Santa Cruz de la Sierra
01 Junio 2016

"Estamos hablando de que si el proceso se convocaría con 192.000 firmas válidas, en el peor de los escenarios, quitando todas estas firmas (que elimine el Poder Electoral), tenemos más de seis veces el número requerido", dijo el vocero de la MUD, Carlos Ocaríz, en rueda de prensa.

El 2 de mayo la MUD entregó ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) más de 1,8 millones de firmas de ciudadanos que estarían apoyando la solicitud de un revocatorio.

El también alcalde del municipio caraqueño de Sucre señaló que, según el "engorroso" proceso de verificación y auditoría que culminó hoy y que se extendió por 26 días, se comprobó que el porcentaje de error por huellas dactilares repetidas por parte de los firmantes fue de solo 0,065 por ciento.

Asimismo, señaló que se observó "duplicidad de firmas" en un porcentaje de 1,51 por ciento, "según cifras oficiales" refrendadas por el CNE y "errores de transcripción" en 2,81% del proceso.

Indicó que el CNE "invalidó" bajo criterios no específicos y "subjetivos" un número aún no determinado de firmas y que la MUD sólo respaldó la invalidación de las rúbricas de personas que no están inscriptas en el Registro Electoral.

Sin embargo, criticó que el CNE supuestamente invalidara las firmas de personas que tienen "tres nombres", además de los dos apellidos, así como las de los ciudadanos que tienen nombres y apellidos que contienen la letra Ñ por tener un sistema que al parecer no registra este símbolo.

También se anularon los que firmaron en un estado pero están inscritos para votar en otra jurisdicción y los que sólo estamparon su huella digital pero no la firma por no estar alfabetizados.

Reiteró que pese a estas anulaciones, la MUD sigue contando con más de seis veces lo requerido por el CNE para activar el referendo y señaló que mañana debería iniciarse la segunda y última etapa para hacerlo, que es el proceso de validación de las rúbricas.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

31 Mayo 2016

La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aseguró que el Poder Electoral debe anunciar ya las instrucciones para pasar a la segunda fase en la activación de un referendo para revocar al presidente Nicolás Maduro, pues señala que ya se cumplió el plazo para ello.

La alianza opositora indicó que los lapsos que impuso el Consejo Nacional Electoral (CNE) para analizar los más de 1.8 millones de firmas de personas que piden el revocatorio que entregó el pasado 2 de mayo ya se cumplieron, y que por ello el organismo debe indicar a dónde deben ir esos firmantes a validarlas.

Este sería el segundo y último paso para que se active el proceso del referendo revocatorio y que llevaría a la oposición a hacer una nueva recolección de firmas, pero esta vez del 20 % de los venezolanos inscritos en el Registro Electoral, mientras que para la primera etapa solo se exigió el 1 % de esa data.

La oposición esperaba poder reunirse este martes con los rectores del Poder Electoral para poner lugar y fecha a esa validación, pero al final de la tarde del lunes se conoció que ese encuentro, que ya había sido confirmado por ambas partes, se había suspendido.

"La MUD denuncia ante el país que nuevamente la mayoría oficialista del CNE suspende la reunión que ese organismo tiene la OBLIGACIÓN de sostener con esta alianza política", dijo la alianza en un comunicado.

En el escrito, la MUD señala que "esta conducta irresponsable y grosera de la mayoría oficialista del directorio del CNE constituye una agresión al derecho del pueblo venezolano de avanzar pacíficamente hacia el necesario cambio político por un camino pacífico y electoral como es el Referendo Revocatorio".

El líder opositor Henrique Capriles ya había hablado de la suspensión de esta reunión en su cuenta de Twitter en la que también dijo que la MUD convocará, en consecuencia, a una nueva manifestación de calle.

En este sentido, se espera que la MUD anuncie este martes cuáles serán las acciones que tomará para presionar al Poder Electoral entre las que estaría incluida la manifestación que mencionó el dos veces candidato a la Presidencia.

