Santa Cruz de la Sierra
07 Mayo 2015

El presidente boliviano, Evo Morales, viajó hoy a la ciudad brasileña de Río Branco, cercana a la frontera con Bolivia, para visitar su industria piscícola junto al exmandatario de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, confirmó una fuente oficial.

El gobernante, su ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y el gobernador electo de la región amazónica boliviana de Pando, el oficialista Luis Flores, partieron desde la ciudad norteña de Cobija, capital pandina, indicó a Efe una fuente del Gobierno.

 

Morales anunció esta semana que Lula da Silva le invitó a conocer la industria de pescados que es administrada conjuntamente por privados y por el Estado brasileño en Río Branco.

El Gobierno de Morales proyecta instalar industrias de pescado en Pando, la región de Beni (noreste) y en Cochabamba (centro), con una inversión aproximada de 20 a 30 millones de dólares.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

05 Mayo 2015

El presidente Evo Morales informó que el jueves se reunirá con el ex Mandatario de Brasil, Inacio Lula Da Silva (2003-2011), en Río Branco, para analizar la implementación de una industria piscícola en los departamentos bolivianos de Pando, Cochabamba y Tarija.

"Estaremos pasado mañana con Lula, en Río Branco, una linda industria de pescado, (...) aunque allí los proyectos son prioridad de Estado y nosotros tenemos un plan, de instalar tres industrias de pescado, en Pando, Cochabamba y Tarija", dijo.

En conferencia de prensa, dictada en Palacio de Gobierno, Morales explicó que el objetivo es instalar la industria piscícola este año, con una inversión de de 20 ó 30 millones de dólares. "Todavía tenemos algunos proyectos y personalmente voy a ir a ver esa linda industria que tiene Brasil", agregó.

El Mandatario boliviano adelantó que en el encuentro también está prevista la presencia de las autoridades de esa región del norte brasileño. Asimismo, dijo que aprovechará su visita para reunirse con otras autoridades del Gobierno nacional de Brasil.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

03 Mayo 2015

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, está en el punto de mira de la fiscalía, según la revista brasileña Época. En pleno escándalo de corrupción de la operación Lava Jato (Lavacoches), que afecta a la empresa estatal Petrobras, el reportaje asegura que el departamento de Combate a la Corrupción de la Fiscalía de la República ha abierto una investigación contra el exmandatario por tráfico de influencias e investiga si facilitó la prestación de servicios de Odebrecht, un gigante de la construcción, para gobiernos extranjeros.

Lula es sospechoso, según la publicación, de usar su influencia para garantizar negocios de la constructora con representantes de gobiernos extranjeros en carreteras, puertos y aeropuertos financiados por el banco público BNDES, que ha dado soporte financiero para infraestructuras en toda la región y en África. La fiscalía justifica la apertura del proceso, de acuerdo con la revista, por “supuestas ventajas económicas obtenidas, directa o indirectamente por parte de Odebrecht por el expresidente entre los años 2011 y 2014 para influir en actos de agentes públicos y, en especial, con los gobiernos de República Dominicana y Cuba. En este último caso, con obras costeadas, directa o indirectamente, por el BNDES”. Odebrecht es una de las responsables por la obra del puerto cubano de Mariel, con recursos del banco.

La revista asegura que el banco concedió una financiación de al menos 1.600 millones de dólares destinados a Odebrecht “después de que Lula, ya como expresidente, se encontrara con los presidentes de Ghana y República Dominicana”. El texto destaca que un estudio del Senado según el cual la constructora recibió 848 millones de dólares de crédito para negocios en el exterior. Un encuentro en 2013 con el presidente ganés, Dramana Mahama, ayudó supuestamente a facilitar los contratos de construcción en el país.

La revelación de Época fue descalificada por Lula durante los festejos del Primero de Mayo de la Central Única de los Trabajadores, ligado al Partido de los Trabajadores (PT). El expresidente dijo que la publicación era “basura”. “Tomen a todos los periodistas de las revistas Veja y Época y no dan ni un 10% de mi honestidad”, dijo. La revista Veja levantó sospechas la semana pasada por la relación de Lula con el expresidente de OAS, otra contratista.

Odebrecht ha publicado una una nota diciendo que el reportaje de Época se basa en un procedimiento del Ministerio Público Federal, que puede ser “tan solo un cuestionamiento, un pedido de esclarecimiento que, al ser atendido, no genera ninguna consecuencia administrativa o judicial. Queda apenas el desgaste de imagen, que parece ser el mayor objetivo de algunos contra Odebrecht en estos últimos meses”.

