Santa Cruz de la Sierra
01 Julio 2015

Treinta años sin derecho a indulto deberá cumplir a partir de la fecha Gastón Andia Choque Ayma de 30 años, quien fue imputado por el Ministerio Público de haber matado a golpes a su hijastro de 3 años, hecho ocurrido en su vivienda ubicada en Pailón. La madre del infante Estela Méndez Chávez fue imputada por el delito de encubrimiento en el hecho ya que no sería la primera vez que el hombre maltrataba a la criatura y nunca lo denunció, ella guardará detención preventiva en Palmasola mientras continua el proceso en su contra.

Redacción Leo.bo

Fuente: Leo.bo

01 Julio 2015

"Adiós, abuelo", escribió el niño. Y publicó la selfie en su cuenta de Facebook.

No pasó mucho tiempo para que la imagen, replicada miles de veces en las distintas redes sociales, se convirtiera en noticia nacional. El público no podía creer que alguien pudiera ser capaz de hacer algo así.

Las autoridades de la región de Medina, que no se caracterizan por su tolerancia hacia la transgresión de las normas morales, consideraron al acto como una impudicia, y lanzaron una investigación para tomar represalias contra los responsables.

En cualquier otro país, la indignación no recaería tanto sobre el niño, que en definitiva tiene mucho por aprender en su vida. La cuestión sería más bien hasta qué punto ha llegado la cultura banal y egocéntrica de la selfie.

Pero en Arabia Saudita, uno de los países más severamente conservadores del mundo, las cosas funcionan de otra manera. John Osama, como se identifica el niño en Facebook, podría recibir un castigo ejemplar por violar la "moral pública".

Redacción: Leo.bo

Fuente: Tvnws

30 Junio 2015

Estela Méndez Chávez (19) y su concubino Gastón Andia Choque Ayma (30), se encuentran aprehendidos en la Felcv de Pailón por la muerte del pequeño de tres años a quien habrían victimado a golpes. El menor es hijastro del hombre y constantemente le daba malos tratos aparentemente bajo la complicidad de la madre. El infante Jahn Franco Choque Méndez murió porque le destrozaron el hígado a golpes, tenía trauma cerrado de tórax y una hemorragia interna.

Redacción Leo.bo

Fuente: Leo.bo

05 Junio 2015

El pequeño niño marfileño de ocho años descubierto en mayo dentro de una valija en la frontera española, podrá reunirse con su madre ya que las pruebas de ADN demostraron su filiación, indicó este viernes el abogado de la familia.

"Vamos el lunes por el niño" a Ceuta, el enclave español en el norte de Marruecos, indicó Juan Isidro Fernández Díaz a la prensa.

El pequeño Abou Ouattara fue descubierto el 7 de mayo en una valija por la Guardia Civil en el puesto fronterizo entre Marruecos y Ceuta, acompañado por una joven mujer.

Unas horas más tarde, su padre fue detenido cuando intentaba cruzar la frontera, por haber tratado de hacer pasar ilegalmente a su hijo.

El pequeño fue internado en un centro de acogida para menores, esperando poder reunirse con su madre Lucie Ouattara, instalada legalmente en Fuerteventura, una isla del archipiélago español de las Canarias, frente a las costas de África Occidental.

El padre, Ali Ouattara, se encuentra detenido provisionalmente. Habitualmente reside en Fuerteventura, de manera legal.

Su mujer se había reunido con él en esta isla hace un año con su hija de 11 años. Otro de sus hijos trabaja en la provincia de Murcia (sureste de España). Pero Abou se quedó en Costa de Marfil, en el pueblo de Assuefry (noreste), con su abuela y su hermano Michael.

En 2014 la abuela falleció y Ali Ouattara solicitó un permiso de residencia para el niño, en virtud de la reagrupación familiar, según el abogado.

Pero el permiso fue denegado porque su sueldo no alcanzaba el mínimo exigido por ley, 1.333 euros (1.500 dólares) mensuales.

Los enclaves españoles de Ceuta y Melilla, en el norte de Marruecos, son punto de entrada de numerosos inmigrantes irregulares que tratan de acceder a Europa por vía terrestre o lanzándose a cruzar el Mediterráneo con ayuda de pateras.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

28 Mayo 2015

La esposa del yihadista australiano Khaled Sharrouf, integrante del Estado Islámico, intenta regresar con sus cinco hijos a Australia, donde el gobierno de ese país ha advertido que deberá enfrentar a la justicia.

