Santa Cruz de la Sierra
08 Febrero 2018

Sabemos que los lugares y las máquinas de uso público, no son habitualmente lo más limpio que podamos encontrar. Pero, ¿te has preguntado qué es lo más sucio que puede haber en un aeropuerto y si podrías evitar su uso?

Habitualmente escuchamos que nuestro celular es un gran almacenador de bacterias, no precisamente porque las absorba, sino porque es un artículo de uso diario, que tocamos constantemente con nuestras manos tan sucias como estén y que normalmente no limpiamos.

Teniendo en cuenta lo anterior, te ha pasado por la cabeza la pregunta de ¿cuánta gente usa la pantalla de la máquina de self check in para registrarse y qué tan habitualmente se limpia? ¡Malas noticias! Es mejor que te quedes con lo que hay en tu imaginación, saber a ciencia cierta podría resultar realmente desagradable.

El portal Lifehacker reveló que la empresa Insurance Quotes estuvo evaluando, durante la época de fiestas, en dónde están realmente los gérmenes en los aeropuertos. Tras 18 pruebas realizadas en 6 superficies diferentes, de aeropuertos altamente concurridos, encontraron que efectivamente la pantalla en la máquina en donde haces tu propio check in, se encuentra altamente contaminada.

La buena noticia es que éste es un paso que podrías omitir. Haciendo el check in desde tu casa y llevando en tu celular el pasabordo, puedes dirigirte directamente a la zona de seguridad aeroportuaria. Claro, si no llevas contigo equipaje para chequear, de lo contrario debes dirigirte a la ventanilla de tu aerolínea para hacer el chequeo correspondiente.

Evita tocar lo que todo el mundo toca, y de ser imposible, siempre lleva contigo antibacterial o unos paños que cumplan la misma función para evitar convertirte en un recolector de gérmenes. Y sé consiente, si sabes que estás enfermo, lávate las manos antes de tocar máquinas que otros van a usar a tu paso. Puedes ser tan víctima, como responsable, de la transmisión de virus.

Redacción: Leo.com

Fuente: isalud.com

08 Febrero 2018

¿Que la pizza puede ser una muy buena opción de desayuno? ¡Sí! y lo dijo una nutricionista en entrevista con The Daily Meal. La pizza y el cereal, según reveló la experta en alimentación, tienen un nivel calórico muy parecido.

¿Entonces por qué sería una mejor opción en vez de estar al mismo nivel? Muy sencillo, la pizza contiene mayor proteína que el cereal. La proteína hace que tengamos una sensación de saciedad más prolongada. Si nos sentimos llenos, comemos menos.

Los cereales que compramos a veces llaman nuestra atención por la carátula, pero ¿realmente te tomas el tiempo de leer su contenido nutricional? Una gran mayoría de los cereales comunes en el mercado son bajos en proteínas y grasas sanas. Altas cargas de azucares y sodio pueden ser algunos de los componentes que querrás evitar si tu plan es mantener una dieta balanceada y… ¡sorpresa! estos dos ingredientes son generalmente clave en el cereal que saboreas durante la mañana.

Es hora de levantar el teléfono y llamar a tu mamá para demostrarle que algún día tu tuviste la razón. La pizza puede ser una mejor opción que el cereal para tu desayuno.

Redacción: Leo.com

Fuente: isalud.com

08 Febrero 2018

En muchos lugares del mundo, desde hace un tiempo, es difícil caminar por las calles sin toparse con alguien que esté mirando ansiosamente su muñeca para comprobar cuán cerca están de alcanzar el objetivo de dar los mágicos 10.000 pasos.

¿Es realmente un objetivo por el que vale la pena esforzarse? ¿O acaso podría haber algo mejor?

¿Y de dónde salió ese número?

Quizás te sorprenda enterarte que fue el resultado de una campaña de marketing de 1960 en Japón.

En el período previo a los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964, una compañía ideó un dispositivo que comenzó a comercializar para los que se preocupan constantemente por su salud.

