Santa Cruz de la Sierra
08 Abril 2019

Bolivia dio un paso "histórico" esta semana para lograr su ansiada salida al mar…pero por el Atlántico.

La nación suramericana, que perdió su acceso al Pacífico tras una guerra con Chile en 1879, explora desde hace meses nuevas alternativas para no utilizar los puertos cedidos por Santiago y evadir el encierro continental.

Desde octubre pasado, cuando un fallo adverso de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya concluyó que Chile no está obligado a negociar un acceso al océano Pacífico para Bolivia, el gobierno de Evo Morales se propuso encontrar variantes para el transporte de su comercio exterior.

Entre las ideas, se barajó utilizar más el puerto peruano de Ilo (cedido por Lima por 99 años, al igual que Bolivia Mar) o desarrollar la infraestructura para poder sacar la mercancía por la hidrovía Paraguay-Paraná, un canal que busca utilizar el río Paraná y otros cauces en su largo camino hasta el Atlántico.

De hecho, el gobierno se propuso iniciar en 2020 lo que denomina la "década del Atlántico", en la que busca potenciar su comercio a través de ese océano.

Y esta última alternativa ya parece dar sus primeros frutos.

El pasado miércoles, un primer buque de carga de gran calado llegó a Puerto Jennefer, en los extremos de la oriental provincia de Santa Cruz de la Sierra.

El barco María José, con una capacidad de carga de 84 contenedores y perteneciente a la empresa naviera Líneas Panchita, de Paraguay, lanzó sus anclas en ese puerto privado desde donde espera llenar sus bodegas con cemento y madera boliviana para exportar a Paraguay y China, respectivamente.

"Es un día histórico", aseguró el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, tras la llegada del carguero al punto considerado como cabecera de la hidrovía en Bolivia.

Según Rodríguez, el hecho "demuestra la viabilidad" del sistema fluvial del canal Tamengo, en la frontera con Brasil, para convertirse en una salida al Atlántico para Bolivia.

Sin embargo, críticos del proyecto aseguran que apostar por una salida a la mercancía que implicará un largo cauce de al menos 3.000 kilómetros conllevará a una pérdida de tiempos, esfuerzos y dinero.

Y que se trata, en definitiva, de una respuesta política de última hora Morales en su disputa con Chile por la salida al mar, pero que Bolivia, nunca han prestado verdadero interés en lograr una salida al Atlántico.

El gobierno, por su parte, asegura que la opción atlántica dará una mayor independencia al comercio del país y que implicará que ingresos, empleos e inversiones que iban a manos de los chilenos pasen a los bolivianos.

Una salida por el Atlántico

Tras el fallo adverso de La Haya, una de las primeras medidas de Morales fue otorgar certificaciones como puertos internacionales a tres terminales de carga privadas en la ruta de la hidrovía: Aguirre, Gravetal y Jennefer.

Solo en el dragado del canal para facilitar el paso de estos buques en ese último (el único puerto de Bolivia sobre territorio soberano con acceso a aguas internacionales hasta ahora) conllevó una inversión de US$10 millones de dólares, según datos de la firma propietaria Nutrioil.

Los tres puertos privados, dos de los cuales todavía no tienen capacidad operativa, se encuentran en el canal Tamengo, una vía fluvial de navegación por la cual, luego de 11 km, se alcanzan las aguas del río Paraguay, frente a la ciudad brasileña de Corumbá.

Según Rodríguez, la proyección del gobierno es que en dos o tres años (2021), al menos el 50% de la carga boliviana que pasa por terminales chilenas se desvíe allí.

El gobierno prevé que el uso de esos puertos permitirá incrementar el movimiento de carga de 1,6 millones a 10 millones de toneladas al año.

Pero no solo allí.

En diciembre de 2018, Morales conformó el Consejo Estratégico para el aprovechamiento del Puerto Busch, junto al Río Paraguay, un enclave militar también en Santa Cruz cuya vía de acceso no estaba ni siquiera pavimentada y sufría frecuentes inundaciones.

Para ello, el gobierno destinó una inversión de US$250 millones, según anunció el mandatario.

Cifras oficiales indican que se ahorraría entre el 30% y 50% de lo que La Paz paga actualmente por el traslado, aunque los críticos del proyecto discrepan de esas cifras.