Entretanto, la comisión presidencial del chavismo para verificar la validez de las firmas que apoyan el revocatorio denunció que al menos 10.000 de las casi dos millones de rúbricas serían falsas por supuestamente corresponder a fallecidos.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, salió al paso a estas denuncias y de inmediato acusó al oficialista Jorge Rodríguez de "delinquir" pues "él no es autoridad electoral y no tendría elementos para decir una cosa como esa".

Todo esto ocurre cuando se ha puesto sobre el tapete las gestiones por un diálogo entre el chavismo y la oposición con el apoyo de una comisión internacional que sostuvo un encuentro con ambas partes, y por separado, entre los días viernes y sábado pasado en Punta Cana (República Dominicana).

Esta comisión internacional está conformada por el ex presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero y los ex gobernantes de República Dominicana y Panamá, Leonel Fernández y Martín Torrijos, respectivamente.

Capriles afirmó que la posibilidad de un diálogo entre Gobierno y oposición desapareció el fin de semana cuando representantes del chavismo "vetaron" en República Dominicana la presencia de uno de sus delegados, el dirigente Carlos Vecchio, que junto a tres diputados conformaban la representación opositora.

Con esta declaración, Capriles se refirió a una supuesta decisión del Gobierno venezolano de rechazar a Vecchio, que es solicitado por las autoridades del país caribeño y que huyó del país en 2014 cuando fue detenido su compañero del partido Voluntad Popular, Leopoldo López.

Para Capriles, que el Gobierno haya "vetado" a Vecchio es una demostración de que no quiere diálogo. El también gobernador del céntrico estado Miranda recordó que para él el único diálogo que se puede dar es para "ponerle fecha al revocatorio".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

25 Mayo 2016

El líder opositor y dos veces candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, reiteró que la oposición marchará el miércoles a la sede del Tribunal Surpremo de Justicia (TSJ) que el domingo prohibió las manifestaciones en los alrededores del Poder Electoral.

"Mañana la movilización va a ser para allá porque este es un sinvergüenza el que toma esta decisión, este juez ponente Eleazar Alberto Guevara Carrillo", dijo Capriles en referencia a la sentencia.

La oposición venezolana, que busca aumentar la presión por un referendo revocatorio contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, marchará hacia la Corte Segunda de lo Contencioso Administrativo, ubicada en Caracas. Mientras que en el resto del país se marchará a las distintas sedes del TSJ o del Ministerio Público, según consigna el diario El Nacional.

Las movilizaciones se producen en un contexto de malestar social por la severa escasez de alimentos y medicinas, y una inflación proyectada en el 700% por el FMI para el 2016. A ello se suman los cortes cotidianos de luz y agua, y altos índices de criminalidad.

Según el Observatorio de Conflictividad Social, en los últimos cuatro meses se registraron unas 2.000 pequeñas protestas, la cuarta parte en reclamo de alimentos y se contabilizaron 166 saqueos a comercios.

"Vamos a decirles que todas las decisiones que están tomando son contra el pueblo y a exigirles que cumplan la Constitución", dijo Capriles la noche del martes.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ya realizó tres marchas en los últimos días para exigir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) acelere el proceso para activar un referendo revocatorio del presidente Nicolás Maduro.

Pero el TSJ pretende evitar más manifestaciones con su sentencia e instó a las policías locales a "adoptar las medidas de seguridad permanentes" en las sedes del CNE en todo el país con el fin de "impedir los actos no autorizados, marchas, protestas, concentraciones no permitidas y manifestaciones violentas, convocadas por las organizaciones políticas y civiles".

"Mañana vamos a una movilización allá (al CNE) a exigirle que no se meta, que no interfiera, y que no están por encima de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ningún juez, ningún magistrado", agregó Capriles.

El CNE concluirá el 2 de junio su revisión de las 200.000 firmas necesarias para activar el referendo, un plazo que según la oposición fue retrasado deliberadamente varias veces. Completado ese paso la MUD deberá recolectar en tres días unas cuatro millones de firmas adicionales para convocar la consulta popular que definirá el futuro de Maduro.

