Santa Cruz de la Sierra
13 Septiembre 2018

El papa se reunió este jueves con la cúpula de la Iglesia católica de Estados Unidos, que pide respuestas al Vaticano sobre una nueva ola de denuncias devastadoras de abusos sexuales por parte del clero.

Francisco recibió al presidente de la conferencia episcopal estadounidense, el cardenal Daniel DiNardo, a su vicepresidente, el arzobispo José Horacio Gómez y al secretario general, el obispo Brian Bransfield.

Estuvieron acompañados por el arzobispo de Boston, Sean O'Malley, presidente de la Comisión pontificia para la protección de menores, consejero cercano de Francisco.

O'Malley fue visto por una reportera de la AFP saliendo del Vaticano más de una hora después del comienzo de esta reunión tan esperada.

"Hemos compartido con el papa Francisco nuestra situación en Estados Unidos, (donde…) el cuerpo de Cristo fue lacerado por el mal de los abusos sexuales", indicó en un comunicado posterior el cardenal DiNardo.

Una encuesta divulgada el miércoles por la cadena de televisión estadounidense CNN revela una disminución de la popularidad del papa en Estados Unidos. Sólo la mitad de los estadounidenses (48%) lo avala, contra un 72% en 2013, primer año de su pontificado.

Inclusive, entre los católicos estadounidenses, su aprobación también se redujo, al 63% contra 83% un año y medio atrás, según la misma encuesta realizada sobre una muestra de 1.000 personas.

La publicación en agosto de un informe sobre agresiones sexuales relacionadas con clérigos católicos en Pensilvania, se sumó a la dimisión en julio del cardenal Theodore McCarrick, acusado de abusos sexuales en el pasado a un joven 16 años, lo que ha sacudido a toda la Iglesia estadounidense, revelando de paso profundas divisiones políticas entre los obispos.

Entonces, un ex embajador de la Santa Sede, monseñor Carlo Vigano, incluso llegó a pedir la renuncia del papa a fines de agosto, acusándolo de haber encubierto al obispo McCarrick durante cinco años, en tanto este ex arzobispo de Washington fue presentado por diplomáticos como un temible depredador homosexual de seminaristas y sacerdotes.

Monseñor Vigano también acusa a Francisco de haber ignorado las sanciones (aparentemente bastante confidenciales) contra McCarrick por parte de su antecesor, Benedicto XVI.

"El 11S de la Iglesia"

El abuso sexual a menores cometido por clérigos es "el 11 de Setiembre" de la Iglesia, señaló el martes monseñor Georg Gänswein, secretario privado del papa emérito Benedicto XVI, refiriéndose a tantas víctimas "heridas tan gravemente y fatalmente".

A finales de agosto, el cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston, había expresado su deseo de reunirse con el Papa para presentarle un "plan de acción" elaborado por los obispos estadounidenses para "facilitar la denuncia de abusos o mala conducta por parte de los" mismos.

Monseñor DiNardo había destacado con prudencia que las acusaciones de Vigano refuerzan la necesidad de un examen "rápido y completo" de las razones por las cuales "los graves errores morales de un hermano obispo (McCarrick) fueron toleradas durante tanto tiempo".

El martes, un sacerdote de su arquidiócesis de Galveston-Houston fue detenido tras ser acusado en agosto de abusos sexuales por un hombre de 36 años, cuando éste era estudiante de secundaria, entre 1998 y 2001.

En un comunicado, la arquidiócesis también hace referencia al caso de una joven que acusó al sacerdote de realizarle tocamientos en 2001. Sus padres finalmente no lo denunciaron y tras una investigación interna el sacerdote reanudó sus funciones en 2004.

Francisco también aceptó este jueves la renuncia de un obispo estadounidense, monseñor Michael Bransfield, acusado de "acoso sexual a adultos", según un comunicado de su diócesis. Es primo de monseñor Brian Bransfield, recibido esta jornada en el Vaticano.

