Santa Cruz de la Sierra
17 Septiembre 2014

A pesar de que siempre entrevistaba rigurosamente a todos los cirujanos que la iban a operar, la presentadora Joan Rivers (81) no pudo evitar que se produjeran negligencias médicas en la última intervención quirúrgica a la que se sometió, ya que su médico personal se habría hecho un selfie mientras la estrella televisiva se encontraba sedada en la mesa de operaciones, además de practicarle una biopsia en las cuerdas vocales para la cual no tenía autorización, según informa CNN.

El incidente habría tenido lugar en la clínica neoyorquina Yorkville ­Endoscopy, donde Joan Rivers acudió para someterse a una operación rutinaria en las cuerdas vocales durante la cual sufrió una parada cardiorrespiratoria.

Los responsables de la clínica han querido desvincularse del accidente asegurando a los investigadores contratados para esclarecer las causas de la muerte de la artista que el gastroenterólogo de la clínica, el doctor Lawrence Cohen, terminó de hacer su trabajo antes de que el médico personal de la presentadora le realizase la biopsia.

Fue justo antes de realizar dicha biopsia cuando el médico de Joan Rivers sacó la cámara para hacerse una foto con ella, que se encontraba anestesiada en ese momento. Acto seguido procedió a realizar la biopsia, durante la cual las cuerdas vocales de la presentadora comenzaron a inflamarse, lo que provocó que dejara de llegar aire a sus pulmones, según apuntan las primeras investigaciones sobre su fallecimiento.

La popular presentadora estaba cansada de los problemas que padecía en las cuerdas vocales desde hacía tiempo, por eso decidió someterse a dicha operación.

"Te dije que no me encontraba bien. Mi voz me ha estado dando problemas. No sé lo que es, pero es una mier*a. Ya estoy cansada", se quejaba Rivers en una grabación de voz del mismo día en que entró en quirófano.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: La Prensa

13 Septiembre 2014

En épocas en que todo se registra con selfies, hay personas que se jactan de nunca haberse hecho una. ¿Les creemos? Es casi imposible, las tecnologías nos llevan de una u otra manera a sacarnos autofotos, pero bueno Jessica Chastain te damos el beneficio de la duda. Capaz sos de esas pocas que se sigue resistiendo a las redes sociales.

Esta semana, la bella y talentosa actriz contó en una entrevista del programa The Tonight Show, que nunca pero nunca se había hecho una selfie -no se parece en nada a Ellen DeGeneres quien hizo historia con la foto que tomó en los premios Oscar 2014-. La actriz de La noche más oscura que se venía resistiendo a las redes sociales -como sospechábamos- le confesó a Jimmy Fallon que cayó en la tentación y ahora tiene Twitter, pero... se sigue resistiendo a la moda de la autofoto. ¿Sus razones? No son tanto la resistencia al modo sino el miedo de salir con "cara de pato". Lo que sí le gusta hacer a esta chica es sacarle fotos a su perro....

Redacción Primicia.bo

Fuente: lanacion.com

12 Septiembre 2014

Listo, ya pueden poner los fideos. No deben quedar muchas personas en el mundo que no se hayan subido a la moda de las auto fotos. Sí, las famosas selfies que eran propiedad exclusiva de algún evento o situación especial ahora se replican a absolutamente cada acto de la vida. En esta ocasión el que apretó el gatillo y posó fue nada menos que Joseph Ratzinger.

Al Papa emérito se lo ve junto con otros dos jóvenes sacerdotes en dos imágenes que subieron a las redes sociales. Las selfies fueron sacadas en el interior de la residencia vaticana Mater Ecclesiae, donde reside.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Clarin.com

 

 

09 Septiembre 2014

Millones de personas se toman cada día una selfie, un hábito que se ha puesto de moda entre niños, adolescentes, jóvenes y adultos. Más que un arte, lograr buenas fotografías puede ser una ciencia: investigadores de la Universidad de Surrey claman haber encontrado la fórmula para obtener las mejores autofotos.

En su informe "Una fotografía perfecta – la ciencia detrás de las buenas fotos", presentado este fin de semana en el Festival de Ciencia británico, Andrew Pye y Radu Sporea dieron todas las recomendaciones que seguir.

De acuerdo con los expertos, cuanto más se acerque la persona a la lente de la cámara de un smartphone, mejor será la captura. Esto se debe a que la lente y los sensores son más pequeños que en una cámara digital.

Si se usa una cámara digital, se debe posicionar la lente de gran angular lo más lejos posible del sujeto y luego agregar zoom para lograr una mejor perspectiva. Cuando una lente de gran angular está demasiado cerca, la imagen se distorsiona. Por eso, para lograr distancia, los investigadores recomiendan usar una herramienta que consiste en una vara que sujeta la cámara.

Para retratos, aconsejan que el fondo tenga una profundidad mínima para que el sujeto quede en foco. En algunos smartphones, el foco se puede corregir al tocar la pantalla, mientras que en las cámara digital se puede ajustar la apertura del obturador. Elegir una abertura más larga es mejor para los retratos.

En cuanto a la luz, los expertos dicen que debe estar frente a los sujetos y no detrás para que no haya zonas oscuras. La iluminación no debe estar demasiado cerca, porque acentuaría las sombras. Al aumentar el número de luces, se logra un tono de iluminación más tenue y se evitan las sombras sobre el rostro o una separación agresiva entre la persona y el fondo.

