Santa Cruz de la Sierra
17 Abril 2015

El Ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, Luis Arce Catacora, participa de las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) que se realiza entre el 17 al 20 de abril en la ciudad de Washington en Estados Unidos.

De esta reunión participan funcionarios gubernamentales de diversos países, miembros del sector privado, periodistas especializados e integrantes de diversos círculos académicos especializados en economía.

Las Reuniones de Primavera se realizan para discutir los avances en la labor del FMI y del BM en términos económicos y sociales en los diversos países involucrados.

El Ministro Luis Arce fue invitado en su calidad de Gobernador del Estado Plurinacional de Bolivia ante el FMI.

En esta ocasión la temática a tratar será: la recuperación de la economía mundial y el pronóstico del crecimiento entre las diversas economías del mundo, asimismo se hablará sobre el crecimiento económico proyectado para la presente gestión que se considera que será superior a la del 2014 pero que será divergente entre las economías emergentes y las economía avanzadas.

La primera Reunión de Primavera del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial se desarrolló en la ciudad de Londres en el año 1947. (Nota de prensa Ministerio de Economía)

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Erbol

14 Abril 2015

El presidente venezolano Nicolás Maduro informó que de regreso de la Cumbre de las Américas en Panamá hizo una escala en La Habana para encontrarse con el ex dirigente cubano Fidel Castro, con quien conversó durante cuatro horas sobre las incidencias de la reunión.

"Fuimos con la delegación de Venezuela a Cuba tras la exitosa cumbre en Panamá (...). Estuve en Cuba hablando cuatro horas con el comandante Fidel Castro", dijo Maduro durante un discurso en una ceremonia militar, transmitido en cadena de radio y televisión obligatoria.

"Sentí la obligación de ir y decirle: esta victoria te pertenece (...) es la victoria de la soberanía, la dignidad y de los valientes", añadió Maduro, quien el lunes a la tarde regresó a Caracas tras participar en la cumbre de Panamá y su escala en La Habana.

El mandatario no brindó mayores detalles del encuentro con Castro, considerado uno de los principales mentores y aliados del fallecido ex presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013) y de Maduro.

Esta cumbre de las Américas estuvo marcada por el regreso de Cuba a las reuniones hemisféricas como resultado del diálogo establecido entre los gobiernos de La Habana y Washington y que condujeron a un encuentro entre los presidentes estadounidense, Barack Obama; y el cubano, Raúl Castro, el pasado sábado, en Panamá.

Maduro reiteró en la cumbre su exigencia de que Estados Unidos derogue un decreto que considera a la situación en Venezuela, sumida en una profunda polarización política, como una "amenaza extraordinaria" para la seguridad de Estados Unidos.

Katherine Vargas, portavoz de la Casa Blanca, anunció el viernes que Obama y Maduro "tuvieron una breve conversación (...) antes de que Obama partiera", en la que el mandatario estadounidense le reiteró que "el interés de Estados Unidos no era amenazar a Venezuela, sino apoyar la democracia, estabilidad y prosperidad en Venezuela y en la región".

El decreto fue promulgado por Obama en el marco de sanciones a siete funcionarios venezolanos acusados de violaciones a los derechos humanos.

Redacción Leo.bo

Fuente: AP

09 Abril 2015

El fundador de Facebook participaba de la II Cumbre Empresarial de las Américas que se hace en simultáneo a la de mandatarios en Panamá. Acosado por los medios quiso refugiarse en una sala pero allí estaban Juan Carlos Varela y Danilo Medina, en reunión bilateral.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Tvnws

16 Marzo 2015

Las masivas manifestaciones contra el gobierno de Dilma Rousseff que tuvieron lugar ayer en distintos puntos de Brasil surtieron su primer efecto. La mandataria llamó hoy a una reunión en el Palacio del Planalto a su vicepresidente, Michel Temer, y a nueve ministros de su gabinete para analizar un paquete de medidas anticorrupción que será anunciado esta semana.

