Santa Cruz de la Sierra
23 Febrero 2015

Un smartphone utiliza más energía cuanto más lejos se encuentra de su antena y debido a la mayor cantidad de obstáculos que se hallan en su camino, según afirma un reciente estudio privado.

La ubicación de un teléfono inteligente ya puede ser rastreada sin la necesidad de utilizar los datos del GPS o el Wi-Fi mediante el análisis de la utilización de su batería, según un informe realizado por la Universidad de Stanford y la consultora Rafael Ltd.

El dispositivo móvil utiliza más energía cuanto más lejos se encuentra de su antena y también por la mayor cantidad de obstáculos que se hallan en su camino para que le llegue la señal desde la base telefónica.

El uso de energía adicional de otras actividades podría tenerse en cuenta con algoritmos, descubrieron los investigadores, quienes crearon una app para recopilar datos sobre el consumo de energía.

"La aplicación maliciosa no tiene permiso para acceder a los proveedores de GPS ni tampoco otra ubicación (por ejemplo, la red celular o Wi-Fi)", afirma el equipo compuesto por Yan Michalevsky, Dan Boneh y Aarón Schulman, del departamento de Ciencias de la Computación de la estadounidense Universidad de Stanford, y Gabi Nakibly, de la consultora Rafael Ltd.

"Nosotros sólo asumimos el permiso para la conectividad de red y el acceso a los datos de potencia. Estos son permisos muy comunes para una aplicación, y es improbable levantar sospechas de parte de la víctima", aseguran los investigadores.

En la actualidad hay 179 aplicaciones disponibles en la tienda de aplicaciones de Android, Google Play, que piden esa información, agrega el equipo.

Actividad tales como escuchar música, activar mapas, tomar llamadas de voz o utilizar redes sociales son las que más consumen la batería, según publica la cadena BBC.

Las pruebas se llevaron a cabo en teléfonos que utilizan la red 3G, pero no midieron la intensidad de la señal porque este dato está protegido por el dispositivo.

"Relleno con sensores"

"Con los dispositivos móviles ahora ubicables, es preocupante que estemos viendo tantas formas en que se pueden utilizar para realizar un seguimiento", dijo el experto en seguridad cibernética Alan Woodward, profesor de la británica Universidad de Surrey.

"Creo que la gente a veces se olvida de que los teléfonos inteligentes están repletos de sensores, desde los giroscopios y GPS hasta los micrófonos más obvios y las cámaras", afirma el especialista.

"Este último trabajo muestra que incluso las características básicas (por ejemplo, el consumo de energía) tienen el potencial de invadir la privacidad si son monitoreadas en forma correcta", añade .

"Nos estamos acercando al punto en que la única forma segura de utilizar su teléfono es quitar la batería, aunque no todos los teléfonos permiten hacer eso", concluye Woodward.

Redacción Leo.bo

Fuente: Infobae

18 Febrero 2015

Las ventas de smartphones continúan en aumento alrededor del mundo, pero es en los mercados emergentes donde se ven los mayores incrementos. Según estudio de GfK, Latinoamérica fue la región que más creció en el último trimestre del 2014, con un 43% de incremento.

Luego se ubicaron Asia-Pacífico emergente (37%), África y Oriente Medio (35%), Norteamérica (31%), Europa central y del este (29%) y Europa occidental (14%). China se mantuvo igual y el único que cayó fue Asia-Pacífico desarrollada (-4%).

Así, en el global, se aumentó 19% en el mundo comparación con el último trimestre del 2013.

¿Por qué lidera Latinoamérica? Porque son los mercados emergentes los que están pasando de los feature phones a los smartphones.

Por ejemplo, veíamos en la nota del mercado peruano que, por primera vez, la importación de teléfonos inteligentes había superado a la de feature phones. Y los analistas coinciden que en nuestro país y en general en la región la adopción de este tipo de celulares aún tiene mucho techo.

América Latina también fue el sector que más creció en todo el último año, con un cambio de 59% entre el 2013 y el 2014.

