del 7% pero incluso este objetivo, que sería el peor resultado del gigante asiático en un cuarto de siglo, parece difícil de conseguir.

El banco central ha multiplicado las medidas de expansión monetaria. Desde noviembre ha bajado en cuatro ocasiones los tipos de interés y ha reducido en varias ocasiones el nivel mínimo de las reservas obligatorias de los bancos para facilitar la concesión de préstamos, pero con un éxito incierto.

“Los fondos liberados gracias mediante esta expansión monetaria precedente no llegan a la economía real. La mayoría estaban bloqueados en las instituciones financieras y se destinaban a impulsar a los mercados bursátiles”, subraya Wang.

La Bolsa de Shanghai creció un 150% en el lapso de un año debido al endeudamiento masivo de los inversores atraídos por las ganancias fáciles.

Pero esta subida eufórica del mercado, desconectado de una economía real en plena desaceleración, acabó a mediados de junio. Las bolsas chinas perdieron el 30% en tres semanas.

Las recientes inyecciones de 100.000 millones de dólares en el China Development Bank y el Export-Import Bank of China han sido operadas por Wutongshu Investment Platform, un organismo estatal que supervisa las inversiones de las reservas chinas de divisas extranjeras, precisa Xinhua.

Las reservas de cambio de China, las mayores del mundo, se elevaban a finales de julio a 3,65 billones de dólares, según datos oficiales, frente a los 3,73 billones de finales de marzo.

La agencia Bloomberg News informó recientemente que el China Development Bank (otra institución encargada de ejecutar las políticas públicas) y el Agricultural Development Bank of China proyectaban emisiones de deuda de 1 billón de yuanes (141.000 millones de euros) para financiar proyectos de infraestructura, en otro intento de reactivar la actividad económica.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

17 Agosto 2015

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, aseguró hoy que Bolivia no necesita devaluar su moneda, como sugieren algunos analistas nacionales ante un clima internacional adverso, porque, aseguró, el país tiene los fundamentos económicos más sólidos de la región, que garantizan un crecimiento sostenido del Producto Interno Bruto (PIB).

"Nosotros no vemos en el momento la necesidad de ninguna devaluación porque todavía la economía boliviana sigue teniendo los fundamentos económicos más sólidos de la región. Me refiero al crecimiento económico, otros países tienen problemas", remarcó en conferencia de prensa.

Según el Ministro de Economía, el país también cuenta con las reservas internacionales más altas de la región, respecto a su PIB, cuya cifra alcanzó la suma de 14.410 millones de dólares, al 7 de agosto último.

"Tenemos el nivel de reservas internacionales más alto de la región, cerca de 46 por ciento de las reservas en PIB, es el más alto de lejos de la región", subrayó.

Dijo que a pesar de la caída de los precios del petróleo, minerales y productos agropecuarios en el mercado internacional, Bolivia continúa teniendo, al primer semestre de este año, "un pequeño superávit en la balanza comercial" de al menos 58 millones de dólares.

También remarcó que las recaudaciones tributarias siguen en ascenso y demostrando el dinamismo de la economía interna. "Seguimos teniendo estadísticas fiscales fuertes".

Aseguró que el volumen de las exportaciones no está relacionado necesariamente con una mayor devaluación de la moneda, sino con "la estabilidad económica que muchos países no cuentan, y un incremento en la producción que estamos haciendo a través de la aplicación del modelo económico, social comunitario y productivo que se aplica nuestro país desde el año 2006".

Así, Arce ratificó las proyecciones que prevén un crecimiento del 5 por ciento para la economía boliviana este año.

Recordó que el país enfrenta con éxito climas internacionales adversos desde el año 2008, cuando el precio del barril del petróleo cayó hasta los 30 dólares, como 12 puntos menos de los 42,41 dólares que se encuentra en la actualidad.