En Estados Unidos, un grupo de 5.000 directores de empresas católicos bloquearon 820.000 dólares de contribuciones anuales a la Santa Sede, a la espera de aclaraciones.

Francisco ha rechazado hasta ahora comentar las acusaciones de monseñor Vigano, lanzadas hace casi tres semanas en medio de un viaje papal complicado a Irlanda, pero el Vaticano anunció el lunes que pronto haría "las aclaraciones necesarias".

El papa acaba de convocar a una reunión sin precedentes de los presidentes de conferencias episcopales del mundo, entre el 21 y 24 de febrero de 2019, para abordar el tema de "la protección de menores".

Como si fuera poco, el miércoles la prensa alemana reveló un informe sobre miles de abusos sexuales a menores, silenciados durante décadas.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: AFP

 

31 Agosto 2018

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) señaló este viernes  que en mayo advirtió al Gobierno sobre el conflicto en la zona de La Asunta y la posibilidad de pérdida de vidas, si se continuaba la erradicación sin conversar con los pobladores del sector.

“Lamentamos que se estén cumpliendo las previsiones que anunciamos en la carta enviada al Ministro de Gobierno del Estado Plurinacional en el mes de Mayo del presente, tras una reunión con los productores de coca y el concejo municipal de la Asunta”, señaló la CEB en un declaración pública.

Indicó que en la misiva enviada a Carlos Romero, ministro de Gobierno de Bolivia, se señaló la necesidad de dar a conocer a los pobladores de Los Yungas  el plan de erradicación y los planes de cultivos alternativos, “así como buscar equidad entre regiones, mostrándoles el plan de erradicación de coca en el Chapare, en un diálogo transparente, responsable y constructivo”.

Después realizan un llamado al diálogo como única forma de solucionar conflictos.

“Llamamos a dejar los intereses, cualesquiera sean éstos y encarar con valentía la verdad con transparencia y buscando el bien común de todos los bolivianos. Instamos a las autoridades y a los pobladores del lugar disponibilidad para dialogar y buscar juntos soluciones pacíficas y de verdadero progreso para todos”, sostuvo el comunicado.

También los obispos pidieron: “Colaborar decididamente al esclarecimiento de los hechos, buscando a los verdaderos culpables con independencia, imparcialidad y pasión”.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: Radiofides

30 Julio 2018

El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Ricardo Centellas, pidió este lunes evitar la violencia en los actos cívicos del próximo 6 de agosto en Potosí, y expresó su deseo de que la disputa por el 21- F no se convierta en una excusa para generar enfrentamiento entre bolivianos.

“Para nadie es extraño que la cuestión del 21F es un tema delicado porque todos sabemos que el referéndum tuvo una victoria con poco porcentaje, entonces hay gente que reclama con justa razón sus derechos y otros que intentan anteponer sus razones. Pero lo fundamental es que reine el espíritu de diálogo. No creo (que el 21- F) sea motivo para generar enfrentamiento y violencia, debe ser una ocasión para encontrar el diálogo”, señaló Centellas.

Centellas expresó, que las fiesta del 6 de agosto debe ser una ocasión para “afirmar la unidad” de los bolivianos y pidió que la celebración cívica se desarrolle en un clima de paz y fraternidad entre todos los bolivianos.

No obstante, el Monseñor Centellas señaló que lo más importante de todo es que se respete la Constitución Política del Estado.

“Se debe respetar en Bolivia la Constitución y debemos enmarcarnos en la legalidad, estamos en un estado de derecho y estamos seguros que eso primará en Bolivia”, finalizó.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: radiofides

 

20 Julio 2018

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, calificó de “golpistas” a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y los señaló de ser cómplices de fuerzas internas y externas para intentar derrocarlo.