La marcha organizada por sectores de la oposición convocó a casi dos millones de personas en 65 ciudades del país. En San Pablo, se registró la mayor asistencia, con un millón de manifestantes. Las consignas iban desde el reclamo de renuncia de la presidente, que asumió su segundo mandato en enero en medio del escándalo por los sobornos en Petrobras, hasta la intervención militar.

Si bien el número de asistentes representa el 1% de los 200 millones de habitantes en Brasil, se trata de una de las mayores protestas de los últimos tiempos y un fuerte llamado de atención para Rousseff. Ya hoy el Gobierno dejó en claro que ésta "abierto al más amplio diálogo" con los sectores políticos y sociales.

Así lo declaró hoy el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, tras la reunión en la que también participaron Miguel Rossetto (Secretaría General de la Presidencia), Aloizio Mercadante (Casa Civil), Jaques Wagner (Defensa), Gilberto Kassab (Ciudades), Eliseu Padilha (Aviación Civil), Eduardo Braga (Minas y Energía), Aldo Rebelo (Ciencia y Tecnología) y Pepe Vargas (Relaciones Institucionales), de acuerdo con el portal Brasil 247.

"Reconocemos el carácter democrático de las manifestaciones" y "reafirmamos que el Gobierno está enteramente dispuesto al diálogo" con "los que lo apoyan y los que están en contra", declaró Cardozo en una rueda de prensa. "La primera respuesta que se debe dar a unas manifestaciones es escucharlas. Hay que oír la voz de la calle y no importa si aplaude o abuchea al Gobierno", agregó.

El ministro aseguró que la convocatoria a ese diálogo es hecha "con humildad", pues "es fundamental" para el país que "se superen las diferencias, se busquen las convergencias y se construyan las alternativas necesarias para actuar bien en los campos económico y político".

Cardozo dijo que, según el análisis del Gobierno, las protestas de este domingo, las mayores desde las manifestaciones de 2013, han sido impulsadas por la indignación de la ciudadanía con el escándalo de corrupción en la empresa Petrobras, por el que están bajo investigación 50 políticos.

"Es un hecho que la corrupción existe hace muchos años", pero "también es un hecho que las condiciones creadas en los últimos tiempos para la investigación y el fortalecimiento de los mecanismos de control mejoraron el combate a este mal", aseguró. Cardozo insistió en que para "cerrarle la puerta" a la corrupción es necesario que se debata y se concrete una reforma política.

Dicha reforma es uno de los proyectos que Rousseff ya había pedido en 2013 y proclamado durante su campaña electoral. Sin embargo, el Congreso brasileño -altamente fragmentado debido a la presencia de un centenar de partidos políticos- no logra desde hace una década el consenso necesario para aprobarla.

Por último, Cardozo adelantó que Rousseff, quien aún no se ha pronunciado públicamente sobre las manifestaciones de este domingo, "lo hará en los próximos días" y garantizó que, pese al carácter multitudinario de las protestas, "se mantiene firme". La presidente "no es frágil, es muy firme frente a los desafíos que se le ponen por delante", dijo.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

16 Marzo 2015

Representantes de los Estados Unidos y Cuba se reúnen en La Habana para nuevas conversaciones con miras al restablecimiento de las relaciones diplomáticas tras medio siglo, en momentos en que ambos países tienen disputas por Venezuela.

Tras dos ciclos de discusiones en enero y febrero en La Habana y Washington, la jefa de la diplomacia estadounidense para América Latina, Roberta Jacobson, sostendrá un encuentro a puertas cerradas con la directora de los Estados Unidos de la cancillería cubana, Josefina Vidal.

"Las partes han estado en contacto desde su última reunión en febrero, en Washington", destacó el Departamento de Estado al anunciar la reunión.

"Está en el mejor interés de los dos países que se restablezcan las relaciones diplomáticas y se reabran las embajadas", expresó un funcionario del Departamento.

A diferencia de las dos anteriores rondas de discusiones, Jacobson y Vidal no tienen previsto hablar con la prensa al término de estas conversaciones, lo que sugiere que no habría espacio para grandes anuncios.

