Santa Cruz de la Sierra
27 Mayo 2015

El Instituto Nacional de Estadística (INE) informó el miércoles, según el Censo de Población y Vivienda 2012, que en el país existen más de 2,3 millones de madres que tienen al menos un hijo, de las que 34% es jefa de hogar, es decir, tres de cada 10 madres bolivianas son el sostén de su familia.

De acuerdo con el INE, 68,6% de las madres jefas de hogar reside en el área urbana y el 34,1% en zonas rurales.

De las madres que viven en La Paz, 38,8% es jefa de hogar; 37,8% en Oruro; 37,4% en Cochabamba; 36,3% en Potosí;
32,1% en Chuquisaca; 30,7% en Tarija; 28,6% en Santa Cruz; 27,5% en Beni; y 23,5% en Pando.

El 59,2% de las madres bolivianas tiene una fuente laboral, principalmente en la venta de servicios, actividades agrícolas, pecuarias y forestales, o a la construcción e industria manufacturera.

Según el Censo de Población y Vivienda 2012, en el área rural siete de cada 10 madres son trabajadoras en la construcción e industria manufacturera; mientras que en el área urbana cuatro de cada 10 madres se dedican a servicios o venta.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

27 Mayo 2015

La coordinadora nacional del Bono Juana Azurduy, Rosa Jazmín Suárez, informó el miércoles que desde la creación del Bono Juana Azurduy, en 2009, éste benefició a 552.000 madres y 800.000 niños y permitió reducir la mortalidad materno-infantil en el país.

"Tenemos en total desde la implementación de este bono la población de mujeres beneficiarias de 552.000 mientras que en niños alcanzó a 800.000", dijo.

Explicó que en 2005 se tenía un registro que de cada 100.000 nacidos vivos fallecían 229 y en 2015 se redujo a 104; mientras que la mortalidad de niños en el mismo periodo era de 50 y se redujo a 26.

También precisó que se capacitaron a 600 promotores del Bono Juana Azurduy en Beni, tarea que será replicada en los otros departamentos del país.

"Estos 600 capacitadores fue una de las primeras actividades que hemos realizado en el departamento del Beni en las ciudades de Trinidad, Guayaramerín y Riberalta, el mismo que será replicado en todo el país para que conozcan a cabalidad de que trata el Bono Juana Azurduy y se pueda replicar en sus comunidades", sostuvo.

La Coordinadora de ese beneficio indicó que para la primera semana de junio se prevé la "bancarización de las 500 primeras mamás", es decir, que van a acceder a una tarjeta de débito a través de la que recibirán el bono.

"Hemos trabajado con el Banco Unión para que estas mamás puedan ser capacitadas y contar con su tarjeta de débito sin ningún costo y puedan tener más disponibilidad de su tiempo y evitar las filas en los bancos", mencionó.

Por otra parte dijo que al menos 501 médicos recorren los distintos municipios para informar sobre la planificación familiar.

El bono fue creado en 2009 por el impulso del presidente Evo Morales y consiste en el pago total de 1.820 bolivianos divididos en 33 entregas a las mujeres gestantes y hasta dos años después del nacimiento de su bebé.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

12 Mayo 2015

El contenido del material orientado a estudiantes desacredita el rol de las mujeres del oriente. Las críticas se expandieron en las redes sociales y aplicaciones móviles.

Inunda las redes sociales el torrente de críticas y denuncias en contra de una lámina dirigida a estudiantes para celebrar el Día de la Madre en la que abundan los conceptos descalificativos del rol de la mujer del oriente de Bolivia en la crianza de sus hijos. El material ha sido detectado cuando ya estaba distribuido en muchas librerías cruceñas.

En la aplicación WhatsApp y en las redes sociales, Facebook y Twitter, algunas de las más usadas en Bolivia, corrían esta mañana de martes las voces de rechazo, indignación y denuncia contra la serie de láminas educativas, que han sido vendidas al público por librerías de la ciudad.

En los documentos, aparentemente elaborados con motivo del Día de la Madre Boliviana, se leen adjetivos discriminatorios contra las madres del oriente, de forma opuesta a la descripción que se hace de las madres del occidente y de los valles del Bolivia.

Algunos padres de familia hicieron llegar fotos de las láminas a este medio. Indicaron que las mismas ya circulan en los colegios. EL DEBER intentó comunicarse con director departamental de Educación, Salomón Morales, para saber si tiene conocimiento del material denunciado, pero no respondió al llamado.

