Santa Cruz de la Sierra
25 Junio 2015

Conocida como "locura a 5 dólares" por el costo de una dosis, la flakka es un potente y adictivo estimulante producido en China similar a las sales de baño, que ha golpeado con particular dureza al condado de Broward, una turística zona en el sur de Florida.

"Broward es considerado como el punto focal de la flakka o el alpha PVP", el componente de la droga, explica Heather Clark, de la organización United Way que ha liderado una campaña para crear conciencia en la población sobre la droga también conocida como "gravilla", por su apariencia de cristal arenoso, ilegal en Estados Unidos.

Generalmente fumada pero también inyectada o inhalada, "es realmente una droga muy peligrosa. No es recreativa, no es algo que se pueda consumir sin que produzca efectos adversos", dice Clark.

- Sustancia venenosa -

Esta droga, cuyo nombre viene de la palabra en español flaca, se consigue a través de internet a 1.500 dólares el kilo y llega de China en pequeñas cargamentos por correo, que vendedores locales se encargan luego de distribuir, según un informe anual de organizaciones estatales y civiles sobre el abuso de drogas en Broward, divulgado este mes.

"Es una sustancia altamente venenosa, que puede haber sido intencionalmente diseñada para que sus efectos duren más y específicamente para ser más adictiva, porque eso es bueno para las ventas", indica James Hall, epidemiólogo de la Nova Southeastern University que ha estudiado por años el mercado de la droga en Florida.

Desde setiembre, cuando apareció la droga en las calles de Broward, han muerto 34 personas. Las salas de emergencia de los hospitales reciben hasta 20 casos por día, según Hall, que colabora con las autoridades de Broward para compilar los datos.

Además de generar problemas cardíacos, agresividad y paranoia, su consumo puede derivar en psicosis: "La temperatura del cuerpo se eleva a 40 grados centígrados, las víctimas se desgarran la ropa, algunos creen que su cuerpo está ardiendo, corren por las calles convencidos de que están siendo perseguidos", dice Hall.

De allí que los casos bizarros en Broward no dejen de acumularse.

Un hombre corrió por su vecindario desnudo, alegando que era perseguido por una jauría de pastores alemanes. Poco después en marzo, otro intentó romper a patadas la puerta del departamento de policía de Fort Lauderdale para escapar de un supuesto atacante. Días más tarde, una tercera persona quedó empalada al tratar de escalar las rejas de esa comisaría.

En mayo, la policía de Fort Lauderdale mató a un hombre que, drogado con flakka, mantuvo secuestrada a una mujer con un cuchillo.

- Poblaciones vulnerables -

Java Jackson, de 26 años, consumió flakka el 25 de mayo y a las pocas horas moría en un hospital, afirmó su tía Rose Waters, durante la marcha en Fort Lauderdale el jueves pasado, convocada por organizaciones locales.

"Esta droga es muy fácil de obtener, es muy barata, lo que la hace atractiva para mucha gente, pero es más mortal que cualquier otra sustancia que hay en las calles", dijo Waters, de 57 años.

Por su precio, la droga ha afectado sobre todo a poblaciones de bajos recursos o vulnerables como los vagabundos, explicó el capitán Dana Swisher, de la policía de Fort Lauderdale.

La flakka se ha beneficiado de estructuras de distribución de otras drogas similares que ya existían en Broward, lamentó Swisher, y de allí su prevalencia en la zona.

Y mientras las autoridades siguen tratando de cortar las vías de distribución, advierten de un ciclo que se repite: cuando una droga de diseño empieza a controlarse, otra aparece y ocupa su lugar.

"El año pasado fue el molly, ahora es la flakka, no sabemos cómo se llamará luego. Estos son solo términos de la calle y estas drogas pueden contener cualquier cosa. Los usuarios están permitiendo ser usados como conejillos de indias", dijo A.D. Wright, jefe de la oficina de la DEA de Miami, luego del arresto la semana pasada de tres personas por distribuir la nueva droga de diseño.

Redacción: Leo.bo

Fuente: GDA

08 Junio 2015

En un cuarto silencioso lleno de los trofeos que ha ganado, Lee Young-ho se remanga la camisa gris en el brazo derecho.

