Santa Cruz de la Sierra
14 Octubre 2016

La Oficina de Prensa de la Casa Blanca emitió un comunicado oficial que indica el levantamiento de restricciones para la importación de productos manufacturados en Cuba.

La directiva de Barack Obama tiene como objetivo, según el comunicado, "aportar a los esfuerzos para normalizar las relaciones" con el país vecino tras 50 años de conflictos políticos y bloqueos económicos.

El Gobierno de Obama anunció que las nuevas medidas con respecto al embargo económico vigente sobre Cuba permitirán, entre otras cosas, impulsar la investigación médica conjunta y ayudar a mejorar la agricultura y la infraestructura de la isla.

La directiva presidencial de 12 páginas, anuncia un "enfoque amplio" de su gobierno para promover el acercamiento con la isla, al tiempo que el Departamento del Tesoro redujo las históricas sanciones comerciales.

Obama manifestó la intención de que dicha apertura hacia Cuba sea "irreversible", y sirva para consolidar los cambios adoptados por su Gobierno dentro de la normalización bilateral. La nueva política diplomática busca promover un "mayor compromiso" entre los dos países.

"Persisten desafíos -y diferencias muy reales entre nuestros Gobiernos en asuntos como democracia y derechos humanos-, pero creo que el compromiso es la mejor manera de abordar esas diferencias y avanzar en favor de nuestros intereses y valores", destacó Obama al anunciar la directiva.

Las nuevas enmiendas al régimen de sanciones asociado al embargo impuesto a la isla fueron anunciadas por los departamentos de Comercio y del Tesoro, y entrarán en vigor el próximo lunes, 17 de octubre, una vez publicadas en el Registro Federal de EEUU.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

28 Abril 2016

El presidente del Senado, José Alberto Gonzales, considera que “no es bueno” que la Policía limite las condiciones de trabajo para los periodistas, al referirse a la detención durante 30 minutos que hicieran efectivos de la UTOP al periodista Jesús Alanoca.

Gonzales dijo que cuando ejerció el oficio de periodista nunca le gustó que le limitaran en su labor periodística y que ahora que cumple otras funciones con el partido gobernante tampoco comparte las restricciones. “Yo creo que no es bueno, eso no está bien”.

Sin embargo, complementó su declaración para manifestar que según la versión que recibió de un policía “al periodista le presentaron las disculpas cuando se enteraron que él (Jesús Alanoca) tenía su credencial de periodista. Yo no sé si esto es evidente”, afirmó.

Redacción: Leo.bo
Fuente: ANF

 

18 Septiembre 2015

El gobierno de los Estados Unidos anunció este viernes la remoción de numerosas restricciones legales al comercio bilateral con Cuba, los viajes a ese país y la operación de empresas estadounidenses, así como la eliminación de límites a determinados tipos de remesas de dinero. La Administración Obama hizo el anuncio horas antes de que el papa Francisco llegue a Cuba para después arribar a los EEUU.

Las relaciones bilaterales de estos dos países experimentan una apertura propiciada precisamente por la diplomacia papal, pero además, el Vaticano expresó horas antes del viaje su deseo de que esta visita sirva para que se comience a poner fin al embargo.

El secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, afirmó el jueves que "es de esperar que una medida de esta magnitud, o sea, una liberalización a nivel de vínculos y de lazos, sobre todo a nivel económico, pueda también conducir a una mayor apertura desde el punto de vista de la libertad y de los derechos humanos".

De acuerdo con las nuevas medidas anunciadas por la Casa Blanca, que entrarán en vigor el próximo lunes, los límites al monto de las transferencias autorizadas de inmigrantes hacia familiares en Cuba serán eliminados, y ciudadanos estadounidenses estarán autorizados a abrir comercios y cuentas bancarias en territorio cubano.

El límite de 2.000 dólares de remesas hacia Cuba por trimestre quedará eliminado, así como el máximo de efectivo que podía ser llevado a la isla (3.000 dólares para cubanos, 10.000 para personas sujetas a la ley estadounidense).

La nueva normativa, sin embargo, mantiene el veto a las remesas a funcionarios del gobierno o del Partido Comunista de Cuba.

"Las remesas desde Cuba o por ciudadanos cubanos en terceros países hacia los Estados Unidos serán autorizadas mediante una licencia general, y las instituciones financieras podrán proporcionar los servicios", informó el Departamento del Tesoro.