La nota dice también que existe una “tentativa de envolver a la empresa en falsas denuncias de corrupción sin presentar, hasta el momento, ninguna prueba concreta o constatación definitiva”.

Esta guerra de denuncias puede significar un desgaste más para el Gobierno Rousseff, que ya enfrenta el gigantesco escándalo de corrupción de Petrobras, un parón en la economía y una brusca caída de popularidad de la presidenta. En un informe para sus clientes, la consultora Eurasia Group identifica en el reportaje una fuente potencial que elevará la tensión política en las próximas semanas. Aunque reconoce que la noción de tráfico de influencias es vaga porque Lula era un ciudadano común en el citado período, la alegación de que el BNDS recibió presiones “puede convertirse en un problema para Lula y para el Gobierno de Dilma Rousseff”. La presidenta, en ese caso, tendría que elegir entre admitir una agenda anticorrupción o no asumir ninguna postura en relación al exmandatario.

Viajes cuestionados

De acuerdo con la revista brasileña, Odebrecht patrocinó viajes de Lula a Venezuela, Gana, Cuba y República Dominicana, países que después contrataron obras de la constructora. El asunto ya fue objeto de críticas en el pasado, pero ejecutivos de las empresas contratistas siempre defendieron ese lobby de Lula, pues no existía mejor “hombre propaganda” del país que él. En Brasil, hacer lobby no está regulado como en otros países.

En 2013, en otros reportajes, especialistas en comercio exterior salieron en defensa de la intermediación de Lula. Llegaron a comparar su actuación con el papel que el rey Juan Carlos ejerció cuando visitaba otros países para promover la inversión de empresas españolas. “Lula es un pastor (un predicador) por Brasil que contagia a inversores con su entusiasmo”, dijo entonces el presidente de Andrade Gutierrez, Otávio Azevedo.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Erbol

05 Enero 2015

El popular expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, que gobernó entre 2003 y 2010, buscará un tercer mandato en las elecciones de 2018, adelantó el actual ministro jefe de gabinete en una entrevista publicada en el diario Folha de Sao Paulo.

El ministro Aloizio Mercadante aseguró que en el Partido de los Trabajadores (PT, en el poder por 12 años) "sólo hay una referencia" para los comicios presidenciales, Lula, que tendrá 73 años en esa contienda.

"Él es mi candidato, siempre lo fue. No hay esa discusión en el PT, quien está en el corazón de la militancia del PT es Lula", indicó el jefe de la Casa Civil, una especie de primer ministro.

La presidenta Dilma Rousseff, heredera política de Lula, consiguió por un estrecho margen un segundo mandato, que arrancó el 1 de enero. Tras su triunfo, los analistas ya vaticinaban que el expresidente tendría un papel más protagónico en esta gestión con miras a las próximas elecciones.

Lula abandonó el poder con 80% de popularidad gracias a sus ambiciosos programas sociales, que sacaron de la pobreza a unos 40 millones de personas.

Su regreso al poder ha sido un anhelo de sus seguidores. Incluso, antes de las pasadas elecciones, hubo dentro del PT un movimiento llamado "Volta Lula" que pedía su candidatura, pero él mismo lo sepultó y respaldó a Dilma.

Mercadante fue uno de los fundadores del PT junto a Lula y durante sus dos primeros gobiernos estuvo en el Senado, entrando al Ejecutivo con Rousseff.

Fue ministro de Ciencia y Tecnología y de Educación antes de ocupar la Casa Civil, uno de las posiciones de mayor influencia. A pesar de su cargo en el gobierno, el mismo que ocupó Rousseff antes de ser candidata en 2010, Mercadante descartó de plano tener aspiraciones para buscar la silla presidencial.

"Estoy llegando a una fase de mi vida en la que dediqué todo lo que podía para hacer lo mejor para la vida pública y el país. Seré abuelo por segunda vez la próxima semana, quiero tener chance de vivir con mis nietos el tiempo que no pude vivir con mis hijos", aseguró el ministro, que cumplirá 61 años en mayo.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Caso Alexander-Con resguardo policial y …

Caso Alexander-Con resguardo policial y en reserva se llevó la audiencia

El Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz desarrolló en reserva la audiencia en que...

Aullido (II)

Llegamos al kínder alemán. Antes de bajar de la movilidad del taxista don Braulio Robles...

Tolerancia y respeto-

En el mundo en que vivimos es cada vez más frecuente encontrarnos con personas que...