Santa Cruz de la Sierra
29 Marzo 2016

La hiperpaternidad se ha convertido en un modelo de crianza que va en ascenso, con resultados muy negativos para los niños. Padres y madres "bocadillos", "helicópteros", "apisonadoras", dispuestos a darles a sus hijos de todo y también protegerles de todo.

Los especialistas coinciden en que tanta sobreprotección está provocando una generación de niños y niñas con más miedos que nunca, poca autonomía y baja tolerancia a la frustración.

Modelos

En su libro, “Hiperpaternidad”, la psicóloga Eva Millet analiza el fenómeno de la mano de varios especialistas y describe, con dosis de humor, los distintos modelos, que a ninguno nos son ajenos:

Helicópteros: sobrevuelan sin tregua las vidas de sus retoños, pendientes de todos sus deseos.

Apisonadoras: van allanando el camino para que sus hijos no se topen con dificultades.

Guardaespaldas: extremadamente susceptibles ante cualquier critica a sus vástagos.

Bocadillos: los vemos en los parques, con santa paciencia sosteniendo la merienda del pequeño, a la espera de que se dignen a darle un bocado.

Símbolo de status

Considera la autora, que también es madre, que el fenómeno que va en aumento, lleva aparejado además un exceso de actividades.

“Es una tendencia que está en la atmósfera y que esta aupada por una sociedad de consumo: Hay una oferta brutal para hacer de tu hijo un hiperniño mediante extraescolares de todo tipo, viajes y experiencias que se supone tienen que vivir aquí y ahora y no queda más remedio”.

En las universidades, asegura, también se está notando el fenómeno. Cada vez llegan niños más hiperprotegidos , y con los padres detrás solucionándoles los problemas:

“Esto es fatal porque se traduce en jóvenes más inseguros y menos autónomos”.

“A los niños además hay que saber decirles que NO y hay que ponerles límites, según aconsejan todos los expertos”.

A su juicio, hay además en España una razón demográfica ineludible, con una media de 1,3 hijos por mujer, y los hijos “se han convertido en un símbolo de estatus, tienes que tener unos hijos perfectos para tener la familia perfecta”.

Vulnerables al acoso

La psicóloga Silvia Álava considera que este estilo educativo se debe muchas veces a un sentimiento de amor malentendido, y a un no querer que el hijo sufra, que lo pase mal.

“Y ya hay muchos estudios que están señalando que este tipo de crianza correlaciona con niños menos autónomos, más inseguros, con baja autoestima, menos competencias y con dificultades para desenvolverse en la vida porque les faltan las estrategias”.

“Y también hay muchos estudios que señalan que es más probable que sean victimas de acoso”.

En las consultas lo que vemos los psicólogos, destaca Álava, es que son niños que a priori no tenían por qué haber desarrollado ningún problema y este ha sido inducido por el estilo de educación inculcado por los padres.

Se trata, apunta, de una formas de educar que se ve en prácticamente todas las clases sociales y por igual y tanto en padres como en madres, porque no está vinculado al rol de género.

En su libro, Eva Millet, periodista especializada en temas de educación, incluye un cuestionario para que el lector o lectora determine cual es su grado de hiperpaternidad y propone vías alternativas de educación como la que denomina “sana desatención”.

Que no es otra cosa que una paternidad/maternidad más relajada, sin mil planes por delante, para que los hijos jueguen, se aburran, prueben, se equivoquen y adquieran responsabilidades y autonomía.

Invita por último a los padres y madres a perder también el miedo, a equivocarse, a decirles no , “a que se traumaticen por no atender sus deseos de inmediato, incluso a no tener esos hijos rayanos en la perfección que la sociedad demanda”.

“En definitiva , relájense y disfruten de ser padres y madres. Nadie ha dicho que es una ciencia exacta”, concluye Millet.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.c om

29 Marzo 2016

Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, asegura que los niños que reciben muchos halagos tienen un ego “demasiado inflado”.

Los investigadores explican que el narcisismo que tienen estos niños puede perjudicar su vida tanto en la niñez como en la adultez ya que esta actitud tiene una serie de problemas psicológicos y sociales.

Los autores del estudio agregan que los niños narcisistas se sienten superiores a los demás, creen que tienen derecho a privilegios y anhelan la constante admiración de los otros.

