Santa Cruz de la Sierra
14 Octubre 2015

El papa Francisco pidió "perdón" en nombre de la Iglesia por los escándalos recientes que se produjeron en Roma y el Vaticano, al principio de su audiencia semanal en la plaza de San Pedro.

El Vaticano ha vivido varias controversias en los últimos tiempos, entre ellas el anuncio de la homosexualidad de un cura polaco y la filtración de una carta privada que envió un grupo de cardenales conservadores al papa para protestar contra la metodología del actual sínodo sobre la familia.

"Quisiera, en nombre de la Iglesia, pedirles perdón por los escándalos recientes que tuvieron lugar en Roma y en el Vaticano. Les pido perdón", dijo Francisco.

"Es inevitable que se produzcan escándalos, pero ay de aquel por quien viene el escándalo", dijo, citando un pasaje de la Biblia.

El pontífice, de 78 años, está presidiendo un sínodo de tres semanas donde los debates de la Iglesia sobre la familia se han visto eclipsados por los escándalos.

La divulgación de la carta de los cardenales rebeldes recordó el martes el ambiente de intriga que rodeó el escándalo "Vatileaks" en 2012, cuando el mayordomo del papa Benedicto XVI reveló las feroces disputas en el seno de la curia y los presuntos fraudes cometidos por la administración vaticana.

La reunión de los obispos comenzó marcada por las declaraciones de un cura polaco de 43 años, Krysztof Olaf Charamsa, que confesó su homosexualidad y presentó a su pareja.

Charamsa, miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, fue despedido de inmediato, pero su anuncio añadió leña al fuego de un debate que opone a conservadores y liberales sobre la relación de la Iglesia con los homosexuales.

El papa también se vio envuelto en el mundo de la política italiana este mes, después de que negara enfáticamente haber invitado al alcalde de Roma, Ignazio Marino, a su viaje a Estados Unidos.

Muchos consideran que las declaraciones del papa, que muchos interpretaron como una muestra de desprecio, contribuyeron a la renuncia de Marino, el lunes.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

07 Octubre 2015

El papa Francisco lamentó que ni la política ni la economía den el reconocimiento y el apoyo que necesita la familia, durante la catequesis de la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro.

Francisco dedicó su alocución a la familia al recordar que desde el pasado lunes se está celebrando el Sínodo de los obispos sobre el tema.

"La familia requiere toda nuestra atención y cuidado, y el Sínodo debe responder a esta solicitud", expresó el pontífice.

Desde el lunes, 270 prelados se encuentran congregados en el Vaticano para debatir y dar una respuesta por parte de la Iglesia católica a los "desafíos" que presenta la familia actual.

El pontífice afirmó que en la actual vida cotidiana de los hombres sus relaciones aparecen "deshidratadas, áridas y anónimas" y que "se siente la necesidad de una robusta inyección de espíritu familiar".

Y aseguró que la familia da "a toda la sociedad una perspectiva más humana" pues "permite establecer vínculos de fidelidad, sinceridad, cooperación y confianza".

Por ello, lamentó que, "sabiéndose todo esto, no se dé a la familia su justo peso y reconocimiento en la organización política y económica de la sociedad contemporánea".

"Para la Iglesia el espíritu de familia es como su carta magna: la Iglesia es y debe ser la familia de Dios", añadió.

Por ello, instó a que el entusiasmo de los padres sinodales, reunidos en estos días y "animados por el Espíritu Santo", den un renovado impulso a la Iglesia y que "se abandonen las viejas redes y se vuelva a pescar".   

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

05 Octubre 2015

El papa Francisco afirmó que el Sínodo de los obispos, que desde este lunes se reunirá para debatir sobre temas relacionados con la familia, "no es un parlamento donde hay que negociar, pactar o llegar a compromisos".

Francisco hizo esta afirmación en el discurso de apertura de los trabajos de la asamblea en el Aula del Sínodo ante los 270 padres sinodales, los que tendrán derecho al voto, y unos 90 entre expertos y auditores.

Francisco aseguró que la Iglesia "no es un museo", sino un lugar para el progreso.

A los prelados, el Papa les recordó que se deben abrir al Espíritu Santo por el bien de la Iglesia, y que dejen de lado opiniones personales o prejuicios.

El Pontífice argentino explicó que el Sínodo significa "caminar juntos con el espíritu de la colegialidad y sinodalidad", y pidió afrontarlo con "celo pastoral, franqueza y sabiduría y poniendo por encima de todo el bien de la familia, de la Iglesia y de la suprema lex (ley suprema): la salvación de las almas".

"Os quiero recordar que el Sínodo no es un convenio o un parlamento donde hay que llegar a ponerse de acuerdo. El Sínodo es una expresión eclesial, es la Iglesia que camina, para leer la realidad con los ojos de la fe y los ojos de Dios", añadió.

El único método -agregó- es "abrirse al Espíritu Santo para iluminarnos ante nuestras opiniones personales y prejuicios por el bien de la Iglesia".

A los padres sinodales los instó entonces a que afronten estos días con "valor apostólico, humildad evangélica y oración confiada".