Durante un discurso ante miles de sandinistas en una plaza de Managua, el mandatario denunció que muchos templos fueron ocupados como cuarteles para guardar municiones en el marco de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde el pasado 18 de abril.

La Conferencia Episcopal, mediadora y testigo del diálogo nacional, propuso a Ortega adelantar las elecciones generales para el 31 de marzo del 2019, sin que él pueda presentarse a la reelección, para superar la crisis.

Ortega reveló que cuando los obispos le hicieron esa propuesta, el 7 de junio pasado, se “sorprendió” y cuando recibió el documento, que además de adelantar los comicios planea la reestructuración del Estado, se dijo: “Están comprometidos con los golpistas”.

“Eran parte del plan con los golpistas”, continuó el mandatario, ante miles de nicaragüenses que se congregaron en la Plaza de la Fe, Juan Pablo II, una explanada ubicada a orillas del Lago de Managua, en conmemoración del 39 aniversario de la revolución sandinista.

“Me duele mucho decir esto, porque yo le tengo aprecio a los obispos, les respeto, soy católico”, agregó.

Los obispos instaron, “especialmente a los policías, militares y demás empleados públicos” que apoyan la violencia contra los nicaragüenses por orden del gobierno, a reflexionar sobre la “grave y urgente” situación del país y a tomar las decisiones “que su conciencia les dicte y se comprometan a defender la vida, la verdad y la justicia”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al gobierno de Ortega de graves violaciones a los derechos humanos en el marco de la actual crisis, que ha dejado más de 350 muertos, según organismos humanitarios.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: AFP

11 Junio 2018

El papa Francisco ha aceptado la renuncia presentada por el obispo de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, tras el escándalo en Chile por la falta de transparencia de la Iglesia en la gestión de casos de abusos sexuales a menores, informó hoy la Santa Sede.

 Las renuncias se producen después de la investigación que ordenó el Papa en Chile y que corrió a cargo del obispo maltés Charles Scicluna.

 El pasado mayo, el papa Francisco mandó llamar a 34 obispos chilenos al Vaticano, que presentaron su renuncia en bloque de sus cargos tras reconocer que habían cometido "graves errores y omisiones".

 Ahora, Francisco ha aceptado por el momento las renuncias de estos tres religiosos chilenos y ha nombrado administradores apostólicos "sede plena" en las tres diócesis.

 Durante su viaje a Chile en enero de este año, Francisco había defendido a Barros, considerado uno de los encubridores del cura Fernando Karadima, condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por violaciones y abusos sexuales a menores y las ramificaciones del caso.

 Pero a su regreso al Vaticano, Jorge Bergoglio ordenó desarrollar una investigación y tras conocer los resultados dijo que había sido mal informado, pidió perdón a todas las víctimas y recibió a alguna de ellas en el Vaticano.

 Francisco ha nombrado en estas tres diócesis a un administrador apostólico "sede plena": En Puerto Montt (sur) ha designado a Ricardo Basilio Morales Galindo; en Valparaíso (centro), a Pedro Mario Ossandón Buljevic; y en Osorno (sur), a Jorge Enrique Conchua Cayuqueo, los dos últimos son obispos auxiliares de Santiago de Chile.

 Según el Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos "Apostolorum Successores", "en circunstancias particulares, la Santa Sede puede, de manera extraordinaria, disponer que en una diócesis sea nombrado un administrador apostólico sede plena".

 "En tal caso, el obispo diocesano colabora, en cuanto le compete, al pleno, libre y sereno cumplimiento del mandato del administrador apostólico", se explica.

 Esta fórmula también ha sido recientemente utilizada por el papa en Australia, en la archidiócesis de Adelaida, donde ha nombrado a Gregory O'Kelly administrador apostólico "sede plena", después de que su arzobispo, Philip Wilson, fuera declarado culpable por encubrir los abusos cometidos por un cura en la década de 1970.

 En Chile, estas renuncias se producen después de los escándalos por abusos a menores por parte de religiosos y la falta de transparencia en la Iglesia católica en su gestión.

