Santa Cruz de la Sierra
13 Noviembre 2018

HBO confirmó que la octava temporada de Game of Thrones podrá ser vista en abril de 2019, informó Variety.

La productora compartió la noticia con un video que contiene algunas de las escenas más icónicas de las emisiones pasadas.

Basada en la serie de novelas “Canción de Hielo y Fuego” (“A Song of Ice and Fire”), del escritor George R.R. Martin, la historia se recrea en la época medieval en la que las luchas dinásticas desatarán una serie de conflictos para obtener el control del Trono de Hierro.

A pesar de que el final de la saga es inminente, la productora se encuentra en el desarrollo de la precuela del guionista Jane Goldman.

La historia se recreará miles de años antes de “Game of Thrones” para narrar la caída del mundo desde la Edad de Oro de los héroes hasta su momento más oscuro, para mostrar los secretos del pasado de las familias en guerra en el ficticio reino de Westeros.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Teleshow

01 Noviembre 2018

La polémica que rodea a Apu Nahasapeemapetilon, uno de los personajes más importantes de los Simpson, preocupa a todos los fanáticos de la serie. Tras una documental The Problem With Apu (El Problema con Apu) del comediante Hari Kondabolu, quien asegura que el personaje es un insulto a los estereotipos raciales.

La controversia generada ha hecho que el equipo de Los Simpson se replantee la presencia del personaje. De hecho, parecía que había llegado la hora de decir definitivamente adiós al dueño del badulaque después de las declaraciones de Adi Shankar, animador de Castlevania.

A pesar de pertenecer al mundo del audiovisual, Adi Shankar no tiene ninguna relación con la longeva serie de la familia amarilla. Quien sí forma parte de su equipo es el productor y guionista Al Jean, quien ha decidido desmentir esta supuesta decisión a través de su cuenta de twitter.

Adi Shankar no es un productor de ‘Los Simpson’. Le deseo lo mejor, pero él no habla por nuestra serie.

Redacción: Leo.com       

Fuente: Teleshow

03 Febrero 2017

Durante un año y medio, Andrés Parra Medina pasó más de 400 horas sentado frente al televisor. Rodeado de libros, grabaciones y anotaciones observaba cómo Hugo Chávez gritaba, sonreía, lloraba, cantaba, bailaba, declamaba, hablaba y gobernaba. Lo que para muchos venezolanos fue algo cotidiano durante 14 años, se convirtió en una experiencia nueva para este actor colombiano.

“Yo era un ignorante del tema político en general”, dijo Parra en una entrevista a pocos días del estreno de El Comandante, la serie de 60 capítulos basada en la vida del presidente venezolano Hugo Chávez que fue producida por Sony Pictures Television y será estrenada por TNT desde el 31 de enero. “Creo que, como la gran mayoría de los colombianos, la única información que tenía de Chávez era lo que decían los noticieros: ‘En Venezuela hay un loco haciendo de todo y que trata mal a Bush'”.

Gobernar Venezuela desde febrero de 1999 hasta su muerte, el 5 de marzo de 2013, convirtió a Hugo Chávez en el presidente elegido democráticamente que más años duró en el poder (14 hasta la fecha de su muerte, luego de ganar un nuevo mandato hasta 2019). Ganó todas las elecciones presidenciales en las que participó y su influencia fue determinante para que el chavismo triunfara en 16 de 17 procesos electorales.

Parra, de 39 años, posee una brillante carrera durante la cual ha participado en más de 20 películas y 18 producciones televisivas encarnando personajes complejos como Pablo Escobar Gaviria, el narcotraficante colombiano que interpretó en la serie El patrón del mal. Cuando lo llamaron para ofrecerle el papel de Hugo Chávez, cuenta el actor, no dudó un segundo en aceptar.

“Es una gran oportunidad para confirmarme qué tipo de actor soy. Luego de Pablo Escobar necesitaba cambiar a un personaje distinto y nunca me imaginé las habilidades comunicativas de Chávez. No se me pasó por la cabeza que fuera un tipo que cantara corridos llaneros, tocara guitarra, recitara poesía, y tuviera tanta facilidad para los discursos; creo que eso lo ayudó a conectar de esa forma tan poderosa con el pueblo”, dijo el actor a The New York Times en Español desde su casa en Bogotá.

