Santa Cruz de la Sierra
15 Septiembre 2016

Lula da Silva llora durante su discurso con el que intentó defenderse de las acusaciones de corrupción que pesan sobre él Lula da Silva llora durante su discurso con el que intentó defenderse de las acusaciones de corrupción que pesan sobre él

Entre lágrimas, el ex presidente brasileño Lula da Silva intentó una defensa hoy ante un grupo de seguidores y prometió que si la Justicia de su país prueba un acto de corrupción de su autoría, "irá caminando a la cárcel".

Visiblemente emocionado y con la voz quebrada, el jefe del Partido de los Trabajadores (PT) y mandatario de Brasil durante ocho años se paró frente a un micrófono en un hotel de San Pablo y dijo sentirse un "perseguido por las cosas buenas que hizo" durante su administración.

"Prueben una corrupción mía e iré caminando a la cárcel", manifestó Lula en un acto partidario, al tiempo que añadió que está "orgulloso de saber que la persecución es por causa de las cosas buenas que hizo".

Lula no pudo contener la emoción en varios pasajes de su discurso en San Pablo. Hoy condenaron a casi 10 años de prisión a un amigo suyo por corrupción

Ayer, la Fiscalía de Brasil acusó a Lula de ser "el comandante máximo de la corrupción en Petrobras", el escándalo que conmovió al gigante latinoamericano y que jaqueó además al gobierno de Dilma Rousseff. Da Silva es uno de los principales sospechados de ser uno de los autores intelectuales de las maniobras en la petrolera.

Según el investigador principal, Deltan Dallagnol, Lula habría recibido por lo menos un millón de dólares en concepto de "sobornos pagados disimuladamente".

"Quiero decir a las personas serias del Ministerio Público, la Policía Federal y la Justicia que estoy a entera disposición. Nadie está por encima de la ley. Pero busquen a otro para buscar problemas", dijo el ex presidente.

Y agregó: "Hablo como un ciudadano indignado. Tengo una historia pública conocida. No quiero actuar como un perseguido que quiere un favor. Estoy orgulloso de haber creado el más importante de los partidos políticos de izquierda de América Latina".

Durante su discurso, cada vez que se emocionaba, el jefe del PT era interrumpido por los presentes al grito de "Lula, guerrero del pueblo brasileño". En otro tramo, Lula pidió que se respetara a su familia y recordó el allanamiento hecho a uno de sus hijos, quien –según dijo– "nunca participó en la vida política de nada. Y entraron como si fuera un bandido".

Hoy el juez Sergio Moro condenó a prisión a un amigo muy cercano de Lula. José Carlos Bumlai fue sentenciado a 9 años y 10 meses de cárcel por los crímenes de corrupción pasiva y gestión fraudulenta de institución financiera.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

29 Julio 2016

Un tribunal aceptó este viernes las denuncias que fueron formuladas contra el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y otras seis personas acusadas formalmente de intentos de "obstrucción a la Justicia" vinculados al escándalo de Petrobras.

Esas acusaciones fueron aceptadas a trámite por el juez federal Ricardo Leite y afectan a Lula, al ex senador del Partido de los Trabajadores (PT) Delcídio Amaral y a su asesor Diogo Ferreira, al banquero André Esteves, el empresario José Carlos Bumlai y a su hijo Mauricio Bumlai y al abogado Edson Ribeiro, confirmó el tribunal.

Los cargos se refieren a supuestos intentos de sobornar a uno de los ex directivos de Petrobras implicados en las corruptelas en esa estatal a cambio de que se negara a cooperar con la Justicia en las investigaciones.

La acusación que por primera vez convierte a Lula en reo de la Justicia fue aceptada un día después de que el ex presidente acudiera, a través de sus abogados, al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, para denunciar que es víctima de una "persecución política y judicial" en Brasil.

La base del proceso está en un acuerdo de cooperación que el condenado ex senador Amaral pactó con la Justicia y por medio del cual denunció que Lula le encargó pagar 250.000 reales (unos 77.000 dólares) para "comprar el silencio" del ex director de Petrobras Nestor Cerveró, arrestado por las corruptelas en la petrolera.

Amaral, quien era el jefe del oficialismo en el Senado, también implicó en ese asunto a la presidente Dilma Rousseff, suspendida de sus funciones desde el pasado 12 de mayo para responder a un juicio de destitución, quien no fue citada en el proceso iniciado hoy por el juez Ricardo Leite.

