Santa Cruz de la Sierra
23 Septiembre 2015

El secretario general de la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), Emerson Calderón, y el agente de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Eduardo Rodríguez, se reúnen este miércoles en La Haya, Holanda, en la víspera del fallo que dictará ese tribunal sobre su competencia para tratar la demanda marítima boliviana.

La información corresponde a un reporte que brindó la corresponsal de la Red Patria Nueva en La Haya, quien indicó que la reunión se realiza aproximadamente desde las 9:00.

De acuerdo con el mismo reporte, la delegación chilena ofrecerá una conferencia de prensa a las 17:00 (11:00 hora boliviana).

Entretanto, en Bolivia el presidente Evo Morales convocó a una vigilia con la iza de la bandera de reivindicación marítima que ya flamea en las instituciones públicas.

Por su parte el ministro de Educación, Roberto Aguilar, instruyó que todas las unidades educativas icen la bandera boliviana y la de reivindicación marítima a la vez preparen actos cívicos en los que los docentes deberán informar sobre la demanda boliviana.

En mayo, Bolivia y Chile libraron en sus respectivas plazas la última escaramuza verbal de la fase de alegatos orales sobre el pedido chileno para que la Corte Internacional de Justicia se exima de conocer la demanda marítima boliviana.

Tras ese proceso, ese tribunal de justicia evalúa  los alegatos orales y escritos para emitir un fallo final, que será presentado el jueves (mañana) a las 9:00 (hora local). 

Chile invadió suelo boliviano en febrero de 1879 y desató una contienda bélica que terminó cercenándole 400 km de costa y 120.000 km2 de territorios.

Desde entonces, Bolivia reivindica en diferentes foros internacionales el derecho de recuperar su cualidad marítima y tras presentar una demanda ante la Corte de La Haya, en 2013, el respaldo que recibió fue creciendo paulatinamente.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ABI

23 Septiembre 2015

Los 28 Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reúnen este miércoles en un nuevo intento por resolver los problemas más acuciantes asociados al flujo incesante de refugiados.

Los mandatarios de la UE, que se reunirán a las 16.00 GMT de este miércoles en Bruselas para mantener una cena informal, intentarán consensuar una posición común frente a la crisis de los refugiados que afecta a los países comunitarios, informa Efe.

Los mandatarios también discutirán posibles vías de solución para las guerras que afectan a Oriente Medio, así como la ayuda a terceros países en la gestión de los flujos migratorios.

A finales de junio, unos 600.000 de refugiados habían solicitado asilo en la UE, según la agencia estadística europea Eurostat. Debido a la afluencia de indocumentados, algunos países, como Alemania y Austria, han empezado a cerrar sus fronteras mientras que las fuerzas de seguridad de Hungría recurren a métodos violentos para controlar este flujo interminable.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

23 Septiembre 2015

"Haré escala en La Habana para reunión clave con negociadores con el fin de acelerar el fin del conflicto. La paz está cerca", dijo Santos en su cuenta en Twitter.

El mandatario adelantó del jueves al miércoles su viaje a Nueva York, donde asistirá a la 70° Asamblea General de la ONU. La prensa supo con antelación del cambio de agenda, pero sin los detalles del motivo. Se sabe ahora que Santos se detendrá en Cuba. Según fuentes oficiales citadas por Caracol Radio, una vez que el colombiano llegue a Nueva York "no se descarta la posibilidad de que se esté gestando un encuentro con el Papa Francisco".

De hecho el presidente dedicó un tuit para agradecer al Papa su apoyo al proceso de paz que su gobierno lleva adelante con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con la mediación de Cuba y Noruega.

La presencia del presidente en La Habana coincide con el inminente anuncio de un acuerdo crucial entre la guerrilla y el Gobierno sobre el tema de la justicia post conflicto, el más delicado de las negociaciones. El texto establecerá un tribunal especial y condenas que no serían pagadas con cárcel, según informó la emisora Caracol Radio.