El 10 y 17 de mayo, partidarios de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) intentaron sin éxito marchar hacia la sede central del CNE en Caracas, al ser bloqueados por piquetes policiales y militares, desatándose escaramuzas.

Su objetivo era exigir al CNE no dilatar la revisión de unas firmas entregadas el 2 de mayo para activar el referendo, primer paso de un largo y complejo proceso para revocar el mandato de Maduro. El CNE señaló que esa fase culminará el 2 de junio.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

05 Mayo 2016

El segundo del chavismo, Diosdado Cabello, dijo este miércoles en la noche que los funcionarios venezolanos que firmaron a favor de activar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro deben ser expulsados de la burocracia estatal.

"Una revolución se hace con revolucionarios. Si en esas firmas hay un director de un organismo, tiene que irse (...). Pueden llamarme como quieran, pero si hay escuálidos (opositores) infiltrados y quedan al descubierto, tienen que irse", dijo Cabello.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), al que la oposición acusa de servir al Gobierno, comenzó este miércoles a revisar cerca de dos millones de firmas que presentó la oposición para activar el revocatorio contra Maduro.

Según la ley, el Poder Electoral debe verificar en cinco días las listas y en otros cinco llamar a los firmantes a ratificar su apoyo con la huella digital.

Cabello hizo el llamado pese a que Jorge Rodríguez, coordinador de la comisión oficialista que verificará la autenticidad de las firmas, descartó represalias contra los firmantes el pasado lunes.

"Cada vez que pongamos en un cargo de dirección a un escuálido (opositor), va a sabotear (...) porque esa es su naturaleza, sabotear a la revolución", añadió Cabello.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) entregó el lunes 1,85 millones de firmas, de un total de 2,5 millones que recolectó, para solicitar la activación del revocatorio, aunque sólo tenía que entregar 195.721 (1% del padrón electoral).

Una vez que las primeras rúbricas sean validadas por el CNE, la oposición debe recolectar, en tres días, otras cuatro millones de firmas (20% del registro electoral) requeridas para convocar el referendo. Estas deben ser revisadas en 15 días.

Para que el mandatario socialista sea revocado, el "Sí" deberá obtener más de los 7,5 millones de votos con los que fue elegido en abril de 2013 tras la muerte de su mentor, Hugo Chávez (1999-2013).

El Consejo Nacional Electoral evaluará dos propuestas de la comisión que designó el presidente Nicolás Maduro para revisar las firmas que entregó la MUD, como primer paso para solicitar el referéndum revocatorio contra el mandatario.

Las dos sugerencias del equipo encabezado por el oficialista Jorge Rodríguez podrían demorar el proceso y afectar a quienes firmaron.

De acuerdo a lo que consigna El Nacional, una de las propuestas de la comisión encabezada por Rodríguez es publicar la lista de quienes firmaron por el revocatorio.

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) sospecha que la oposición infló 1.000.000 de las casi 2.000.000 de firmas que entregó al Poder Electoral (aunque solo se necesitan 195.721).

La presidente del CNE, Tibisay Lucena, afirmó: "La solicitud se va a evaluar. Hay que ver si se usaron nombres de forma indebida".

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: AP

03 Mayo 2016

La oposición venezolana entregó, un día antes de lo previsto, las firmas requeridas por el organismo electoral para solicitar que se active el proceso que eventualmente permitiría realizar un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

En total entregaron ochenta cajas con 1.850.000 firmas, recolectadas en apenas 4 días en todo el país. La cifra es casi diez veces superior a la exigida para iniciar el proceso.

Originales y copias quedaron bajo el resguardo del ente electoral, que deberá validar las rúbricas, aunque hasta el momento no ha establecido cuándo comenzará esa tarea.

