Santa Cruz de la Sierra
16 Abril 2019

 “He sufrido muchas torturas”, “todo es montado”, “la justicia boliviana es degenerada”. Así el húngaro Előd Tóásó recordó en entrevista con ERBOL lo que tuvo que pasar desde hace 10 años en el denominado caso Rózsa.

A lo largo de este tiempo, el europeo estuvo encerrado en la cárcel más de cinco años, y ahora de vuelta en su país sigue en su búsqueda de justicia, con procesos ante organismos internacionales que resguardan los derechos humanos.

Tóásó fue parte del grupo de Eduardo Rózsa, acusado de terrorismo por el Gobierno boliviano, y estuvo en el Hotel Las Américas la madrugada del 16 de abril de 2009, hace 10 años, cuando un grupo policial irrumpió en el lugar y acabó con la vida de tres personas. El húngaro sobrevivió junto a Mario Tadic.

El asalto al hotel y las torturas

Tóásó relató que la madrugada del 16 de abril de 2009 estaba durmiendo en el Hotel Las Américas, pero fue despertado por los disparos. Los agentes entraban en las habitaciones una por una.

Se puso delante de la puerta cuando se produjo la balacera en su habitación. Dijo que se salvó por suerte y gracias a Dios, porque se descargó una ráfaga de balas y él estuvo en el único lugar donde llegaron proyectiles.

Desde ese momento, según contó, empezaron los abusos. Entraron agentes cubiertos de rostro, la maniataron y le pusieron una polera celeste para tapar su cabeza, mientras lo golpeaban.

Contó que cuando lo sacaron del hotel fue llevado a una camioneta, donde estaba una persona que después identificó como Carlos Núñez del Prado.

Núñez del Prado después se hizo conocido por el video en que se le observa entregado dinero a Ignacio Villa Vargas “El Viejo”, que entonces era el testigo clave del gobierno, para que se vaya a Argentina.

Tóásó relató en la camioneta Núñez del Prado preparó un arma. El húngaro le preguntó en inglés si lo iba a matar, pero el funcionario reaccionó con risas y poniéndole el arma en su cabeza.

Según Tóásó, Núñez del Prado le golpeaba en su oreja con el arma y, entre insultos, le decía “ahora hacete pis, gringo”. No pudo entender más, porque entonces no hablaba español.

Denunció que posteriormente varias personas se sentaron encima suyo y que, además, sufría tanto golpes que sólo atinaba a ocultar la cabeza entre sus piernas.  

Cuando salió el video de “El Viejo” recién Tóásó reconoció a Núñez del Prado como la persona que estuvo con él en la camioneta. Se sorprendió al saber que trabajaba para la Defensoría del Pueblo. Núñez del Prado falleció en 2014, y recibió honores como miembro del Ejército de Liberación Nacional.

“Todo es montado”

Tóásó aseguró que estaba en Bolivia para realizar una película con Rózsa, y que no tuvo ningún interés político. Es más, dijo que junto a Arpad Magyarosi, que era su amigo que falleció en el Hotel, estaban ocupados en fiestas y no les interesaba con quién se reunía Eduardo Rózsa.

Sostuvo que existen evidencias de que el Gobierno montó el caso, pero también la oposición también montó pruebas. Aseveró que hubo manejos malintencionados de ambos lados.

“Es un caso montaje, en que todo es montado, por ejemplo las pruebas del Gobierno, pero también algunas pruebas de opositores también”, manifestó.

Resaltó el video que se filtró del operativo en el cual supuestamente se observa que se plantaban armas en su mochila. También señaló que en esa filmación se observa a una persona detenida con camisa a cuadros, que no era él que estaba en el piso, ni Mario Tadic que estaba desnudo.

Señaló que la versión del Gobierno de que hubo un enfrentamiento de media hora no es cierta. Mencionó que ni en películas ocurre tal cosa. Agregó que de acuerdo al informe de balística se comprueba que en su habitación se disparó 13 veces e afuera hacia adentro y ninguna en sentido contrario.

Aseveró que hay elementos que desvirtúan la versión del Gobierno, pero, por otro lado, también negó que sean ciertas esas versiones en sentido de que el Gobierno habría traído a Eduardo Rózsa.