Santos reconoció que "no todo el mundo quedará contento", en alusión a uno de los aspectos más controvertidos de la negociación de paz. "No importa donde trace uno la raya, algunos quedarán insatisfechos de lado y lado, algunos querrán más paz, otros querrán más justicia y estamos en esa negociación en este momento", remarcó Santos en unas declaraciones que también recoge Caracol Radio.

"No todo el mundo va a quedar contento, pero estoy seguro que a la larga será muchísimo mejor".

Según la emisora, el acuerdo se hará público este miércoles 23 de septiembre en La Habana e incluirá la posibilidad de que, una vez firmada la paz, los guerrilleros podrían ser recluidos en colonias agrícolas, participar en programas de desminado y en comisiones de la verdad.

"Dentro del esquema de justicia restaurativa, que busca reparar el daño causado, se establecerá una priorización de casos emblemáticos que permitan el juzgamiento para que eso procesos no queden en la impunidad", agrega.

El acuerdo dejará claro que las víctimas son el eje central y las FARC se comprometerán a repararlas contando la verdad de lo sucedido e incluso entregando tierras y dinero.

"No importa que unos queden descontentos, nadie puede quedar totalmente contento, pero el cambio va a ser muy positivo", expresó el presidente Santos respecto al que se espera va a ser el preacuerdo más polémico del proceso de paz con las FARC.

Los negociadores del Gobierno viajaron este martes a La Habana, de manera informal, pues el siguiente ciclo oficial de conversaciones comienza el 28 de septiembre, pero lo hicieron con la instrucción precisa de Santos de "continuar avanzando en el tema de la justicia", reveló el propio presidente por twitter.

Del equipo que viajó a la capital cubana forman parte el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle; el alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo; y los negociadores Frank Pearl y Óscar Naranjo, este último general retirado de la Policía.

En el ciclo anterior, que terminó el 17 de septiembre, las FARC afirmaron que están listas para "abordar y discutir" los procedimientos para el "tránsito de organización alzada en armas a movimiento político abierto".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

22 Septiembre 2015

El mandatario del gigante asiático comenzará este martes 22 de septiembre su primera visita de Estado al país norteamericano en la costa oeste, en Seattle, donde permanecerá hasta el próximo jueves 24, cuando viajará a Washington para reunirse con su homólogo, Barack Obama, en la Casa Blanca.

Tras dos días en la capital, el presidente chino partirá hacia Nueva York para formar parte de una serie de actos conmemorativos del 70º aniversario de la creación de las Naciones Unidas (ONU) entre el 26 y el 28 de septiembre.

Xi está acompañado de su esposa, Peng Liyuan, y de una amplia comitiva formada por, entre otros, el consejero de Estado, Yang Jiechi, y miembros del Politburó y otros estamentos del Partido Comunista de China (PCCh).

Se trata de la primera visita de Estado de Xi desde que es presidente de China (2013), ya que ese año viajó a California para un encuentro con Obama, quien acudió en noviembre de 2014 al Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) celebrado en Pekín.

Antes de su viaje a EEUU, el mandatario chino realizó una entrevista con el periódico The Wall Street Journal publicada este martes, en la que aseguró que la economía de su país se enfrenta a presiones a la baja, pero sigue operando dentro de un rango adecuado.

"El desarrollo de los mercados de capital es un objetivo clave de la reforma en China, que no será modificado sólo por la volatilidad actual del mercado", dijo Xi antes de una visita a Estados Unidos, según citas reproducidas por el diario estadounidense.

"Las reformas del tipo de cambio van a continuar, y no hay una base para la depreciación sostenida de la moneda china, el yuan", agregó Jinping.

Xi también dijo que Pekín impulsará una reforma basada en el mercado a su régimen de divisas, y hará que el yuan sea convertible en la cuenta de capital con el tiempo. China está impulsando cambios para hacer que el yuan sea convertible en la cuenta de capital de una "manera constante y ordenada", dijo Jinping.

Un reciente declive en las reservas de divisas de la segunda economía del planeta fue "moderado y manejable", y el nivel de reservas continúa siendo abundante, explicó Xi.