Redacción Leo.bo

Fuente: El Deber Digital y Facebook

09 Marzo 2015

La ley en Uruguay lo permite y la justicia lo aplica: madres son enviadas a la cárcel por culpa de un hijo que, siendo menor de edad, ha cometido un delito.

La semana pasada nuevamente un juez encarceló a una mujer de 50 años para hacer responsable de las actividades delictuales de su hijo que forma parte de una pandilla de adolescentes que asola un barrio en Montevideo.

El juez se amparó en la figura de la patria potestad que rige en Uruguay desde 1972 y que si bien estaba obligada, fue rescatada en 2013 después del asesinato de un repartidor de gas a manos de tres menores.

Según señala el diario El País, la sociedad uruguaya y sobre todo la clase política se muestran indiferentes frente a este tipo de fallos judiciales.

En 2013, debido a la conmoción pública, el juez que vio el caso decidió encarcelar a las madres de los tres menores argumentando que no ejercieron debidamente, con un mínimo de responsabilidad, el control de las conductas de sus hijos, comprometiendo seriamente el desarrollo y salud mental de los mismos.

Desde entonces, varias madres han debido ir a la cárcel, pese a que los legisladores han endurecido las penas contra los menores de edad infractores.

Hasta ahora ningún padre ha sido encarcelado, sólo madres, y los jueces argumentan que lo hacen porque los adolescentes son “mamones” y al ver a su madre en la cárcel debieran cambiar.

En tanto, los fiscales hablan de que estos fallos son medidas ejemplificadoras.

Hasta el momento no hay datos sobre cuántas mujeres han ido a la cárcel por omisión de deberes inherentes a la patria potestad.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: EFE

25 Febrero 2015

El martes fue asesinado un nuevo estudiante en Venezuela y la indignación es total en el país gobernado por Nicolás Maduro. Es por ese motivo que se convocó a una marcha pacífica en la Nunciatura a las 12:00, hora local (16:30 GMT).

Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López (detenido hace un año por el régimen), y María Corina Machado, ex diputada de la Asamblea Nacional, estarán al frente de la marcha en la que las madres vestirán de blanco en repudio de la agresión constante del chavismo.

"Maduro te metiste con mis hijos", es la consigna de la concentración de este miércoles. "San Cristobal está de luto. No puede morir ni un venezolano más en manos de las armas del dictador", escribió Machado en su cuenta de Twitter.

"La crueldad, la indolencia y la impunidad desgarran la familia venezolana. Las madres tenemos que detener este horror", agregó en otro de sus mensajes en la red social.

Por su parte, Lilian Tintori expresó: "¡No vamos a permitir que los cuadernos de nuestros estudiantes se queden en blanco! ¡Los ayudaremos a escribir con líneas de libertad!"

"Hacemos un llamado a @NicolasMaduro para que detenga la violencia contra nuestros jóvenes! Ni un muerto más en #Venezuela", agregó la esposa de Leopoldo López.

Otro de los líderes opositores que se expresó tras el asesinato del estudiante fue Henrique Capriles. El ex candidato presidencial lanzó varios tuits muy duros hacia el gobierno de Maduro.

"¡Basta de matar a los jóvenes de nuestra patria! ¡Cómo quieren estos enchufados generar violencia en el país! ¡Sólo les queda eso! ¡A la inmensa mayoría que queremos cambio aislarla!", comenzó Capriles.

Y agregó: "La vida es el valor más grande de todo ser humano, nuestro muy sentido pésame a la familia Roa, hoy víctimas de la violencia y odio promovido por el Gobierno". Y luego responsabilizó al régimen por permitir el uso de armas en las manifestaciones.

Nicolás Maduro envió sus condolencias a los padres de Kluiberth Roa y denunció que la oposición está creando "sectas de violencia". "La derecha está preparando muchachos para que generen violencia, les llenan el alma de odio y deseos de venganza", aseguró el mandatario al referirse al asesinato de Kluiberth Roa -un estudiante de 14 años- durante una protesta opositora en Táchira.

"Estos muchachos son captados por sectas, lo digo, son como sectas de la derecha. Ustedes son muy jóvenes y no saben lo que fue la secta Tradición, Familia y Propiedad; fue una secta creada por la CIA para formar fanáticos", dijo durante la transmisión de su programa En contacto con Maduro.

Luego catalogó el episodio como "inverosímil", y afirmó que se conoce la información preliminar de lo ocurrido. "Dicen los policías que fueron rodeados y atacados con piedras y uno de los policías accionó la escopeta de perdigones y asesinó a este muchacho", relató.

