Santa Cruz de la Sierra
03 Marzo 2016

La electroporación irreversible presenta importantes beneficios para el paciente frente a otros tratamientos más agresivos.

Un generador de pulsos de alta tensión para destruir tumores sin tener que utilizar la quimioterapia ha sido desarrollado por investigadores de las universidades españolas de Zaragoza y Pompeu Fabra (Barcelona).

Con este sistema de electroporación irreversible se podrán destruir tumores sólidos de un modo más rápido, menos tóxico e invasivo que la quimioterapia y la radioterapia, según explicó hoy un comunicado de la Universidad de Zaragoza.

Este fenómeno consiste en la muerte de las células al ser estas incapaces de reparar los daños que los campos eléctricos elevados provocan en su pared celular.

La electroporación irreversible presenta importantes beneficios para el paciente frente a otros tratamientos más agresivos, ya que ni es térmico ni utiliza fármacos, aunque también podría aplicarse en combinación con las terapias médicas habituales para lograr una efectividad mayor y mejorar los tiempos de recuperación.

Esta nueva tecnología de aplicación biomédica ha sido publicada en su último número por la revista científica IEEE Journal of Emerging and Selected Topics in Power Electronics.

La patente ha despertado el interés de varias empresas, lo que permitirá avanzar en la electroporación irreversible como herramienta eficaz en la lucha contra el cáncer.

Por el momento, destacó el centro universitario, el generador, que puede aplicar tensiones de hasta 12 kilovoltios pico a pico y corrientes de hasta 400 amperios, ha sido probado con éxito en estudios "in vivo" y ha demostrado su capacidad para destruir grandes volúmenes de tejido.

Oscar Lucía, investigador del Grupo de Electrónica de Potencia y Microelectrónica, explicó que, comprado con la quimioterapia, este sistema es "más localizado y menos lesivo, porque no implica calentamiento térmico a diferencia de la radioterapia o de la radiofrecuencia" y, por tanto, la recuperación es más rápida y con menos secuelas.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

08 Octubre 2015

La cantante Selena Gomez se vio obligada a cancelar la parte australiana y asiática de su gira de conciertos en diciembre de 2013 para someterse a un tratamiento de quimioterapia tras ser diagnosticada con lupus, una enfermedad crónica, autoinmune y sistémica que puede afectar a prácticamente cualquier parte del cuerpo humano.

“Me diagnosticaron lupus, tuve que someterme a quimioterapia. Esa es la razón de mi parón. Podía haber sufrido un derrame cerebral“, explicó la joven a Billboard.

La súbita desaparición de Selena del panorama público dio pie a un sinfín de rumores sobre su supuesto ingreso en rehabilitación.

“Yo soy siempre jodid*mente buena con los demás y todo el mundo es cruel conmigo. Llevo trabajando desde que tenía 7 años. Soy embajadora de la UNICEF desde los 17. Es muy decepcionante que haya acabado convirtiéndome en una historia más de los tabloides”, añadió.

Sin embargo, la estrella está convencida de que las críticas y las falsas acusaciones sobre su vida personal le “motivaron” para realizar su nuevo álbum, ‘Revival’.

“El odio me motivó, es mi momento. Me lo merezco, me lo he ganado”, afirmó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Teleshow

11 Julio 2015

Un oncólogo de la zona de Detroit fue condenado ayer a 45 años de prisión por lo que un juez calificó de "horrenda" estafa a medio millar de pacientes a los que sometió a tratamientos innecesarios que destrozaron su salud, así como a compañías de seguros a las que cobró millones de dólares.

El juez federal Paul Borman escuchó de pacientes testimonios sobre huesos quebradizos y órganos destruidos por la quimioterapia excesiva recetada por Farid Fata.

Fata "suprimió toda la compasión que poseía como médico y se dedicó a ganar dinero", dijo Borman. Cometió una "serie enorme, horrenda de actos criminales".

Fata, de 50 años, casado y con dos hijos, no presentó argumentos antes de recibir su sentencia. Durante toda la semana asistió impávido a su juicio, pero estalló en llanto al pedir clemencia el miércoles.