"Lo que no pueden demostrar los 'opinadores' (como llama a los analistas políticos) es por qué estamos creciendo si los precios han caído. Hay un contexto internacional muy adverso, pese a ese contexto advero la economía boliviana crece, y crece más que otros países y mejor que otros países que están enfrentando también los efectos de la crisis internacional", recalcó.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

13 Agosto 2015

Un informe define la crisis brasileña y pinta un escenario sombrío en las principales capitales del país. Afirma que los aprietos económicos de los consumidores, y el temor por lo que vendrá, resultaron en una caída de las ventas minoristas de 2,2% en el primer semestre de 2015 con relación al año pasado. Lo que era apenas en una “impresión” ahora es un dato medido por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE): la retracción de la demanda golpea incluso a los supermercados, que acusaron una pérdida de 1,2%. Los más afectados sin embargo son dos rubros claves a la hora de calcular el impacto sobre la producción y el empleo: los electrodomésticos y los autos.

De acuerdo con el IBGE, organismo estatal que equivale al Indec de Argentina, las ventas de autos y motos se derrumbaron 13% entre enero y junio de este año. Y se dejaron de vender artefactos para el hogar en un 13,6%. El instituto oficial explicó lo obvio sobre el significativo retroceso. Fue el resultado de una combinación perversa: “Una suba de la tasa de interés que dejó a los consumidores sin poder contraer crédito y el debilitamiento del mercado de trabajo”.

Pero el origen de ambos problemas remite directamente al severo ajuste puesto en marcha a comienzos de año, por un equipo económico que antes que dar alas al crecimiento vía consumo interno, privilegió el superávit fiscal necesario, según dijo, para pagar los intereses de la deuda pública.

El instituto informó, también, que “hubo una caída singular de la confianza de los consumidores: está en los niveles históricos más bajos e inhibe la compra de productos en cuotas”. No podría ser de otro modo cuando casi a diario hay noticias de despidos en grandes fábricas, sobre todo automotrices.

Desde luego, nada de esto pasa desapercibido para las agencias de calificación de riesgo de los países, que toman en cuenta, entre otros parámetros, la evolución del PBI. E interpretan la “calidad” del calificado para hacer frente a sus compromisos financieros. Hace una semana, Standard & Poor’s había resuelto colocar a Brasil en una perspectiva “negativa” pero sin afectar la nota. El martes fue el turno de Moodys, que sí decidió reducirla de “Baa2 a Baa3”, pero sin quitar al país el mote de “buen pagador” que preserva el llamado “grado de inversión” (aquel que aconseja invertir sin miedo).

Este miércoles la Moodys fue un poco más allá y tocó hacia abajo la calificación de 12 grandes bancos brasileños; entre ellos figura el Itaú; el Bradesco; el Banco de Brasil (público); la Caja Económica Federal; el Santander; el Safra, el Citibank y el Bradesco. Lo hizo “en línea” con el descenso de la nota del país. Según esta firma, el apriete fiscal y la política monetaria restrictiva harán que el PBI caiga en 2015 y permanezca estancado en 2016. “La baja capacidad de utilización (de la capacidad productiva); la débil confianza empresarial y las derivaciones del caso Petrobras, afectarán negativamente las perspectivas de inversión este año y el próximo” señaló. Reflejo de las expectativas poco alentadoras, Moody’s también decidió bajar la nota de cuatro grandes estados provinciales brasileños: San Pablo, Río de Janeiro, Minas Gerais y Paraná. Todo por los mismos motivos.

Para el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, autor del ajuste iniciado en los últimos meses, la decisión de la agencia de reducir la nota del crédito soberano del país indica que el gobierno deberá adoptar todas las medidas “para mantener la calidad de la deuda pública”. Según Levy, “la declaración explica exactamente los puntos que Moodys encontró relevantes. Es bastante detallada y transparente y creo que da una precisión de cuáles deben ser nuestras prioridades”.

Redacción: Leo.bo

Fuente: GDA

12 Agosto 2015

Cualquiera que camine por Hamlin Street, en el noroeste de Washington, Estados Unidos, puede confundir las construcciones de madera con patio que hay a su paso con una casa de muñecas. Pero hace unos meses, una de ellas se convirtió en la casa de la geógrafa Lee Pera, de 37 años.