Dijo que Rózsa era boliviano que visitaba siempre el país, y no necesitaba que alguien lo traiga a Bolivia.

Dwyer estaba vivo

Tóásó reiteró que, luego el operativo, vio vivo a Michael Dwyer en un aeropuerto de Santa Cruz -que no sabe cuál era- antes de que los llevaron a La Paz. Aseveró que el irlandés estaba en boxer.

Contó que después del viaje y llegar a La Paz entró en shock al enterarse que Dwyer había muerto. Señaló que no sabe en qué momento se ejecutó al irlandés.

Para él, los miembros de la UTARC (Unidad que hizo el operativo) no son policías sino asesinos.  

El testimonio de Tóásó es uno de las pruebas que utiliza la familia de Dwyer para procesar al Estado boliviano por ejecución extrajudicial. Caroline Dwyer, madre del fallecido, sostiene que a su hijo lo mataron con un balazo de frente en el pecho, pero después lo remataron por la espalda.

La justicia “degenerada”

Tóásó sostuvo que la justicia boliviana está “degenerada”, porque no está formada de funcionarios públicos, sino de “funcionarios gubernamentales”. Aseveró que hubo manipulación del caso.

Primero mencionó que el caso haya sido investigado por una comisión de parlamentarios, cuando era un caso penal. Lamentó que en el juicio se basen las versiones en ese informe “político” y haya habido pesquisas independientes.

Criticó que no le tomaron en cuenta sus pruebas. Señaló que, por ejemplo, logró por vía diplomática que un productor desde EEUU confirme que estaba trabajando en una película con Rózsa, pero no lo tomaron en serio. Asimismo, indicó que el testimonio de Marcelo Soza, tras salir de Bolivia, fue trabado en instancias del Gobierno.

Se quejó que en el proceso los gobernantes sacaron dos leyes para justificar la detención preventiva extendida y así mantenerlos en prisión. Dijo que con ese tipo de acciones se manipulaba la justicia.

Denunció que el equipo del Capitán Walter Andrade, que actuó en el caso Rózsa, era un grupo policial que usaba el Gobierno con la finalidad de violar los derechos humanos de quienes piensan diferente. Dijo que los mismo, por ejemplo, estuvieron en el caso Porvenir.

Aclaró que conoce del caso Porvenir, porque los implicados estaban en la cárcel con él y le enseñaron a hablar español.

Respecto a Soza, destacó que ahora desde el exilio dé su versión de los sucesos, pero recordó que cuando era fiscal se enojó con él por decir su verdad. Agregó que entonces el fiscal Soza pasó de tener trajes normales a vestir Armani, y que también los jueces del caso mejoraron su “calidad de vida”.

Tóásó dijo que si bien ahora retomó su vida en Hungría, no olvida su situación legal y sigue adelante con denuncias por la violación de sus derechos. El caso está en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde la demanda fue admitida.

Aseveró que con una resolución contra el Estado boliviano, éste deberá cambiar sus políticas y pagar resarcimiento. El húngaro manifestó que con ese precedente todo aquel hayan sufrido esas arbitrariedades          

Tóásó, tras cinco años y 10 meses de cárcel, se acogió a procedimiento abreviado junto a Tadic para conseguir su libertad en 2015. Desde entonces está en su país.     

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

 

 

27 Abril 2015

El húngaro Elód Tóásó volvió a pisar suelo húngaro hoy. A su llegada, negó haber viajado a Bolivia con fines terroristas, cargo por el cual estuvo detenido casi seis años de manera preventiva en la cárcel de San Pedro de La Paz, según una nota publicada en el portal index.hu.   

Él y Mario Tadic son los únicos sobrevivientes del asalto al hotel Las Américas del 16 de abril de 2009. Esa madrugada, la Policía desbarató el supuesto grupo terrorista liderado por Eduardo Rózsa, dejando tres muertos.    

Ambos se declararon culpables y se sometieron a juicio abreviado donde les dieron una pena de cinco años y 10 meses de reclusión, la cual ya cumplieron.

El fin de semana se supo que Tóásó y Tadic salieron de Bolivia y estaban en Chile. Desde ese país, el húngaro se embarcó en un viaje hacia Europa para arribar hoy al aeropuerto Liszt Ferenc de Budapest, capital de Hungría.