"Abusé de mi talento, sí, y permití que este pecado penetrara en mí por poder y avidez", dijo Fata. "Mi ansia de poder es autodestructiva". Dijo que sus pacientes llamaban a su puerta en busca de "atención compasiva, pero fracasé, sí, fracasé".

El médico pidió clemencia al juez, pero éste se la negó, recordándole que había sumido en una "vida de sufrimiento" a sus pacientes.

Fata se declaró culpable el año pasado de fraude, lavado de dinero y asociación ilícita. Borman dedicó buena parte de la semana a escuchar testimonios sobre los tratamientos. Los pacientes o familiares contrataron un micro para concurrir al tribunal.

"Hizo presa de nuestra confianza, nuestro agotamiento, nuestros miedos", dijo Ellen Piligiam, cuyo difunto padre, un médico, recibió drogas poderosas que no necesitaba para tratar un tumor en un hombro.

La fiscal Catherine Dick había pedido una pena de 175 años de cárcel.

El gobierno identificó a 553 víctimas, junto con compañías de seguros. Medicare, el programa gubernamental de asistencia médica para los ancianos y las aseguradoras le pagaron al menos 17 millones de dólares a Fata por su concurso en esos casos.

Se le darán por cumplidos dos años de su condena desde su arresto en 2013 y se podría reducir su sentencia por buena conducta.

Su clínica, Michigan Hematology Oncology, tenía siete consultorios en Detroit y una compañía asociada que realizaba exámenes oncológicos.

Algunas de sus víctimas y familiares de fallecidos asistieron a la lectura de la sentencia con vestimenta de color amarillo brillante para simbolizar el último día que Fata vería el Sol.

Pero después de la sentencia, algunos expresaron su enojo y tristeza. "No es suficiente" castigo, dijo Geraldine Parkin, cuyo marido se sometió a sesiones de quimioterapia que no eran necesarias. Ella, como muchos otros, quería que el juez le impusiera al médico la pena máxima posible de 175 años; Los abogados de Fata habían pedido 25.

"Esperábamos más", dijo Steve Flagg, cuya esposa, Mónica, testificó sobre el aprendizaje de su diagnóstico erróneo después de sufrir la fractura de una pierna.

La fiscal general Barbara McQuade, del Distrito Este de Michigan, consideró que Fata "fue artífice del caso de fraude médico más grave en la historia del país". "El tipo de daño físico que hemos visto en este caso es impresionante", dijo. "Fata dio veneno a muchos pacientes, no para que tengan vida sino para que él hiciera dinero".

Pablo Abbate, agente de la oficina de Detroit del FBI, dijo que Fata "tiene un lugar entre los peores delincuentes", porque explotó la voluntad de vivir de las víctimas.

Una veintena de pacientes subieron al estrado para testificar cómo Fata les había robado su salud, su dinero y su confianza. Hablaban del temor a la muerte, y de la quimioterapia dolorosa y en algunos casos peligrosa que innecesariamente arruinó sus cuerpos.

Las víctimas tendrán derecho a participar en el decomiso de las ganancias de Fata.

Redacción Leo.bo

Fuente: La Capital

Últimas Noticias

Prev Next

Quedaron 4 mujeres y 16 hombres-Comisión…

Quedaron 4 mujeres y 16 hombres-Comisión habilita a 20 de los 35 postulantes al TSE

Luego de revisar los requisitos de los postulantes a las vocalías acéfalas del Tribunal Supremo...

El problema saltó al ámbito multilateral…

El problema saltó al ámbito multilateral-Bolivia y Chile polemizan por fallo emitido por CIJ

Los gobiernos de Bolivia y Chile entienden cada uno a su manera el fallo de...

En la ruta a los valles-Dos muertos y 20…

En la ruta a los valles-Dos muertos y 20 heridos en accidente vehicular

Nuevamente la ruta de los valles cruceños fue escenario de un accidente mortal. En esta...