A Pera le tomó tres años construir la casa, levantada sobre ruedas y con un total de 13 metros cuadrados, lo que equivale a la superficie de una camioneta.

Ella dice que en lugar de sentirse aprisionada, vive en un espacio que le proporciona más tiempo libre y una vida social más intensa. Antes, Pera habitaba en un apartamento y no tenía acceso a ningún jardín exterior.

"Me encanta volver a casa por la tarde y sentarme en el porche, y también adoro tener un armario más pequeño. ¿No es genial no tener que pensar que opción ponerme?", le dijo a BBC Brasil.

Rodeada de árboles y estacionada en el patio trasero de unos amigos, la residencia de Pera consta de un porche, sala de estar, cocina, baño y un "loft" con una cama de matrimonio.

La geógrafa pertenece a un grupo creciente de estadounidenses que, aunque tiene estudios y unas buenas perspectivas de empleo, han elegido vivir en pequeñas casas sobre ruedas.

Muchos quieren evitar pasar décadas en trabajos que no desean para tener salarios suficientes que les permitan pagar los préstamos de adquirir una vivienda.

Otros buscan un estilo de vida más simple y ecológico, libres del consumismo que caracteriza la vida en los suburbios estadounidenses.

Y otros, como Guillaume Dutilh y su pareja Jenna Spesard, quieren ser capaces de viajar sin salir de casa.

Acompañados por su perra Salies, han recorrido 31.000 kilómetros desde que comenzaron a viajar a través de América del Norte durante casi un año.

Ellos, que mantienen el blog "Tiny House, Giant Journey" (pequeña casa, viaje gigante), se encuentran ahora en Alaska.

Lo que tiene en común este movimiento, es que construyen casi todos sus hogares –o al menos, algunos) con sus propias manos, guiados por libros, blogs y foros de Internet.

La "tribu" de los "Tiny houses" (casas pequeñas) apareció en el documental Tiny, emitido en Netflix y en el "reality" ShowTiny House Nation, emitido en la televisión estadounidense.

Las casas tienen hasta 37 metros cuadrados. No hay datos sobre el número de estadounidenses que viven en este tipo de construcciones.

Fetiche y confusión

El autor de uno de los blogs más populares sobre microcasas (tinyrevolution.com), Andrew Odom, asegura que hoy en día existe una mezcla de "fetiche y confusión" en torno al tema en Estados Unidos.

Según él, muchos de los que se han mudado a casas pequeñas buscan soluciones rápidas a problemas específicos como la deuda e ignoran la esencia del movimiento, que "tiene que ver con una transición espiritual, mental y física".

"A menos que la persona dé los pasos internos necesarios para separar el deseo de la necesidad y se libere de la sociedad materialista, la mudanza no tendrá éxito", asegura a BBC Brasil.

Personas de varios lugares, incluyendo muchos estadounidenses pobres, viven en espacios reducidos desde siempre, pero Odom sostiene que muchos en el país sólo comenzaron a considerar la opción tras la crisis económica del 2008.

La crisis comenzó con el colapso del sector inmobiliario estadounidense. Las familias endeudadas contraían préstamos para invertir en las casas con la esperanza de sacar beneficios de la constante apreciación del mercado.

Cuando estalló la burbuja, los precios se desplomaron y muchos perdieron sus propiedades.

Para Odom, el episodio mostró que la estabilidad financiera de Estados Unidos es incompatible con el sistema actual de vivienda.

Asegura que, al ser más baratas, las microcasas podrían resolver parte del problema. Cuestan unos US$12.000, un 3,6% del precio que paga por un hogar el estadounidense promedio. Desde US$10.000 se puede pedir una pequeña casa prefabricada por Internet.

Para Odom, sin embargo, el mayor obstáculo para la expansión del movimiento son las restricciones legales. La mayoría de las ciudades estadounidenses prohíben que los residentes vivan en casas muy pequeñas. Una forma de eludir la regulación es construir sobre ruedas. En este caso, las casas móviles son consideradas como remolques y toleradas en ciertas áreas.