"Sin Dios, nuestras decisiones serán sólo decoraciones que no exaltarán el evangelio, sino que lo decoran y lo recubren", agregó.

El Sínodo comenzó con la oración de la Hora Tercera, y después tomó la palabra el presidente delegado de turno, el cardenal hondureño Óscar Rodríguez Maradiaga, quien lamentó que los medios de comunicación presenten este Sínodo como "el de dos bandos enfrentados entre ellos con posiciones irreconciliables".

Asimismo, pidió a los participantes "que no pierdan el ánimo ante una Iglesia a la que dan en peligro de extinción y una familia bajo ataque" e instó a que el Sínodo sea "un instrumento de pacificación".

Tras el discurso del Papa, el secretario del Sínodo, el cardenal Lorenzo Baldisseri, explicó a los presentes el funcionamiento de esta asamblea, que durará hasta el 24 de octubre, y recordó que se ha llegado al final de un largo recorrido del que se espera finalmente "recoger sus frutos".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

23 Septiembre 2015

Durante la homilía de su misa en la basílica de la Inmaculada Concepción, en Washington, Francisco se refirió el ejemplo de Junípero Serra, el primer santo hispano de los Estados Unidos.

"Junípero Serra supo vivir lo que es la 'Iglesia de salida'; supo dejar su tierra, sus costumbres, se animó a abrir caminos, fue al encuentro de tantos. Aprendió a gestar y acompañar la vida de Dios", dijo el Pontífice en español, ante unos 25.000 fieles que se acercaron a escucharlo dentro y fuera de la basílica.

"¿Cómo hacer para que no se nos anestesie el corazón? ¿Cómo profundizar la alegría del Evangelio en diferentes situaciones de nuestra vida?", preguntó. "Somos los hijos de la audacia misionera, de quienes no se encerraron", dijo al reivindicar al fraile Junípero Serra. Y agregó: "La alegría del cristiano la experimenta en la misión".

Además, pidió a los fieles que allí se reunieron para escucharlo que "vayan a anunciar sin miedo, sin prejuicios, sin superioridad, sin purismos, a todo aquel que ha perdido la alegría de vivir".

En otra mención al santificado Serra, Francisco afirmó: "(Junípero) fue siempre adelante, por todo lo que aún le quedaba. Que hoy nosotros podamos decir, como lo hizo (él) ayer, 'siempre adelante'".

La homilía fue pronunciada minutos después de que se instalara una reliquia del santo hispano en el altar desde el que Francisco ofreció la ceremonia.

Francisco cumplió el primer día de su gira por los Estados Unidos, en donde se quedará hasta el próximo domingo 27, cuando regresará al Vaticano. Después de ser recibido por el propio presidente Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden junto a sus familias, el Pontífice participó en un encuentro con los obispos de los Estados Unidos en la Catedral de San Mateo.

El viernes partirá para Nueva York, donde se espera que visite la sede de las Naciones Unidas (ONU), participe en una peregrinación a través del Central Park y ofrezca una misa en el Madison Square Garden. Finalmente, viajará a Filadelfia, el último destino de su gira por Estados Unidos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

23 Septiembre 2015

En su segundo día de gira en Estados Unidos, el papa Francisco instó en un encuentro con obispos norteamericanos a recibir sin miedo a la inmigración latina. El Sumo Pontífice, durante su discurso en la catedral de San Mateo en Washington, aseguró que esta comunidad enriquecerá tanto al país como a la Iglesia católica.

"Acójanlos sin miedo. Ofrézcanles el calor del amor de Cristo y descifrarán el misterio de su corazón", apuntó Francisco.

"La Iglesia estadounidense conoce como pocas las esperanzas de los corazones de los migrantes. Desde siempre ha aprendido su lengua, apoyado su causa, integrado sus aportaciones, defendido sus derechos, promovido su búsqueda de prosperidad, mantenido encendida la llama de su fe", recordó.

Durante su encuentro con obispos norteamericanos, Francisco pidió que reciban sin miedo a los inmigrantes latinos

Francisco a se presentó ante los obispos norteamericanos como "un pastor venido del sur".

"Ahora tienen esta larga ola de inmigración latina en muchas de sus diócesis, (...) siento la necesidad de darles las gracias y de animarles", señaló a los obispos reunidos en la catedral de San Mateo Apóstol.

Durante el mismo discurso, el Pontífice se refirió a lo que definió como los "momentos oscuros" de los últimos años en la Iglesia en este país, en relación a los casos de abusos sexuales a menores de edad.

"Soy consciente del valor con el que han afrontado momentos oscuros de su recorrido eclesiástico sin temer autocríticas ni ahorrarse humillaciones y sacrificios", agregó.

Jorge Mario Bergoglio habló de las "heridas" causadas y del "generoso empeño" a favor de las "víctimas" por parte de los obispos, a quienes dijo: "No he venido a juzgarlos o a impartirles lecciones".

Sobre la inmigración en Estados Unidos, Francisco reconoció el trabajo que realiza el país con los millones de personas que llegan a Estados Unidos. "Ninguna institución estadounidense hace más por los inmigrantes que sus comunidades cristianas", apuntó.