Por otra parte, cuando estos menores no pueden obtener la admiración que quieren, pueden arremeter agresivamente con los demás.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

08 Marzo 2016

 ¿Cuál es la mejor manera de superar un divorcio? Cada situación, y cada familia, es diferente. Estas sugerencias pueden hacer que el proceso sea menos doloroso para los niños, adolescentes y familias.

Aliente a los niños a hablar sobre lo que sienten (positivo o negativo).

Es importante que los padres que se están divorciando, o los que ya están divorciados, se sienten con sus hijos y los alienten a hablar de lo que piensan y sienten. Pero debe aislar sus propios sentimientos de los de sus hijos.

Por lo general, los niños perciben una pérdida familiar y tenderán a culparlo a usted o al otro padre (o a ambos) por lo que está sucediendo en sus vidas. Por lo tanto, usted tendrá que estar preparado para responder preguntas que su hijo tenga o para abordar sus preocupaciones.

Si bien es posible que los niños sufran los efectos del divorcio por un tiempo, el impacto real sucede generalmente a los 2 o 3 años.

En ese momento, algunos niños podrán expresar sus sentimientos, pero dependiendo de la edad y la madurez, otros niños no podrán hacerlo.

Y si usted se fuerza a tener una “cara de felicidad”, sus hijos tenderán a compartir menos sus sentimientos con usted.

Consejo

De ser posible, siéntese con el otro padre para planificar de qué manera van a hablar con sus hijos sobre lo que está pasando. Mantengan buena comunicación.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

13 Noviembre 2015

Una pareja española ha sido condenada a 18 años de cárcel por el asesinato de su hija adoptiva china de 12 años en 2013, según la sentencia hecha pública por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Rosario Porto, de 46 años, abogada y antigua cónsul honoraria de Francia, y su exmarido Alfonso Basterra, periodista de 51 años, fueron condenados por asfixiar a su hija con una cuerda, tras haberle suministrado un fuerte ansiolítico.

Un jurado popular los había considerado culpables de asesinato el 30 de octubre, tras un juicio muy mediático en la Audiencia Provincial de La Coruña, que este jueves, siguiendo esa decisión ha condenado a la pareja a 18 años de reclusión.

El cuerpo de Asunta Yong Fang Basterra Porto fue descubierto el 22 de septiembre de 2013 en una pista forestal de la localidad de Teo, cerca de Santiago de Compostela, pocas horas después de que sus padres denunciaran su desaparición.

El fiscal consideró que esta denuncia fue planificada por los padres para que se pensara en otra persona, pero el jurado concluyó que se trató de un infanticidio premeditado, ejecutado por la madre e ideado conjuntamente por la pareja.

El abogado de Rosario Porto, Jose Luis Gutiérrez Aranguren, anunció que recurrirá la sentencia.

Más de un centenar de testigos y expertos declararon en el juicio en Santiago por este "proceso Asunta", muy seguido por medios españoles y chinos.

La pequeña fue la primera china adoptada en esta región, hace catorce años, cuando tenía meses de edad.

Su llegada fue incluso objeto de un reportaje en la televisión local, donde sus padres mostraron su alegría por la adopción tras unos largos trámites.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

26 Octubre 2015

Las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial fueron duras en la Holanda ocupada por los nazis. A instancias del Gobierno holandés en el exilio, los ferrocarriles se pusieron en huelga en septiembre de 1944, y los ocupantes alemanes embargaron en represalia todos los transportes de comida al oeste del país. A partir de noviembre, cuando el frío colaboró congelando los canales, se desató el Hongerwinter, el invierno del hambre, que mató a 20.000 personas y mandó a otros cuatro millones a la sopaboba. Audrey Hepburn fue una de las niñas afectadas.

El hambre –y la ocupación—se acabaron en mayo de 1945, pero sus efectos, de forma sorprendente, perduran hasta hoy. Las mujeres que estaban embarazadas durante el Hongerwinter tuvieron hijos y nietos afectados de obesidad, intolerancia a la glucosa, diabetes y enfermedad coronaria. En algunos de los nietos, se ha podido demostrar en 2008 que esas características estaban asociadas a cierta modificación singular (metilación del ADN) en los genes clave del metabolismo del azúcar. Son las marcas de fábrica del cambio epigenético.

