Santa Cruz de la Sierra
11 Marzo 2016

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó hoy que no renunciará a pesar de las presiones crecientes que enfrenta por parte de la oposición por la crisis política y por el escándalo de corrupción que ha salpicado a su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva.

“Creo que solicitar mi renuncia es reconocer que no existe base para el impeachment”, afirmó Rousseff en una rueda de prensa en el palacio presidencial de Planalto, en alusión a la figura de derecho anglosajón con la se conoce el proceso de destitución que trata de impulsar la oposición.

“Es imposible creer que por mi trayectoria política, por mi honradez, me resigno ante los que actúan con absoluta falta de respeto a ley”, agregó Rousseff.

Rousseff criticó a los partidos opositores que demandan su destitución y les sugirió que “deberían proceder de acuerdo con la Constitución”.

En la rueda de prensa, la mandataria también se refirió al pedido de la fiscalía de Sao Paulo de prisión preventiva contra el expresidente Lula y consideró que esta “pasó de todos los límites”.

“El Gobierno repudia el acto practicado contra el (ex)presidente Lula”, dijo Rousseff.

La Fiscalía de Sao Paulo solicitó este jueves la prisión preventiva de Lula por delitos de lavado de dinero y falsificación de documentos en un proceso por corrupción paralelo al que investiga las irregularidades en Petrobras.

Rousseff abundó en que la petición de la fiscalía “sobrepasa el sentido común” y es un “acto de injusticia”, sobre todo debido al bagaje político de Lula y por el “respeto internacional” del que goza.

La mandataria se negó a comentar los rumores de que habría ofrecido un ministerio a Lula, pero aseguró que “tendría el mayor orgullo” de incluirle en su gabinete.

En su declaración, la jefa de Estado también criticó las “filtraciones selectivas” a la prensa de los casos de corrupción y advirtió que “los rumores son negativos para la economía”.

También aprovechó para pedir “más diálogo”, “menos turbulencia” y “pacificación” para reducir la crisis política que atraviesa el país.

En relación a las protestas convocadas para el próximo domingo contra su Gobierno, pidió que sean “pacíficas” y apuntó que las manifestaciones son “una de las victorias de la democracia brasileña”.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

11 Marzo 2016

Los brasileños ya pueden realizar apuestas sobre si el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, investigado por supuesta corrupción, terminará en prisión, gracias a una página en internet creada por un grupo de amigos.

La página de apuestas, llamada "O Bolao de Lula", plantea dos cuestiones: ¿Crees que Lula va a ser preso? y, en caso afirmativo, ¿Cuándo crees que será?

Según las reglas del sitio, aquellos que apuesten que Lula no será encarcelado ganarán si el exmandatario, blanco de dos investigaciones, es considerado inocente y no es arrestado antes del 31 de diciembre de 2017.

En el caso contrario, el usuario vencerá si acierta la fecha en el que el ex jefe de Estado, uno de los líderes más carismáticos de Brasil, entre en prisión.

Cada apuesta tiene un valor de 13 reales (3,5 dólares), un número "cabalístico" según los creadores de la página web, y que hace referencia al código con el que el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) se presenta a las elecciones.

La página de apuestas fue desarrollada por dos programadores informáticos que consideraron la iniciativa como "una forma de divertirse entre amigos".

Su creación coincide con la delicada situación judicial que atraviesa Lula, quien la víspera fue denunciado por la Fiscalía por ocultación de patrimonio y lavado de dinero por supuestamente haber recibido un apartamento de tres plantas en una playa de Sao Paulo.

Paralelamente, la Fiscalía de Paraná, que ha centralizado las investigaciones del caso Petrobras, apunta que esa propiedad y una casa de campo en el interior de Sao Paulo podrían estar relacionadas con la corrupción en la petrolera y habrían sido usadas por las constructoras para disfrazar el pago de coimas.

El pasado viernes, Lula fue llevado por la Policía a declarar en una comisaria, mientras que la Fiscalía anunció que cuenta con indicios "bastante significativos" de que el expresidente recibió beneficios y favores de las empresas implicadas en los desvíos de recursos de Petrobras.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

07 Marzo 2016

La oposición brasileña anunció hoy que se concentrará en la retomada de los trámites para un posible juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff, quien a su vez acusó a sus adversarios de ahondar la crisis política y económica del país.