"Hicimos entrega impecable de estas firmas que expresan la voluntad del pueblo venezolano de realizar esta consulta constitucional para tener en el 2016 un nuevo gobierno", dijo Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática. "Esto es apenas el primer paso, pero un paso muy importante, un paso que expresa una voluntad de cambio impresionante y no de un cambio de cualquier manera. Un cambio pacifico, electoral, constitucional. Eso es lo que el pueblo quiere", señaló Torrealba.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro nombró una comisión para que se encargue de verificar todas las fases del proceso que llevaría a un eventual referendo revocatorio de su mandato.

Las firmas entregadas este lunes son solo el primer paso.

Jorge Rodríguez, designado por Maduro para liderar dicha comisión —y que por cierto fue presidente del organismo electoral en 2005— explicó que el grupo podría activar mecanismos legales para defender y evitar agresiones contra las instituciones del Estado.

"Tenemos derecho a una auditoría completa y total de todas las firmas. Entiendo yo que se inicia ahora un proceso de transcripción; vamos a estar presentes en el proceso de transcripción, vamos a solicitar estar presentes en el proceso de transcripción; en el proceso de auditoria, para que de forma permanente nosotros podamos vigilar que la constitución se esta respetando, que la democracia se esta respetando", dijo Rodríguez.

Para que la consulta sea finalmente aprobada, se requiere que al menos el 20 % de los electores inscritos en el padrón electoral la respalden. Es decir, casi 4 millones de personas. El proceso de recolección de estas firmas sería posterior a la verificación de las entregadas hoy.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: CNNenespañol.com

29 Abril 2016

El líder opositor Henrique Capriles dijo que en dos días de recolección de firmas para iniciar el proceso de referendo para revocar el mandato del presidente venezolano, Nicolás Maduro, se obtuvieron 1.102.236 rúbricas, muy por encima de las 195.721 solicitadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

"Tenemos en este momento 1.102.236 firmas y va a crecer un poquito más. Esto dice que estamos hablando [de] que es probable que lleguemos aproximadamente a ocho veces más de las firmas que nos fueron requeridas", dijo Capriles en rueda de prensa en Caracas.

"Esto ha sido extraordinario, quedamos sin palabras. Dijimos que en horas íbamos a tener el uno por ciento de las firmas requeridas, y ayer (miércoles) ya teníamos 600.000", afirmó.

El gobernador del estado Miranda señaló que el Gobierno de Maduro "sabe perfectamente lo que pasó ayer" con el proceso de recolección de firmas a escala nacional realizada por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y que por ello "están descolocados".

El dos veces candidato a la Presidencia dijo que a partir de ahora la MUD recibirá todos los formularios con las firmas recogidas en las principales ciudades de los estados de Venezuela para realizar un proceso de revisión antes de llevarlas al CNE.

"A partir de mañana (viernes) vamos hacer nosotros nuestro proceso de auditoría interno, y una vez que se haga, vamos a llevar las firmas al CNE. Eso está previsto [para] que se haga en las próximas horas", aseguró.

Además, indicó que el organismo electoral tiene cinco días continuos, después de recibir las rúbricas, para dar inicio al proceso de validación de las mismas, en el que los firmantes deberán asistir a los centros que disponga el CNE en las respectivas ciudades para verificar su voluntad con la huella digital.

Luego vendrá otra etapa de obtención de rúbricas del 20 por ciento del total de potenciales electores (algo menos de 4 millones), necesarias para que se convoque una fecha para el referéndum en el que más de 19 millones de venezolanos estarían llamados a las urnas para decidir si Maduro sale o no de la Presidencia.

"No necesitamos más firmas ahora, estamos preparando para ir a las 4 millones de firmas", recalcó.

El líder opositor dijo que el CNE no puede usar como un obstáculo para cumplir con los plazos establecidos los nuevos días no laborables, que fueron decretados para los organismos públicos por el Gobierno, para reducir el consumo de electricidad en tiempo de sequía.

"El CNE tiene que garantizar el ejercicio de nuestros derechos políticos, que están dentro de los derechos humanos, aquí no se vale vacaciones. No es que por un tema eléctrico convertimos esto en una guachafita (desorden)", señaló.