Según la denuncia presentada por el Ministerio Público, los otros acusados en este caso colaboraron con ese intento de soborno, con lo que responderán por el mismo cargo de obstrucción a la Justicia que ahora pesa contra Lula, uno de los líderes más carismáticos que ha tenido Brasil y quien gobernó entre 2003 y 2011.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

21 Julio 2016

La Fiscalía brasileña reiteró hoy una denuncia contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y otras seis personas por obstrucción a la Justicia en el marco de la investigación del escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, informaron fuentes oficiales.

El Ministerio Público Federal de Brasilia presentó ante la Justicia de la capital brasileña la denuncia contra Lula, el exsenador Delcidio Amaral, el empresario José Carlos Costa Bumlai, a quien la prensa local vincula con el exmandatario, y el expresidente del banco BTG Pactual, André Esteves, entre otros.

La denuncia ya había sido hecha por la Fiscalía General ante la Corte Suprema, pero pasó a manos de la Fiscalía de Brasilia después de que Lula y Amaral perdieran el fuero privilegiado, aunque por distintas razones.

Lula, quien había sido nombrado ministro por su sucesora Dilma Rousseff, perdió el fuero después de que la presidenta suspendida fuera apartada de su cargo y cambiara el Ejecutivo, mientras que Amaral fue despojado de su cargo de senador por sus colegas.

Según informó la Fiscalía en un comunicado, la denuncia fue remitida a un tribunal de Brasilia porque fue en esa ciudad donde supuestamente ocurrió la obstrucción a la Justicia por parte de los acusados.

Lula es investigado por supuestamente haber recibido favores en la adquisición de un apartamento en la playa y por las obras de reforma en una casa de campo que usaba en el interior del estado de Sao Paulo.

En ambos casos supuestamente recibió favores de grandes empresas constructoras acusadas de beneficiarse de los millonarios desvíos de recursos públicos en Petrobras, la mayor empresa de Brasil.

El ex jefe de Estado, cuyo caso está en manos del implacable juez Sergio Moro, llegó a ser conducido a declarar por la Policía el pasado marzo en Sao Paulo, pero fue liberado horas más tarde.

Amaral, Bulmai y Esteves, por su parte, fueron arrestados por su implicación en la red de corrupción de Petrobras, aunque por casos distintos.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

29 Junio 2016

Un magistrado de la Corte Suprema de Brasil revocó hoy la orden de detención dictada contra el exministro Paulo Bernardo Silva, ordenada la semana pasada por un tribunal de primera instancia en el marco de una investigación sobre corrupción.

Silva fue ministro de Planificación en el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva y también ocupó la cartera de Comunicaciones durante la gestión de Dilma Rousseff, sustituida desde el pasado 12 de mayo por su entonces vicepresidente Michel Temer por motivo del juicio político al que es sometida.

La semana pasada, fue detenido en el marco de una investigación sobre millonarios fraudes con créditos que la banca estatal ofrece a los empleados y jubilados del sector público, que también salpica a otros dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT), fundado por Lula y al que también pertenece Rousseff.

El juez José Antonio Dias Toffoli, uno de los once miembros del Supremo, consideró en la decisión adoptada hoy que la detención de Silva se basó en “fundamentos frágiles” y que fue realizada con un “flagrante constreñimiento ilegal”.

Dias Toffoli indicó que, el tribunal a cargo del caso, no logró demostrar que Silva estuviera obstruyendo la acción de la Justicia, que fue uno de los argumentos que llevaron a su detención.

Sin embargo, autorizó la adopción de otras medidas, entre las que citó la posibilidad de imponerle a Silva el uso de dispositivos electrónicos para que la Justicia pueda conocer su localización en forma permanente.

El exministro está casado con la senadora del PT Gleisi Hoffmann, quien también fue ministra en el Gobierno de Rousseff y es una de las más activas figuras de la defensa en el juicio político al que responde la mandataria suspendida frente a una comisión del Senado.

Tanto Silva como su esposa fueron denunciados en marzo pasado como supuestos beneficiarios de la red de corrupción que operó en la petrolera estatal Petrobras, pero la Justicia todavía no se ha pronunciado sobre ese asunto.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

20 Mayo 2016

Buscan establecer si Odebrecht pagó sobornos a cambio de facilidades en los millonarios créditos que recibió entre 2011 y 2014 del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social.

El sobrino de la primera esposa del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue blanco este viernes de una operación policial que investiga los elevados pagos que su pequeña empresa recibió por supuestos servicios prestados en una compleja obra de ingeniería en Angola, informaron fuentes oficiales.

El objetivo de la operación fue verificar si contratos de la gigantesca constructora Odebrecht con una pequeña empresa de construcción civil con sede en el puerto de Santos y de propiedad de "parientes de un exfuncionario público fueron usadas para el pago de ventajas indebidas", informó la Policía Federal en un comunicado.