Por último, según consigna el Daily Mail, en términos de exposición, los teléfonos inteligentes tienen una configuración automática, pero en las cámaras digitales se puede ajustar la sensibilidad (ISO) para aprovechar mejor la luminosidad del ambiente. Si la luz es baja, se puede abrir por más tiempo el obturador al tomar la fotografía.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Clarin.com

02 Septiembre 2014

¿Escuela de selfies para perros? Parece algo imposible, pero es real, se trata de City Dog. La idea de crear esta escuela surgión en Londres y fue iniciativa de un entrenador canino. El objetivo del curso es que los perros puedan sacarse fotos con los celulares de sus amos.

Los entrenadores aseguran que la mascota no solo aprenderá a posar para sacarse una selfie también podrá tocar el botón del celular para autoretratarse.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: La Prensa

01 Septiembre 2014

Reclusas de la Cárcel Pública de Guarapuava, en Paraná, Brasil, decidieron tomarse provocativas "selfies" que subieron a Facebook. Algunas de ellas incluso mostraban a las mujeres sin sostén.

Las imágenes causaron gran polémica tras haber sido publicadas en la red social, sobre todo porque las reclusas no pueden tener celulares consigo.

Las autoras de estas acciones están detenidas por tráfico de drogas y comparten celda. Las autoridades investigan el modo en que obtuvieron los celulares, pues quienes las visitaron los ocultaron dentro de sus partes íntimas.

Todo esto lo descubrieron las autoridades del penal, que luego de un largo proceso crearon una cuenta falsa en Facebook. Allí añadieron a las reclusas como amigas y las atraparon. Por supuesto, el chiste les salió caro: no tienen visitas por un mes y están marcadas por mal comportamiento.

Redacción: Leo.bo

Fuente: La Prensa

29 Agosto 2014

Hasta el año 2000, la palabra era desconocida pero, con el avance de las redes sociales, apareció una práctica que pronto se transformó en moda y a la que se denominó selfie. Su traducción: autorretrato. Hoy son millones las personas que tienen acceso a ellos  y en segundos pueden recorrer el mundo, ya sea desde una cámara o desde un celular.

En el último tiempo, los autorretratos también avanzaron al plano sexual cuando los protagonistas pasaron a ser otras partes del cuerpo, además de rostros sonrientes. Sin duda, este intercambio de imágenes puede ser muy excitante y hasta una práctica recomendable para no caer en la rutina o para encender el deseo. Si bien el envío de fotos de los órganos sexuales es cada vez más habitual, el problema es que nunca se sabe dónde puede terminar esa imagen.

Muchos hombres y mujeres cuentan que estas fotos caseras son un estímulo muy excitante, incluso mucho más que las fotos eróticas profesionales o películas pornográficas. Esto se debe a la naturalidad del autorretrato, lo que hace que la fantasía parezca mucho más cercana a la realidad.

En las primeras selfies predominaban fotos tomadas en espejos de baños o ascensores, pero hoy ya no se distinguen lugares. Lo que importa no es el lugar sino lo que se quiere mostrar. Y muchas veces lo que se quiere mostrar es todo.

La tendencia de compartir selfies demuestra que no sólo importa el lugar en donde uno esté, sino también lo que se está haciendo. Se puede mostrar el antes o el después de un ardiente encuentro sexual, pero también están los que van un paso más allá y retratan el durante. Para algunos este es el fin de los límites entre lo público y lo privado. Lo que es indudable es la necesidad de compartir la vida al ritmo de reality.

Uno de los autorretratos hot más elegidos es el del after sex y para muchos llegó a reemplazar al famoso cigarrillo que algunos consumían después del sexo. En este sentido, es un aporte muy saludable. Otro dato interesante es que, quienes practican el sexual selfie experimentan sensaciones similares a las de incorporar a un tercero a la relación, pero con menores riesgos. Lo podríamos considerar como una alternativa intermedia entre la fantasía y el incorporarlo realmente.

El interés llegó a tal punto que ya existen aplicaciones especialmente diseñadas para compartir selfies sexuales, ya que las tradicionales censuran esos contenidos. Quentin Lechemia, creador de una de estas redes sociales (Pornostagram), se ha transformado casi en un activista de la selfie y defiende la posibilidad de compartir estas imágenes ya que, para él, la sexualidad es una parte más de la vida de las personas y se debería poder compartir de la misma forma que la foto de una pizza.

Finalmente, nadie está obligado a ver selfies que no quiera ver ni a autorretratarse, pero es importante comprender que ese autorretrato ya no es más de uno/a cuando se comparte.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Clarin.com

28 Agosto 2014

Científicos de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) han desarrollado un novedoso sistema que conecta el ojo de los pacientes con glaucoma con sus teléfonos móviles para monitorizar la evolución de su enfermedad mediante a autofotos, lo que ahora se conoce popularmente como ‘selfie’.  

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo y está provocado por una pérdida gradual de las neuronas de la retina y el nervio óptico, pero con esta herramienta sus creadores creen que podría mejorar significativamente la evolución y tratamiento de esta dolencia.

La clave está en la medición de la presión ocular, cuyo aumento es el que da lugar al proceso degenerativo causante de la enfermedad y se mide para ajustar el tratamiento en cada paciente, lo que hace que estos pacientes se deban someter regularmente a análisis para controlarla. Sin embargo, los niveles pueden fluctuar durante un mismo día.

Redacción: Leo.bo

Fuente: La Patilla

Últimas Noticias

Prev Next

La misión (II)

“Ahora voy a ser un delfín. Los delfines son cariñosos e inteligentes. Y son muy...

Señalan no ser militantes Ciudadanos ind…

Señalan no ser militantes Ciudadanos indignados por inscripción abusiva

La mañana de ayer, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lanzó una aplicación virtual para que...

Falsa moral

“¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no...