"Tenemos una responsabilidad especial para hacer que la promesa de una nación, bajo Dios, con libertad y justicia para todos siga siendo un sueño americano que todo el mundo pueda conseguir", consideró el arzobispo Joseph E. Kurtz, presidente de la Conferencia Episcopal Estadounidense.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

23 Septiembre 2015

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, reveló el miércoles que el principal objetivo del incremento de las alícuotas del gravamen arancelario para la importación de productos, es fomentar el mercado interno con artículos nacionales.

"Tenemos que fomentar el mercado interno de productos bolivianos. La idea es que los bolivianos crezcamos y seamos más productivos y mejoremos nuestros ingresos", informó a medios estatales.

El 19 de septiembre, el Gobierno aprobó el incremento de las alícuotas del gravamen arancelario  para la importación de leche, nata, café, yogur, uvas frescas o secas, papas, vinos, calzados y otros.

La norma establece un arancel para la internación de la leche y nata de entre el 20% y 30%; 20% para el yogur; 20% para las uvas frescas y 30% para las secas; 40% para el café tostado o descafeinado y molido; 30% para las papas y 40% para las demás hortalizas.

Entretanto, la alícuota del vino de uvas frescas y otros sube a 20%; del pelo fino u ordinario de conejo al 20%; de los calzados con puntera metálica, de suelas de caucho, plástico y cuero fluctúa entre el 30% y el 40%.

Según el Ministro de Economía, la subida de aranceles permitirá a los productos nacionales adquirir un mayor margen de desenvolvimiento en el mercado nacional. "Por lo tanto, se fomentará el consumo de lo nacional", añadió.

Arce explicó que también se decretó que varios productores soliciten permisos sanitarios emitidos por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), para acentuar la inocuidad alimentaria y cuidar la salud de los bolivianos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ANF

22 Septiembre 2015

Aunque muchos no lo recuerden, Madonna y Sean Penn fueron una de las parejas más famosas del mundo de la farándula estadounidense durante los años 80. Hoy, cada cual por su lado y habiendo pasado mucha agua bajo el puente, no se guardan rencores.

Esta semana, la Reina del Pop dio un show en el Barclays Center de Nueva York y realizó una declaración a su público. "Hice show en el Madison Square Garden la otra noche. Mi ex marido estaba allí. ¿Se lo pueden imaginar?", comenzó diciendo. Ese día, que fue la semana anterior, el actor fue a verla junto a su hija Dylan Penn, fruto de su relación con la actriz Robin Wright.

"Había estado en un recital mío 30 años atrás, también en el Madison Square Garden, y estaba muy molesto conmigo porque usé un traje que mostraba mucho. ¡No es mentira!", agregó. La cantante contrajo matrimonio con Penn en 1985, y en 1989 que se separaron envueltos en rumores de celos obsesivos.

"En fin, luego de el show me escribió una carta en la que dice que finalmente aprecia mi arte. Y eso es lo que tengo que decir acerca del matrimonio. Treinta putos años tarde", concluyó la cantante. La moraleja: siempre se puede aprender algo de una ex pareja, aunque hayan pasado décadas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Teleshow

10 Septiembre 2015

 El papa Francisco denunció este jueves "el indecible sufrimiento de los niños" que viven "dolorosas situaciones familiares" tras el fracaso del matrimonio de sus padres y pidió a los católicos que sean "instrumentos de misericordia" para ellos.

A unas semanas del sínodo sobre la familia que comienza el 4 de octubre, el pontífice argentino habló ante una delegación de 400 miembros de los Equipos de Nuestra Señora, un movimiento de parejas cristianas nacido en Francia en 1938.

El Papa, que había asegurado en junio que el divorcio podía ser necesario en algunas ocasiones, por ejemplo en casos de violencia conyugal, volvió a hablar del fracaso de algunos matrimonios cristianos.

Sus palabras, inéditas en boca de un pontífice, deberían influir en los debates del próximo sínodo.

"Sólo puedo animar a las parejas de los Equipos de Nuestra Señora a ser instrumentos de la misericordia de la Iglesia para personas cuyo matrimonio fracasó", dijo, mencionando "el indecible sufrimiento de los niños que viven esas dolorosas situaciones familiares".

"Las familias heridas son tan numerosas hoy en día", añadió, citando entre los motivos "el desequilibrio provocado por un distanciamiento, una ausencia o un clima de violencia".

La Iglesia Católica no reconoce el divorcio, pero el Papa decidió esta semana simplificar los trámites para obtener la nulidad del matrimonio.

El pontífice volvió, sin embargo, a condenar este jueves los "poderosos proyectos contrarios" difundidos por "colonizaciones ideológicas", en alusión al matrimonio homosexual y a la "teoría de género".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Nuevo relacionamiento (II)

El presidente electo del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, de modo previsor y...

Atentado a la salud

Una empresa municipal se dio a la tarea de enviar a sus funcionarios a vigilar...

Por venta de gas-Bs 3.373 millones más l…

Por venta de gas-Bs 3.373 millones más logra Bolivia con adenda

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, afirmó ayer sábado que Bolivia obtendrá 3.373 millones...