Asimismo, el nuevo paquete de medidas autoriza mediante licencia general el transporte por barco de viajeros autorizados. Esos viajeros autorizados podrán abrir y mantener cuentas bancarias en Cuba para tener acceso a fondos para transacciones mientras se encuentren en ese país, de acuerdo con la nueva normativa.

El secretario estadounidense del Tesoro, Jacob Lew, señaló en una nota oficial que "una relación más fuerte y más abierta entre los Estados Unidos y Cuba tiene el potencial de crear oportunidades económicas para estadounidenses y cubanos".

Por su parte, la secretaria de Comercio, Penny Pritzker, destacó que las decisiones anunciadas podrán "estimular las necesarias reformas económicas" en la isla.

Las regulaciones son una extensión de las medidas que Barack Obama anunció en enero para aliviar un embargo de varias décadas contra la isla de gobierno comunista. Obama y Raúl Castro anunciaron el 17 de diciembre que buscarían normalizar las relaciones entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría por primera vez en medio siglo.

Aunque los proyectos que buscan flexibilizar las relaciones comerciales entre ambos países cuentan con el respaldo de los demócratas y algunos republicanos, los esfuerzos por aprobar leyes que alivien las restricciones al comercio y los viajes han sido obstaculizados por la férrea oposición de los líderes republicanos en el Congreso.

Dada la dura resistencia de los legisladores, Obama está utilizando sus poderes ejecutivos para aliviar las restricciones al comercio.

El Gobierno redactó las nuevas normas en momentos en que José Cabañas, un experimentado diplomático, se convirtió en el primer embajador de Cuba en los Estados Unidos en 54 años.     

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

09 Junio 2015

El régimen de Nicolás Maduro apuntó su mirada a los productos de higiene y limpieza personal. A través de las ya conocidas "guías de movilización", el chavismo ahora prevé controlar la distribución de cada uno de estos productos de manera que todas las empresas distribuidoras puedan destinar cierta cantidad de mercancía a diferentes localidades.

Es que llegarán a cada estado del país por cuotas semanales y mensuales. Así lo informó una fuente relacionada con la producción de estos rubros, según informa el periódico venezolano El Mundo.

"No controlábamos los productos de higiene, hogar y uso personal, ahora controlaremos la distribución de 6 productos como pañales, jabón y detergente, entre otros", afirmó el vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, Carlos Osorio, en diálogo con Televen.

Explicó que esa nueva política ya ha sido implementada desde hace 15 días, y esperan, en máximo 20 días, lograr un monitoreo constante de la distribución de dichos productos.

El Gobierno ya tiene el control de dicha distribución, ya que las empresas deben emitir guías de movilización ante el Sistema Integral de Control Agroalimentario (Sica), para así movilizar tanto productos alimenticios, como de higiene personal.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

01 Septiembre 2014

Cargando bolsos llenos de jabón, medias, juguetes, artículos de tocador y otros bienes de consumo difíciles de obtener en Cuba, los viajeros a la isla caribeña se quejaron el lunes de que las nuevas restricciones de La Habana a sus importaciones causarán penurias a sus familias.

Los pasajeros en los primeros vuelos del día desde Miami se quejaron de las tarifas más altas y los límites a la cantidad de artículos que podían traer a sus parientes cubanos, furiosos por los precios altos y la falta de artículos de calidad.

En el aeropuerto internacional de La Habana parecía haber menos bicicletas, televisores de pantalla grande y otros artículos que suelen convertir los carruseles de equipajes en algo parecido a las estanterías de una tienda Wal-Mart.

“En el piso ya no hay maletines”, dijo Arnaldo Roa, un trabajador de Miami que visitaba a su familia. Traía un bolso lleno de juguetes y ropa para su hija, pero no los artículos que solía traer a otros familiares.

“Me molesta”, dijo. “Algunos familiares se van a poner bravos porque normalmente les traigo (cosas)”.

La flexibilización de las normas de viaje por parte de Washington y La Habana en los últimos cinco años permite a los viajeros llevar productos por valor de casi 2.000 millones de dólares anuales.

El gobierno de la isla puso en vigor el lunes una serie de normas que limitan la cantidad de bienes que se pueden traer y elevan las tarifas aduaneras sobre muchos artículos permitidos. El gobierno dice que intenta poner coto a los abusos que han convertido los vuelos en un medio para que “mulas” profesionales importen ilegalmente tanto bienes para el mercado negro como insumos para empresas privadas legales que deberían adquirirlos al estado.

Ana María Pérez, trabajadora de una fábrica de asientos para avión en Florida, dijo que había pagado 95 dólares en tarifas aduaneras, mucho más que lo habitual.