Esos cambios no afectan a la secuencia de ADN (gatacca...), sino a otras cosas que se le pegan encima (de ahí epi-) y afectan de manera crítica a su actividad. Los principales son los radicales más simples de la química orgánica (metilos, –CH3) y unas proteínas llamadas histonas, que a su vez también pueden modificarse por metilación y de otras formas. Estas modificaciones ocurren en respuesta al entorno, pero pueden ser muy estables y transmitirse hasta tres o cuatro generaciones después. No más allá, aparentemente.

El Hongerwinter es un raro experimento –uno de esos experimentos que normalmente no se pueden hacer en humanos—, y la mayor parte de lo que se sabe sobre la herencia de los caracteres adquiridos se ha aprendido en ratones en los últimos años. Johannes Bohacek e Isabelle Mansuy, del Laboratorio de Neuroepigenética de la Universidad de Zurich, compilaron los datos el mes pasado en Nature Review Genetics, centrándose sobre todo en el ángulo más chocante de este fenómeno: la herencia de los comportamientos adquiridos.

“Las experiencias con el entorno”, escribe Mansuy, pueden modificar el comportamiento social, emocional y cognitivo durante la vida del individuo, y resultar en rasgos de comportamiento que se pueden transmitir a las generaciones subsiguientes”. La condición para ello, desde luego, es que las modificaciones afecten a la línea germinal: óvulos, espermatozoides y las células que los producen en las gónadas. Sin pasar por ahí no se puede trasmitir nada, ni genética ni epigenéticamente.

La mera frase “herencia de los caracteres adquiridos” sonaría como una herejía a oídos de cualquier biólogo del siglo XX. Es la definición común del lamarckismo. ¿Cómo evolucionó el cuello de la jirafa? Lamarck, el mayor evolucionista anterior a Darwin, propuso que los esfuerzos de cada jirafa por alcanzar las hojas más altas de los árboles estirarían su cuello, y que ese alargamiento se transmitiría a la descendencia.

La selección natural propuesta por Darwin ofrece una explicación radicalmente distinta: la longitud del cuello varía un poco al azar en cada generación; las pre-jirafas que no alcanzan las hojas mueren sin descendencia, y las únicas que sobreviven son las que nacieron con el cuello un poquito más largo; si ocurre lo mismo una generación tras otra, acabamos generando el cuello de la jirafa por selección natural.

Pese a que la mayoría de los datos provengan de modelos animales, Mansuy está convencida de que este tipo de herencia –epigenética, o lamarckiana si se quiere, aunque ella no utiliza esa palabra tóxica— es crucial para la genética médica. “Ayuda a explicar el origen y la heredabilidad de enfermedades psiquiátricas tan comunes como la depresión, las alteraciones de la personalidad, la ansiedad y el autismo”, dice.

Aclarar sus mecanismos, por tanto, puede tener importancia para su diagnóstico, y tal vez para su prevención. El sueño de poder aliviar esas enfermedades borrando las modificaciones epigenéticas pertinentes es, de momento eso, un sueño. Pero no hay ningún impedimento de principio para que algún día lejano sea posible.

Ya lo ven. Aunque no explique el cuello de las jirafas, la herencia de los caracteres adquiridos existe, y tiene importancia médica. ¿Vuelve Lamarck? En cierto modo nunca se fue: el propio Darwin consideró mecanismos lamarckistas para acelerar la selección natural. Esa es la situación a la que parecemos volver después de un siglo XX lleno de dogmatismos poco científicos. Permanezcan con la mente abierta.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

15 Octubre 2015

Un adolescente de 19 años fue golpeado hasta la muerte, y su hermano gravemente herido, durante una ceremonia de una secta religiosa, esta semana en el estado estadounidense de Nueva York, informaron el jueves fuentes policiales.

Los padres del joven, Bruce y Deborah Leonard, de 65 y 59 años de edad respectivamente, fueron acusados de homicidio, según indicó la policía de la localidad de New Hartford.

Otros cuatro integrantes de la iglesia, llamada Word of Life Church, fueron también detenidos e inculpados de agresión en segundo grado.

"Los dos hermanos fueron sometidos durante varias horas a castigos físicos con el fin de que admitieran sus pecados y pidieran perdón", explicó el jefe de la policía local Michael Inserra. Ambos jóvenes sufrieron "traumatismos debidos al uso de la fuerza", señaló la policía, que no precisó cuáles eran los "pecados" que se les reprochaba.