Se llamaba Manpo-Kei. En japonés, “man” significa 10.000; “po“, pasos, y “kei“, significa metro. Así que era, literalmente, un medidor de 10.000 pasos.

Fue uno de los primeros podómetros, basado en el trabajo del doctor Yoshiro Hatano, un joven académico de la Universidad de Salud y Bienestar de Kyushu.

A Hatano le preocupaba que los japoneses estuvieran importando el perezoso estilo de vida estadounidense, así como la pasión por ver el béisbol, y quería ayudarlos a ser más activos.

Calculó que si podía persuadirlos de que aumentaran sus pasos diarios de 4.000 a alrededor de 10.000, gastarían aproximadamente 500 calorías extra por día y se mantendrían delgados.

Al parecer, así fue como nació el régimen de “10.000 pasos por día”.

Fue claramente un gran éxito de marketing, pero ¿será cierto que es la forma más efectiva de mejorar nuestra condición física?

Quizás convendría cambiar de moda…

“Tejer es mi única actividad”

Para el programa de la BBC “La verdad sobre cómo ponerse en forma”, fui a una fábrica en la ciudad de Sheffield, en el centro de Inglaterra, con el profesor Rob Copeland, de la Universidad Sheffield Hallam.

Nuestro objetivo era hacer un pequeño experimento en el que compararíamos los beneficios y la facilidad de cumplir con el mantra de dar 10.000 pasos versus algo llamado “Active 10”.

Con Active 10 no necesitas contar los pasos. Simplemente te comprometes a hacer tres caminatas rápidas de 10 minutos por día.

Todos nuestros voluntarios tenían diferentes motivos para mejorar su estado físico.

Dave dijo: “Soy muy consciente de que no estoy tan en forma como antes y he ganado mucho peso”, mientras que Judy confesó: “Mi única actividad en este momento es tejer”.

Y Nathan, quien tiene una hija de 6 años, dijo: “Corre tan rápido, y yo tan despacio, que no puedo alcanzarla”.

Hablar pero no cantar

Nuestro pequeño grupo de voluntarios fue equipado con monitores de actividad para que no solo pudiéramos darle seguimiento a lo que hacían, sino también a cuán vigorosamente lograban hacerlo.

Primero medimos la actividad de un día normal.

Rob luego los dividió en dos grupos. A uno se le exigió alcanzar el objetivo de 10.000 pasos en un día, mientras que al otro se le pidió que hiciera tres sesiones de “Active 10”, que suma unos 3.000 pasos diarios.

Al grupo de Active 10 también se le indicó que su meta no era ir a paso lento, sino aumentar su ritmo para que pusieran a trabajar su corazón y sus pulmones.

Copeland les dijo: “La idea es que caminen lo suficientemente rápido como para poder ir hablando pero no cantando“.

Paseos enérgicos

Cuando miramos los resultados de los voluntarios, dos de los tres que debían dar 10.000 pasos lograron alcanzar su objetivo. Pero todos habían tenido dificultades para hacerlo.

Al grupo Active 10, por otro lado, le había parecido relativamente fácil cumplir con su tarea. Formaron un pequeño grupo de caminatas y se reunieron en momentos convenientes durante su día de trabajo para dar un paseo juntos.

Entonces, los 10.000 pasos fueron más difícil de lograr, pero ¿cuál actividad fue mejor para la salud?

Copeland había analizado los datos de sus monitores de seguimiento y dijo que los hallazgos eran muy claros.

“El grupo Active 10 en realidad hizo un 30% más de actividad física moderada a vigorosa que el grupo de 10.000 pasos, aunque se movieron por menos tiempo”, afirmó.

“Y es cuando haces actividad de intensidad moderada que comienzas a obtener los mayores beneficios para la salud”.

De modo que, aunque el grupo de Active 10 en realidad estuvo moviéndose durante un lapso menor, pasó más tiempo quedándose sin aliento y aumentando su ritmo cardíaco.