Su llegada fue esperada por los medios húngaros a quienes brindó una conferencia de prensa.

En la oportunidad, además de negar haber intentado terrorismo, Tóásó señaló que lo invitaron a viajar a Bolivia para trabajar en páginas web y aceptó impulsado por un deseo de aventura.

No obstante, indicó que aún hay preguntas por responder y que espera que algún día salga la verdad.

Redacción Leo.bo

Fuente: Erbol

27 Abril 2015

El ciudadano húngaro Elöd Tóásó, uno de los dos europeos que cumplieron cinco años y diez meses de cárcel en Bolivia por alzamiento armado, aseguró hoy que se marchó del país andino sin anunciarlo previamente a las autoridades para evitar problemas y porque no era seguro para él quedarse allí.

"En Bolivia todo puede suceder", aseguró en rueda de prensa en Budapest, adonde llegó hoy procedente de Chile, junto al croata-boliviano Mario Tadic, el otro condenado.

"No habría sido seguro permanecer en Bolivia por mucho tiempo", aseguró Tóásó.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

27 Abril 2015

El abogado cruceño indicó que poco a poco se va cayendo el “montaje” del caso Rosza.

"Cuando ya se sientan seguros en sus países, Mario Tadic y Elöd Tóásó revelarán la verdad y dirán que tuvieron que auto inculparse", adelantó el abogado cruceño Gary Prado Arauz, en entrevista para Cadena A en el programa "Levántate Bolivia".

Prado actuó como jurista defendiendo a su padre dentro del llamado caso Terrorismo. El general Gary Prado Salmón fue acusado de proporcionar información militar al grupo dirigido por Eduardo Rózsa Flores. De manera enfática Prado Arauz se declaró convencido de que el Caso Terrorismo es una "falacia" e indicó que poco a poco las acusaciones se van desmoronando.

"Toda esta fábula se desmorona cada día que pasa. Toda esta teoría que construyó el gobierno para justificar esta persecución es imposible de probar", aseguró el abogado cruceño, hijo del militar que capturó al Ché Guevara en 1967. Prado recordó que todas las revelaciones que destapan las mentiras del Caso Terrorismo salieron del mismo gobierno.

Al respecto aludió a las últimas declaraciones del coronel Germán Rómulo Cardona al diario El Deber. Explicó que este uniformado que salió a España no es ni fue su aliado, sino que es un funcionario que dijo su verdad. "Las revelaciones de audios de Soza, las fotografías, el video soborno, todo se va desmoronando desde la misma Fiscalia y la Policia se filtran los datos que muestran este gran montaje realizado para incriminar a los ciudadanos cruceños", apuntó.

Prado está convencido de que la ciudadanía se dará cuenta del montaje. Este pasado viernes, Mario Tadic y Elöd Tóásó salieron de Bolivia hacia Chile. Asi reportaron varios sitios web de Hungría, que informan que el húngaro y el croata boliviano fueron evacuados de Bolivia con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior.

Según los medios digitales Mno, Blikk e Index de Hungría, Tóásó sentía que su vida peligraba en Bolivia y pidió ayuda al país europeo. En las fotos que publican las diferentes páginas web puede verse a ambos posando en la frontera entre Chile y Bolivia.

Tóásó y Tadic fueron los dos únicos supervivientes del asalto por parte de fuerzas policiales al hotel Las Américas en la madrugada del 16 de abril de 2009. En el operativo fallecieron por disparos de bala tres individuos, entre ellos Eduardo Rózsa, que la Policía identificó como mercenarios.

Redacción Leo.bo

Fuente: ANF

27 Abril 2015

El ciudadano húngaro Elöd Tóásó, uno de los dos europeos que cumplieron cinco años y diez meses de cárcel en Bolivia por alzamiento armado, aseguró hoy que se marchó del país andino sin anunciarlo previamente a las autoridades para evitar problemas y porque no era seguro para él quedarse allí.

"En Bolivia todo puede suceder", aseguró en rueda de prensa en Budapest, adonde llegó hoy procedente de Chile, junto al croata-boliviano Mario Tadic, el otro condenado.

"No habría sido seguro permanecer en Bolivia por mucho tiempo", aseguró Tóásó.