También pidió un alto a la violencia y exigió el procesamiento del responsable del homicidio, un policía de 23 años identificado como Javier Osias Mora Ortiz y que según la ministra del Interior confesó que disparó al niño con una escopeta de balas de goma.

"Si algún funcionario, por cualquier razón que sea, encargado del orden público, comete un crimen, saben ustedes que soy el primero en dar la orden para buscarlo y detenerlo. En Venezuela está prohibida la represión armada y, de manera explícita en la Constitución, están los elementos para contener, como hicimos hace un año. Estuvimos conteniendo guarimbas de manera impecable. Los 43 muertos de la guarimbas, todos, son producto de francotiradores o de hechos vinculados a violencia como esta", concluyó.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Infobae.com

24 Noviembre 2014

Un día Paulina Bobadilla recorría con su hija Javiera un camino de montaña y por un momento pensó en acabar con la vida de ambas. No soportaba ver sufrir a su niña, quien padece de epilepsia refractaria, un mal que no responde a los anticonvulsivos tradicionales, reseña AP.

Los anticonvulsivos, de hecho, le causaron a Javiera vista tubular (como caballo con anteojeras), daños en la tiroides e insensibilidad al dolor.

“No sentía dolor, vivía en un mundo paralelo. Se sacaba sus uñitas y dejaba sangrando sus dedos”, contó Bobadilla. “Después de años de desesperación, lo único que quería era morir con ella”.

Cerca de una pendiente “le dije hasta aquí llegamos”, recuerda. (Pero) La Javi me dice ‘mamá, te amo’ y la miro y (pienso) ‘tengo que seguir”’.

La vida de Javiera, quien hoy tiene siete años, dio un vuelco cuando comenzaron a experimentar con marihuana, desafiando las leyes chilenas. Desde que ingiere un par de gotas de resina de marihuana diarias, se acabaron las convulsiones y todos los efectos negativos de los anticonvulsivos tradicionales.

Bobadilla dijo que una amiga le sugirió usar marihuana y se decidió después de ver el vídeo de Charlotte Figi, de ocho años, que vive en Colorado, quien padece epilepsia refractaria desde los tres meses. Hace pocos años la trataron con cannabis y poco después empezó a caminar y hablar.

La madre de Javiera y más de un centenar de padres más cansados de esperar que el Congreso apruebe el uso medicinal de la marihuana formaron “Mamá Cultiva”, un grupo de apoyo mutuo cuyos integrantes se exponen a ir a la cárcel al cultivar clandestinamente la marihuana para extraer el aceite que calma e incluso hace desaparecer las convulsiones de sus hijos.

En Chile se puede consumir la droga, pero es ilegal cultivarla, venderla y transportarla. Quienes lo hagan, pueden sufrir penas de 541 días a 15 años de prisión. La estricta ley antidroga chilena permite el uso medicinal con autorización de varios ministerios, un trámite burocrático que pocos encaran.

Personalidades mundiales han solicitado la despenalización y regulación de la marihuana y el ex presidente socialista Ricardo Lagos reactivó el debate en Chile.

 “Partamos por legalizar la marihuana, con lo cual una gran cantidad de delitos desaparece”, dijo a comienzos de mes a la revista Qué Pasa, pero el tema no está en la agenda del gobierno de Michelle Bachelet, que sólo analiza suavizar un poco las penas relacionadas con la marihuana sacándola de la lista de drogas “duras”.

El Congreso está estudiando una propuesta de despenalizar el cultivo de cannabis con fines terapéuticos y recreacionales, la cual fue aprobada sin oposición por la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. La iniciativa debe ser analizada ahora por el pleno de ese cuerpo y luego por el Senado antes de convertirse en ley y, ante la oposición de la derecha, no hay perspectivas de que eso suceda a corto plazo.

“Mamá Cultiva” crece a diario pues hay unos 15.000 niños con epilepsia refractaria en Chile, según dijo a The Associated Press Ana María Gazmurri, líder de la Fundación Daya, que promueve desde hace un año terapias alternativas y que impulsó el nacimiento de “Mamá Cultiva”.

Si bien en Chile no hay estudios clínicos sobre el efecto medicinal de la marihuana, la doctora Lidia Amarales, directora del estatal Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, dijo en noviembre que “existe evidencia científica internacional que avala el uso de esta droga en algunas patologías muy específicas como epilepsia refractaria, cuidado paliativo del dolor”.

