Santa Cruz de la Sierra
26 Agosto 2015

El real y las acciones de Brasil encabezaron las declinaciones en América Latina ante la especulación de que una contracción económica se profundizará conforme se desacelera el crecimiento del principal socio comercial del país.

El Ibovespa cayó al nivel más bajo en seis años luego de ingresar el viernes a un mercado bajista en un contexto de caída de los mercados globales que alimentó los temores a que el crecimiento de China se desacelere más rápido de lo provisto mientras la Reserva Federal estadounidense se dispone a subir las tasas de interés. Un índice de monedas latinoamericanas declinó al menor nivel desde por lo menos 1992, en tanto el real brasileño y el peso chileno caían a los niveles más bajos en 12 años.

“Es un baño de sangre”, dijo Bernd Berg, un estratega en Londres de Société Générale SA. “Hay ventas por pánico debido al temor por el crecimiento global y a la incertidumbre sobre los próximos pasos de la Fed”.

Las acciones y las monedas de los países en vías de desarrollo se han derrumbado desde que China dispuso una inesperada devaluación del yuan este mes, lo que alimentó el temor a que la desaceleración de la segunda mayor economía del mundo sea mayor que la esperada. Los escándalos de corrupción desde Brasil hasta México y un derrumbe de las materias primas también han contribuido a la liquidación en momentos en que se pronostica que América Latina se contraerá por primera vez desde 2009.

El Ibovespa bajaba 5,3 por ciento a las 11:16 en Sao Paulo, mientras que el fondo que cotiza en bolsa iShares MSCI Brazil Capped caía al nivel más bajo en una década. El real se debilitaba 1,7 por ciento, a 3,5580 por dólar. El riesgo de los bonos de Brasil medido por las permitas de riesgo crediticio subía al nivel más alto en seis años. Las acciones mexicanas es encuentran en corrección técnica luego de bajar más de 10 por ciento respecto del pico de septiembre, mientras que el peso declinó a un récord de 17,1875 contra la moneda estadounidense.

Posición bajista

Los operadores adoptan una posición bajista respecto de América Latina ante los pronósticos de que Brasil, la economía más grande de la región, anunciará la recesión más prolongada desde 1930 en un contexto de crisis política y de un creciente escándalo de corrupción en la compañía petrolera estatal. El aumento de los costos crediticios desacelera el gasto en consumo, lo que lleva el índice de aprobación a la presidenta Dilma Rousseff a un bajo nivel récord y a oscurecer las perspectivas de ganancias de las empresas.

La situación en el resto del continente no es mucho mejor. La inflación más rápida del mundo hace que Venezuela padezca escasea de alimentos y medicinas, mientras que Argentina enfrenta a acreedores “holdout” luego de un impago del año pasado y México trata de reanimar el crecimiento. Chile y Perú, que están los mayores productores de cobre y zinc, han experimentado una caída de los ingresos por exportaciones conforme caen los precios de los metales.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

15 Julio 2015

El botín compuesto por 207 monedas de oro, que pesan alrededor de 1.400 gramos y tienen un valor cercano a los u$s50.000, fue presentado en Luneburgo (Baja Sajonia) tras haber sido descubierto por el arqueólogo aficionado Florian Bautsch.

A finales de octubre de 2014, el hombre de 31 años encontró 10 monedas bajo un árbol en la localidad de Oedeme, en la mencionada Luneburgo. Entonces dio aviso a las autoridades.

El arqueólogo, que recibirá 2.500 euros (el equivalente a 2.750 dólares) como recompensa, se encontraba en el sitio investigando algo que parecía una tumba cuando halló las monedas.

En las excavaciones posteriores, los arqueólogos profesionales hallaron otras 207 monedas a una profundidad de un metro, siendo la más antigua es del año 1831 y la más nueva de 1910.

Según aseguraron los especialistas sajones, este nuevo descubrimiento de oro nazi es el más importante del norte de Alemania. Sin embargo, más difícil para los científicos fue precisar la fecha en que estas monedas fueron enterradas.

Las piezas doradas estaban escondidas en bolsas de aluminio oficial con sellos del banco del Reich y la esvástica nazi, algo por lo cual los expertos estiman que el tesoro data de la década del 40 (en plena Segunda Guerra Mundial), e incluso podrían ser posteriores a la contienda bélica.

"Que las bolsas selladas fueran enterradas sugiere que se trata de material saqueado, para recuperarlo en una fecha posterior", señalaron los expertos del Museo de Luneburgo donde se encuentran las monedas, según publica el periódico ABC.

Por un único día, el próximo domingo 19 de julio las monedas serán exhibidas al público general en el mencionado museo, para luego continuar con la investigación.

"Queremos saber de dónde viene el dinero, quién lo enterró ahí y por qué", afirmó la directora del museo, Heike Düselder.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

24 Junio 2015

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha publicado fotografías propagandísticas de las monedas de oro que supuestamente ha acuñado en los territorios que domina en Irak y Siria.

En las instantáneas, difundidas en internet y cuya autenticidad no pudo ser comprobada, se ven monedas de uno y cinco dinares.

En el anverso de ambas, aparece inscrito en la parte de arriba "Estado Islámico" con el valor de la moneda en la mitad, y en la parte de abajo el mensaje "un califato que sigue el modelo del profeta" Mahoma.

En el reverso de la pieza de un dinar se ven varias espigas de trigo, y en la de cinco dinares, un mapa del mundo.

Simpatizantes de los extremistas han afirmado en internet que la organización ha comenzado ya a producir estas monedas.