“Lo que realmente queríamos que hicieran era que sus corazones latieran más rápido. Hay muchas pruebas que muestran que, al hacerlo, puedes reducir el riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres”, le explicó Copeland al grupo.

Así que tres caminatas cortas y rápidas fueron más fáciles de encajar en el día y mejores para la salud.

Pensé que era realmente interesante y me pareció muy alentador, porque a mí realmente no me gusta estar contando ni dando 10.000 pasos al día.

Por lo tanto, el hecho de que pueda obtener beneficios similares, tal vez mayores, con algunas caminatas vigorosas al día es enormemente estimulante.

Redacción: Leo.com

Fuente: BBCMundo

07 Febrero 2018

Se mire por donde se mire, fumar es malo para la salud, da igual cuánto fumes. Los resultados de un nuevo meta análisis publicado en The BMJ revelaron que fumar un solo cigarrillo al día incrementa drásticamente el riesgo de sufrir cardiopatías coronarias y embolias.

Por lo general, siempre se ha considerado que fumar solo en ocasiones sociales o especiales no era perjudicial, sobre todo si se compara esta frecuencia con la de los fumadores empedernidos que se fuman un paquete diario. Sin embargo, este estudio concluye que hasta un cigarrillo de vez en cuando resulta perjudicial.

En esta exhaustiva revisión se analizaron los resultados de 141 estudios de cohortes prospectivos publicados en 21 países entre 1946 y 2015. En total, los estudios siguieron a 5,6 millones de personas para ver quiénes de ellas desarrollaban cardiopatías coronarias, y a otros 7,3 millones para observar si sufrían embolias. Los sujetos del estudio eran personas que gozaban de buena salud general.

Los autores del estudio descubrieron que en los hombres que fumaban un cigarrillo al día existía un 48 por ciento más de riesgo de sufrir una embolia que los hombres que nunca habían fumado. En el caso de las mujeres, las cifras son mucho peores: un 57 por ciento más de padecer cardiopatías y un 31 más de sufrir embolias, en comparación con las mujeres que nunca habían fumado.

Respeto a los factores de desviación, como la edad, el riesgo es aún mayor: en los hombres, el riesgo es un 74 por ciento y un 30 por ciento más elevado de sufrir cardiopatías y embolias, respectivamente. En el caso de las mujeres, los porcentajes son del 119 y del 46 por ciento.

Las mujeres tienen un 57 por ciento más de padecer cardiopatías y un 31 más de sufrir embolias, en comparación con las mujeres que nunca habían fumado

El tabaquismo ocasional es más perjudicial de lo que inicialmente pensaban los médicos o los fumadores. Los autores del estudio, entre los que se encuentra Allan Hackshaw, de Cancer Research UK, calcularon los riesgos relativos de fumar uno, cinco o veinte cigarrillos al día.

Esperaban que el riesgo de fumar uno supusiera el 5 por ciento del riesgo de fumar 20/uno dividido entre 20, un cifra que sí se aplica al riesgo de sufrir cáncer de pulmón). Sin embargo, descubrieron que, del incremento de riesgo de sufrir cardiopatías o embolias que existía en los hombres que fumaban un paquete al día, los hombres que fumaban un solo cigarrillo diario tenían un 46 y un 41 por ciento de riesgo respectivamente. En las mujeres, fumar un cigarrillo al día conllevaba un riesgo del 31 por ciento de sufrir cardiopatías y un 34 por ciento de sufrir embolias del riesgo total del que sufrían las mujeres que fumaban un paquete.

Los investigadores también controlaron a los sujetos cuyo hábito de fumar pudiera haber cambiado, ya que participar en el estudio podía llevar a algunos participantes a intentar fumar menos. Pero tras examinar los estudios con seguimiento hasta 1995, vieron que los resultados no cambiaban.