La sorpresiva devaluación del yuan en agosto y un desplome en los mercados de valores chinos desde junio han avivado los temores de más choques a la economía de ese país, a pesar que el primer ministro Li Keqiang ha minimizado las preocupaciones sobre que se enfrenta un aterrizaje forzoso.

Desde la devaluación, China se ha esforzado por mantener al yuan estable, y sus reservas de divisas se han reducido a un récord de 94.000 millones de dólares en agosto.

Jinping dijo al Wall Street Journal que su nación mejorará el acceso a sus mercados para las empresas extranjeras, y además protegerá sus derechos y legítimos intereses.

"Nuestro objetivo es abordar de manera oportuna las preocupaciones legítimas de los inversores extranjeros, proteger sus derechos y legítimos intereses, y fomentar la igualdad de condiciones con las leyes y políticas abiertas y transparentes", declaró Xi.

El jefe de Estado chino también señaló en el reportaje que el gobierno de su país no se involucra en el robo de secretos comerciales, ni tampoco apoya a las empresas chinas que lo llevan a cabo. "Tanto el robo cibernético de secretos comerciales como los ataques de piratas informáticos contra las redes del Gobierno son ilegales. Este tipo de actos son delitos penales, y deben ser castigados conforme a la ley y los convenios internacionales pertinentes", sostuvo Xi.

"China y Estados Unidos comparten preocupaciones comunes sobre la seguridad cibernética, y estamos dispuestos a fortalecer la cooperación con la parte estadounidense sobre este tema", agregó el presidente chino.

La aclaración de Jinping se produjo luego de que la asesora de seguridad nacional de Estados Unidos, Susan Rice, emitiera el lunes una severa advertencia a China, al decir que el espionaje cibernético patrocinado por Pekín debe parar.

En este sentido, la funcionaria norteamericana calificó el accionar de los piratas informáticos chinos como un problema de seguridad nacional y un factor crítico en las relaciones entre Washington y Pekín.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

21 Septiembre 2015

La reunión de Quito busca que Santos y Maduro traten directamente el problema fronterizo que los ha distanciado desde el pasado 19 de agosto.

Ese día, el gobierno venezolano decidió cerrar varios pasos fronterizos con el alegado propósito de acabar contra el contrabando y el paramilitarismo y expulsó a más de 1.600 colombianos que habitaban en el lado venezolano, según cifras de organismos de la ONU.

Otros 19.000 colombianos abandonaron Venezuela por decisión propia desde el inicio de esta crisis, según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios. Desde entonces Maduro y Santos han mantenido un agrio cruce de declaraciones.

Sus cancilleres, la venezolana Daisy Rodríguez y la colombiana María Ángela Holguín, se han reunido en dos ocasiones desde el 19 de agosto para tratar el asunto, la última vez en Quito el sábado 12 de septiembre, cuando decidieron trasladar los avances de las conversaciones a sus presidentes.

El encuentro de hoy está propiciado por la Celac y la Unasur, organismos a los que pertenecen tanto Colombia como Venezuela, y los presidentes de Ecuador y Uruguay, Rafael correra y Tabaré Vásquez, respectivamente.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

21 Septiembre 2015

El grupo de las 28 naciones que componen la Unión Europea (UE) volverán a reunirse en dos citas claves convocadas de forma extraordinaria tras los fracasos acumulados hasta ahora en la negociación, que han dejado al descubierto una fuerte división interna entre países y amenazan con afectar a uno de los pilares más preciados de la UE: la libre circulación en el espacio sin fronteras interiores de Schengen.

La primera de esas reuniones es el Consejo de Ministros europeos de Interior, que se celebra el martes en Bruselas y en el que los países se concentrarán en el reparto de los 120.000 refugiados, especialmente presionados luego que el pleno del Parlamento Europeo (PE) respaldase la medida por amplia mayoría esta semana.

El segundo encuentro se producirá al día siguiente, también en la capital belga, y sentará a la mesa de una cena informal a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión.

A los líderes comunitarios se les reserva una discusión más amplia sobre la política europea de migración y asilo, las medidas a corto y mediano plazo para hacer frente a este fenómeno en la UE y sobre la necesidad de actuar sobre la raíz del problema, en especial la inestabilidad política en los países de origen de los refugiados.