Tras el histórico anuncio del 17 de diciembre del acercamiento entre ambos países que estuvieron enfrentados más de medio siglo, el presidente estadounidense Barack Obama busca la reapertura de las embajadas antes de la Cumbre de las Américas, prevista para el 10 y 11 de abril en Panamá, a la que ha sido invitada Cuba por primera vez.

Pero las nuevas sanciones adoptadas la semana pasada por Washington contra ocho altos funcionarios de Venezuela y las declaraciones de Obama al calificar la situación en ese país como una "amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos" podrían frustrar esos planes.

La Habana se apresuró en salir en defensa de su estrecho aliado político y económico (que le suministra el 60% del petróleo) y acusó a Washington de intervenir en asuntos internos de Caracas, a la vez que calificó esas sanciones como "arbitrarias y agresivas", "sin fundamento alguno".

El domingo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, obtuvo del Congreso Nacional poderes especiales que le permiten gobernar por decreto hasta fines de año en materia de seguridad y defensa, de cara a la "amenaza imperialista" de los Estados Unidos.

El sábado, en una visita a Caracas para expresar la "absoluta solidaridad de la Revolución Cubana", el canciller cubano, Bruno Rodríguez, afirmó que los "Estados Unidos han provocado un daño grave al ambiente hemisférico".

El domingo a la noche, poco después de la llegada de Jacobson, las autoridades cubanas realizaron un gran concierto en apoyo "al gobierno y al pueblo bolivarianos (de Venezuela), que sufren la reciente escalada agresiva" de los Estados Unidos.

Visita improvisada

Si bien un representante del Departamento de Estado admitió que Washington estaba "decepcionado" por esta reacción cubana, afirmó que ella "no tendrá un impacto en el avance de estas conversaciones".

Numerosos diplomáticos y expertos consultados por la agencia AFP coincidieron con la postura de Washington, a la vez que afirmaron que esta reacción de La Habana era previsible y probablemente no tendrá repercusiones sobre las negociaciones.

"Cuba tenía que salir en apoyo de su aliado, pero no creo que esto afecte el proceso de acercamiento (entre Estados Unidos y Cuba). Este proceso tiene su propia dinámica", dijo a la AFP un diplomático latinoamericano en La Habana.

Consultado sobre la razón de esta improvisada visita de Jacobson en momentos en que ambos países se enfrentan por la situación en Venezuela, el Departamento de Estado se mostró evasivo.

En las últimas dos semanas "nos ha quedado claro que habíamos llegado a un punto en que sería positivo un nuevo encuentro (...). Esta tercera reunión no fue planeada, pero estaba previsto que el mecanismo funcionaría así".

Más allá del tema venezolano, Jacobson y Vidal deben superar ciertos desacuerdos, principalmente sobre la presencia de Cuba en una lista estadounidense de países que apoyan el terrorismo. La Habana ha exigido ser retirada de la lista como requisito para la reapertura de embajadas.

Washington ya inició la revisión del caso, pero no hay fecha para su conclusión.

"Vamos a terminar lo antes posible", dijo el Departamento de Estado, expresando que los Estados Unidos siempre "han dicho que esto no debería estar ligado al restablecimiento de relaciones diplomáticas ni a la reapertura de embajadas".

Los dos países volverán a reunirse a fines de marzo para abordar, por primera vez, el sensible tema de los derechos humanos.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

12 Marzo 2015

La suspensión ocurrió luego de que la Cancillería emitiera un comunicado para expresar su "malestar" ante las declaraciones del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien catalogó de "cobarde" al vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic, por haber afirmado que no tenía pruebas de la injerencia de Estados Unidos en la política de Venezuela.

En un comunicado, la Cancillería consideró "inamistosas dichas declaraciones, ya que afectan no sólo a la persona a la que están dirigidas sino a la investidura que representa y a la institucionalidad que la respalda".

En un discurso pronunciado el martes, Maduro manifestó que "por allá, un amigo en el sur, un gran amigo, que tiene un buen cargo, un importante cargo en un gobierno, dijo que no le constaba la injerencia de Estados Unidos sobre Venezuela". "Qué vergüenza esas declaraciones. Estamos agredidos, intervenidos, amenazados y ¡todavía hay gente que dice eso en América Latina!", profundizó.