“Ya nosotros tenemos que pagar bastante”, dijo. “No entendí nada que dijeron, pero pagué”.

El gobierno cubano dice que las restricciones tienen como fin frenar los abusos que han convertido especialmente el transporte aéreo en un medio para que “mulas” profesionales importen ilegalmente suministros tanto para el mercado negro como para las empresas privadas legales que se supone deben comprar suministros del Estado.

Las normas que entran en vigor el lunes están detalladas en 41 páginas y dan una idea de la cantidad y diversidad de los productos comerciales que llegan en el equipaje registrado.

Los viajeros ahora sólo podrán traer 22 libras (10 kilos) de detergente en lugar de 44; un conjunto de herramientas de mano en lugar de dos; y 24 sujetadores en lugar de 48. Aún se permiten cuatro neumáticos para auto, al igual que dos piezas de muebles para bebés y dos televisores de pantalla plana.

La aduana cubana también prohíbe a los pasajeros traer artículos por un valor superior a 1.000 dólares. En lugar de examinar los recibos, los agentes de aduanas tienen una larga lista para asignar valores preestablecidos a ciertos bienes (250 dólares a una consola de videojuegos, por ejemplo). Esos precios aumentan considerablemente con las nuevas reglas, de modo que es mucho más fácil alcanzar el límite de 1.000 dólares.

Las nuevas normas también aumentan las tarifas que se deben pagar por las mercancías enviadas desde el extranjero, otra fuente importante de productos extranjeros en la isla.

Últimamente los funcionarios se han volcado a las ondas y las páginas de la prensa estatal para asegurar a los cubanos que la amplia mayoría de los viajeros no se verán afectados. El objetivo de los cambios es “evitar que determinadas personas empleen los márgenes de importación no comercial establecidos hasta ahora, con el propósito de ingresar al país altos volúmenes de mercancías destinadas a la comercialización y el lucro”, dijo el subjefe de la aduana, Idalmis Rosales Milanés, al diario oficial Granma el viernes.

Un pasajero, dijo el gobierno a modo de ejemplo, introdujo 41 monitores de computadora y 66 televisores de pantalla plana en un año.

Bienes por entre 1.700 y 1.900 millones de dólares fueron ingresados a Cuba en el equipaje de los viajeros el año pasado y el pasajero promedio trajo mercancías por valor de 3.551 dólares, según un sondeo de 2013 a 1.154 viajeros cubanos y cubano-estadounidenses realizado por The Havana Consulting Group, una consultora privada con sede en Florida que estudia la economía cubana.

“Es subsistencia, apoyo que ayuda mucho a la supervivencia de la familia cubana”, dijo el presidente del Consulting Group, Emilio Morales. “Junto con las remesas de dinero en efectivo, es la fuente de ingresos más importante para la población cubana, no los sueldos que paga el gobierno”.

Si bien su estudio no indagó en el destino final de los bienes, Morales dijo que, de acuerdo con su conocimiento del fenómeno, un 60% iba a las familias y el resto a los vendedores en el mercado negro.

Con la fuerte caída de las reservas en los últimos dos años, a medida que Cuba trata de reducir su deuda soberana y atraer inversiones extranjeras, dijo Morales, el gobierno necesita desesperadamente que los parientes en el extranjero reduzcan los envíos de bienes y aumenten las remesas en efectivo, sujetas a tarifas elevadas. Presumiblemente, también ayudaría a elevar las ventas de las tiendas controladas por el estado.

El cambio de normas también se ha hecho sentir en Miami, donde muchas tiendas se especializan en la venta de artículos a gente que viaja a la isla a visitar familiares. Muchos empleados reportaron una fuerte baja en las ventas, anticipando las nuevas normas.

Redacción Leo.bo

Fuente: AP

Últimas Noticias

Prev Next

Evo celebra entregas de obras en Santa C…

Evo celebra entregas de obras en Santa Cruz y Gobernación le dice “ubíquese, estamos de duelo”

A pocos días de cumplirse la efeméride del 24 de septiembre, el presidente Evo Morales...

Ayo revela que Ortiz le quiso contratar …

Ayo revela que Ortiz le quiso contratar para atacar a Mesa y que Evo se quede hasta 2025

El exvocero de Comunidad Ciudadana (CC), Diego Ayo develó que el aspirante a la presidencia...

Municipio reforestará comunidades afecta…

Municipio reforestará comunidades afectadas por incendios en Roboré

En representación del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, la presidenta del...