Destacó, no obstante, que el uso de cualquier droga legal o ilegal, en niños o jóvenes siempre puede generar reacciones negativas.

Gazmurri precisó que en Fundación Daya y la municipalidad de La Florida adelantan un programa piloto que permitirá “la generación de un estudio clínico que nos permita tener toda la evidencia que en otras partes del mundo ya existe”.

Tras muchos meses de gestiones, ambas entidades consiguieron los permisos correspondientes y sembraron 850 plantas en un reciento ultra vigilado. Con la cosecha de marzo de 2015 producirán aceite y la resina será entregada a 200 pacientes oncológicos.

La Sociedad de Neurología, Pediatría, Anestesiología, facultades de medicina y el Colegio Médico emitieron un comunicado público para decir que la evidencia disponible sobre el uso terapéutico “es insuficiente, lo que contrasta con la vasta evidencia científica sobre sus efectos perjudiciales”.

En la mayor parte del mundo está prohibida la marihuana, pero hay una fuerte corriente a favor de su legalización. En diciembre pasado Uruguay legalizó y reguló su uso, y Colombia y Argentina despenalizaron el consumo personal. En los estados de Colorado y Washington, en Estados Unidos, también se pueda consumir y Canadá regularizó el uso medicinal. En Europa se puede consumir legalmente en Portugal, Bélgica y Suiza, aunque en Holanda se adquiere en algunos cafés.

La mayoría de los miembros de “Mamá Cultiva” tiene plantaciones en sus patios o en habitáculos acondicionados, pero como las plantas crecen lento, a veces acuden a traficantes, que en ocasiones los engañan, como a Susana, a quien le vendieron una marihuana macho, que no sirve para sacar aceite.

“Le expliqué (al traficante) que era para mi hijo enfermo, que necesitaba marihuana hembra, pero me vendió una planta macho”, cuenta Susana, quien no quiso dar su nombre completo por temor a tener problemas con la justicia.

Antes de usar cannabis, hace 18 meses, Bobadilla gastaba sólo en medicamentos 500.000 pesos (unos 840 dólares) mensuales, más del doble de un sueldo mínimo, que es de 215.000 pesos, y una cifra inalcanzable para ella. La madre de Javiera, de 34 años, tenía una peluquería, pero empezó a vender todo para pagar los medicamentos de su hija hasta que perdió su negocio. Su esposo es ingeniero en informática.

Ahora cultivar y producir aceite no supera los 100 dólares.

Bobadilla enfatizó que “Mamá Cultiva” “nace por la desesperación” de padres que se sentían solos y Daya “fue el impulso, el acompañamiento, porque

“Los doctores a nosotros nos dejan solos”, dijo Bobadilla al justificar el cultivo de marihuana.

El hijo de Gabriela Reyes, Lucas, de siete meses, fue desahuciado por los médicos cuando llegó a tener 300 convulsiones diarias producidas por la epilepsia refractaria. Hoy tiene de 10 a 15 diarias gracias al aceite.

“Era un bebé que lo único que hacía era llorar todo el día. Paraba solo cuando dormía un rato y seguía llorando”, declaró Reyes. “Llegó a estar con ocho anticonvulsionantes juntos y hacía dos crisis diarias”.

Para evitar ser timados al comprar marihuana a traficantes, como le sucedió a Susana, el grupo organizó un taller clandestino de cultivo de marihuana para algunos padres. Cultivadores del cannabis les enseñaron a multiplicar las plantas para que no les falte la materia prima, pero en la reunión se dieron cuenta de un nuevo engaño: una droguería les vendió un alcohol que no es apto para extraer la resina que luego beberán sus hijos.

Mientras algunos padres extraían aceite, Susana separaba hojas secas y semillas del tallo, con la esperanza de poder obtener algo de aceite. A pocos metros su esposo atendía a su hijo, que emitía gritos mientras sufría convulsiones.

Horas después todos tuvieron la oportunidad de sacar un tallo con hojas y prepararlo para dar vida a otra planta, en un proceso conocido como “esqueje”. Sus caras se veían felices a medida que dominaban la técnica. Si hubieran sido descubiertos por la policía, con la cantidad de marihuana que había en el lugar, arriesgaban una pena de las más altas.

Por ahora se sabe de un solo detenido en relación con estas actividades, ya que son extremadamente cuidadosos para que no los ubiquen ni les decomisen sus plantas. El arrestado es un hermano de Bobadilla.