Pese a que la nota no especifica el nombre del propietario de la empresa ni de quién sería familiar, la operación tuvo como blanco la sede de la empresa de propiedad Taiguara Rodrigues dos Santos, un empresario que era desconocido hasta que el Partido de los Trabajadores (PT) atribuyó una investigación anterior en su contra a una supuesta persecución a Lula por sus vínculos familiares.

Los agentes de la Policía Federal, en una investigación por los crímenes de tráfico de influencias y lavado de dinero, realizaron en la mañana de este viernes allanamientos y búsquedas en la sede de Exergia, la empresa de Rodrigues dos Santos, así como en su residencia y en las de sus socios.

Igualmente condujeron al empresario y a uno de sus socios a una comisaría de Policía para interrogarle por orden del juez que investiga el caso de tráfico de influencias.

La Policía Federal aclaró que la investigación contra el allegado de Lula fue una derivación de otra que intenta establecer si Odebrecht pagó sobornos a cambio de facilidades en los millonarios créditos que recibió entre 2011 y 2014 del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

La investigación original intenta establecer si algunos viajes que Odebrecht le pagó a Lula cuando dejó la Presidencia para dictar supuestas conferencias en el exterior están vinculados a préstamos concedidos por el BNDES a la gigantesca constructora para proyectos en otros países.

La operación de hoy "tiene como meta aclarar cuáles fueron las razones para que Odebrecht firmara contratos entre 2012 y 2015 para que una empresa de construcción civil de pequeño porte con sede en Santos realizara obras complejas en Angola", según la Policía Federal.

De acuerdo con el comunicado de la Policía, la empresa de Rodrigues dos Santos recibió 3,5 millones de reales (cerca de un millón de dólares) por supuestos servicios realizados durante la reforma de una central hidroeléctrica en Cambambe (Angola).

Odebrecht recibió un préstamos del BNDES de 464 millones de dólares para financiar las obras que realizó en el país africano.

Rodrigues dos Santos es sobrino de María de Lourdes da Silva, la primera esposa de Lula, que murió en 1971.

El empresario ya fue obligado a comparecer a una sesión de una comisión parlamentaria para explicar los contratos que firmó con Odebrecht y negó que Lula lo hubiese ayudado en los negocios pero admitió mantener contacto y amistad con el expresidente y con uno de sus hijos.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

20 Abril 2016

Teori Zavascki, uno de los once magistrados del tribunal, propuso dejar la discusión para otra fecha, debido a que tiene en sus manos denuncias contra Lula sobre las que la corte aún no se ha pronunciado, lo que fue respaldado por los otros jueces.

"Por mayoría, la corte deliberó en el sentido de postergar el juzgamiento" y evaluar todos los recursos que recibió sobre el mismo caso en una sola sesión, dijo el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Ricardo Lewandowski.

De ese modo, Lula continuará sin saber si podrá asumir como ministro de la Presidencia en el Gobierno de Rousseff, quien está bajo una serie amenaza de ser sometida a un juicio con miras a su destitución.

Los magistrados deben pronunciarse sobre la legalidad de la nominación de Lula como jefe de Gabinete (casi un primer ministro) de Rousseff el pasado 16 de marzo, cuando se encontraba bajo la amenaza de ser detenido por el juez Sergio Moro, que investiga si se benefició de la trama de corrupción de Petrobras.

El ex presidente (2003-2010) debía incorporarse al gobierno de Rousseff armado de su carisma y su talento negociador para evitar que la Cámara de Diputados aprobara la destitución de su heredera política, ganando al mismo tiempo protección ante la Justicia ordinaria.

Su nominación fue paralizada por decisión de un juez del STF, que vio un posible subterfugio para entorpecer la investigación. Pero la decisión del STF, muchas veces postergada sin razón, llegará aparentemente muy tarde para el gobierno de Dilma Rousseff que pende de un hilo ante el Senado.

De aquí a mediados de mayo, el Senado debe votar por mayoría simple si acoge la acusación contra Rousseff por maquillaje de las cuentas públicas y apartarla del poder por un máximo de seis meses antes de su decisión final. Una fecha probable es que esa decisión ocurra el 11 de mayo.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: AFP

01 Abril 2016

La Policía Federal de Brasil lanzó este viernes una nueva etapa de la amplia investigación sobre las prácticas de corrupción en firmas controladas por el estado, informaron fiscales federales en un comunicado.