Pese a ello, en muchos lugares no permiten que la gente viva en estas unidades. Para Carey Carscallen, directora de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño de la Universidad Andrews, en Michigan, otra barrera para la propagación del movimiento es el número de residentes que puede albergar una microcasa.

En su opinión, puede albergar un residente o, a lo sumo, dos. A partir de ahí la convivencia sería muy difícil. Carscallen orientó a sus estudiantes en un proyecto en el que tuvieron que construir dos casas minúsculas.

Durante el experimento, dice que muchas personas les pidieron ideas para construir sus propios prototipos.

Las microcasas son ideales para los jóvenes profesionales "que acaban de salir de la universidad y no acumulan muchas pertenencias", opina.

Redacción: Leo.bo

Fuente: BBCMundo

11 Agosto 2015

Peter Diamond y Lars Hansen participarán de la Reunión Anual de la Asociación de Economía de América Latina y el Caribe que se realizará del 15 al 17 de octubre. Asistirán 500 economistas.

Los estadounidenses Peter Diamond y Lars Hansen, premios Nobel de Economía en 2010 y 2013, respectivamente, asistirán a un encuentro internacional de economistas previsto para octubre próximo en Bolivia, informo hoy una fuente oficial.

Lars y Diamond participarán en la vigésima Reunión Anual de la Asociación de Economía de América Latina y el Caribe (LACEA, por su sigla en inglés), anunció hoy el vicepresidente Álvaro García Linera, cuya oficina respalda la realización de este evento. La reunión, a la que se espera la asistencia de unos 500 economistas, se realizará del 15 al 17 de octubre próximo en la ciudad de Santa Cruz, según un comunicado de la Vicepresidencia.

García Linera indicó que el objetivo del encuentro será promover el conocimiento científico en el ámbito económico y contribuir a la investigación en Bolivia y la región. "Será un encuentro internacional de saberes, de profesionales y de la sociedad civil a nivel nacional que van a compartir sus expectativas, sus dificultades y sus investigaciones", afirmó.

En la reunión se abordarán temas relacionados con las políticas económicas de América Latina, las perspectivas de la economía mundial y los retos económicos de los países. La LACEA fue fundada en 1992 con el objetivo de facilitar el intercambio de ideas entre académicos, gobiernos, organismos multilaterales y empresas.

La reunión anual que se celebrará en Bolivia es coordinada por la Fundación Inesad, la Sociedad de Economistas de Bolivia, la Universidad Privada de Santa Cruz y el Centro de Investigaciones de la Vicepresidencia. También asistirán representantes de organismos como el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco de Pagos Internacionales, el Fondo Latinoamericano de Reservas y bancos centrales regionales, que presentarán algunas publicaciones.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

27 Julio 2015

Las bolsas chinas sufrieron hoy uno de los mayores desplomes de su historia, el mayor desde 2007, con caídas de un 8,48% en Shanghái y un 7,59% en Shenzhen, apenas dos semanas después de empezar a recuperarse de su peor mes, en el que llegaron a perder un tercio de su valor.

Aunque en los últimos días parecía que la situación tendía a estabilizarse y el martes pasado el índice general de Shanghái, el referencial de los parqués chinos, llegó a superar la línea psicológica de los 4.000 puntos, bajo la que se hundió durante esas tres semanas y media de caídas, el cierre de hoy resultó desolador.

Más de la mitad de los valores que cotizan en ambos mercados, es decir, más de 1.600 empresas listadas, alcanzaron hoy pérdidas de un 10 por ciento, que es la variación máxima diaria que permite la normativa bursátil china, y entre ellas estaban todas las corredoras de bolsa que cotizan en los parqués chinos. El motivo que parece haberlo provocado es el anuncio, esta mañana, por parte de la Oficina Nacional de Estadísticas, de que los beneficios de las principales firmas industriales chinas han caído un 0,3 por ciento interanual en junio, en fuerte contraste con el crecimiento de un 0,6 por ciento interanual que registraron en mayo.

