Santa Cruz de la Sierra
19 Agosto 2019

Muchos de los admiradores de Shakira se han quedado con el ojo cuadrado después de ver un video publicado en Instagram, en donde al moverse, se puede ver que sus glúteos ya no tienen la tonificación y firmeza de antes.

El video, que data de los días en los que la cantante presentaba su gira El Dorado Tour, muestra cómo al término de su canción “Rabiosa” Shakira hace unos movimientos con su cadera, que ponen en evidencia la nula tonicidad de sus glúteos.

Afortunadamente, Shakira en sus redes sociales ha mostrado cómo ha seguido ejercitándose, por lo que es casi seguro que esta fase de flacidez haya sido superada.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

11 Septiembre 2015

La fecha de nacimiento sólo sirve a los efectos de la cronología. Pero dos personas que nacieron en el mismo año, incluso en el mismo día, no envejecen de la igual manera. La edad biológica va por un carril diferente y ahora científicos de varios países desarrollaron un método que permite determinarla y así conocer el ritmo de envejecimiento de un individuo (y su probabilidad de morir), el riesgo de desarrollar enfermedades (sobre todo neurodegenerativas) y hasta establecer la “juventud” un órgano para ser donado.

Para la prueba sólo se requiere una muestra de sangre. Fue diseñada por investigadores ingleses, suecos y estadounidenses del King's College de Londres, que afirmaron que la edad biológica es un dato más útil que la fecha de nacimiento de una persona.

El estudio, publicado esta semana en la revista científica Genome Biology, compara el comportamiento de 150 genes claves. “Hay una marca de envejecimiento saludable que es común a todos nuestros tejidos y parece ser un pronóstico para toda una gama de cosas, incluida la longevidad y el deterioro cognitivo”, explicó en diálogo con la BBC el profesor Jamie Timmons. “Parece que a partir de los 40 se puede usar esto como una guía para establecer qué tan bien está envejeciendo una persona”, añadió.

Los investigadores probaron el test en Suecia en un grupo de hombres que al de 70 años, cuya salud fue monitoreada durante dos décadas, Los resultados de la prueba les permitieron a los expertos distinguir a aquellos que estaban envejeciendo dentro de los parámetros normales de quienes lo estaban haciendo demasiado rápido y tenían más chances de morir en el corto plazo.

"Prácticamente se podía identificar a las personas que casi no tenían posibilidades de morir y a las que tenían casi un 45% de probabilidades de fallecer", apuntó Timmons.

Según los expertos, salud y edad son cosas que no estarían directamente relacionadas. El llevar una vida sedentaria, ejemplificaron, puede tener impacto en la salud, pero no necesariamente en el envejecimiento del organismo. La clave para tener un diagnóstico más preciso sobre la salud de una persona residiría en la combinación entre estilo de vida y edad biológica.

Timmons consideró que el examen puede ser muy valioso para predecir el riesgo de sufrir Mal de Alzheimer u otras formas de demencia y su momento de inicio. “Lo que ahora realmente necesitamos son herramientas para identificar a quienes tienen más riesgo de aquí a 10, 20 años, y creo que ahí es donde esta investigación tendrá realmente un impacto”.

El estudio no arroja pistas acerca de qué se puede hacer para disminuir el proceso de envejecimiento, pero creen que podrá ayudar a tomar decisiones médicas sobre todo en la detección de enfermedades como el cáncer: quienes envejezcan más rápido deberían someterse a controles desde más temprana edad.

En el Reino Unido, según publica la BBC, se está desarrollando una prueba piloto que utilizará el test en el ámbito de la donación de órganos. El objetivo es determinar si personas con una edad cronológica elevada pero “jóvenes” a nivel biológico pueden convertirse en donantes en forma segura.

El grupo de expertos del King's College admitió también que conocer la edad biológica puede tener implicaciones en las pensiones y los seguros que contratan las personas en caso de enfermedad.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

30 Octubre 2014

Hace algunas semanas, Florencia Peña declaró ante la revista Caras que “el sexo es mejor ahora que a los 20”. A punto de cumplir los 40 años, la actriz aseguró que “la creatividad es la mejor aliada para el erotismo”. Algo similar siente la conductora Viviana Canosa. En una entrevista para la revista Gente, confesó: "Siempre fui una mujer súper sexual. Jamás lo disfruté tanto como en esta etapa de mi vida: con una libertad única, inédita y absoluta", relató a sus 43 años. ¿Qué le pasa a estas famosas?

¿Hay una edad para el placer?