Una vía abandonada

Desde 1937, un tratado firmado con Paraguay dio a Bolivia una salida por río hacia Atlántico, sin embargo, dadas las grandes distancias, la ruta no fue tomada muy en serio hasta hace poco.

A través de diferentes tratados, Argentina, Brasil y Uruguay le cedieron también facilidades a La Paz para la salida de sus productos por sus costas hacia el Atlántico.

Se trata de opciones de instalación de zonas libres de impuestos para los productos bolivianos e incluso facilidades en diferentes puertos.

Pero incluso el gobierno boliviano reconoció que no se aprovecharon de manera "óptima" estas concesiones obtenidas a lo largo de las últimas décadas.

Sus críticos aseguran que han estado mayormente abandonadas.

La Paz, en cambio, decidió mantener el grueso de sus exportaciones por los puertos de Arica, Iquique y Antofagasta, en el norte chileno, por donde sale el monto mayor de sus exportaciones.

Pero el fallo de La Haya conllevó que Morales comenzara a mirar hacia el Atlántico.

El año pasado, Bolivia se unió al Acuerdo de Transporte Fluvial de la Hidrovía que se constituyó el 9 de marzo de 2018, en Asunción.

Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay forman también parte del acuerdo para la construcción de ese canal navegable por los ríos Paraguay, Paraná y algunos de sus afluentes que permita la navegación de barcos de gran calado y grandes volúmenes de carga.

Según el gobierno boliviano, la apertura hacia el Atlántico ofrecerá al país nuevas alternativas portuarias, además de abaratar costos operativos en transitabilidad y navegabilidad.

Grupos ambientalistas, sin embargo, han cuestionado el impacto que esto tendrá en los ecosistemas tanto en los ríos como en sus alrededores.

Y es que los trabajos para hacer navegables los ríos conllevan rectificar sus trayecto (eliminar meandros), ensancharlo (quitar la vegetación de las riberas), colocar señalizaciones, dinamitar islas e islotes y dragar los cauces.

Analistas también han puesto en duda la versión oficial de que realmente se abaraten los costes, dado los largos trayectos que deberá recorrer la mercancía, los gastos de combustible que implicará y las dificultades que pueden traer las condiciones climáticas adversas, como sequías o inundaciones.

Redacción: Leo.com

Fuente: BBCMundo

 

 

 

23 Enero 2019

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, cuestionó este miércoles las declaraciones del presidente, Evo Morales, quien el martes  aseguró que la lucha por una salida soberana de Bolivia al océano Pacifico “está más vigente que nunca”.

“Le recomendaría al presidente Morales que leyera el fallo de la CIJ antes de opinar sobre esta situación”, enfatizó en una entrevista en radio Bio Bio de Chile.

En su informe de la gestión 2018, Morales dijo: “El pueblo boliviano debe tener plena certeza que nuestra demanda de un acceso soberano al mar está más vigente que nunca, y que la justicia de nuestro reclamo fue y seguirá siendo defendida ante el mundo entero bajo un espíritu de paz, para lograr una negociación efectiva”.

Sin embargo, la CIJ desechó todos los argumentos y las pruebas que presentó Bolivia para señalar que en Chile no asumieron compromisos para negociar una salida soberana al Pacífico.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Radiofides

06 Noviembre 2018

A poco más de un mes del fallo de La Haya que determinó que Chile no contrajo obligación de negociar con Bolivia un acceso soberano al Océano Pacífico, los puertos chilenos, peruanos y hasta los habilitados sobre el Canal Tamengo de la Hidrovía Paraná-Paraguay ingresaron a un periodo de franca competencia por hacerse del comercio exterior boliviano que llegó el 2018 a 5,1 millones de toneladas.

Ante la actual coyuntura que ha motivado a importadores y exportadores bolivianos, hablar sobre puertos alternativos a los chilenos, la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb) concentró en la ciudad de La Paz a los gerentes de los puertos de Arica, Iquique, Ilo y Matarani, Hidrovía Paraguay-Paraná y hasta el puerto Velho para que expongan sus potencialidades y ventajas.