Sirviéndose de metarregresión, los investigadores también controlaron los niveles de colesterol, presión sanguínea, índice de masa corporal, educación e incluso la frecuencia con la que se ejercitaban los sujetos. Nuevamente, los resultados no mostraban desviación alguna.

Estos hallazgos coinciden con los de un estudio de JAMA realizado en enero de 2017 en el que participaron aproximadamente 290.000 adultos y que reveló que "el tabaquismo de baja intensidad prolongado durante toda la vida implicaba un mayor riesgo de mortalidad en general, incluyendo muerte por cáncer de pulmón y enfermedad cardiovascular [en comparación con quienes nunca habían fumado]".

"Queda demostrado que no hay ningún nivel de tabaquismo inofensivo"

Pero este era el primer estudio que combinaba los resultados de la embolia y la enfermedad coronaria, ofreciendo así un incentivo a los fumadores para dejar el hábito por completo en lugar de simplemente reducir los cigarrillos fumados al día.

"Aunque reducir el consumo tiene beneficios evidentes, sobre todo en lo que respecta al riesgo de cáncer, en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares el riesgo no es tan elevado como los fumadores pueden creer", escribieron los autores. Y concluyeron: "Queda demostrado que no hay ningún nivel de tabaquismo inofensivo para el sistema cardiovascular… Los fumadores deben dejar el hábito por completo y no reducirlo si quieren evitar la mayor parte del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y embolias, los dos trastornos más comunes e importantes que provoca el tabaquismo".

¿Y qué hay de los cigarrillos electrónicos? Pues al parecer, debido a la mayor exposición a partículas extrafinas y otras toxinas, quienes fuman este tipo de cigarrillos pueden seguir teniendo un riesgo mayor de sufrir cardiopatías y embolias, pese a que estos dispositivos liberan menos carcinógenos. Los autores del estudio afirman que los cigarrillos electrónicos "son un componente importante del proceso de reducción de daños que puede ayudar al fumador a dejar el hábito por completo".

Redacción: Leo.com

Fuente: vice.com

07 Febrero 2018

Esos kilos de más que nos hacen bordear la obesidad no se deben a la ingesta excesiva de grasas, alcohol y dulces en cantidades industriales. No, nada de eso. La culpa la tiene el aire acondicionado. Sí, leyó bien. El aire acondicionado es el partícipe necesario de esos kilitos que le están sobrando. Así que apague el aire y póngase a transpirar. Y no me venga con que le estamos haciendo un favor al gobierno en su cruzada por reducir el consumo de energía, porque la culpa la tiene la temperatura constante, por ejemplo a 24°C. ¿Cómo?

Antes de que una horda de fundamentalistas nos salte al cuello, digámoslo de otra manera, con gesto adusto y rigurosidad científica: uno de los factores clave en el incremento de la obesidad a nivel mundial es el sedentarismo térmico. ¿Y eso qué quiere decir?

“El aumento de peso se debe no solo a la ingesta inadecuada de comida, sino también a la disminución del gasto calórico. La epidemia de sobrepeso y obesidad a nivel global conduce a analizar los múltiples factores asociados a esta problemática. Entre ellos, aparece la climatización constante de los hogares provistos de calefacción y aire acondicionado, al igual que los sitios públicos, lugares de trabajo y de transporte”, dice la doctora Ana María Cappelletti (MN 76.523), Directora de la Diplomatura en Obesidad de la Universidad Favaloro y miembro de la Sociedad Argentina de Nutrición. Y enseguida aclara: “Parecería que el hecho de no tener que esforzarnos para mantener una temperatura corporal de confort, sería un factor que predispone al aumento de peso. Pero esto no significa que el aire acondicionado engorde”.