El primer paso de la oposición será pedir una mayor celeridad a la Corte Suprema en relación a las aclaraciones que debe dar sobre cómo se tramitará en el Congreso el posible juicio político contra la mandataria, dijo el jefe del grupo del partido Demócratas (DEM) en la Cámara Baja, Pauderney Avelino.

El diputado explicó que, después de que hoy el Tribunal Supremo publicó la sentencia de diciembre pasado mediante la cual suspendió el proceso contra Rousseff por "errores de procedimiento", ahora "debe aclarar cómo será conducido el trámite".

Según Avelino, esa aclaración requiere ahora de "más urgencia", una vez que la Fiscalía sospecha que el antecesor y padrino político de Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva, se enriqueció en forma ilícita con las corruptelas en la estatal Petrobras y que el dinero de la corrupción petrolera alimentó la campaña de Rousseff en 2014.

El pasado viernes, la Policía Federal allanó las residencias de Lula, algunos de sus familiares y allegados, en una vasta operación en el marco de la cual llevó al expresidente desde su casa a una comisaría para prestar declaración.

Avelino también dijo que la oposición anexará a la solicitud de juicio político presentada contra Rousseff las acusaciones hechas por el exjefe del oficialismo en el Senado Delcidio Amaral, que en un acuerdo de cooperación judicial aún no oficializado habría dicho que Lula y Rousseff "sabían" de las irregularidades en la petrolera.

"Eso es muy grave y tendrá que ser tomado en cuenta", apuntó el diputado, quien también aseguró que la oposición puede obstruir en el Congreso todas las votaciones que interesen al Gobierno como otra forma de presión.

Rousseff, por su parte, aprovechó un acto de entrega de viviendas de interés social para arremeter contra la oposición, a la que acusó de "no conformarse" con la "derrota" en las elecciones de 2014.

"Brasil está pasando por un momento de dificultades", pero "una parte de ese momento es debida a la sistemática crisis política que provocan aquellos que perdieron las elecciones y no se conforman", declaró.

Según la presidenta, la oposición ha planteado "un cierto tipo de lucha que genera un problema sistemático no político, sino también para la economía, el empleo y el crecimiento de las empresas".

Rousseff también reiteró sus críticas a las "filtraciones ilegales" de documentos sigilosos sobre diversas investigaciones obtenidos por la prensa, en una clara alusión a las acusaciones en su contra que le han sido atribuidas al senador Amaral.

Las "acusaciones" filtradas, según Rousseff, muchas veces "no son verdaderas, pero el impacto de lanzar barro a los otros ya ocurrió", permanece y salpica a "personas inocentes".

Esta semana, Rousseff también deberá atender otro flanco de conflictos, generado por una cautelar obtenida por la oposición en contra del nombramiento del nuevo ministro de Justicia, Wellington Lima.

El pasado viernes, un tribunal aceptó una demanda presentada por el partido DEM contra la designación del ministro, que asumió el pasado jueves, debido a que es funcionario del Ministerio Público y la Constitución impide que miembros de ese organismo desempeñen funciones en el Poder Ejecutivo.

El Gobierno ha apelado esa cautelar y el asunto será dirimido el próximo miércoles por la Corte Suprema, que decidirá si Rousseff se verá en la obligación de nombrar a un nuevo ministro de Justicia en momentos en que arrecian las investigaciones sobre corrupción.

Para más dolores de cabeza, el Gobierno enfrentará el próximo domingo una gran jornada de manifestaciones convocada por grupos opositores en favor del proceso de destitución de Rousseff, a la cual hoy manifestó su respaldo la poderosa Federación de Empresarios del Estado de Sao Paulo (Fiesp).

Al día siguiente, el lunes 14 de marzo, Lula deberá declarar en el marco de las investigaciones en Petrobras, lo cual pudiera añadir más leña al fuego de las protestas del domingo.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

07 Marzo 2016

José Carlos Bumlai, un amigo del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva acusado de corrupción, negocia un acuerdo de delación con los investigadores de la trama de sobornos en Petrobras, según ha informado este lunes 'Valor Económico'.

El diario brasileño ha revelado que Bumlai se reunió hace dos semanas con los investigadores de la 'Operación Lava Jato', que le tantearon acerca de su disposición a llegar a un acuerdo de este tipo.