De hecho, el viernes el índice flash de gestión de compras a la producción de China de la revista económica Caixin también aumentó su contracción en julio, hasta los 48,2 puntos, por debajo de los 49,4 de junio (cuanto más alejado está el indicador de 50 mayor es la contracción, mientras que por encima de 50 marcaría expansión).

De ahí que ya a primera hora Shanghái abriera el día un 2,1 por ciento a la baja, y Shenzhen otro 2,04 por ciento, caídas que se fueron extendiendo a media sesión más allá del 3 por ciento, hasta precipitarse en picado durante la última hora y media de la tarde, al aproximarse el cierre, tal y como solía pasar hace unas semanas.

En la Bolsa de Hong Kong, vinculada parcialmente desde noviembre, mediante un sistema de cuotas máximas de inversión diaria, a la Bolsa de Shanghái -aunque por lo general sólo se ha venido mostrando expuesta hasta cierto punto a los recientes vaivenes de las bolsas chinas-, el índice Hang Seng cayó hoy un 3,09 por ciento.

El desplome de hoy en Shanghái y Shenzhen parece deberse una vez más a esa enorme volatilidad tan habitual en el mercado chino, especialmente sensible a los rumores y al ánimo de sus 90 millones de inversores individuales, en su mayoría aficionados sin nociones financieras, que han volcado sus ahorros en la renta variable.

Dado que su actividad supone cuatro quintas partes del volumen de negocio diario de las bolsas chinas, la actitud de estos inversores fue clave en los siete meses de burbuja alcista que hubo desde 2014 y en su fuerte pinchazo de junio y julio, que sólo pudo ser frenado con una fuerte intervención de las autoridades en los mercados.

Con medidas como fuertes inyecciones de financiación para el crédito marginal (para que firmas y particulares, a través de sus corredoras, lo puedan invertir en bolsa) y la movilización de todo tipo de entidades bajo control estatal para estabilizar los parqués, con apoyo de algunas firmas privadas, la sangría se frenó el día 9. Sin embargo, la bajada sin freno de Shanghái y Shenzhen sólo se frenó ese 9 de julio tras un anuncio policial.

La Oficina de Delitos Bursátiles del Ministerio de Seguridad Pública (policía) y la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV) dijeron estar investigando a las entidades y personas que hicieron "venta corta maliciosa" en los últimos minutos del día, mientras Pekín orquestaba intentos de salvar los parqués. Aquella jornada Shanghái se hundió un 5,9 por ciento, y Shenzhen otro 2,95 por ciento, pero en la mañana siguiente, prácticamente al minuto de que el viceministro de seguridad pública anunciara esa investigación, ambas bolsas se dispararon, en el caso de Shanghái para firmar su mejor jornada desde 2009, con ganancias de un 5,76 por ciento.

De hecho la CRMV acaba de iniciar ahora su investigación sobre ocho empresas listadas en el país, de las que sospecha que vendieron sus acciones durante aquellos días críticos de una manera ilícita, aunque las pesquisas parecen sobre todo dirigidas a mantener estable la confianza de esos 90 millones de inversores individuales. Desde el día 9 las bolsas habían parecido recuperarse, y el referencial shanghainés llegó a remontar el pasado martes la línea psicológica de los 4.000 puntos, aunque Pekín había anunciado que no consideraría que los parqués se han estabilizado hasta que el indicador shanghainés vuelva a superar al menos los 4.500 puntos.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Activistas presentan un proyecto de decl…

Activistas presentan un proyecto de declaratoria del 21 de febrero como el Día del Ciudadano

Representantes de plataformas ciudadanas y activistas presentaron a la presidenta Jeanine Áñez un proyecto de...

El clásico paceño en viernes de carnaval…

El clásico paceño en viernes de carnaval abre la octava fecha del Apertura

La octava fecha del campeonato Apertura de la División Profesional arranca con el tradicional clásico...

Guaidó convoca movilización al Parlament…

Guaidó convoca movilización al Parlamento de Venezuela el 10 de marzo

El líder opositor, Juan Guaidó, convocó hoy a sindicatos y gremios del país a marchar...