Según los cálculos de organizaciones como Monitoreo Ciudadano, ese afán discursivo llevó a Chávez a emitir más de 1300 horas de cadena nacional entre 2000 y 2012, sin contar su presencia semanal en el programa dominical Aló, Presidente, con lo que casi rebasó las 2200 horas de transmisión en radio y televisión.

Emular la verborragia del presidente venezolano fue uno de los grandes retos de Parra quien, al momento de esta entrevista, se preparaba para grabar el célebre discurso de Chávez en las Naciones Unidas en 2006, cuando se refirió a George W. Bush como el diablo y dijo: “¡Huele a azufre todavía esta mesa donde me ha tocado hablar!”.

“Cualquier latinoamericano se va a sentir identificado con esta serie porque mostramos los mismos fenómenos que pasan en todos los países: quiénes están detrás del poder y toman las decisiones políticas, qué tanto los ciudadanos estamos en esa agenda, la actuación de las corporaciones, los medios, la iglesia y cuál es el papel de la corrupción en la política”, dijo el actor, con un acento que evocaba las eternas arengas del fallecido líder venezolano.

¿Por qué has desarrollado esta predilección por los personajes controversiales y difíciles?

En realidad, me fueron llegando. Entré a la televisión a mediados de los años 2000 y en Colombia todavía imperaban los galanes y las chicas voluptuosas, pero hemos sido testigos de los cambios en los últimos años. Pareciera que los actores se volvieron a apropiar de la televisión y eso me ha permitido aceptar papeles de gran envergadura, de mucha importancia, para bien o para mal. Lo importante es el reto.

¿Crees que el surgimiento de nuevas plataformas y medios de transmisión han contribuido a ese cambio?

Creo que las nuevas plataformas han permitido que se hagan producciones mucho más complejas y arriesgadas con contextos más difíciles e historias muy complicadas. Todo eso ha hecho que la presencia de los actores sea necesaria. En ese sentido me siento muy afortunado porque creo que llegué a la televisión en el momento en que me tocaba.

¿Cómo fue el proceso de preparación de El Comandante, la investigación de ese personaje sobre el que se han escrito decenas de libros y de quien existen miles de horas de grabación?

Desde el principio, Sony nos proporcionó la posibilidad de conversar con periodistas e historiadores. Lo primero que hicimos junto con los directores fue empaparnos de Venezuela, de la historia de independencia, el descubrimiento del petróleo, cómo funciona el culto a bolívar que es algo único, la inestabilidad de su democracia, cómo los militares tienen una tendencia hacia la izquierda; todo lo contrario de lo que pasa en Colombia, donde siempre son de derecha. A pesar de ser países hermanos, tan cercanos y compartir territorios como el llano, a nivel político funcionamos de una manera muy distinta.

¿Cuál fue el rasgo que más te costó adoptar en este papel?

El gran reto fue la voz, eso me costó muchísimo trabajo. Por primera vez en muchos años, tuve que buscar ayuda. Llamé a Magda Niño, una compañera que estudió conmigo en Cali y se ha especializado en voz. Le dije: ‘Magda, tengo un problema. Voy a hacer de Chávez y no encuentro su voz, no sé qué es lo que me pasa’. Ella vino a trabajar conmigo intensamente, como por mes y medio, hasta que la cadencia del acento llanero me empezó a salir. Lo demás fue más sencillo porque tuve la posibilidad de estudiarlo durante año y medio. Vi más de 400 horas de Aló, presidente, y me leí biografías a favor y en contra de él, así como sus libros.

Aunque todavía no se ha transmitido el primer capítulo de la serie, ya han aparecido las críticas por parte del gobierno venezolano. El presidente Nicolás Maduro la calificó como una “basura”, Diosdado Cabello dijo que busca calumniar su imagen y la exesposa de Chávez, Marisabel Rodríguez, advirtió que podría demandar a sus creadores. ¿Cómo recibes esas declaraciones?