Los beneficios de estar incómodos

Hace poco, un estudio divulgado por la revista científica Science Daily sostuvo que la exposición de las personas en ambientes climatizados por fuera de la temperatura de confort (22°C) podía ayudar a reducir las principales enfermedades metabólicas como la diabetes y la obesidad. El autor principal del artículo titulado “Excursiones saludables fuera de la zona de confort térmico”, el holandés Wouter van Marken Lichtenbelt, especialista en Ecología Energética de la Universidad de Maastricht de los Países Bajos, sostuvo que “se suponía que las temperaturas estables fijas en interiores satisfarían la comodidad y la salud en la mayoría de las personas. Sin embargo, esta investigación indica que las temperaturas variables pueden tener un efecto positivo en nuestra salud y al mismo tiempo incluso pueden crear placer”.

¿En qué quedamos? Ahora dicen que el aire acondicionado no solo no engorda, sino que, por debajo de los 21°C, ayudaría a acelerar el metabolismo, quemar grasas y adelgazar. ¿Estamos todos locos?

La doctora Cappelletti sostiene que “las personas responden con cambios metabólicos a los cambios de la temperatura ambiente, lo que se denomina termoregulación. Las altas temperaturas aumentan el gasto metabólico a fin de mantener la temperatura corporal y disminuyen la ingesta de alimentos con muchas calorías. Pero a su vez, las bajas temperaturas aumentan la liberación de energía en forma de calor, por estimulación de un tipo de grasa (tejido adiposo pardo) que protege contra el sobrepeso”.

Es decir que con una temperatura constante, sin variaciones, “las personas pasan más tiempo en la llamada zona neutral térmica. Esto disminuye el gasto energético necesario para mantener la temperatura corporal”.

La investigación de Wouter van Marken Lichtenbelt va en sintonía con el nuevo paradigma de “repensar la comodidad térmica” en grandes condominios tanto más cuanto que, en los países desarrollados, los edificios representan el 40% de la demanda de energía. Una reducción en el calor o el frío de la climatización tendría no solo un efecto positivo en la salud de sus ocupantes sino también que reduciría las emisiones contaminantes.

“Todos los extremos resultan dañinos para la salud. Si bien las altas temperaturas llevan a la mayoría de las personas a ingerir alimentos menos calóricos, también producen sudoración excesiva y pueden llevar a la deshidratación”, amplía la doctora Cappelletti. Y le tira un centro a los fundamentalistas del aire acondicionado: “Si pensamos, además, que el AA nos permite continuar realizando ejercicio físico aún en días muy calurosos, lejos de promover el sobrepeso, facilita una vida saludable. Numerosas investigaciones concluyen que el frío y el ejercicio estimulan el gasto energético. La idea errónea es creer que sudar excesivamente durante el ejercicio contribuye al descenso de peso”.

Redacción: Leo.com

Fuente: isalud.com

04 Febrero 2018

Hace 16 horas que Tracey Loscar, una paramédica de Alaksa, está trabajando. Su turno dura 24 horas. Hace cuatro de estos turnos por semana y lleva 17 años trabajando por la noche.

“Bromeamos diciendo que el primer día llegas listo para comerte el mundo, y cuando llega el cuarto día, estás listo para quemarlo”, cuenta.

“Me gusta el ritmo de la noche. Hay menos gente en la calle, las llamadas son variadas, los patrones son diferentes y hay menos negocios abiertos”. Pero la noche también tiene sus riesgos.

 “La noche es más peligrosa en varios frentes”, explica, “si tu capacidad de reacción o de observación es un poco más lenta, los riesgos aumentan cuando estás trabajando. Es abrumador”.

Millones de personas trabajan por la noche en todo el mundo.

Hay pocas estadísticas oficiales, pero según un estudio de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, entre el 7% y el 15% de la fuerza de trabajo en los países industrializados participa en alguna forma de trabajo nocturno.

La Organización Mundial de la Salud considera a los turnos nocturnos como una causa posible de cáncer debido a que interrumpen los ritmos circadianos.

Ritmo circadiano

Pero ¿cómo fue que surgieron los turnos nocturnos?