El estudio de GfK hace hincapié en que la preferencia de smartphones de gran tamaño, conocidos también como phablets, colaboró en gran medida en el aumento de ventas globales.

En el detalle, los teléfonos de 5 pulgadas o más se incrementaron en 180% en el 2014 y se espera que esta tendencia continúe durante el 2015.

Aunque el mercado del gigante asiático parece estancado, es aún el que más smartphones vende con cerca de 400 millones, casi la tercera parte del total. Le sigue Norteamérica con 177 millones de equipos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

10 Febrero 2015

La tecnología ha invadido la vida cotidiana. El celular es utilizado todo el tiempo tanto en la casa como en el trabajo, en la calle, en el gimnasio, en una cena, en la cocina, en la playa, en una reunión de amigas, en un acto infantil, para poner algunos ejemplos. Muchos notan que esa dependencia del teléfono los aleja de quienes están a su lado, y se vuelcan a dejar de lado los smarthpones y volver a los celulares que sólo sirven para hablar y enviar mensajes de texto.

"No tener un smartphone no es rechazar la tecnología", sostiene Mónica Salatino, periodista de 63 años, que mantiene hace muchos y en perfecto estado un teléfono celular que sólo sirve para lo que fueron creados los teléfonos: llamar y recibir llamadas, a lo sumo enviar y recibir mensajes de texto. "De los que funcionan a kerosene", bromea, pero defiende su decisión: "Estoy en contra de que la tecnología deje de ser un medio para ser un fin. La posibilidad de comunicarse se transformó en un fetiche", dice.
 
Mónica recuerda gustosa cuando la aparición del correo electrónico le facilitó su trabajo como freelancer y le permitió dejar de lado el ahora extinto diskette, que hasta entonces era clave para llevar sus notas en las redacciones, y que demandaba que dicha entrega se concretara en persona. Lo cuenta como otro argumento para transmitir que no tiene problemas con el avance de la tecnología sino con lo que llama "una relación alienante" con el teléfono. "Hay gente que habla con vos y está operando con el celular, como antes hacían los japoneses con las cámaras de fotos en lugares turísticos. En el colectivo, el 80% de la gente viaja metida en su celular. Si eso es la comunicación, no sé qué es la comunicación", sentencia Salatino.
 
Menos de un 10% de los celulares nuevos que se venden en el mercado son básicos y están en vías de extinción. Sin embargo, siguen existiendo usuarios que van directo a buscarlos, haciendo cintura para no caer en los teléfonos inteligentes, a pesar de que, en muchos casos, eso implique perderse encuentros con grupos de amigos, que suelen acordarse a través de redes sociales o el chat de WhatsApp.
 
Lola Carew tiene 20 años y sus amigas dicen que su vida es "un tanto hippie". Por eso o por una declaración de principios –o tal vez por ambas cosas–, considera que "si no hay necesidad de estar todo el tiempo conectado, no tiene sentido comprarse un teléfono con tantas aplicaciones".
 
Es estudiante de Letras, trabaja vendiendo artesanías y de ninguna manera contempla que alguien pueda comprarse un teléfono inteligente sólo por placer. "Después están todo el día metidos en el celular", coincide con Mónica.
 
El psicoanalista Alberto Álvarez, miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), entiende que "esa saturación de información y de comunicación, para algunas personas requiere ciertos límites", pero además advierte: "Los cambios tecnológicos son cada vez más rápidos, van a mucha velocidad, muy acelerados. Y hay mucha gente que no quiere correr detrás de todo lo nuevo." Incluso, como cita el profesional, hay quienes corren detrás de lo nuevo, se dan cuenta de que no están al mismo ritmo, y se arrepienten.
 
"Cada uno puede tener su resistencia a tomar o no los cambios tecnológicos. Eso permite mantener cierta individualidad. La resistencia no es siempre negativa. En este caso, permite preservar ciertas cuestiones para cada uno", analiza Álvarez.
 