En septiembre Bobadilla se quedó sin plantas para extraer y tuvo que acudir a un traficante, fue acompañada por su hermano y unos amigos. Compraron 23 gramos y al llegar a su casa se bajó del vehículo y el hermano y sus amigos se quedaron en el auto, pues pensaban ir a comprar unos hot dogs. Apareció la policía y les encontró la marihuana. El joven estuvo detenido unas horas y hoy está procesado por microtraficante, arriesgando una condena de hasta cinco años.

“La cárcel no me asusta”, dijo Bobadilla. “Que me quiten la medicina, eso (me asusta)”.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

14 Noviembre 2014

Un 28% de mujeres en América Latina fue madre antes de los 20 años, la segunda región del mundo con mayor fecundidad adolescente después de África Subsahariana, según un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

América Latina es también la segunda región donde menos ha disminuido la maternidad infantil en los últimos veinte años (-12,9%), sobre todo teniendo en cuenta los bajos niveles de fecundidad total de los países y sus mejoras en educación y salud.

La tasa de fecundidad entre menores de 20 años bajó de un 32% en el año 2000, a un 28% en 2010, un nivel similar al del año 1990 (29%), según el estudio titulado "La reproducción en la adolescencia y sus desigualdades en América Latina".

En Europa Occidental la tasa de maternidad adolescente es de un 2%.

La maternidad en jóvenes de entre 15 y 19 años es mayor en sectores pobres e indígenas. De hecho, en Brasil, Panamá y Costa Rica el embarazo adolescente en aborígenes es el doble que entre las mujeres mestizas.

Muchas chicas, "por falta de oportunidades, restricciones para elaborar proyectos personales y patrones culturales", ven en la maternidad una forma de superación de la pobreza, alerta la Cepal.

Los países con mayor maternidad en jóvenes de entre 15 y 19 años son Nicaragua (19,9%), República Dominicana (19,7%) y Ecuador (17%), mientras que los niveles más bajos se registran en Uruguay (9,5%), Costa Rica (11,1%) y Perú (11,5%).

El embarazo entre menores de 15 años es del 0,5%, pero la cifra sigue al alza.

Según la Cepal, el embarazo adolescente "fomenta la reproducción intergeneracional de la pobreza" y "compromete la autonomía de las mujeres para emprender sus proyectos de vida".

También "evidencia la necesidad de que la educación sexual y los servicios de salud reproductiva sean una prioridad para las políticas públicas", agrega el comunicado.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

25 Septiembre 2014

Se entregó 5.000 kilos de provisiones nutritivas, beneficiando a más de 800 personas, entre madres gestantes, niños lactantes y menores de 6 años.

El Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, a través del programa “Primero la Vida”, hizo la entrega de alimentos fortificados a seis comunidades de Concepción. El objetivo es garantizar que las madres que están en periodo de gestación, los niños lactantes y menores hasta los 6 años, tengan un buen desarrollo en su crecimiento, especialmente en los municipios con alto índice de desnutrición y generar un hábito periódico de control en la salud del niño y de las mujeres embarazadas.

Arturo Montaño, Secretario de Coordinación de la subgobernación de Ñuflo de Chávez, manifestó que “este proyecto de la Gobernación ayuda a las mamás y a los niños hasta los 6 años a complementar su alimentación con nuevos nutrientes”.

Por su parte Yolanda Faldín, beneficiada con la entrega, indicó; “mi agradecimiento a la Gobernación y al Gobernador  porque la verdad, es la única persona que nos ayuda a las familias del campo”, concluyo

Al mismo tiempo Vera Carolina Peña, médico del Centro de Salud de la comunidad Candelaria, enfatizó: “este alimento es muy necesario para la gente de la comunidad, porque ayuda mucho a fortalecer  la salud de los niños y de las mujeres embarazadas, son alimentos fortificados ya que tienen hierro, vitaminas, proteínas  que  ayudan en la alimentación de los niños para que crezcan y se desarrollen adecuadamente”.

Redacción Leo.bo

Fuente: GAD

Últimas Noticias

Prev Next

Ofertan cirugías en redes sociales (I)

El Dr Nadir Salaues Hurtado, presidente de la Sociedad Científica de Cirugía Plástica filial Santa...

Costumbre boliviana

Todo dejarlo para última hora. Es una costumbre boliviana aquella y parece jamás cambiará, porque...

A punto de terminar el plazo El 58% de l…

A punto de terminar el plazo El 58% de los vehículos pasaron la inspección

El 58% del parque automotor de Bolivia se sometió a la inspección técnica vehicular hasta...