“Desde la producción de las primeras lamparillas comerciales de Thomas Edison tuvimos la capacidad de invadir la noche a bajo costo, y el sueño fue la primera víctima”, explica Russell Foster, experto en sueño y profesor de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

“El problema clave es que tenemos este reloj biológico interno que está programado en función del mundo externo, como resultado de la exposición al ciclo de luz/oscuridad“.

Los trabajadores nocturnos están expuestos a niveles bajos de luz durante su turno, explica el investigador, pero cuando se encuentran con la luz natural brillante al regresar a sus hogares, el reloj interno se acomoda al patrón normal de luz/oscuridad que rige la vida de los trabajadores diurnos.

“Por eso tienen que ignorar constantemente esta suerte de impulso biológico de su reloj que les dice que deberían estar durmiendo”.

Y no importa si estás trabajando regularmente por la noche, añade, a menos que puedas esconderte completamente de la luz una vez que terminaste de trabajar y asoma la luz del día.

Efectos sobre la salud

Pero ¿qué efectos físicos tienen los turnos nocturnos en tu cuerpo?

Foster señala que ignorar al reloj biológico hace que se active el “eje del estrés”, que es la forma en que tu cuerpo reacciona en una situación llamada de lucha o huida.

 “Estamos inyectando glucosa en la circulación, aumentando la presión sanguínea, posicionándonos en estado de alerta para lidiar con una potencial amenaza y la situación no es esa, solo estamos trabajando”, argumenta Foster.

El científico advierte que los niveles sostenidos de estrés pueden dar lugar a enfermedades cardiovasculares, o anomalías metabólicas como la diabetes tipo 2. El estrés también puede inhibir el sistema inmunológico, que puede dar lugar a altos niveles de cáncer colorrectal y de mama.

Personal turno noche.

Esos son los efectos a largo plazo, pero, evidentemente, la falta de sueño nos afecta también en el corto plazo.

Los efectos más obvios son sentirse cansado, entender la información de forma incorrecta, no comprender los signos de comportamiento no verbal de los demás y la pérdida de empatía.

Comida saludable

“No vamos a encerrar al genio del trabajo 24 horas al día, 7 horas a la semana otra vez en su botella”, dice Foster. Pero advierte que las compañías cuyos empleados hacen turnos nocturnos deberían prepararse para recibir demandas en el futuro si no demuestran que están tomando todas las medidas posibles para tratar de mitigar algunos de los problemas asociados con el trabajo nocturno.

Además de implementar chequeos de salud más regulares para los trabajadores, apunta, deberían asegurarse de ofrecerles durante sus turnos alimentos (como frutas, por ejemplo) nutritivos para evitar los riesgos de enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

Cualquiera que haya trabajado durante la noche sabe que no es fácil conseguir comida saludable.

Una investigación sugiere que el consumo de carbohidratos puede subir entre un 35% y un 40% después de tan solo cuatro o cinco días de sueño restringido, debido al aumento del nivel de una hormona llamada grelina.

Esta hormona nos hace sentir hambre y nos alienta a consumir alimentos con azúcar y carbohidratos.

 “En última instancia, no es bueno para la obesidad o condiciones como la diabetes tipo 2”, puntualiza Foster.

Costo económico

La falta de sueño no solo tiene un costo para la salud, sino también uno económico, asegura Marco Hafner, economista del instituto de investigación Rand Europe.

Personal turno noche.

 “En Reino Unido encontramos que la falta de sueño le cuesta a la economía cerca de US$54.000 millones al año”, afirma, “esto representa aproximadamente el 1,8% del PIB de Reino Unido. Es una mezcla de pérdida de productividad y los efectos de la mortalidad“.

¿Están los gobiernos prestando atención a este problema en términos de sus políticas públicas?

De acuerdo a Hafner, aún es muy temprano, pero “sabemos que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (en EE.UU.) ha analizado el problema y ha determinado que la insuficiencia de sueño es una epidemia de salud pública“.

“Hay cada vez más conciencia de que la falta de sueño es un problema de salud pública”, añade.