Bumlai, empresario agropecuario, fue detenido el pasado 25 de noviembre en la ciudad de Curitiba acusado de corrupción, gestión fraudulenta y blanqueo de capitales.

Lula fue aprehendido el pasado viernes por la Policía Federal en Sao Paulo para interrogarle sobre su presunta implicación en la red de cobro de sobornos a cambio de contratos públicos con Petrobras.

Redacción Leo.bo

Fuente: EP

04 Marzo 2016

El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó hoy su solidaridad con el exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, quien fue detenido esta mañana para declarar sobre el caso Petrobras, aunque tres horas después fue puesto en libertad.

"Nuestra solidaridad por el compañero Lula, que esta mañana han detenido en Brasil, al expresidente. Nuestro saludo revolucionario a ese compañero Lula, expresidente. La lucha sigue, no nos rendimos", afirmó Morales durante un acto con las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, en el Chapare.

La Policía Federal de Brasil allanó esta jornada el domicilio de Lula Da Silva y lo llevó a declarar para indagar si cometió delitos de corrupción y de lavado de dinero en el marco del fraude a Petrobras.

Da Silva, abandonó la comisaría de la Policía Federal, tras concluir una extensa declaración, que según la agencia Andina duró tres horas, en la que el exmandatario respondió a varias preguntas sobre ese caso.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

04 Marzo 2016

El ex presidente de Brasil, acusado de corrupción y lavado de dinero en el marco de la causa de Petrobras, habló luego de que la policía allanara su casa y lo llevara a declarar. "Montaron un show para los medios en mi contra", dijo.

El ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, que fue trasladado este viernes a la policía para prestar declaración por el fraude a Petrobras, aseguró que no debe nada a nadie y no teme a la Justicia.

"Si querían escucharme, sólo tenían que llamarme que yo iba, porque no debo y no temo" a la Justicia, dijo Lula en la sede del instituto que lleva su nombre en San Pablo.

El ex madatario brasileño afirmó que la operación realizada hoy por la policía en su contra sólo buscaba ofrecerle un "espectáculo" a los medios de comunicación, ya que si un juez quería escucharlo, tan sólo necesitaba enviarle una notificación.

"Si el juez (Sergio) Moro (responsable por el caso de corrupción en la estatal Petrobras) o la Fiscalía querían escucharme, tan sólo necesitaban mandarme un oficio, porque yo nunca me negué a prestar declaraciones", afirmó Lula ante militantes del Partido de los Trabajadores (PT), tras ser conducido este viernes a una comisaría de la Policía Federal.

"Me sentí un prisionero", afirmó el ex mandatario. Insistió en el hecho de que el juez sólo tenía que citarlo, no hacía falta el megaoperativo. "Yo podía ir a Curitiba, el PT podía mandarme allí", dijo con ironía.

Y agregó: "Mi indignación es el hecho de que a las 6 de la mañana llegaron varios delegados, por cierto, muy amables, disculpándose y diciendo que estaban cumpliendo una orden, y esa orden fue del juez Moro".

"Hoy en día, ser amigo de Lula se volvió algo peligroso; era necesario criminalizar al PT", afirmó el ex jefe de Estado, al tiempo que recordó que todos los líderes del mundo lo buscaron para que diera conferencias internacionales.

El ex presidente hizo un llamado a sus seguidores: "La gente tiene que levantar la cabeza y no temer. Porque estoy indignado de que juzguen apresuradamente, estoy indignado".

Lula afirmó que ésta es la oportunidad para recomenzar. "No sé si seré candidato en 2018, porque la naturaleza es implacable cuando uno pasa los 70, pero no sé.... El PT no está acabado", dijo y abrió las esperanzas de sus seguidores, que aplaudieron cada pasaje de su discurso.

La policía brasileña este viernes llevó a declarar al poderoso ex gobernante y allanó su domicilio para investigar si es culpable de corrupción y lavado de dinero en el marco del fraude a la estatal Petrobras.

Redacción Leo.bo

Fuente: Infobae

04 Marzo 2016

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva abandonó la comisaría de la Policía Federal a la que fue conducido hoy a declarar, tras un interrogatorio que se prolongó por más de tres horas ante los responsables por la investigación del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras.