Una cicatriz, de más de un centímetro de grosor, va desde un poco más arriba del codo hasta su hombro.

"Nuestra compañía pagó todos los gastos médicos, por eso lo pudieron operar", explica su entrenador, Kang Doh Kyung.

"(Él) es el mejor jugador en StarCraft y ha ganado todo en su campo y todavía sigue imbatible".

El esfuerzo repetitivo ha lesionado los músculos de Lee deformándolos, por lo que la cirugía es la única opción para salvar su ilustre carrera.

Manteniendo su brazo alzado para mostrar la cicatriz, Lee hace una pausa. "Es como una insignia de honor ", dice.

Es como la confirmación que he estado esperando: que los juegos de computadora en Corea del Sur han llegado a un punto peligroso, donde los profesionales y aficionados están destruyendo sus vidas y sus cuerpos.

Sin embargo, el entrenador Kang lo ve de manera diferente. Son atletas -explica- y las lesiones ocurren.

Uno de sus colegas luego sugirió que si yo estuviese entrevistando al campeón maratonista más condecorado del mundo, no sería extraño que tuviese las rodillas lesionadas.

Ni le insinuaría que someter a cirugía a un futbolista es algo "extremo", la frase que yo usaría para describir el brazo de Lee. En todo caso, entiendo a lo que se refieren.

El juego de computadora profesional, e-sport, es un asunto bastante importante en Corea del Sur. Hay un departamento del gobierno dedicado a su desarrollo.

Estos jugadores son como profesionales del fútbol, sus partidos son transmitidos -en TV y en Internet- en inglés y en coreano.

El mejor gana cientos de miles de dólares al año, una mezcla de salario, premios en metálico y apoyo de patrocinadores.

Lee es jugador de Starcraft para KT Rolster, uno de los equipos más grandes de Corea del Sur. Su cicatriz es el resultado de estar en la cúspide de su juego durante 10 años.

El día que lo visité, los jugadores de Starcraft de KT Rolster estaban entrenando duro solo para ser como Lee.

El sonido que produce la práctica es casi hipnótico: tac, tac, tac, tac, algo que recuerda a un salón al que debes ir para responder a un examen frente a una computadora.

Cada computadora tiene su propio cubículo, los jugadores tienen sus audífonos puestos y hay un mensaje pegado que dice "No moleste".

La diferencia aquí es que esos cubículos parecen que estuvieran vivos por sí solos. Fotos de familia, desperdicios de snacks y cepillos de dientes usados. Y luego regalos, muchos regalos.

Los jugadores profesionales son en su gran mayoría hombres, pero sus fans más obsesivas son mujeres, dándole a los jóvenes la clase de atención que antes solo estaba limitada a estrellas de la música pop local, el otro boom de entretenimiento de exportación.

Pero a diferencia de la moda de Gangnam Style, e-sports es algo que Corea del Sur siente que puede aportar al mundo.

"Creo que e-sports tiene mucho potencial (para ser considerado un deporte), aunque quizás no tanto como un juego físico", dice Kang.

"E-sports está en el proceso de convertirse en un deporte mental como el ajedrez".

Cruzando el pasillo, y luego de pasar a una habitación llena de botellas de la bebida "deportiva" Pocari Sweat (otro patrocinador) me consigo con el salón de entrenamiento para el equipo KT Rolster de League of Legends.

League of Legends (LoL) es sin discusión el mayor de los títulos de los e-sports, y no es otra cosa que trabajo en equipo y estrategia de grupo.

Los jóvenes bromean sobre salir y tomar cerveza para ver quién obtuvo el mejor o peor premio.

Así como entrenan juntos, el equipo vive en un mismo apartamento cerca de la oficina donde entrenan.

Esperaba un salón lleno de aparatos tecnológicos y cosas afines. Después de todo, estos son jugadores importantes. Pero no, más allá de una TV, había muy poco.

Aquí, una dama de llaves hace lo que debe hacer para mantener al equipo saludable.