Lucas Leonard, de 19 años, fue declarado muerto en el hospital al que lo condujeron miembros de la congregación. Su hermano Christopher, de 17, fue encontrado varias horas más tarde en el local de la iglesia. Está siendo atendido en el hospital y su estado es "grave", informó la policía.

"Nos tomó horas hallar a Christopher", dijo Inserra. "Para ser honestos, sus familiares mostraron reticencias a darnos información". Otras detenciones podrían producirse en las próximas horas.

"No estamos diciendo que (sus padres) hayan tenido intención de matar a su hijo", precisó el fiscal del distrito del condado de Oneida, Scott McNamara, durante una conferencia de prensa. "Pensamos sí que tuvieron intención de herirlo de gravedad, y que falleció como consecuencia de esas heridas".

Vecinos relataron al sitio Syracuse.com que la iglesia, en cuyo local antes funcionaba una escuela, era una "secta" y que se escuchaba a sus fieles cantar en medio de la noche.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

10 Septiembre 2015

 El papa Francisco denunció este jueves "el indecible sufrimiento de los niños" que viven "dolorosas situaciones familiares" tras el fracaso del matrimonio de sus padres y pidió a los católicos que sean "instrumentos de misericordia" para ellos.

A unas semanas del sínodo sobre la familia que comienza el 4 de octubre, el pontífice argentino habló ante una delegación de 400 miembros de los Equipos de Nuestra Señora, un movimiento de parejas cristianas nacido en Francia en 1938.

El Papa, que había asegurado en junio que el divorcio podía ser necesario en algunas ocasiones, por ejemplo en casos de violencia conyugal, volvió a hablar del fracaso de algunos matrimonios cristianos.

Sus palabras, inéditas en boca de un pontífice, deberían influir en los debates del próximo sínodo.

"Sólo puedo animar a las parejas de los Equipos de Nuestra Señora a ser instrumentos de la misericordia de la Iglesia para personas cuyo matrimonio fracasó", dijo, mencionando "el indecible sufrimiento de los niños que viven esas dolorosas situaciones familiares".

"Las familias heridas son tan numerosas hoy en día", añadió, citando entre los motivos "el desequilibrio provocado por un distanciamiento, una ausencia o un clima de violencia".

La Iglesia Católica no reconoce el divorcio, pero el Papa decidió esta semana simplificar los trámites para obtener la nulidad del matrimonio.

El pontífice volvió, sin embargo, a condenar este jueves los "poderosos proyectos contrarios" difundidos por "colonizaciones ideológicas", en alusión al matrimonio homosexual y a la "teoría de género".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

26 Agosto 2015

El papa Francisco afirmó este miércoles que los padres y madres que encuentran tiempo para todo, sobre todo para los hijos, "podrían ganar el Nobel", en la catequesis que pronunció durante la audiencia general en la plaza de San Pedro.

Francisco dedicó su catequesis a la importancia de la oración en la familia y afirmó que "a pesar de lo complicado que es el tiempo en la familia, siempre ocupado, con mil cosas que hacer, la oración nos permite encontrar la paz para las cosas necesarias, y descubrir el gozo de los dones inesperados del Señor, la belleza de la fiesta y la serenidad del trabajo".

El pontífice explicó cómo para las familias de hoy "es un periodo complicado porque los padres tienen muchas cosas que hacer", pero elogió que algunos "logran tener tiempo para todo: para el trabajo, para la casa y sobre todo para los hijos".

"Resuelven todo con una ecuación que ni los grandes matemáticos sabrían resolver. Las 24 horas del día logran que sean el doble. Hay madres y padres que podrían ganar el Nobel", consideró.

Por otra parte, Francisco pidió a los católicos que lean el evangelio diariamente y en familia y agregó: "Cuando nos sentemos a la mesa, digamos juntos una oración con sencillez".

También insistió en que las madres y los padres enseñen "a hacerse la señal de la cruz a los niños".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

David culminó su caminata desde Huanuni …

David culminó su caminata desde Huanuni y espera que Evo lo reciba

El joven David Carita llegó este lunes a Casa Grande del Pueblo, tras seis días...

El primer avance de Toy Story 4 ya está …

El primer avance de Toy Story 4 ya está aquí y dará mucho de qué hablar

La mañana de este lunes los millones de fanáticos de la saga Toy Story de...

Evo: Las leyes no pueden estar por encim…

Evo: Las leyes no pueden estar por encima del pueblo

El presidente Evo Morales afirmó este lunes que las normas no pueden estar por encima...