 A principios de mayo, el papa recibió en el Vaticano a Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, tres víctimas de Karadima que en los últimos tiempos han luchado para que se haga justicia.

 Francisco les pidió perdón en nombre propio y de la Iglesia y ellos a su vez le solicitaron que esas palabras se transformaran en "acciones ejemplares" para acabar con la pederastia.

 Este mes, Francisco volvió a abrir las puertas de su residencia, Casa Santa Marta, para reunirse con otro grupo de víctimas de abusos en su infancia.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente:  EFE

 

 

 

18 Mayo 2018

Es una dimisión masiva sin precedentes, los 34 obispos de Chile ofrecieron este viernes su renuncia al papa Francisco por el caso del obispo chileno Juan Barros, acusado de encubrir abusos sexuales.

“Hemos puesto nuestros puestos en manos del Santo Padre y dejaremos que él decida libremente por cada uno de nosotros”, informaron los obispos en una rueda de prensa desde el Vaticano.

Los obispos también pidieron perdón a Chile, a las víctimas de abusos y al Papa por el escándalo.

Francisco por el momento no ha aceptado la renuncia de los religiosos.

En declaraciones a Radio Cooperativa, Juan Carlos Cruz, una de las personas que asegura que fue víctima de abuso sexual por parte de un sacerdote de la Iglesia chilena aseguró que el anuncio de la renuncia constituye un hecho “absolutamente inédito”.

“Los obispos tratan con eufemismos de matizar lo que ha pasado, pero el caso es que todos son obispos renunciados, con sus cargos a disposición del Papa, que es algo que nunca había pasado en una conferencia episcopal”, afirmó.

Cruz, que ha sido uno de los principales denunciantes de Barros, se mostró satisfecho ante la actitud de Francisco ante los prelados chilenos a quienes atribuyó responsabilidad con las víctimas de abuso sexual.

 “Los que más han hecho daño y que más nos han hecho doler y sufrir y fregarnos la vida han sido los obispos”, consideró.

Reunión en el Vaticano

Esta semana los obispos se reunieron con el Pontífice en el Vaticano para tratar los errores y omisiones en la gestión de los casos de abusos en lo que se vio envuelto el caso del obispo Juan Barrros, acusado de encubrir al sacerdote Fernando Karadima.

Francisco entregó un documento de 10 páginas en el que acusaba a la jerarquía eclesiástica chilena de negligencia en esos casos, y al concluir las reuniones les dio una carta a cada uno de los obispos.

“A la luz de estos acontecimientos dolorosos respecto a los abusos -de menores, de poder y de conciencia-, hemos profundizado en la gravedad de los mismos, así como en las trágicas consecuencias que han tenido particularmente para las víctimas. A algunas de ellas yo mismo les he pedido perdón de corazón, al cual ustedes se han unido en una sola voluntad y con el firme propósito de reparar los daños causados”, escribió Francisco.

Hace años que el obispo Barros es cuestionado en Chile por sus vínculos con Karadima, a quien tanto la justicia ordinaria como la eclesiástica consideraron responsable de abuso sexual de menores, perpetrados durante las décadas de 1980 y 1990.

Este sacerdote fue suspendido de por vida de sus funciones y sus víctimas acusan a Barros de ser conocedor de sus crímenes y haberlos encubierto, algo que este último niega.

Perdón

En abril pasado el papa Francisco reconoció haber cometido “graves equivocaciones de valoración” en el caso del obispo Barros.

En una carta enviada a la Conferencia Episcopal de Chile, el Sumo Pontífice pidió perdón a todo el que pudiese haber ofendido y dijo sentir “dolor y vergüenza”.

Durante su visita a Chile en enero pasado, Francisco defendió la inocencia a Barros, aunque posteriormente pidió disculpas y ordenó una investigación.