Agregó: "A veces Chávez me decía 'Tranquilo, Nicolás, que el mundo está lleno de cobardes'''.

Sendic respondió que a Maduro "le faltó información" sobre su posición ante la crisis venezolana y manifestó que cuando pasen los días, conversará con él. El gobierno uruguayo también convocó al embajador de Venezuela para hacerle saber que las declaraciones de Maduro eran inaceptables.

La dura respuesta del gobierno uruguayo se suma a otras señales de que la política exterior del nuevo gobierno del presidente Tabaré Vázquez, que asumió el 1 de marzo, no seguirá el camino de su antecesor, José Mujica.

Mujica tuvo como canciller a Luis Almagro, quien tejió una estrecha relación con Venezuela y otros gobiernos de izquierda de la región.

Vázquez, en cambio, eligió como canciller a Rodolfo Nin Novoa, un político centroizquierdista afiliado a los sectores más moderados de la coalición gobernante Frente Amplio y con un pasado en el más conservador Partido Nacional.

Vázquez también anunció que revisará si se sigue adelante con el plan para recibir refugiados sirios, una idea del ex presidente Mujica.

En su primer mandato, entre 2005 y 2010, Vázquez no tuvo buenas relaciones con los gobiernos de Argentina y Venezuela.

En 2007 recibió al entonces presidente de Estados Unidos George W. Bush y, entre otras cosas, le pidió apoyo en el diferendo que Uruguay tenía con Argentina por la instalación de una planta de celulosa sobre un río fronterizo entre los dos países. Ese mismo día el entonces presidente venezolano Hugo Chávez organizó en Buenos Aires un mitin popular para denunciar la presencia de Bush en Uruguay.

A la asunción de Vázquez no asistieron ni la presidente argentina Cristina Fernández ni el presidente Maduro.

La reunión se realizará en Ecuador

Ecuador anunció este jueves una reunión extraordinaria de cancilleres sudamericanos el sábado próximo en Quito para analizar la situación en Venezuela tras las recientes sanciones impuestas por Estados Unidos.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, señaló que la cita, prevista inicialmente para este jueves en Montevideo, se realizará en la sede de la secretaría de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en Quito. "Confirmado: Reunión extraordinaria de cancilleres de UNASUR será el sábado 14 marzo, en Quito, en la sede de la Secretaría General", escribió el jefe de la diplomacia de Ecuador en su cuenta de Twitter.

Los cancilleres del bloque sudamericano habían acordado tratar el tema en Venezuela este jueves, pero la cita fue pospuesta para el 23 de este mes, según anunció el miércoles la cancillería de Uruguay, país que ejerce la presidencia pro témpore de la Unasur.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AP

11 Marzo 2015

La reunión extraordinaria de cancilleres de la Unasur anunciada para este jueves en Montevideo fue postergada. La Cancillería uruguaya explicó que se debió a la "premura" de la convocatoria y la dificultad de hacer coincidir agendas de los ministros. El encuentro había sido informado el martes por el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, quien detenta la presidencia temporal del organismo, para analizar las sanciones y otras medidas de los Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro.

La cancelación del evento coincide con un momento de tensión entre Uruguay y Venezuela, luego de que Maduro sugiriera que el flamante vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic, era un "cobarde" por no denunciar las supuestas injerencias de Estados Unidos en el país caribeño. En respuesta, la Cancillería uruguaya citó al embajador venezolano, Julio Chirino, para hacerle saber el malestar oficial.

El régimen venezolano no se ha pronunciado sobre el percance con el gobierno de Tabaré Vázquez, pero sí había llegado a confirmar la presencia de su canciller, Delcy Rodríguez, en la reunión de Montevideo. Lo mismo ocurrió con otros cancilleres, como los de Argentina, Héctor Timerman, y Ecuador, Ricardo Patiño, quien incluso tuiteó hoy: "Cancilleres de Unasur nos reuniremos mañana en Montevideo para analizar decisión de Obama sobre Venezuela".