En noviembre pasado, la Oficina de la Casa de Finanzas del EI anunció que iba a fabricar monedas en oro, plata y cobre para "sustituir el sistema de cambio tiránico que fue impuesto a los musulmanes y ha llevado a su opresión".

El EI publica las fotografías de las monedas cuando está a punto de cumplirse un año de la proclamación de un califato en Irak y Siria.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

21 Mayo 2015

Un monje budista de la ciudad china de Shanghái utilizó 223.840 monedas recolectadas en limosnas en su templo para comprar unos calentadores de agua en una tienda de la ciudad, relató hoy el portal de noticias de la agencia oficial Xinhua.

Los sorprendidos tenderos tuvieron que emplear 13 horas para contar las monedas, que pesaban 776 kilos y en su mayor parte eran de 10 céntimos de yuan (el equivalente a un centavo de dólar, o un céntimo de euro) y se habían acumulado durante años en el Templo Xingjue.

El monje, que compró 16 calentadores, contó a los tenderos que había intentado usar sus monedas en varias tiendas de electrodomésticos de la ciudad pero que todas hasta entonces se habían negado a recibirlas como pago.

El establecimiento que finalmente aceptó su dinero tuvo que pedir ayuda a una sucursal cercana del Banco Agrícola de China, que mandó varios empleados para colaborar en el costoso recuento.

"Quedó tan contento por el servicio que prometió a la tienda regresar para adquirir aparatos de aire acondicionado y otros electrodomésticos", señaló la información.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

28 Enero 2015

El asesor principal de Política Económica del Banco Central de Bolivia (BCB), Raúl Mendoza, informó el miércoles que en 2014 se incautaron alrededor de 44.000 piezas, entre billetes y monedas falsificadas, registradas en el ente emisor.

En la Rendición Pública de Cuentas 2014 del BCB, Mendoza explicó que la incautación de 44.000 piezas el año pasado, representa una disminución del 6% respeto a 2013, cuando se decomisaron 47.000.

"El número de piezas falsificadas que se habrían incautado, 47.000 piezas en 2013 bajaron a 44.000 en el 2014, esto muestra las labores de las instituciones de seguridad que coadyuvan a que el billete sea una moneda confiable y que lo podamos portar todos para realizar pagos y compras", informó.

Remarcó que el BCB coordina en todo momento "con las instancias que se hacen cargo del proceso de control" para acentuar la fiscalización en ese sector y garantizar billetes de calidad a toda la población.

Por otro lado, dijo que "en pocos días" llegará al país un nuevo corte de billetes y monedas que tendrán impresas nuevas medidas de seguridad para evitar falsificaciones, aunque no dio más detalles sobre ese tema.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

09 Septiembre 2014

El Banco Central de Bolivia (BCB) informó que circulan 449,3 millones de billetes y 1.096,1 millones de monedas. Este año será puesta en el mercado la serie J de billetes, que será impresa por un costo de más de 16 millones de dólares.

En Bolivia, circulan 449,3 millones de billetes de diferentes cortes y 1.096,1 millones de  monedas de distinta nominación, que son renovados e incrementados en número en función de la demanda. Próximamente circularán billetes de la serie J, que serán impresos por un costo superior a los 16,8 millones de dólares, informó el Banco Central de Bolivia (BCB).

El ente emisor, a través de un cuestionario enviado por La Razón Digital, explicó que se lanza una licitación internacional para adjudicar la impresión del dinero boliviano. Las empresas para billetes están, principalmente, en Francia, Inglaterra, Canadá y España, mientras que para las monedas en Canadá, Chile y Alemania.

Los cortes de 100 bolivianos son los de mayor circulación y alcanzan a 176,2 millones billetes, mientras que los de 10 bolivianos suman 82,3 millones; los de 20 bolivianos, 76,6 millones; los de 50 bolivianos, 57,6 millones y los billetes de 200 bolivianos circulan en un número de 56,6 millones, según datos facilitados Subgerencia de Tesorería del BCB.

Las monedas y billetes son puestas en circulación de acuerdo a la demanda y diversas variables macroeconómicas como “la emisión, la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto, la inflación y el crecimiento de la población, entre otras”, explicó el ente emisor.

Un total de 1.096,1 millones de monedas de diferente valor están en el mercado. La moneda de 1 boliviano llega a 231 millones de piezas, mientras que la de 0,10 centavos a 222,3 millones; la de 0,50 centavos a 215,9 millones; la de 0,20 centavos a 215,4 millones; y la de 2 bolivianos a 101,9 millones de ejemplares.

Un total de 109,6 millones de monedas de 5 bolivianos están circulando en el mercado hasta julio y están en curso estudios para ver la factibilidad de incluir nuevas denominaciones.

“Los billetes que ya cumplieron su vida útil son destruidos mediante un equipo destructor especializado periódicamente. Este proceso se efectúa en instalaciones de la Subgerencia de Tesorería del Banco Central de Bolivia, bajo estricta vigilancia y supervisión existiendo actas notariadas de cada sesión de destrucción”, explicó la institución.

Redacción Leo.bo

Fuente: La Razón Digital

Últimas Noticias

Prev Next

Gobierno envía una invitación al Colegio…

Gobierno envía una invitación al Colegio Médico para hablar del SUS

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, anunció este lunes que se enviará una invitación por...

Acusan a Aracely Arámbula de ser un “mal…

Acusan a Aracely Arámbula de ser un “mal ejemplo” para sus hijos

Aracely Arámbula orgullosa de su espléndida figura, ha publicado en los últimos días unas fotos...

Rayo mata a un padre y sus cinco hijos e…

Rayo mata a un padre y sus cinco hijos en Potosí

Los cinco integrantes de una familia, el padre y cuatro de sus hijos, fallecieron este...