Para esclarecer el caso, el Pontífice envió a Estados Unidos y Chile al arzobispo Charles Scicluna -uno de los investigadores más experimentados del Vaticano- para que entrevistara a algunas de las víctimas del padre Karadima que denunciaron el supuesto encubrimiento por parte del obispo Barros.

Una de las víctimas a las que entrevistó Scicluna fue Juan Carlos Cruz, quien denunció en febrero ante los medios que que en 2015 le envió una carta a Francisco en la que detallaba los abusos sexuales que sufrieron él y otros menores por parte de Fernando Karadima y el presunto encubrimiento del caso durante años por parte de la Iglesia chilena y por Juan Barros.

En ese momento se informó que la carta fue recibida en abril de 2015 por el asesor del Papa en la lucha contra los abusos, el cardenal Sean O’Malley, quien días después supuestamente aseguró a las víctimas y sus representantes que el Papa la había recibido, un detalle no confirmado por el Vaticano.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: BBCMundo

23 Abril 2018

La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) advirtió este lunes que el Gobierno se va quedando sin respaldo internacional en su intención de repostular a Evo Morales para un nuevo periodo presidencial.

“Va quedando sin respaldo internacional la sentencia constitucional que favorece la reelección presidencial. Cada vez va teniendo menos respaldo internacional y eso está dando la razón a tantas opiniones que han ido surgiendo dentro del país y la opinión que en varias oportunidades ha manifestado la Conferencia Episcopal, que esta sentencia se pone al margen de la constitución”, señaló el secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), monseñor Aurelio Pesoa.

También recordó que la CEB en varios comunicados ha advertido que “es peligroso” que el estado de derecho y la justicia “se vaya constituyendo en contra de la opinión del pueblo”.

En ese sentido, la Iglesia señaló que la justicia debería ser igual para todos y no ser benevolente para unos y más drástico para otros.

“La justicia debería ser aplicada a todos, no solo a algunos. El pueblo ha ido tomando conciencia y eso va a generar malestar porque se percibe que la justicia es más benevolente con unos y más estricta con otros. (…) Va a haber una reacción si se ve este modo de actuar”, sostuvo Pesoa.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: radiofides

17 Abril 2018

La CIV Asamblea de Obispos de Bolivia concluyó esta mañana en Cochabamba con un fuerte pronunciamiento de la Iglesia Católica que refirmó su misión de para defender la vida, evidenciar el estado de la justicia “manipulada”, contribuir en la construcción de la democracia y atender la situación de los migrantes que buscan mejorar sus vidas.

Durante la clausura del encuentro, el secretario general de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), Aurelio Pesoa, leyó el pronunciamiento titulado “No tengan miedo, yo estoy con ustedes, vayan a Galilea, allí me verán”, que fijó la postura eclesiástica ante la coyuntura nacional.

“Es necesaria un cambio social en profundidad, que promueva la dignidad de la persona humana, que no se manipule la conciencia de las personas y que se respete la vida, pues Cristo se preocupa de todos, en especial de los más sencillo”, indica el documento.

Los 35 obispos de Bolivia participaron del evento realizado desde el martes 17 en la Casa Maurer.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: Lostiempos

Últimas Noticias

Prev Next

Operan a Chumacero en México y estará in…

Operan a Chumacero en México y estará inactivo entre tres y cuatro semanas

En las últimas horas se conoció que el futbolista boliviano Alejandro Chumacero, que milita en...

Chile activa campaña para 'leer' el fall…

Chile activa campaña para 'leer' el fallo y dice que Bolivia pidió a la CIJ cesión territorial

A seis días de que se conozca el fallo sobre la demanda marítima, el gobierno...

Sudamericana: Nacional recibe a San Lore…

Sudamericana: Nacional recibe a San Lorenzo por el pase a cuartos de final

Nacional de Uruguay recibirá este martes a estadio lleno al argentino San Lorenzo en el...