“El disfrutar del sexo no tiene edad”, nos dice el doctor Walter Ghedin, psicólogo y psiquiatra.  “Si las etapas juveniles poseen la energía corporal y el deseo siempre encendido, los adultos maduros cuentan con más experiencia y recursos amatorios para obtener beneficios”, completa.

Por su parte, la licenciada Diana Resnicoff, psicóloga clínica y sexóloga, opina que el sexo siempre es interesante. “A los 20 o a los 40, con la pareja de años o con el amante de una noche, hay buenas razones para que la libido haga estallar cualquier termómetro sexual, ya sea en la cama, en la cocina, en un auto incómodo o a oscuras”, enumera.

Sin embargo, el disfrute no es el mismo en la etapa experimental de la juventud que en la época donde se alcanza cierta madurez. Analicemos las características de los distintos momentos:

Los 20: pasión y pudores

“Las etapas juveniles poseen la energía corporal y el deseo siempre encendido. Sin embargo, la ansiedad puede ser un factor que entorpezca la vida erótica de los que recién comienzan, ya sea por el imperativo de ‘tener que cumplir’, por pudor o por desconocimiento de las posibilidades corporales y sensoriales”, explica Ghedin.

Los 30, entre quejas y ansiedades

Esta franja etaria se ve perjudicada por la ansiedad, sobre todo en aquellos que quieren consolidar un proyecto de pareja. “Las mujeres se quejan de la falta de compromiso de los hombres, mientras que ellos se quejan de las demandas femeninas”, grafica Ghedin.

“Los vínculos tardan en consolidarse y  los que lo han logrado están aprendiendo, a fuerza de chocarse contra la misma pared, a darse cuenta de lo difícil que es sostener el amor y el sexo sin acciones que lo renueven. En esta etapa, y sobre todo en la vida de pareja, se necesitan acciones para no sucumbir ante las responsabilidades de la vida adulta y mantener el sexo activo”, agrega el especialista. 

Los 40: el pico sexual femenino

Ricardo Arjona tenía razón. Las “señoras de las cuatro décadas” cuentan con más recursos amatorios para obtener beneficios. “Después de los 40 es posible vivir el sexo con mayor plenitud, valiéndose de la experiencia. En esta etapa las mujeres están más duchas en pedir los que los gusta y guían a los hombres para obtener mayor placer”, detalla Ghedin.

La licenciada Resnicoff coincide en que el sexo es mejor a partir de los 40, al menos para las mujeres. Lo define como el “pico sexual” femenino, su momento de mayor plenitud. En los hombres pasa todo lo contrario: “a los 40 comienzan a extrañar esas erecciones que alcanzaban con facilidad a los 20”, diferencia.

¿Por qué los 40? La experta nos da varios motivos:

-  Con logros y frustraciones de vivencias pasadas, las mujeres ya tienen una cantidad de situaciones resueltas, reconocen mejor sus orgasmos y aumentan su autoestima.

-  Muchas ya tienen hijos o están separadas y se proponen tener una pareja donde el “tema hijos” no intervenga.

-  Ellas dicen lo que no les gusta y se animan a pedir lo que quieren. Defienden sus derechos y no se dejan vapulear por los machistas.

-  Por lo general, se sienten seguras y con la autoestima elevada. Ya no se trata de satisfacer al otro, sino de pensar cómo quieren ser satisfechas.

-  Les importa la intimidad. Tienen ganas de tener un contexto y de tener tiempo para compartir. Les preocupan los ricos olores, ir a un hotel alojamiento, sentir confianza con la persona que están, comunicarse y que el otro las sorprenda.

-  No existe la misma frecuencia que a los 20, pero se logra mejor calidad. La mujer solo dice sí cuando realmente tiene ganas y se vuelve divertido masajearse, bañarse, besarse en cada una de las partes del cuerpo y no limitarse a lo genital. No se trata solo de alcanzar un orgasmo, sino del placer que lleva a desear un nuevo encuentro.

Después de los 50: entre el Viagra y las nuevas sensaciones

En este momento aparece la creencia de que la vida sexual entra en declive, pero es un mito. “Si el adulto maduro no tiene enfermedades físicas que alteren la fisiología sexual (enfermedades vasculares, endócrinas, diabetes, fármacos, etc.) puede continuar disfrutando del sexo sin los apremios de la vida juvenil”, explica Ghedin.