En ese sentido todos estamos bastante tranquilos y preparados porque sabemos que la serie no viene a reconciliar ni a separar a nadie, porque la división política de Venezuela se produjo hace 17 años. No tenemos nada que ver con eso. Estamos conscientes de que vamos a recibir críticas buenas y malas. A nivel personal, siento que vamos a tener dos públicos muy distintos: los venezolanos que son muy particulares y exigentes por obvias razones y el resto de América Latina. El tema de Hugo Chávez es totalmente actual, no existe un solo venezolano al que el fenómeno de Chávez no le pegue en el estómago, para bien o para mal. Eso para nadie es un secreto.

En otras entrevistas has dicho que no sueles contactar a los familiares o personas muy allegadas a tus papeles, ¿cómo llegas a recrear el mundo íntimo de esos personajes?

No puedo correr el riesgo de contaminarme con las visiones de amor o rabia de la gente. A mi no me interesa juzgarlos, ni tomar partido sino buscar al ser humano que hay allá adentro. En el caso de Chávez fue un trabajo muy interesante porque, al final, la gran pregunta de esta serie es cómo un niño humilde que jugaba con chapitas en Barinas, sin mayores oportunidades en la vida, se convierte en el político más famoso de América Latina después de Fidel Castro. Su vida está sobrexpuesta porque la contaba todo el tiempo y hay mucha gente que ha hablado de eso. Basándome en toda esa información comienzo a tomar decisiones y adopto posturas, la mirada y la voz.

Su caso es muy particular porque duró tantos años en el poder que los venezolanos pudieron experimentar muchos cambios en su personalidad y en el discurso político que sostenía.

En mi investigación encontré a 10 Chávez diferentes: el beisbolista no es el mismo que hace el golpe de Estado, el conspirador no es el mismo que se vuelve una estrella de rock en Yare, el que sale a hacer campaña política es otro, así como el que gana la presidencia se convierte en otro hombre. Ni hablar del que vuelve victorioso del golpe de Estado o el que recibe la noticia del cáncer. Cada etapa muestra la madurez y los errores del personaje.

Su historia es como una teoría de la conspiración porque pasaron demasiadas cosas raras, únicas, que lo llevaron al poder. Había salido mal en química y tenía el codo lesionado pero igual lo aceptaron en la Academia Militar, después le quitaron los cargos y pudo hacer campaña hasta ganar la presidencia, luego le hacen un golpe que termina por fortalecerlo en el poder y después se enferma. No hay una historia igual, eso jamás pasaría en Colombia.

¿Aceptarías encarnar a algún político colombiano?

No interpretaría a ningún político de mi país. Prefiero interpretar a la Bachelet, eso sería un buen reto (risas). Con este trabajo me he vuelto mucho más político que antes y para mi sería muy difícil porque terminaría tomando partido. Además, y con todo respeto, los políticos colombianos son tan predecibles, tan convencionales… no hay una historia monumental, gigante.

Colombia ha sido noticia en el mundo por el proceso de paz, ¿eres optimista al respecto?

Soy optimista pero también realista. Las Farc es uno de los problemas que tiene este país y, en determinado momento, fue la respuesta a algunos de los problemas de Colombia. Pero este proceso solo es la salida a uno de esos problemas y quiero creer que vamos a salir bien de todo esto. No he caído en el miedo que nos quisieron meter cuando decían que con el plebiscito esto se iba a volver como Venezuela, preferí creer en mi país.

¿Cuáles crees que son las tareas pendientes del gobierno colombiano?

Colombia tiene un problema de corrupción muy grave y sigue existiendo una gran desigualdad social. Además tenemos un sistema de justicia débil. Cuando juntas desigualdad social con corrupción e injusticia es el caldo de cultivo perfecto para que en cualquier momento aparezca otro grupo armado. Espero que esto sirva para que todo lo que se nos fue en estos 50 años de guerra se invierta en educación, salud y tratar de equilibrar un poco más la balanza. Pero si esto va a ser una oportunidad para que las mismas cinco familias de siempre se sigan enriqueciendo descaradamente, entonces el futuro no será nada prometedor.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Tvnws

03 Febrero 2017

La serie televisiva "El Comandante", sobre la vida del fallecido presidente Hugo Chávez, no podrá ser transmitida en Venezuela por orden del organismo que regula las comunicaciones.