"Si pretenden cerrarnos el ejercicio de nuestros derechos, los venezolanos vamos a movilizarnos y ejercerlo dentro de la Constitución", remarcó.

Capriles aseguró que la oposición venezolana no quiere un "golpe militar" ni "un estallido social", y le advirtió al Gobierno que van "a terminar con votos, porque el pueblo revoca".

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: EFE

27 Abril 2016

Luego de que el Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) informara el martes que empezaron a correr los 30 días para recolectar casi 200.000 rúbricas, miles de venezolanos se volcaron a las calles este miércoles para estampar sus firmas en las planillas que reparte la oposición.

Se necesita cubrir el 1% del padrón (195.721 firmas), un número que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) prometió que recolectará en tres días.

Sin embargo, con lo visto este miércoles, muchos se atreven a aventurar que las firmas se conseguirán antes de ese plazo. Por ejemplo, el ex candidato presidencial y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, confió en que en "las próximas horas" se alcanzará el objetivo.

Las largas colas no se hicieron esperar en Caracas ni en otras ciudades del país. En cada planilla, se deberá escribir nombre y apellido, cédula de identidad, municipio y estado en el cual vota la persona, firma y huella dactilar.

Ese 1% de firmas significaría un requisito previo a la recolección del 20% de rúbricas (casi cuatro millones), que, tras ser revisadas por el CNE, activarían de forma definitiva el proceso del referendo revocatorio que llevaría a todos los votantes venezolanos a las urnas en un proceso electoral nacional.

Según lo establecido en la Constitución, el referendo puede ser solicitado a mitad del mandato de cualquier autoridad, lapso que Maduro cumplió este mismo mes tras ganar a Capriles hace tres años las elecciones que definieron el período presidencial 2013-2019.

Si la oposición gana el referendo este mismo año, el CNE deberá convocar nuevas elecciones, pero si lo hace en 2017 Maduro será reemplazado hasta 2019 por su vicepresidente, Aristóbulo Istúriz.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: EFE

26 Abril 2016

En sesión realizada este martes, las rectoras y el rector del CNE acordaron instruir a la Comisión de Participación Política y Financiamiento (Copafi) para que se entreguen los formularios con las instrucciones para la recolección de las manifestaciones de voluntad correspondientes, informó La Patilla.

Los rectores del Poder Electoral acordaron que se entregue el formulario con las instrucciones para la recolección de las firmas de 1% de los inscritos en el Registro Electoral (197.978 personas), paso esencial para activar la consulta.

El 20 de abril pasado, la mayoría opositora de la Asamblea Nacional aprobó el marco legal para desplazar a Nicolás Maduro. La norma fija un plazo de tres meses y medio para gestionar y realizar referendos, incluido el revocatorio de cargos de elección popular También regula las consultas populares sobre la aprobación de enmiendas constitucionales y leyes, y con respecto a la derogación de normas.

Para la oposición es imperativo que el referendo presidencial se haga este año para poder revocar no solo a Maduro, sino a todo su Gobierno. Esta afirmación se hace sobre una interpretación de la Constitución que establece que si el mandato del jefe de Estado se interrumpe en la mitad de su periodo, las autoridades deben llamar a elecciones, pero si se termina antes de concluir su segunda mitad, el Gobierno quedará en manos del vicepresidente hasta que finalice el mandato.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Por observaciones a registros-El TSE ofi…

Por observaciones a registros-El TSE oficializó rechazo a personería de Sol.Bo

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó que ha emitido la Resolución TSE/RSP/JUR N° 062/2018, mediante...

Expocruz 2018-La mayor vitrina comercial…

Expocruz 2018-La mayor vitrina comercial abre con Día de la Familia

La mayor vitrina comercial del país abre sus puertas a partir de hoy. La primera...

Castigo corporal

Hace unos días recibí una llamada de una emisora preguntando mi opinión sobre una sanción...