Santa Cruz de la Sierra
09 Septiembre 2014

El Comando de la Policía confirió este martes el grado honorífico de subteniente al niño Rilver Aramayo Quiroga, de 9 años de edad, afectado por un cáncer de huesos, que anhela convertirse en policía para defender a la sociedad.

En una emotiva ceremonia, el niño recibió la Medalla "Policía de Honor" otorgada por la entidad del orden a través de una Resolución del Consejo de la Orden.

"La Policía se viste de gala puesto que las puertas para recibir a un pequeño pero un gran hombre, un ser que día a día nos da un ejemplo de vida, nuestra admiración para el policía Rilver Aramayo Quiroga, un niño que pese a las vicisitudes del destino alza su mirada al cielo para cumplir su sueño y misión.", afirmó el subcomandante y Jefe de Estado Mayor de la Policía, Rosalío Álvarez.

Con el uniforme verde olivo y con el grado de subteniente, el niño recomendó a los policías que "sigan patrullando por la seguridad de Bolivia" y pidió "tener cultura ciudadana, detener a los que roban y no manejar borrachos".

Rilver, que recibe tratamiento de quimioterapia en el Hospital del Niño, agradeció a la Policía "por hacer realidad su sueño", sobre todo al suboficial Franz Luna Calle, que promovió esa distinción.

"Nuestro policía Rilver viste orgullosamente el uniforme verde olivo que lo transporta a un mundo de responsabilidad, sacrifico y alta vocación de servicio, que lo interrelaciona con la sociedad, que lo integra a unas de las hermosas  familias, transformándolo en verdadero héroe capaz de vencer las más grandes barreras y combatir frontalmente contra el crimen y solo para ver a su pueblo lleno de paz y tranquilidad", complemento el Subcomandante y Jefe de Estado Mayor de la Policía.

A su juicio en "el tierno corazón de ese niño" se tejen esperanzas, misiones y deseos,  y aseguró que por su vocación se convierte en un efectivo policial "que se reúne con sus camaradas, planifica, obedece las ordenes de sus superiores y sale presuroso a combatir el crimen, armado de fortaleza en su espíritu, nobleza en su corazón y justicia en su ser, protegen al desvalido y ayuda al necesitado".

Felicitó a María Quiroga madre del niño por tener un hijo con esos sentimientos que, a su juicio, lo hacen único.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

27 Agosto 2014

Javier Flores, el niño de 11 años que fue aplastado por el arco de fierro de la plazuela de su barrio 8 de Septiembre en el Plan Tres Mil, se  encuentra en estado crítico, según  informó el médico que lo asiste, Tito Pórcel.

El menor sufrió un traumatismo cráneo encefálico grave y una fractura en la clavícula derecha. Permanece en terapia intensiva en una clínica del Plan Tres Mil. Se sabe que la subalcaldía estaría corriendo con todos los gastos médicos.

El arco ya fue retirado del parque.

Redacción Leo.bo

Fuente: Leo.bo

Últimas Noticias

Prev Next

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...

Pepitas de oro

Pepitas de oro

Recibo una llamada del urubicheño Dámaso Vaca quien me pregunta: “¿Estás aprovechando la cuarentena para...