Las órdenes judiciales emitidas en el marco de la vigésima séptima ronda de la "Operación Lavado de Autos" se centran en un crédito presuntamente fraudulento que entregó Banco Schahin a la petrolera controlada por el estado Petrobras, indicaron los fiscales en el comunicado.

En la operación realizada este viernes, fueron detenidos el ex secretario general del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), Sílvio Pereira; y Ronan María Pinto, propietario del diario ABC Grande. También investigan al ex tesorero de la agrupación política, Delúbio Soares.

Pereira y Pinto fueron apresados de forma provisional por orden del juez Sergio Moro, quien el jueves fue apartado de la investigación sobre Lula da Silva. El ex presidente, acusado de lavado de dinero y ocultamiento de patrimonio, ya no enfrentará al magistrado símbolo de la lucha por la transparencia en el país. Ahora, se someterá al Tribunal Supremo.

De acuerdo a lo que informa O Globo, 50 policías federales siguen cumpliendo ocho órdenes de registro en los municipios de San Pablo (3 órdenes de registro) Carapicuíba (1), Osasco (1) y Santo André (3), todo ello en San Pablo. Los presos serán enviados a la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil aprobó el jueves una medida cautelar que le quita la investigación sobre el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva al magistrado de primera instancia Sergio Moro, a cargo del caso Petrobras.

Moro fue quien ordenó que Lula fuera llevado por la fuerza a declarar ante la policía y luego divulgó una polémica escucha telefónica entre el ex presidente y su sucesora, Dilma Rousseff, interpretada como una prueba de que su designación para un cargo ministerial buscaba blindarlo –con fueros– de la Justicia.

La decisión se fundamentó, justamente, en esas escuchas que fueron divulgadas por el juez el mismo día que la mandataria nombró a Lula jefe de Gabinete.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: AFP

28 Marzo 2016

El expresidente brasileño habló con la prensa internacional sobre la actual crisis que vive su país por cuenta del escándalo más grande de corrupción en el que estaría implicado.

Este martes es un día clave para Brasil. Un encuentro de la directiva ejecutiva del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), aliado del oficialista Partido de los Trabajadores desde 2003, tendría la intención de abandonar la alianza hecha con Dilma Rousseff. Si así lo anuncian, un buen número de ministros que participan del Ejecutivo (salud, energía, etc) renunciarían de inmediato. No sólo eso, si el PMBD se va, el camino para el juicio político contra Rousseff estaría allanado.

Quizás anticipándose a las nubes negras que se asoman sobre Planalto, el expesidente Luiz Inácio Lula da Silva habló con la prensa extranjera de la tensión que vive el país, la falta de gobernabilidad de Rousseff y las acusaciones que contra él hizo la fiscalía. Estas son las cinco frases claves que dijo el exmandatario.

1. “Algunos medios de comunicación están generando en el país un clima similar al que vivió Venezuela a comienzos de este siglo, con un intento de golpe contra el entonces mandatario Hugo Chávez. Conozco la situación venezolana desde 1998 y algunos sectores de comunicación de este país están generando en Brasil el mismo clima de Venezuela. En este clima es más difícil programar el futuro.”

2. Brasil no puede vivir lo que vivió Chávez con la retirada de la Presidencia en nombre de la democracia y el presidente de la Fedecámaras asume y cierra el Congreso”.

3. “No podemos dejar que en un país del tamaño de Brasil y de la importancia de Brasil se haga lo que hicieron con Lugo (Fernando Lugo, presidente de Paraguay destituído por el Congreso), que es lo que quieren hacer con Dilma. Lo único que ella necesita es que la dejen gobernar con tranquilidad y la pueden juzgar cuando termine su mandato.

4. “Veo con cierta tristeza que el PMDB abandone o se aparte del Gobierno pero sus ministros no saldrán del Gobierno y Dilma tampoco quiere que ellos salgan”.

5. “Sé que a nadie le gusta apoyar a un Gobierno cuando no está bien en la opinión pública”.

Redacción Leo.bo

Fuente: elespectador.com

Últimas Noticias

Prev Next

Bolivia sube un puesto en el ranking FIF…

Bolivia sube un puesto en el ranking FIFA

La Selección boliviana de fútbol subió un puesto en el ranking FIFA y por primera...

Hacker taiwanés compra 502 iPhone por me…

Hacker taiwanés compra 502 iPhone por menos de tres céntimos de euro

Un hacker taiwanés utilizó un fallo en la tienda online del gigante estadounidense Apple y...

Aíslan a tres sospechosos del asesinato …

Aíslan a tres sospechosos del asesinato de Hardy Gómez en el penal de Chonchocoro

El viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, informó el jueves que tres...