"Un crimen es un crimen y los criminales deben afrontar todo el peso de la ley australiana, sean hombres o mujeres", dijo el primer ministro, Tony Abbott, en relación a la familia de Sharrouf, uno de los yihadistas del Estado Islámico, cuyo hijo apareció en fotografías sosteniendo cabezas decapitadas.

"Uno no va a obtener impunidad porque considere que se ha equivocado (...) aquel que comete crímenes serios debe tener sanciones serias. Hasta donde me concierne ese será siempre el caso", añadió Abbott.

La familia de la esposa del terrorista del Estado Islámico, Tara Nettleton, intenta ayudarla para que pueda retornar con sus hijos a Australia, según el diario Sydney Morning Herald.

Las autoridades creen que Nettleton sacó a sus hijos del país vía Malasia después de que Sharrouf abandonara Sídney en diciembre de 2013 con el pasaporte de su hermano.

De momento, no hay indicios de que el combatiente quiera volver a Australia, donde su nombre ha sido incluido junto a otro militante del Estado Islámico, Mohamed Elomar, en la lista negra de terrorismo, por lo que se enfrenta al arresto si regresa al país.

Abbott dijo que la mujer de Sharrouf debería ser encarcelada y que sus hijos no recibirían ningún trato especial tras rechazar la posibilidad de que su regreso pudiera incentivar a otras familias a abandonar a los yihadistas.

"Los niños de este tipo de criminales serán tratados de la misma manera que los hijos de los otros criminales", insistió Abbott, pese a la posibilidad de que los menores hayan sido radicalizados por el Estado Islámico como por otros grupos terroristas.

El fiscal general de Australia, George Brandis, no comentó directamente el caso pero precisó que se consideraría el cuidado de los servicios sociales.

"Es trágico que la gente exponga voluntariamente a sus propios hijos a este tipo de horror y situaciones en que peligran sus vidas", acotó Brandis a la agencia local AAP.

Australia elevó en septiembre a alta la alerta por terrorismo y desde entonces la Policía ha evitado seis ataques planeados por jóvenes yihadistas radicalizados, mientras varios centenares de ellos se han unido como combatientes del Estado Islámico en Iraq y Siria.

Ayer, el Gobierno de Australia anunció que dentro de unas semanas promoverá una ley para cancelar la nacionalidad australiana a los terroristas con doble nacionalidad como parte de las medidas para hacer frente a la radicalización y a posibles atentados en el país oceánico.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

20 Mayo 2015

"El niño se queda en España". Esa fue la sentencia que Juan Isidro Fernández, el abogado de la familia de Adou, el menor de 8 años que fue detectado en un puesto fronterizo en Ceuta gracias a un escáner, ofreció al diario español El Mundo.

"Esa era nuestra gran batalla", relató Fernández después de reunirse con la directora del Área de Menores de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Antonia Palomo.

La familia del menor que a principios de mayo había protagonizado un episodio de la crisis migratoria que se vive entre Europa y el norte de África agradeció, a su vez, el buen trato recibido en ese departamento.

"El Área de Menores va a legalizar al niño, estamos todos muy contentos", expresaron al conocer la resolución, que les permitirá, en un plazo de 20 a 30 días, llevar a Adou a vivir a su hogar en España.

El proceso y la investigación, sin embargo, continúan a la espera del resultado de las pruebas de ADN que tomaron a la madre de Adou, Lucie Ouattara, para comprobar su parentesco. Lucie se trasladó ayer a Ceuta para declarar en el juzgado y tuvo la oportunidad de reencontrarse con su hijo.

La familia vive junto con otra hija en Fuerteventura, Canarias, mientras que otros dos hijos todavía se encuentran en Costa de Marfil. La madre del menor declaró que no conocía la situación extrema en la que se intentó el ingreso en España de Adou, que sufría paludismo y podía agravarse si continuaba en su país natal debido a la mala alimentación.

Por su parte, la defensa ha presentado otro escrito para solicitar la libertad del padre de Adou, Alí Ouattara, quien se encuentra en prisión preventiva.

La jueza del Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta ya desestimó la petición, aunque Juan Isidro Fernández se mostraba esperanzado: "Esperemos que salga esta semana".

El padre del menor, que también declaró ayer ante el juez, insistió en que no conocía el modus operandi por el que el niño iba a ser introducido en España, y su abogado asume que ha sido "una víctima más de las mafias de la inmigración".

El episodio es otra de las caras del drama de la inmigración ilegal con destino a Europa, que en último año se ha intensificado y se ha convertido en una verdadera crisis humanitaria. En lo que va de 2015, más de 1.700 personas murieron en las aguas del Mediterráneo intentando dejar atrás la guerra, las persecuciones y la pobreza de sus países de origen.