El presidente de la Caneb, Wilfredo Rojo durante la conferencia de prensa sobre el foro “Puertos para el comercio exterior boliviano” aterrizó el debate con cifras; dijo que aproximadamente el 95% de la carga boliviana tanto de importación como de exportación pasa por puertos chilenos.

Detalló que la carga del comercio exterior boliviano llegó el 2018 a 5,1 millones de toneladas, de las cuales 4,1 millones de Tn se transportaron a través de puertos del Pacífico, de ese total, 3,8 millones de Tn fueron por puertos chilenos, y el saldo por la Hidrovía Paraguay-Paraná y el Atlántico.

“Cuando hay competencia entramos a un círculo virtuoso; se ha abierto oportunidades para sacar mercadería por el Atlántico de tres puertos sobre la Hidrovía Paraná-Paraguay, sobre el Canal Tamengo a través de los puertos Jennefer, Aguirre y Gravetal (…). Son oportunidades para el comercio exterior boliviano; tenemos Mamoré-Madre de Dios donde hay un proyecto de un puerto que está empezando a utilizarse con productos que salen desde Riberalta y Guayaramerín para hacer transporte bimodal a través de puerto Velho”, dijo.

El escenario permitió a los puertos exponer sus ventajas y fortalezas; el gerente del puerto de Arica, Diego Bulnes destacó las mejores tarifas y tiempos de exportación e importación; el gerente de Iquique, Jorge Dumont alabó los servicios de la zona franca más grande de América Latina y el concepto de complejo portuario; mientras que el gerente de Ilo, Luis Zuazo garantizó millonarias inversiones con el actual Gobierno del Perú. Frank Mecklemburg del puerto de Matarani destacó la capacidad de manejo de carga de 7.2 millones de Tn y  las inversiones $us 350 millones.

Redacción: Leo.com       

Fuente: Noticiasfides

 

12 Diciembre 2015

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, insistió en que el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), que rechazó la objeción preliminar de Santiago en el caso de la demanda marítima de Bolivia, "resultó mucho mejor de lo que suponíamos".

Esto, debido a que "acotó la demanda en el sentido de que la Corte dijo: aquí no corresponde decir que haya cesión de soberanía. Y eso es un tremendo paso adelante", afirmó la mandataria, citó DPA.

En una extensa entrevista con la revista Sábado del diario El Mercurio, Bachelet también defendió la nominación de José Miguel Insulza como agente ante la demanda de Bolivia, tras la renuncia de Felipe Bulnes.

"Él (Insulza) es abogado y tiene experiencia internacional", aseveró Bachelet.

Chile y Bolivia mantienen un litigio desde abril de 2013 cuando La Paz pidió al tribunal que obligue a Santiago a negociar de "buena fe" un acceso soberano al océano Pacifico.

La Corte fijó para el 25 de julio de 2016 la presentación del documento de contramemoria de Chile como respuesta a la memoria de Bolivia, escrito que motivó la apertura del actual diferendo. El proceso, que podría prolongarse por unos cuatro años, concluirá con la fase de alegatos orales.

Bolivia perdió su acceso al Pacífico y, junto con ello, 120.000 kilómetros de territorio ricos en minerales en una guerra que libró contra Chile en 1879, conflagración en la que también participó Perú.

En la entrevista publicada hoy, Bachelet abordó también los difíciles momentos que ha vivido su familia en el último año, después de la imputación de su hijo, Sebastián Dávalos, por supuestos ilícitos de tráfico de influencias y cohecho.

Dávalos Bachelet es investigado por la obtención de un millonario crédito hipotecario a favor de Caval, una empresa de su mujer, Natalia Compagnon.

"Lo que hemos vivido ha sido duro para la familia", reconoció la mandataria y añadió: "Ha tenido efectos importantes".

"Hay una cierta tendencia, hoy en Chile, de hacer juicios públicos paralelos antes de que la Justicia llegue a ninguna conclusión", añadió.

Sin embargo, "nuestra actitud siempre ha sido: toda la transparencia y todo el apoyo", concluyó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: El Universal

28 Septiembre 2015

Un 54% de chilenos entrevistados cree que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya es una derrota para su país. La corte con sede en La Haya se declaró competente para dirimir la demanda marítima boliviana presentada contra Chile. Pese a ese dictamen, el pasado sábado la presidente de Chile, Michelle Bachelet, ratificó a su agente ante La Haya, Felipe Bulnes, en el cargo.