Tóásó entró en Chile el pasado viernes a través del paso fronterizo de Chungará, usando un pasaporte temporal facilitado por el Gobierno de Hungría, ya que las autoridades bolivianas no le habían devuelto el suyo pese a haber sido puesto en libertad el pasado marzo tras cumplir su condena.

Con todo, el húngaro insistió en que no fue evacuado y dijo que se marchó de Bolivia de forma legal como hombre libre, y mostró el sello en su pasaporte que certifica que salió por un cruce fronterizo.

Tóásó y Tadic fueron condenados el pasado febrero a cinco años y diez meses de prisión por alzamiento armado, acusados de haber participado en el año 2009 en un complot para lograr la secesión de la rica región oriental de Santa Cruz.

Los condenados estaban en prisión ya desde abril del 2009, por lo que prácticamente su pena ya estaba cumplida en el momento de emitirse el veredicto.

Tóásó, que durante el proceso judicial admitió su culpabilidad tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía boliviana, aseguró hoy que nunca participó en actos de terrorismo.

Tóásó, de 35 años, y Tadic, de 61, fueron detenidos el 16 de abril de 2009 durante un operativo policial contra un grupo armado en el que murieron el croata-húngaro-boliviano Eduardo Rozsa, el rumano Árpád Magyarosi y el irlandés Dwayer Michael Martin.

En un principio fueron acusados de planear el asesinato del presidente de Bolivia, Evo Morales, pero finalmente el juicio se centró en las acusaciones de alzamiento armado y de terrorismo.

El Gobierno boliviano sostiene que ese grupo armado preparaba un plan secesionista financiado por líderes opositores de la próspera región de Santa Cruz, el principal bastión de la oposición en el país andino.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

26 Abril 2015

El húngaro Elöd Tóásó y el croata-boliviano Mario Tadic fueron “evacuados” el viernes  de Bolivia, informa el sitio digital index.hu.

El medio de comunicación húngaro acompaña la nota informativa con una fotografía donde se ve a los dos únicos sobrevivientes de la intervención al Hotel Las Américas (2009) posando en la frontera con Chile.

“Tóásó no se sentía seguro de su vida en Bolivia y pidió ayuda a Hungría”, indica. Asimismo comunica que ambos salieron de Bolivia con la asistencia técnica de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior de Hungría.

El abogado de los sobrevivientes, Gerardo Prado, en declaraciones a ERBOL, dijo que es cauto y no te gusta meterse en la vida de las personas, sin embargo, recordó que sus clientes ya eran libres, por tanto estaban en su derecho de tomar una decisión de irse o quedarse.

“Era lógico que se iban a ir, ellos eran hombres libres y podían transitar”, sostuvo Prado. “Yo la verdad, lo que les he manifestado desde que salieron (de la cárcel) es que tenían que volver donde sus familias, (después) del ingrato momento que vivieron (en Bolivia), ahora será la decisión de ellos si hablan o no hablan (desde su país la verdad sobre el caso Rózsa)”, agregó.

Tóásó y Tadic recobraron su libertad después de que se sometieron a un juicio abreviado y se declararon culpables de haber participado directamente en el grupo de Eduardo Rózsa Flores.

Los sobrevivientes del asalto policial en el Hotel Las Américas estuvieron detenidos durante cinco años y diez meses.

El 16 de abril de 2009, Tadic y Tóásó sobrevivieron a la acción policial que terminó con las vidas de Eduardo Rózsa Flores, el rumano Árpad Magyarosi y el irlandés Michael Dwyer.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Erbol

Últimas Noticias

Prev Next

Cierran inscripciones ‘Millonario’ y per…

Cierran inscripciones ‘Millonario’ y periodistas aparecen en listas del MAS

Aunque organizaciones sociales del Norte Potosí, afines al MAS, se reunieron de emergencia el miércoles...

Elecciones Una exguerrillera y una ecolo…

Elecciones Una exguerrillera y una ecologista en lista de CC

La alianza de oposición por Comunidad Ciudadana (CC) eligió a Loyola de Guzmán, activista de...

Apoyo Paraguay quiere dentro del Mercosu…

Apoyo Paraguay quiere dentro del Mercosur a Bolivia

El presidente Evo Morales agradeció el viernes a su homólogo de Paraguay, Mario Abdo Benítez...