Aduciendo que la producción de Sony Pictures "atenta contra el legado" de Chávez, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) desplegó una campaña para que los operadores de cable que la difundan sean denunciados.

"Reporta (...) si alguna cablera insulta el legado de Hugo Chávez transmitiendo serie 'El Comandante'", pide la Conatel en su cuenta de Twitter, con la etiqueta #AquíNoSeHablaMalDeChávez.

Bajo esa premisa, la entidad remarcó que la transmisión de la teleserie en Venezuela es "ilegal".

En el país se puede ver por el canal colombiano RCN en la zona fronteriza, donde algunos usuarios reportaron que la señal fue bloqueada durante el estreno la noche del lunes. El canal de cable TNT comenzará a transmitirla en América Latina la noche de este martes.

Los mensajes de la Conatel están acompañados de un aviso con la palabra "Alerta" en mayúsculas rojas, y piden aportar "ciudad, cablera, número de canal, hora de transmisión y fotos de la pantalla".

"La canalla mediática internacional no pudo ni podrá jamás con los ideales revolucionarios. Estamos en pie de lucha para defender la patria", escribió por su parte el director de la institución, Andrés Eloy Méndez, también por Twitter.

El veto llega luego de que el domingo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, llamara al "contraataque con la verdad" frente a la serie televisiva.

"El Comandante", de 60 capítulos, fue concebido, entre otros, por el escritor venezolano Moisés Naím, exministro durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez (1989-1993), a quien Chávez intentó derrocar con un golpe de Estado.

Durante su programa dominical de televisión, Maduro cedió la palabra a Adán Chávez, ministro de Cultura y hermano del exmandatario (1999-2013), quien anunció el rodaje de la película "Chávez, el Comandante" y de la teleserie "Chávez de verdad", que según dijo mostrarán fielmente la vida del líder socialista.

Adicionalmente, la televisión gubernamental venezolana iniciará este martes la difusión de una serie de documentales sobre Chávez, el primero de ellos titulado "Los sueños llegan como la lluvia".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Teleshow

06 Diciembre 2016

En medio de gran expectativa, "Al fondo hay sitio" emitirá este cinco de diciembre su última entrega. Pese a ser el programa más visto de la televisión nacional, la gerencia de América TV decidió ponerle fin a la historia que narra las vivencias de los Gonzales y los Maldini. ¿Cuál fue el motivo? ¿Por qué acabar con una producción tan exitosa? El productor Efraín Aguilar da algunas luces al respecto.

"Teníamos que trasladarnos a los nuevos estudios en Pachácamac y no hubiese sido lo mismo hacer nuevas escenografías. Desde el punto de vista económico hubiese sido ilógico continuar, era mejor iniciar una nueva aventura. Creo que esa fue la sentencia de 'Al fondo hay sitio'", manifestó Aguilar en entrevista con El Comercio.

Reconoce que se encariñó con "Al fondo hay sitio", sin embargo el artífice de producciones como "Así es la vida" y "Mil oficios" está convencido que este era el momento adecuado para que la teleserie llegara a su fin.

"Soy romántico, uno se encariña con el hijo menor y no quisiera que crezca, pero dadas las circunstancias creo que era el momento oportuno para que saliera del aire", remarcó.

FINAL DE LA HISTORIA

Fuentes de El Comercio allegadas a América TV contaron que "Al fondo hay sitio" sorprenderá en su último capítulo con un inesperado final.

Se conoció que uno de los personajes de la historia que se desarrolla en el vecindario de Las Lomas morirá y su muerte generará gran dolor en los Maldini.