Fuentes comunitarias destacaron esta semana que si la UE sigue sin dar una respuesta unida y coherente a la crisis de refugiados se arriesga a que los países sigan tomando medidas aisladas para cortar el paso a los refugiados.

En la misma línea se ha pronunciado el presidente francés, François Hollande, quien ha advertido que el espacio Schengen de libre circulación estaría en peligro si no hay un acuerdo para la gestión de la entrada de los refugiados y su reparto entre las naciones europeas.

"Schengen estaría en peligro si no hubiera control de las fronteras exteriores", ya que en ese caso "los Estados van a restablecer de una u otra forma las fronteras nacionales", sostuvo el mandatario francés en una reciente entrevista.

Alemania, Austria y Eslovenia ya han recurrido a la reintroducción temporal de controles fronterizos para detener la llegada masiva de personas, una medida excepcional, pero prevista en las normas de Schengen para casos de amenaza grave para el orden público o la seguridad interior.

Otros como Hungría han endurecido aún más su ya férrea política de migración y asilo, con penas de hasta cinco años de prisión para los que entren al país de forma ilegal, así como con la construcción de una valla alambrada en su frontera con Croacia, que pese a no pertenecer todavía a Schengen sí es miembro de la UE.

Precisamente Croacia ha advertido también que no tiene más capacidad para seguir recibiendo refugiados, tras la llegada en un solo día de alrededor de 7.000 personas procedentes de Serbia, y ha empezado a transportar a cientos de refugiados procedentes de países de Medio Oriente en autobuses hacia Hungría.

Hasta ahora los países más reticentes a aceptar el sistema de cuotas han sido Hungría, República Checa, Eslovaquia y Rumania, pero aún está por verse qué posición adoptan estas delegaciones en las reuniones del Comité de Representantes Permanentes de la UE (Coreper) de este domingo y el lunes.

La posición de Hungría es particularmente compleja, ya que rechaza un sistema del que sería beneficiaria.

Según la propuesta de Bruselas, del total de 120.000 refugiados a repartir, 54.000 procederían de los centros de acogida de Hungría, 50.400 de Grecia y 15.600 de Italia.

La CE ya ha dicho que respeta si Hungría finalmente decide no participar en el mecanismo, pero ha pedido a Budapest que al menos no bloquee el avance del reparto para Grecia e Italia.

Fuentes comunitarias han apuntado que Bruselas estaría dispuesta a mantener la cifra global de 120.000 refugiados, y a repartir los 54.000 que le corresponden a Hungría entre Grecia e Italia.

Pero lo que la Comisión no parece dispuesta a dejar caer es el carácter obligatorio de la medida, una cuestión que en el pasado generó un profundo malestar en países como España.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

17 Septiembre 2015

Los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Nicolás Maduro, de Venezuela, se reunirán el lunes 21 en Quito, acompañados de su pares Rafael Correa, de Ecuador, y Tabaré Vázquez, de Uruguay, anunció el mandatario venezolano a través de la televisión oficial.

“Nos acompañarán Rafael Correa (Ecuador) y Tabaré Vázquez (Uruguay), presidentes (respectivamente) de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Gracias a ellos por sus esfuerzos”, dijo Maduro.

El gobernante dio cuenta de intentos y conversaciones cruzadas entre las capitales de la región para lograr el encuentro. “Lo logramos, y vamos a sentarnos a discutir cara a cara, extensamente, sobre todos los temas de la frontera entre nuestros países”, señaló.

La canciller venezolana Delcy Rodríguez había anunciado el martes una reunión el día 21 de los 12 gobernantes de Unasur, pero no hubo confirmación desde Montevideo.

La actual confrontación entre Colombia y Venezuela siguió al cierre y militarización de varios puntos de frontera que Maduro dispuso el 19 de agosto, después de que desconocidos atacaron a militares venezolanos en la sudoccidental población de San Antonio del Táchira.