Esa necesidad de preservarse es la que ha llevado a muchos que ya lo habían probado a desembarazarse de los celulares inteligentes. La hiperconectividad, el mail a toda hora, las ofertas, las musiquitas y ruiditos que se multiplican (uno para el mail, otro para el WhatsApp y así) y la localización geográfica permanente, entre otras monstruosidades del smartphone, aseguran, los distraen de las cosas más simples, más básicas y necesarias.
 
Le sucedió a Ariel Marcelo Tacconni, que aún no cumple 40 años y se hartó del smartphone. Recientemente separado y con dos hijos, la mayor, Sofía, veía con malos ojos que él respondiera al chat antes que a sus pedidos –en una época, la de la separación, ardua para ella y su hermanita, y de exigencia de atención intensa–. "Dejé de usarlo y volví al viejo y buen celular que tenía antes. No sólo por tranquilidad mental. Estaba cansado de que me llegaran mails a cualquier hora, y de saltar de miedo, o de inquietud, con cada ruido del smart. Me di cuenta de que sólo precisaba un número, mensajes de texto, reloj y despertador. Y punto. Encima, con el que antes usaba, redescubro una virtud que había olvidado: la gran autonomía. Lo cargo dos horas y lo uso toda la semana." Además, Ariel es diseñador y se queja de la monotonía cromática de los nuevos teléfonos. "Por lo menos hasta que se masifiquen, los viejos modelos tienen más variedad, con o sin tapita, más o menos largos o anchos, más colores… Me gustan más."

Redacción Leo.bo

Fuente: La Capital

11 Diciembre 2014

Las ventas de 'smartphones' en el mundo superaron por primera vez a las de teléfonos móviles clásicos en 2013, según un informe de la OCDE que realiza el perfil de los internautas y sus hábitos.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el número de internautas entre la población de 16 a 74 años de los 34 países que la integran ha pasado de menos de un 60% en 2005 a cerca del 80% en 2013, aunque existen diferencias dependiendo de los países.

En Islandia, en los países nórdicos, Holanda y Suiza, 9 adultos de cada 10 navegan por internet, mientras que en Grecia, Italia, México y Turquía lo hacen 6 de cada 10.

De media, cerca de dos tercios de los adultos utilizan internet todos los días y el 41% de los internautas se conectan con un teléfono.

El mercado mundial de las aplicaciones para 'smartphones' movió entre 20 y 25.000 millones de dólares en 2013. El usuario medio de este tipo de dispositivos instaló 28 aplicaciones, pero solo utilizó 11.

Los abonos de banda ancha inalámbricos también se han triplicado entre 2008 (unos 250 millones) y 2013 (cerca de 850 millones) en la zona de la OCDE. La banda ancha para móviles está muy extendida en muchos países en vías de desarrollo. En el África subsahariana, los abonos pasaron de 14 millones en 2010 a 117 millones en 2013. En menos de dos años, el número de páginas consultadas a través de los 'smartphones' o de la tabletas pasó del 15% a más del 30% del total. Sin embargo, subraya el informe, "las diferencias de velocidad la banda ancha y de precios siguen siendo importantes a nivel mundial, incluido en la OCDE".

En diciembre de 2013, la parte de los abonados de banda ancha oscilaba entre más de un 70% en algunos países de la zona a menos de un 2% en otros. Según los países, los usuarios de 'smartphones' pueden gastar hasta siete veces más por recibir servicios móviles parecidos.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

08 Diciembre 2014

El gerente de Proyectos de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), Emilio Evia, anunció el lunes que para el segundo trimestre de 2015 esa operadora estatal pondrá a la venta su propia marca de tabletas y celulares inteligentes, que serán ensambladas en el país en coordinación con empresas nacionales e internacionales.

Según Evia, hasta el momento se iniciaron conversaciones con dos ensambladoras nacionales, y una extranjera.

"Hemos tomado la decisión de sacar la marca Entel de teléfonos inteligentes y de tabletas, en el segundo trimestre de 2015 vamos a tener esos equipos ya a la venta. Habrá que ver las capacidades que nos pueden ofrecer las empresas", informó a la agencia ABI.