Asimismo, se supo que Miguel Ignacio de las Casas (Sergio Galliani), logrará, finalmente, quitarle la casa a los Gonzales pero lo que ocurrirá después sorprenderá a todos, pues será la excusa para una gran reconciliación.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Elcomercio.com

01 Diciembre 2016

Jennifer Aniston siempre será interrogada sobre la posibilidad de un regreso de "Friends" a la pantalla chica. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa que la estrella de cine haya llegado a una respuesta muy inteligente (o una excusa muy conveniente) cuando es consultada al respecto.

Hablando con la periodista Lorraine Kelly sobre su última película, Office Christmas Party, Aniston – quien interpretó a Rachel en la serie – derribó una vez más la posibilidad de un futuro regreso de icónica show de los 90′.

Para Aniston el concepto de "Friends" no tendría sentido en la vida moderna porque la gente pasa demasiado tiempo en sus teléfonos.

"Hubo un momento en que nuestros rostros no estaban sobre los móviles y revisando Facebook o Instagram", dijo la actriz. "Estábamos en una habitación o en una cafetería hablando. Hemos perdido eso", añadió.

Días atrás, la actriz había confesado que tanto ella como sus compañeros de elenco odiaban el tema de apertura "I'll be there for you", de la banda Rembrandts. "Nadie realmente era gran fan de esa canción", admitió.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Teleshow

23 Noviembre 2016

 Jennifer Aniston admitió que la canción de la exitosa comedia Friends fue odiada tanto por ella como por el resto de sus compañeros.

El "I'll Be There For You" de la banda Rembrandts fue el número de apertura del programa durante sus diez temporadas en el aire.

"Nadie realmente era gran fan de esa canción", admitió la actriz de 47 años en The One Show, de la BBC.  Además, reconoció que el sketch de ellos bailando en una fuente no les agradó: "Fue un poco extraño. Pero lo hicimos".

A pesar de su falta de entusiasmo por los créditos iniciales, la actriz, que apareció en Friends de 1994 a 2002, dijo que aún mira el programa que la disparó a la fama. "¡Sí! No puedo evitarlo ", afirmó Aniston. "Primero trato de recordar cuál es el episodio y la otra mitad del tiempo me digo 'No recuerdo eso'", detalló.

Aniston, que protagoniza el filme navideño Office Christmas Party, también compartió en la entrevista que espera dedicarse a la dirección en un futuro no muy lejano: "Creo que sería divertido salir de delante de la cámara e ir detrás".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Teleshow

08 Noviembre 2016

Una escena de la exitosa comedia The Big Bang Theory causó controversia en el Reino Unido por ser considerada inapropiada para la televisión.

En la toma aparecen Kaley Cuoco (Penny) y Johnny Galecki (Leonard) practicando sadomasoquismo. Cuoco luce un atuendo de dominatrix, mientras Galecki tiene un pantalón de cuero y arnés de ese mismo material.

En el episodio de la décima temporada, Sheldon tenía un extraño sueño donde Leonard y Penny convertían su habitación en un calabozo sexual.

Esto pareció molestar a algunos espectadores pudorosos, ya que consideraron que la secuencia era "ofensiva", de acuerdo con The Mirror.

Sin embargo, Cuoco se lo tomó con humor y compartió una foto de ambos actores con sus provocativos atuendos en su cuenta de Instagram.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Teleshow

Últimas Noticias

Prev Next

En Palmasola-Impulsan descongestionamien…

En Palmasola-Impulsan descongestionamiento para los reos mayores de 65 años

Desde el próximo 28 de noviembre, el Ministerio Pùblico y el Poder Judicial iniciarán las...

Tránsito adoptó la medida-Hasta el 8 de …

Tránsito adoptó la medida-Hasta el 8 de diciembre el plazo para la Inspección

Debido a problemas técnicos en el sistema y a la gran demanda de la población...

Más de 65 mil familias beneficiadas-Sant…

Más de 65 mil familias beneficiadas-Santa Cruz lidera la cartera de vivienda social a nivel nacional

Los créditos de vivienda de interés social alcanzaron un monto de Bs 20.807 millones a...