Lula, que había sido detenido y llevado a la comisaría de la Policía Federal en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo a las 8.00 hora local (06.00 a.m.,hora peruana), salió de la terminal hacia las 11.30 (09.30 a.m., hora peruana) en un coche particular y se dirigió a la sede de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT), en el centro de la mayor ciudad brasileña.

La Policía Federal de Brasil dijo que ganancias ilegales habían financiado campañas y gastos del gobernante Partido de los Trabajadores. Reveló en un comunicado que tenía pruebas de que Lula recibió beneficios ilícitos de un esquema de soborno de la petrolera estatal Petroleo Brasileiro SA (Petrobras) en la forma de pagos y bienes raíces de lujo.

"El ex presidente Lula, además de ser el líder del partido, fue el responsable final de la decisión sobre quiénes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de estos delitos", dijo la policía en el comunicado.

"Hay evidencia de que los delitos lo enriquecieron y financió campañas electorales y al tesoro de su grupo político", agregó.

Un portavoz de Lula no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios el viernes.

La Policía dijo que, en la última fase de la investigación sobre la operación conocida como "Lavado de Autos", ejecutó 33 órdenes de allanamiento y 11 de detención en distintas ciudades, entre la que se incluyeron dos en Sao Bernardo do Campo, donde vive Lula. Unos 200 policías y 30 auditores de la oficina de impuestos federales participaron en la operación del viernes.

Caso Petrobras: Punto de quiebre

La fundación de Lula dijo en un comunicado el jueves que el ex presidente nunca había cometido algún acto ilegal antes, durante o después de su período presidencial.

Su detención podría ser el mayor evento hasta ahora en una investigación sobre presunta corrupción en Petrobras, que ha involucrado a legisladores y a algunos de los más poderosos ejecutivos de negocios de Brasil.

Lula gobernó Brasil desde el 2003 hasta el 2010, cuando los fiscales alegan que ocurrieron la mayoría de los chanchullos. Su detención podría afectar la reputación del líder más querido en la historia moderna de Brasil y amenaza al Gobierno de su protegida y sucesora, Dilma Rousseff.

La mandataria también ha negado reiteradamente las acusaciones.

La prensa brasileña reportó el jueves que el senador del partido gobernante Delcidio Amaral, un importante aliado legislativo de Rousseff antes de ser arrestado en noviembre, supuestamente vinculó a la presidenta y a Lula en el escándalo que envuelve a Petrobras.

Redacción: Leo.bo

Fuente: El Comercio.pe

04 Marzo 2016

La presión judicial aumenta contra el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y su conexión con el escándalo de corrupción en Petrobras. Más de 200 agentes de la Policía Federal de Brasil participaron esta mañana en diversos allanamientos, que incluyeron la casa del ex mandatario, la residencia de uno de sus hijos, la sede del Instituto Lula y oficinas de la constructora Odebrecht.

Como parte del operativo, que ha sido bautizado como "Aletheia", en referencia al concepto filosófico griego de "búsqueda de la verdad", fueron llevados a declarar coercitivamente tanto Lula como el presidente del instituto creado por el ex mandatario, Paulo Okamotto. La orden fue dada por el juez federal Sergio Moro, en Curitiba, quien lleva adelante el caso para desentrañar el multimillonario esquema de sobornos que grandes constructoras pagaban a directivos de Petrobras a cambio de contratos con la petrolera estatal.

En estos momentos, Lula declara en la sede de la Policía Federal, en el aeropuerto de Congonhas, la terminal metropolitana de San Pablo.

Lula comenzó a ser investigado en el "petrolão" cuando los fiscales descubrieron que la constructora OAS había pagado por un departamento tríplex que el ex presidente tendría en Guarujá, en el litoral del estado de San Pablo, y que Odebrecht había realizado reformas a una casa de campo que el ex mandatario utilizaba en Atibaia, en el interior paulista.

Lula, a declarar

El operativo policial comenzó poco después de las 6 de la mañana, cuando agentes federales llegaron a la casa de Lula en São Bernardo do Campo. Según testigos, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) reaccionó tranquilo y no ofreció resistencia al ser llevado a declarar. De inmediato, su abogado fue alertado y presentó un recurso de hábeas corpus, mientras que varios sindicatos organizaron una manifestación de protesta y apoyo al ex presidente frente a su residencia.