El hombre, a esta altura de la vida, ya no tiene las frecuentes e instantáneas erecciones de sus años juveniles y necesita recibir estimulación por parte de su compañera para poder disfrutar. “Esto hace que el encuentro sexual sea mucho más prolongado. La pareja dedica más tiempo a disfrutar de mutuas caricias, mientras van descubriendo nuevas y muy estimulantes sensaciones eróticas. Cada vez sienten mayor fascinación por el placer, saben que el orgasmo vendrá y, si no, de todas formas logran disfrutar del encuentro”, describe Resnicoff.

En síntesis… ¿Juventud o experiencia?

A esta altura, cabe preguntarnos: ¿el sexo es mejor cuando tenemos plena energía o cuando contamos con más recursos amatorios, adquiridos a través de los años y los cambios de parejas? “Creo que es tan necesaria la vitalidad como la experiencia. Ambas nos permitirán tener encuentros sexuales sumamente placenteros”, concluye Resnicoff.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Clarin.com

27 Octubre 2014

“Es un fruto, como de almendras, que venden molido y tiénenlo en tanto que se trata por moneda en toda la tierra y con ella se compran todas las cosas necesarias”. Así presentaba Hernán Cortés el cacao a Carlos I, a su regreso del entonces “Nuevo mundo” recién descubierto por Colón. El nombre científico de esa venerada bebida originariamente de sabor amargo es Theobroma cacao, que literalmente significa alimento de los dioses. Las leyendas mayas y aztecas cuentan que fue un regalo divino a los “mortales”.

Un delicioso regalo que desde entonces ha gozado de buena fama y a partir de ahora la tendrá mejor aun. Las propiedades neuroprotectoras que se le han atribuido acaban de ser confirmadas por un estudio publicado en la prestigiosa revista “Nature Neuroscience”.

Uno de sus componentes, la epicatequina, un flavonol con acción antioxidante, ha demostrado su eficacia para revertir las pérdidas de memoria normales asociadas a la edad. Esas que a partir de los cincuenta hacen más difícil localizar el coche en el aparcamiento del supermercado o que haya que poner más empeño en aprender cosas nuevas o recordar nombres.

Movidos por esa fama de protector del cerebro que rodea al cacao, los investigadores probaron una dieta rica en epicatequina (900 miligramos al día) durante tres meses en 37 voluntarios sanos con edades comprendidas entre 50 y 69 años. El ensayo, doble ciego, mostró una mejoría notable en la cognición equivalente a un rejuvenecimiento de 30 años, aseguran los investigadores de la Universidad de Columbia. “Los participantes que tenían una memoria típica de una persona de 60 años al inicio del ensayo, después de tres meses de consumo de una bebida rica en flavonoides del cacao mostraban una mejoría en su memoria que los equiparaba a las personas de 30 o 40 años”, explica Scott A.Small, director del Centro para Estudio de la Enfermedad de Alzheimer, que lidera el trabajo.

Las pruebas

Tal afirmación se basa en los resultados obtenidos con dos pruebas complementarias. Por un lado, un test que los investigadores han adaptado para medir específicamente la actividad de un región concreta del hipocampo (el guardián de la memoria) que previamente se había visto que se deterioraba con la edad en paralelo a la dificultad para recordar: el giro dentado.

Con su investigación han conseguido la primera evidencia directa de que el declive de la memoria asociado a la edad se debe a cambios en esta región especifica del cerebro (el giro dentado del hipocampo) y, lo que es más interesante, que este deterioro puede revertirse con una intervención dietética.

Estudios previos con ratones, en agosto del año pasado, les pusieron sobre la pista. En esa ocasión la investigación en la que participaba Scott la dirigía el premio Nobel Eric Kandel, galardonado en el año 2000 precisamente por sus estudios sobre la memoria. Entonces encontraron una molécula implicada en la pérdida de memoria asociada a la edad, que además permitía confirmar de manera “irrefutable” que esos despistes frecuentes con el paso de los años no están relacionados con la enfermedad de Alzheimer, aseguraba Erik Kandel.

Mientras que la pérdida de memoria asociada a la edad se asocia al giro dentado del hipocampo, las primeras anomalías que tienen lugar en la enfermedad del Alzheimer ocurren inicialmente fuera de esta región, en la corteza entorrinal.

Muy esperanzador fue entonces que lograron revertir esa pérdida de memoria no patológica en los roedores aumentando los niveles de esa proteína deficitaria, denominada RbAp48, que se localiza precisamente en el giro dentado. “El hecho de que hayamos sido capaces de revertir la pérdida de memoria asociada a la edad en ratones es muy alentador”, destacaba el año pasado el Nobel Kandel.