El sondeo, elaborado por la Universidad del Desarrollo y publicado por el periódico El Mercurio el pasado domingo, revela que un 54% de los chilenos considera como derrota el fallo de la CIJ; sólo el 19% cree que el fallo es una victoria de los chilenos y un 27% no quiso o no supo responder.

La muestra incluyó 408 casos y tiene un nivel de confianza del 95% y se realizó mediante entrevistas en terreno que se llevaron a cabo en la Región Metropolitana de Chile. Otras de las cifras que arrojó la encuesta establece que el 72% de los ciudadanos chilenos opina que la decisión de los jueces de la CIJ se debió a “presiones internacionales”, el 23% reconoció que el fallo “se ajustó al derecho”.

Pese a esta muestra en la percepción de los ciudadanos del vecino país, la presidenta Bachelet ratificó en su cargo al agente chileno y dijo que “voy a mantener tanto al agente como a los coagentes”, y agregó que se analizará si es necesario ampliar el equipo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ANF

22 Septiembre 2015

El vicepresidente Álvaro García Linera aseguró el martes que Bolivia cuenta con una posición firme ante las tres posibles respuestas de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre la observación preliminar planteada por Chile con relación a la competencia de ese tribunal para tratar la demanda marítima instaurada por Bolivia.

"Hemos trabajado las respuestas y en cada una habrá una posición firme de parte del Gobierno", manifestó en entrevista con la televisora Red Uno respecto a las variantes del fallo que presentará este jueves la CIJ.

En mayo, Bolivia y Chile libraron en sus respectivas plazas la última escaramuza verbal de la fase de alegatos orales sobre el pedido chileno para que la Corte Internacional de Justicia se exima de conocer la demanda marítima boliviana.

Tras ese proceso, ese tribunal de justicia evalúa  los alegatos orales y escritos para emitir un fallo final.

Según García Linera, existen tres posibles respuestas de la CIJ, la primera que rechace el pedido chileno y se declare competente para dirimir la causa marítima en un plazo de tres a cuatro años.

"La segunda opción le dice: es verdad Chile, yo no soy competente y ahí acabó todo, ahí se acaba todo. La tercera opción, no te voy a responder Chile, te voy a responder al final del juicio, que postergue la decisión jurídica al momento de emitir el fallo final", detalló.

En caso de que se declare competente, Chile deberá presentar su contramemoria a la memoria que Bolivia presentó en 2013.

El proceso daría paso a la reanudación del juicio en su aspecto central, es decir el tema de fondo, la demanda boliviana por una salida propia al mar Pacífico, lo más probable por Arica, en el extremo septentrional chileno, en la frontera con Perú, el tercero concernido en la querella irresuelta más antigua de la historia de Sudamérica.

García Linera agregó que Bolivia espera "muy optimista y serena" el fallo de la CIJ por la fortaleza de los argumentos jurídicos e históricos de la demanda marítima.

"Y por la propia historia del Tribunal, que justamente fue formado, ha surgido para resolver en justicia, en paz y en diálogo este tipo de litigios que tienen recurrentemente las naciones del mundo", mencionó.

Chile invadió suelo boliviano en febrero de 1879 y desató una contienda bélica que terminó cercenándole 400 km de costa y 120.000 km2 de territorios.

Desde entonces, Bolivia reivindica en diferentes foros internacionales el derecho de recuperar su cualidad marítima y tras presentar una demanda ante la Corte de La Haya, en 2013, el respaldo que recibió fue creciendo paulatinamente.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ABI

Últimas Noticias

Prev Next

Dos nuevas dimisiones en el Órgano Elect…

Dos nuevas dimisiones en el Órgano Electoral El director nacional del Sereci presentó renuncia

Luis Fernando Pereira, de la Dirección Nacional del Servicio de Registro Cívico (Sereci) y Carla...

El sueño del bandolero (66)

El sueño del bandolero (66)

Me zumban los oídos. Es un sonido tan fastidioso como los agudos silbados del viento...

Hasta cuándo con los accidentes

Hasta cuándo con los accidentes

No se han cumplido ni cuatro meses de 2019 y ya se ha tenido que...