Conveniencia

¿Por qué hacerlo entonces? Si hay tanta evidencia sobre los riesgos para la salud de hacer turnos nocturnos, ¿por qué ponerse en una situación de riesgo?

Mucha gente no tiene otra opción, y la paramédica Loscar señala que hacerlo tiene sus beneficios.

“Los horarios que tenemos ahora funcionan bastante bien para mi familia… Tengo dos semanas libres al mes. Trabajo una semana larga, pero luego tengo siete días libres consecutivos y eso son siete días para estar con mis hijos y hacer planes”.

“Sabía en qué me estaba metiendo. Conozco bien mi patrón para dormir, conozco bien mi actividad física y qué comer, y cancelo cosas si necesito recuperarme para asegurarme de que trato de mitigar (los efectos negativos) todo lo que puedo”.

Para Loscar, el trabajo nocturno se adecúa a cierto tipo de personalidad.

“Yo diría que la persona que prefiere o solo hace turnos nocturnos es alguien que es, por naturaleza, un poco más introvertido. Te expones menos al público, por eso tiendes a encontrar que la gente que prefiere trabajar de noche es gente que prefiere que la dejen sola haciendo su trabajo”.

Pero ¿17 años de turnos nocturnos no han tenido ningún efecto sobre su salud física o mental?

“Bueno, supongo que me pasé cansada gran parte de ese tiempo”, se ríe.

Redacción: Leo.com

Fuente: BBCMundo

30 Enero 2018

El Ministerio de Salud recomienda a los servicios departamentales de salud (Sedes) promover controles para evitar el uso de espumas carnavaleras con Hidroclorofluorocarbono (HCFC – 22), también conocidos como R- 22 por irritar la piel humana y dañar la capa de ozono.

“Recomendamos a la población que no compre las espumas que contengan el componente químico R- 22, esto porque es un propulsor de aerosol que destruye la capa de ozono en la atmósfera y afecta a la salud humana”, advirtió la profesional del Área de Factores de Riesgo Ambiental en Salud del Ministerio de Salud, Jaqueline Cordero.

La principal fuente de contaminación de estas sustancias son los equipos de refrigeración, tanto en estado operativo como al final de su vida útil.

El contacto con el líquido de la espuma puede provocar enrojecimiento, dolor en los ojos e irritación en la piel, si la persona inhala los compuestos químicos puede sentir somnolencia y confusión mental.

Por tanto, la Unidad de Salud Ambiental del Ministerio de Salud envió misivas, el 25 de enero, a los nueve SEDES para que coordinen con los Gobiernos Municipales y que procedan con la vigilancia, control del uso de espumas, juegos pirotécnicos; además del cuidado con el agua de consumo humano.

Cuidado con máscaras y pinturas

“También recomendamos a las familias que no compre máscaras, ni disfraces hechos con materiales tóxicos, es decir, que libere sustancias porque pueden irritar la piel, sobre todo de los niños más pequeños”, remarcó Cordero.

Si una persona adquiere máscaras es importante que contengan orificios grandes para los ojos, nariz, boca, esto facilitará la visión y respiración.

Asimismo, se debe verificar que no se desprendan productos de las máscaras, cuando se les raspe con la mano.

En cuanto a los maquillajes de colores y tintes para el cabello, los mismos deben contar con un registro sanitario expedido por autoridades nacionales después de su importación.

Redacción: Leo.com

Fuente: radiofides

02 Febrero 2018

Cada año, muchos  invierten millones de dólares en dietas novedosas, buscando una manera rápida y poco sacrificada de perder peso. Sin embargo, la propuesta de estas dietas, que aunque pueden resultar atractivas, la mayoría son  una moda que alguien inventó sin apoyo científico.

La licenciada Giselle Carazo, experta en nutrición y dietas, explica que el problema con estas “dietas novedosas” es que envuelven riesgos a la salud.