España es uno de los destinos de la inmigración ilegal -junto con Italia y Grecia- a través de sus dos enclaves en Marruecos: Ceuta y Melilla.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

18 Mayo 2015

Un fallo judicial que redujo a la mitad la pena al violador de un niño de seis años por considerar que la víctima era homosexual y que había sufrido abusos previos generó una fuerte polémica en Argentina y varias organizaciones anticiparon que pedirán un juicio político contra los jueces.

La Cámara de Casación Penal bonaerense argumentó la supuesta orientación sexual del niño para reducir de seis años de cárcel a tres la condena a Mario Tolosa, dirigente de un club de fútbol infantil de la localidad de Vicente López, al norte de Buenos Aires.

Los jueces Horacio Piombo y Ramón Sal Llargués dieron como cierta la violación sufrida por el menor en el baño del club de fútbol, que fue relatada por el niño a su abuela, impulsora de la denuncia, y certificada por un médico.

Sin embargo, pusieron en duda que el abuso fuese "gravemente ultrajante", tal como dictó un fallo en primera instancia, por la "familiaridad que el niño ya demostraba en lo que a la disposición de su sexualidad se refiriera".

"En todo caso y a esa corta edad, transitaba una precoz elección de esa sexualidad ante los complacientes ojos de quienes podían (y debían) auxiliarlo en ese proceso", señalaron los camaristas en el polémico fallo, dictado meses atrás, pero difundido hoy por varios medios locales.

"No es ultrajado nuevamente, porque eso ya lo experimentó", dijo Piombo al defender la reducción de pena en el canal Todo Noticias.

El juez indicó que "el padre lo había inducido al travestismo" y subrayó que previamente a la violación denunciada, el niño había sido abusado por su progenitor con el consentimiento de su madre.

A su juicio, el fallo sale a la luz porque hay una campaña para conseguir su renuncia y la de Sal Llargués.

"No tiene ningún sustento legal que por entender que un niño de seis años es gay pueda usarse para reducirle la condena a un violador", dijo la coordinadora de la Defensoría de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans de Buenos Aires (LGBT), Flavia Massenzio.

Massenzio informó de que junto a la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) ultiman la presentación de un pedido de juicio político contra los jueces, que ya en fallos previos por violación han demostrado "numerosos prejuicios".

Entre estos, figura la reducción de pena a un pastor evangélico que abusó de adolescentes de 13 a 15 años de edad por considerar que las víctimas "viven en comunidades en las que el nivel social acepta relaciones a edades muy bajas".

Para el presidente de la FALGBT, Esteban Paulón, el fallo de la Cámara de Casación Penal "promueve la impunidad y pone a la víctima en el lugar de sospechoso".

"El abuso sexual es uno de los delitos más aberrantes, su condena no puede generar ningún tipo de dudas, y debe ser penado con el mayor rigor de la ley", agregó Paulón en un comunicado.

El juez Piombo ya fue sometido a un juicio político en 2011, pero no prosperó.

Redacción: Leo.bo        

Fuente: EFE

12 Mayo 2015

 Un niño de dos años que un hombre mantenía retenido en una escuela infantil de la localidad Colmenar de Arroyo, próxima a Madrid, en España, fue liberado tras cinco horas de pánico.

El sujeto entró con un arma blanca en el centro escolar y retuvo a varias personas durante un escaso espacio de tiempo, tras lo que dejó salir a todas menos a un pequeño de dos años, al parecer sin ninguna relación con él, informaron las fuentes.

Agentes de seguridad acudieron al lugar, establecieron un cordón de seguridad y a continuación acudieron negociadores de la propia Guardia Civil.

En la zona también se desplegaron patrullas de seguridad y un equipo de psicólogos.

Colmenar del Arroyo es un pequeño municipio de unos 1.500 habitantes situado a unos 60 kilómetros al oeste de Madrid.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

La pared

La pared

Tapo a mi hijito Sebastián. Seguimos con fiebre los dos. Sebastián me dice: “Estoy mareado”...

Gobierno acude al TCP para que aclare ju…

Gobierno acude al TCP para que aclare jurisprudencia sobre el artículo 23 del Pacto de San José

El Gobierno, mediante al Ministerio de Justicia, presentó este martes un memorial ante el Tribunal...

Dirigente de la COB asume como Viceminis…

Dirigente de la COB asume como Viceministro de Trabajo

El dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Vitaliano Mamani, fue posesionado este martes como...