"Ellos invierten la mayoría del tiempo sentados haciendo poco ejercicio", asegura mientras limpia. "Por ello evito cocinar alimentos con muchas calorías. Sin embargo, les encanta la comida basura como esa".

En el punto máximo del juego, lucen definitivamente bien -saludables y felices- incluso si las duras rutinas significan que ya no quieren jugar más. Y todo se debe a que se trata de un trabajo.

Pero para los no profesionales, el impacto de jugar mucho en la salud y las vidas sociales de los jóvenes coreanos es tema de gran preocupación para muchos.

Tras visitar KT Rolster, fui a otra parte de Seúl a visitar lo que se conoce como un PC Bang. Están por toda Corea del Sur. Son cafés de Internet, esencialmente, pero con computadoras para juegos de última generación.

Son cientos de ellos, en grandes salones que lucen como un club, con su propio bar. Están abiertos las 24 horas.

Ha habido numerosos casos donde los jugadores han muerto en estos PC Bangs. Son caso raros, pero han llegado a los titulares de las noticias a nivel mundial.

Corea del Sur ha hecho numerosos intentos para controlar el número de horas que los jóvenes están jugando. En 2011, se aprobó la llamada "Ley de Apagado", o Ley de la Cenicienta, que impedía que los jóvenes de 16 años o menos jugaran entre las 10:30 pm y las 6:00 am.

La normativa luego fue enmendada para permitir que los padres establecieran sus propias normas en torno a las horas que sus hijos debían invertir jugando dentro de sus hogares.

El país es líder mundial en el tratamiento de toda clase de dependencia tecnológica, pero los juegos de computadora son, de lejos, el problema más común. Los padres literalmente están arrastrando a sus hijos a centros de adicción abiertos en toda Corea del Sur.

En KT Rolster, el entrenador Kang es responsable de cuidar por el bienestar del equipo, pero reconoce lo negativo que es jugar con esa intensidad.

"Cuando la gente se mete de lleno en algo y se vuelve adicta, puede cruzar la línea".

"Nuestros cuerpos pueden quedar muy cansados y en muy malas condiciones. Esto no solo ocurre mientras se juega. Incluso cuando la gente hace ejercicios, se puede experimentar un ataque cardiaco".

Durante el tiempo que estuve en KT Rolster, mi punto de vista cambiaba entre la noción de que los juegos de computadora son un asunto serio, a un serio problema.

Con el tac, tac, tac de los teclados todavía resonando en mis oídos, llegué a la única conclusión razonable: son las dos cosas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: BBCMundo

14 Enero 2015

Un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IRIC, por sus siglas en inglés) sugiere que la exposición a Wi-Fi es más peligrosa para los niños de lo que se creía y es posible que debamos limitarla cuando sea posible.

Los autores del estudio, publicado en 'Journal of Microscopy and Ultrastructure', sostienen que los niños y los adolescentes están en considerable riesgo ante aparatos que generan microondas, entre ellos los dispositivos Wi-Fi. Al mismo tiempo, argumentan que los adultos están ante un menor, pero aún significativo riesgo.

En el estudio se destaca que los niños absorben una mayor cantidad de radiación de microondas que los adultos. Y los fetos son aún más vulnerables que los niños, por lo que las mujeres embarazadas deben evitar la exposición a la radiación de microondas.

Según los autores, los niños y los fetos absorben más radiación porque sus cuerpos son relativamente pequeños, sus cráneos son más delgados, y su tejido cerebral es más absorbente.

De manera más general, el estudio encontró que la exposición a Wi-Fi está vinculada con los cánceres de cerebro, de las glándulas salivales y de mama.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

Últimas Noticias

Prev Next

La esperanza boliviana

La esperanza boliviana

Impresionante. La desesperación de todos los bolivianos, los afectados y no por los incendios forestales...

Auspicioso foro (I)

Auspicioso foro (I)

Con óptimos auspicios y resultados específicos consolidados se desarrolló en Fexpocruz, entre fechas 19 y...

En Francia Inicia el G7 en medio de tens…

En Francia Inicia el G7 en medio de tensiones y desacuerdos

La cumbre del G7, que comienza hoy, sábado, en Biarritz al suroeste de Francia, se...