Incrementar los niveles de esa proteína en nuestro cerebro es algo más complicado. Por eso Small pensó en los flavonoides del cacao, que previamente había demostrado beneficios para el cerebro. Y funcionó. Los voluntarios que habían recibido una dosis alta de flavonoides mejoraban espectacularmente en una prueba de memoria que consistía en encontrar diferencias sutiles en el menor tiempo posible entre dos imágenes muy parecidas. Precisamente la agudeza que se pierde con la edad, que reside en el giro dentado del hipocampo, y nos hace despistarnos en el aparcamiento.

Las puntuaciones del test encontraban un apoyo adicional en los cambios observados por un método específico de resonancia magnética, que mostraba un funcionamiento notablemente mejor del giro dentado de los participantes que habían recibido la bebida a base de flavonoides.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Abc.es

16 Octubre 2014

Anna Stoehr, una mujer de 114 años de edad, fingió tener 99 años para poder registrarse en Facebook.

Según informó CNN en Español, Stoehr ha sido fan toda la vida de aprender cosas nuevas, y con la ayuda de un amigo, pudo registrarse en esta red social.

La mujer residente de Minnesota, tuvo que mentir en el año de su nacimiento, ya que la fecha más antigua que permite Facebook es 1905.

Stoehr, vive en una comunidad de jubilados y nació antes de que su familia tuviera teléfono, automóvil, e incluso electricidad.

Hoy ha hecho nuevas amistades a través de esta red social, por la cual conoció a un vendedor de teléfonos móviles de Verizon.

Se trata de Joseph Ramireza, quien estaba vendiendo un iPhone al hijo de Stoehr de 85 años, y quien empezó a hablarle de su madre y pidió conocerla.

"Se ha convertido en una especie de alma gemela", señaló Ramireza a la cadena KARE-TV en Minneapolis-St. Paul.

Su nuevo amigo le ayudó a comunicarse por FaceTime en un iPad, al igual que enseñó al hijo de Stoehr a usar el correo electrónico y buscar en Google.

Así mismo, Ramireza la ayudó a escribir una carta dirigida a Mark Zuckerberg, en una máquina de escribir referente a la disponibilidad para la verdadera fecha de su nacimiento.

"Todavía estoy aquí", expresó en la carta.

Sin embargo, la red social ha realizado reconocimientos a sus usuarios más longevos. En 2012, la señora Florence Detlor de 101 años, recibió un recorrido por la sede de Facebook y una reunión con Zuckerberg, y la directora de operaciones Sheryl Sandberg.

Stoehr ahora cuenta con 31 amigos en el sitio y ha activado la aplicación para móviles.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Cnnenespanol

21 Agosto 2014

¿Qué pasa cuando alguien te pregunta cuántos años tienes? ¿No revelas tu edad, o cambias la cifra para sentirte más joven? No te preocupes, no estás sola. De hecho, una investigación de Edelman Berland reveló que solo el 10% de las mujeres se siente orgullosa de su edad, y que un 73% reconoce sentirse preocupada, ya sea por su apariencia o porque está envejeciendo.

Pero ¿por qué no decimos cuántos años tenemos?

La Brand Manager de Unilever, Jennifer Muller, explica que “las mujeres creen que la revelación de su edad puede influir en cómo la gente percibe su belleza”.

Claro, en un mundo donde para muchas personas la juventud es sinónimo de belleza, muchas mujeres sienten que para ser bellas es necesario verse jóvenes.

¿Cómo podemos revertir esta situación?

La relación madre-hija es fundamental para crear en las nuevas generaciones una base de mayor confianza y autoestima.

Si las madres no son capaces de reconocer su belleza en cada etapa de su vida, difícilmente lo harán sus hijas.

A partir de esta problemática, Dove lanzó una campaña llamada #LaBellezaEs, donde anima a las mujeres a contar su edad, sin tapujos ni vergüenza.

Redacción: Leo.bo

Fuente: La Tercera

 

 

Últimas Noticias

Prev Next

Reelección: Corte IDH abre fase de obser…

Reelección: Corte IDH abre fase de observaciones para dictar opinión

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) abrió una fase para recibir observaciones y opiniones...

INE prevé que Censo de Población y Vivie…

INE prevé que Censo de Población y Vivienda 2022 costará $us 57 millones

El director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Yuri Miranda, informó el martes que una...

Informe revela que la Policía debía resg…

Informe revela que la Policía debía resguardar a grupos afines al MAS en el conflicto poselectoral

Heybert Antelo Alarcón, al jefe departamental de la Policía, José Antonio Barrenechea, revela que los...