Operaciones militares y policiales contra contrabandistas y bandas criminales en la zona llevaron a la deportación de 1.400 colombianos con presencia ilegal en Venezuela, en tanto otros 20.000 regresaron a Colombia por sus propios medios.

El gobierno de Santos acusó a Venezuela de crear una grave situación humanitaria en la frontera, y ambas capitales intercambiaron duras críticas, aunque siempre los mandatarios se declararon dispuestos, aún con condiciones, a reunirse para zanjar el conflicto.

Al paso de los días, Venezuela ha ido cerrando todos los cruces carreteros y militarizando zonas la frontera occidental, con un total de 22 municipios bajo un estado de excepción que implica suspensión de varias de las libertades garantizadas por la Constitución.

Maduro dijo que en Quito propondrá a Santos “firmar un pacto para construir una frontera de paz, de respeto, hermandad y beneficio mutuo”.

La Celac y la Unasur cobijaron el sábado 12 en Quito una reunión preparatoria de cancilleres, en la que los ministros Ricardo Patiño, de Ecuador, y Rodolfo Nin Novoa, de Uruguay, acompañaron a la venezolana Rodríguez y a su par de Colombia, María Ángela Holguín.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

15 Septiembre 2015

La presidencia pro témpore de la Unasur, a cargo de Uruguay, convocó este martes a una reunión de mandatarios del bloque para abordar la crisis diplomática y fronteriza entre Venezuela y Colombia, informó la canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

"Hoy justamente la presidencia pro témpore de la Unasur, que la tiene Uruguay, hizo circular una convocatoria a reunión de jefes de Estado de la Unasur el próximo lunes 21", dijo Rodríguez a periodistas.

La jefa de la diplomacia venezolana señaló que la invitación "está siendo promovida" por Argentina, a cuyo gobierno agradeció, pero no detalló en qué país se llevaría a cabo el encuentro.

"Estamos aquí completamente dispuestos a ir a esa reunión" de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), sostuvo Rodríguez, y agregó que dicha cumbre ya había sido propuesta por el Gobierno Venezolano.

El presidente Nicolás Maduro le ha dicho a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, que "en cualquier ámbito nosotros estamos dispuestos a reunirnos, en el ámbito bilateral y en el ámbito regional", expresó la canciller.

Asimismo, resaltó que los mecanismos regionales "estén funcionando para crear las condiciones de un diálogo bilateral" entre Santos y Maduro.

La Unasur y la secretaría pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en cabeza de Ecuador, impulsan esa cita, sobre la cual conversaron el pasado sabado en Quito Rodríguez y su homóloga colombiana, María Angela Holguín, sin que hubieran concretado una fecha para un encuentro.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela se encuentran en crisis desde el pasado 19 de agosto, cuando Maduro ordenó cerrar amplios sectores de la convulsa frontera binacional, de 2.219 km.

Esto, en respuesta a un ataque contra militares venezolanos que realizaban una ooperación anticontrabanado, el cual atribuyó a paramilitares colombianos, que según el mandatario han permeado la sociedad venezolana con el propósito de desestabilizarla.

De acuerdo con el gobernante socialista, la medida -que incluye el estado de excepción en 13 municipios donde fueron restringidos algunos derechos civiles- también apunta a frenar el contrabando de extracción, que vincula con una aguda escasez de productos básicos.

Tras el cierre de los pasos limítrofes, las autoridades venezolanas deportaron a más de 1.500 colombianos indocumentados, cuyas casas, en algunos casos, fueron marcadas y demolidas o no se les permitió sacar sus pertenencias.

Otros 20.000 colombianos han retornado a su país por temor a ser expulsados, según datos de las Naciones Unidas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Caza de pobres (II)

Caza de pobres (II)

En el caso del populismo de derecha, expresión de los intereses de los de arriba...

Fomentar el turismo

Fomentar el turismo

En el World Travel Awards América Latina 2019 que se  realizó el pasado fin de...

A 120 años de la migración japonesa al p…

A 120 años de la migración japonesa al país-Alcalde distinguió a la princesa Mako Akishino

El Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, a través de la Ley...