En un comunicado, el Ministerio Público de Paraná, en Curitiba, donde se concentran las investigaciones sobre el "petrolão" indicó que las averiguaciones demostraron que el ex presidente recibió en 2014 "sin aparente justificativa económica lícita de OAS" por lo menos un millón de reales por medio de reformas y muebles de lujo en el tríplex de Guarujá. Asimismo, afirmó que hay fuertes indicios de que entre 2010 y 2014 Lula adquirió "mediante personas interpuestas" la propiedad rural en Atibaia con 770 mil reales "sin justificativa económica lícita"del empresario ganadero José Carlos Bumlai y de las empresas Odebrecht y OAS "todos beneficiados por la corrupción del esquema" de sobornos en Petobras.

"El ex presidente Lula, más allá de líder partidario, era el responsable final por la decisión de quiénes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de los delitos. De hecho, surgieron evidencias de que los crímenes lo enriquecieron y financiaron campañas electorales y la caja de su agremiación política".

La Policía Federal indicó que más tarde dará una conferencia de prensa, pero adelantó que los crímenes investigados en esta etapa son corrupción y lavado de dinero, perpetrados por diversas personas en el contexto de la red de sobornos que actuaba dentro de Petrobras. Los agentes cumplen un total de 44 ordenes judiciales en los estados de San Pablo, Río de Janeiro y Bahía.

En la residencia del hijo de Lula Fabio Luiz "Lulinha", en San Pablo, además de oficiales policiales actuaron también agentes de la Receta Federal. Hubo asimismo allanamientos en las sospechadas propiedades de Lula en Guarujá y en Atibaia.

La presidenta Dilma Rousseff fue alertada bien temprano sobre lo que estaba ocurriendo, pero hasta el momento no hubo reacción del Palacio del Planalto.

En el centro del petrolão

El sorpresivo operativo llega un día después de que tanto Rousseff como Lula fueran empujados al centro de atención del "petrolão" por la revelación de la revista Istoé que publicó un supuesto acuerdo de delación premiada al que habría llegado con la Justicia el arrepentido senador petista Delcídio Amaral, detenido en noviembre por su participación en la red de sobornos. Según la publicación, el defenestrado senador, ex jefe de la bancada oficialista en la Cámara alta, tanto la presidenta como su padrino político estaba al tanto del esquema de coimas y sobrefacturación dentro de Petrobras.

Amaral apuntó que Rousseff utilizó su poder para evitar la punición de corruptos y corruptores, al designar para el Superior Tribunal de Justicia a un juez que se comprometió a votar a favor de liberar a los empresarios arrestados por haber sobornado a directivos de Petrobras y a políticos oficialistas a cambio de contratos con la petrolera estatal. Y acusó a Lula de actuar personalmente para bloquear las investigaciones judiciales al ordenar el pago de dinero para intentar comprar el silencio de testigos del "petrolão".

Istoé obtuvo copias del acuerdo de delación premiada negociado entre la Procuraduría General de la República y Amaral, quien desde el 19 de febrero cumple prisión domiciliar. La revista aclaró que el documento de unas 400 páginas aún no había sido aceptado por el Supremo Tribunal Federal (STF), que cuestionó una cláusula de confidencialidad exigida por el senador.

Ayer, tanto Rousseff como Lula negaron vehementemente las acusaciones. La presidenta además, repudió "el uso abusivo de filtraciones como arma política".

Redacción: Leo.bo

Fuente: La Nación

Últimas Noticias

Prev Next

Informe-Comisión pide paralizar carreter…

Informe-Comisión pide paralizar carretera que va al Tipnis

La comisión del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza, que analizó el caso del...

La Paz-Caso Anapol: aprehenden a 2 repre…

La Paz-Caso Anapol: aprehenden a 2 representantes de empresas

Dos representantes de empresas que se adjudicaron la evaluación del ingreso de los postulantes a...

En Bolivia-Prefieren los vehículos entre…

En Bolivia-Prefieren los vehículos entre $us 18 mil y 30 mil

Los bolivianos demandan vehículos cuyos precios oscilan entre los 18 mil a 30 mil dólares...