“Estas dietas son difíciles de sostener por un periodo largo de tiempo, no toman en cuenta las condiciones de salud de la persona, propician la ganancia rápida en peso una vez uno abandona la dieta, lo que conocemos como efecto rebote y lo peor es que no propician que la persona aprenda a comer y a establecer buenos hábitos alimentarios”, advierte.

Por otro lado, sostiene que cuando el cuerpo pierde peso, lo primero que pierde es agua, luego  grasa -que es lo que todos queremos y debemos eliminar- y, luego, se pierde músculo o proteína.

 “Cuando la dieta es adecuada perdemos primero el agua retenida y grasa, que es como debe ser. Sin embargo, cuando la dieta es inadecuada se pierde primeramente mucha agua, lo que puede causar deshidratación, y se pierde mayormente proteínas. Estas jamás se deben perder. No son parte de un plan adecuado de pérdida de peso”, asegura.

Según la experta, cuando la persona pierde proteína, tan pronto abandona la dieta novedosa usualmente recupera la proteína multiplicada por dos. “Esto es el causante del resultado ‘yo-yo’ y que las  gente se frustre. Debido a esto, entre otras cosas, es que el 65% de la población en Puerto Rico se encuentra en sobrepeso o en obesidad”, subraya.

Algunas de ellas

Entre las dietas novedosas o lo que muchos catalogan como hasta milagrosas está la dieta de ayunos. “Mantener el cuerpo en total inanición por uno o dos días o más es muy peligroso. Por ejemplo, las personas diabéticas que sigan esta dieta corren un gran riesgo de complicaciones, incluso pueden llegar hasta la muerte”, recalca Carazo.

Hay otras dietas novedosas donde la persona solo ingiere uno o dos alimentos por un periodo de tiempo, como por ejemplo, papa y zanahoria, lechuga y pechuga de pollo, jugos y té, entre otros.

Dice la licenciada que estas dietas causan serias deficiencias nutricionales y todos los riesgos que esto implica. Por ejemplo, el resultando de la falta de hierro es que puede llevar a una anemia. La deficiencia de calcio causa osteoporosis. La deficiencia de ácido fólico y otras vitaminas del complejo B, afectan el sistema nervioso y reproductor.

Perder peso correctamente

“Cuando una persona quiere perder peso debe hacerlo de la única manera correcta que hay, que es aprender a comer acompañado de aumento de la actividad física”, aconseja Carazo.

Comenta la experta que la que la persona no debe eliminar grupos de alimentos; debe incluir a diario carbohidratos, carnes, vegetales, frutas, lácteos y agua.

“Podemos recordar que el jíbaro autóctono de Puerto Rico era delgado, muy saludable y disfrutaba de altos niveles de energía. Su dieta consistía de arroz, habichuelas, viandas, un pedazo pequeño de carne, mucha ensalada, un vaso de leche y de postre, siempre, una fruta”, argumenta.

“Si la persona invierte su tiempo, esperanzas, esfuerzos y energías en otra dieta novedosa más debe saber que, además de arriesgar su salud y recuperar a la larga el peso perdido, esto solo habrá sido otro intento más de recuperar el peso y la salud, pero de manera infructuosa”, puntualizó.

El personal idóneo para diseñar un plan alimentario individual, de acuerdo a la edad, sexo, estatura, condiciones de salud existentes, gustos y preferencias de la persona es el nutricionista dietista.

Redacción: Leo.com

Fuente: isalud.com

Últimas Noticias

Prev Next

Pary acusa a Ampuero de provocar y falta…

Pary acusa a Ampuero de provocar y faltar el respeto

El canciller Diego Pary aseveró este viernes que su homólogo chileno, Roberto Ampuero, provoca, confunde...

Lele Pons arrebató suspiros con este mov…

Lele Pons arrebató suspiros con este movimiento de caderas

Lele Pons es una de las creadoras de contenido de YouTube más importantes del mundo;...

Canciller Ampuero: Territorio soberano d…

Canciller Ampuero: Territorio soberano de Chile no será parte de negociación alguna

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, se reunió este viernes con el...