Por otro lado, la Presidencia del Parlamento del Mercosur, con sede en Montevideo, manifestó hoy su "más enérgico y categórico rechazo" a las sanciones aprobadas por EEUU contra funcionarios venezolanos por representar "una amenaza real de agresión a la soberanía, la paz y la estabilidad democrática de este país suramericano y, por ende, del Mercosur".

Las medidas "constituyen en sí mismas un peligro de intervención armada contra Venezuela, lo cual debe activar una alerta nacional e internacional", agrega el texto de la Presidencia del Parlasur, encabezada por el legislador oficialista venezolano Saúl Ortega.

También desde Montevideo, el secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), el argentino Carlos Álvarez, emitió hoy un comunicado en el que se solidariza "con el pueblo venezolano" y con su "legítimo gobierno" y rechaza la "inaceptable" declaración de Estados Unidos referida a Venezuela.

Según la orden ejecutiva emitida por el presidente Barack Obama este lunes, se trata de una medida en respuesta a "la erosión de garantías de derechos humanos por parte del gobierno venezolano" y la "persecución de oponentes políticos". En consecuencia, se declaró al país una "amenaza para la seguridad" y se impusieron sanciones a siete funcionarios chavistas.

Maduro, en respuesta, llamó a consultas a su encargado de negocios en Washington y anunció una ofensiva diplomática para denunciar la "injerencia" estadounidense. Días antes, ya había tomado una serie de medidas en "reciprocidad", como imponer visa a los estadounidenses que quisieran visitar Venezuela, prohibir la entrada a un grupo de políticos de ese país y reducir el número de diplomáticos autorizados en la embajada de Estados Unidos en Caracas.

Redacción:Leo.bo      

Fuente: EFE

04 Marzo 2015

Los cancilleres de Ecuador, Ricardo Patiño; de Colombia, María Ángela Holguín; y de Brasil, Mauro Vieira, y el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, viajarán el viernes a Venezuela, según informó el mismo Patiño en su cuenta de Twitter.

"Confirmo visita a Venezuela de tres cancilleres y secretario general de Unasur este viernes 6 de marzo", escribió en la red social. En declaraciones previas, había señalado que la intención del viaje era "fortalecer la democracia y el diálogo" en ese país, algo que calificó de "muy importante".

La información también fue confirmada ayer por el presidente venezolano, Nicolás Maduro. "Bienvenida la delegación de Unasur. Gracias a Dios, tenemos Unasur que nos proteja, que nos acompañe, que nos permita transitar estas batallas contra golpes de Estado", dijo durante su programa semanal de televisión, Contacto con Maduro.

El pasado 20 de febrero, un día después de la detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, Samper anunció a través de un comunicado una visita a Caracas de los cancilleres, "muy útil en el propósito de contribuir a una despolarización del ambiente político que se vive en Venezuela".

Entonces Samper no se refirió directamente a la polémica desatada tras la detención de Ledezma, señalado de participar en un supuesto golpe de Estado ya desmantelado que, según Maduro, contaba con apoyo desde Estados Unidos y buscaba acabar con su vida.

En cambio, sí sugirió que la visita podría "ayudar a concitar un acuerdo nacional sobre el manejo de temas como el ajuste social de la economía, que parece ser inevitable". "Las salidas que se examinen y acuerden tienen que ser democráticas, pacíficas y ajustadas a la Constitución", añadió.

Brasil, Colombia y Ecuador ya habían enviado a sus ministros de Relaciones Exteriores a Caracas a mediados del año pasado para participar en las mesas de diálogo entre Gobierno y oposición convocadas a raíz de la ola de protestas contra Maduro que vivió el país en la primera mitad del año.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AP

Últimas Noticias

Prev Next

Por el caso Alexander-Jueces serán denun…

Por el caso Alexander-Jueces serán denunciados ante la Fiscalía por el CM

El presidente del Consejo de la Magistratura (CM), Gonzalo Alcón, informó ayer jueves que presentará...

Turbulencias latinoamericanas (II)

Porque así como Latinoamérica ha tenido los mejores gobiernos de este siglo, también concentra la...

Buenas propuestas

El Gobierno ha planteado flexibilizar el pago del segundo aguinaldo y a los empresarios les...