Explicó que los celulares y las tabletas de Entel costarán menos que los comercializados actualmente en el mercado nacional, pero tendrán "las mismas o mejores capacidades tecnológicas que ofrecen las grandes empresas".

El objetivo -destacó- es "dar oportunidad de uso de tecnologías nuevas" a los bolivianos que aún no pueden acceder a celulares y tabletas de alta gama, por los elevados costos que ofrece el mercado actual.

"Si bien la penetración de teléfonos inteligentes en el país es importante, existen zonas donde no tienen la posibilidad de adquirir un teléfono inteligente", agregó.

Actualmente, Entel tiene una penetración del 44% en el mercado nacional, es decir, de cada 100 bolivianos 44 utilizan los servicios de esa operadora estatal, de acuerdo a datos institucionales.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

26 Noviembre 2014

Según un estudio realizado el pasado año por la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes, uno de cada diez bolivianos utiliza en su vida diaria un smartphone.

En Bolivia, el número de dispositivos inteligentes móviles comenzó a crecer desde el 2012 y ha continuado aumentando año tras año. Entre diciembre de 2012 y diciembre de 2013, el número de dispositivos móviles inteligentes con conexión a internet se incrementó un 160%, consiguiendo alcanzar los 1,2 millones de usuarios activos, cifra que actualmente continúa en crecimiento ya que, según las cifras recogidas en agosto de este año, en Bolivia hay ya 1,8 millones de smartphones operativos que contribuyen al consumo de internet y a generar nuevos hábitos tecnológicos como el consumo de videos en streaming, la mensajería instantánea, o el uso constante de social media.

Por otro lado, la comunidad hispana residente en Estados Unidos, incluyendo el grupo boliviano, registra uno de los mayores índices de posesión, adopción y consumo de tecnología móvil. Esto se puede ver tanto en los porcentajes, como en el dinero que este grupo étnico destina a la tecnología. Tres de cada cuatro hispanos afirma tener un smartphone, y un 49% confiesa remplazarlo por uno mejor en un plazo de seis meses; y el estudio ‘2014 Hispanic Market Overview’ realizado por López Negrete Communications confirma que un ciudadano hispano residente en Estados Unidos gasta $800 de media anuales en gadgets para el entretenimiento.

Este crecimiento en el uso de Internet a través de los teléfonos inteligentes ha propiciado que las compañías de teléfono hayan adaptado sus tarifas a las necesidades actuales. En este sentido, T-Mobile destaca por las múltiples opciones que ofrece en función del mayor o menor uso que se le dé a Internet, con planes que van desde los 500 MB hasta la navegación ilimitada. Independientemente de la cantidad que cada usuario escoja en función de sus hábitos de consumo, todas estas tarifas siempre operan con la red 4G LTE, conocida por ser la más veloz en Estados Unidos, basado en las velocidades de descarga.

Por otra parte, los planes de llamadas internacionales e internet que ofrece T-Mobile pueden resultar tremendamente interesantes tanto a la comunidad boliviana, que ahora comienza a incorporar en su rutina los smartphones, como a los hispanos residentes en Estados Unidos, que necesitan en su día a día comunicarse con familiares que residen en el exterior.

Según las fuentes del Experian Marketing Services, la comunidad hispana residente en Estados Unidos dedica 1,4 horas por día a hablar por teléfono móvil, frente a las 0,9 que le dedica el resto de la población regular del país. A esta cifra hay que añadir que, además, los hispanos dedican 1,2 horas a hablar desde una línea fija, frente al 0,7 de los no hispanos. Este servicio de llamadas a larga distancia se caracteriza por sus prestaciones, su bajo coste y su buen funcionamiento, además de por la cobertura que ofrece a más de 30 países.

Redacción Primicia.bo

Fuente: Bolivia.com

12 Noviembre 2014

El empresario holandés Martijn Wismeijer, especializado en los bitcoins, decidió implantarse dos chips en sus manos para almacenar esta moneda virtual.

Los chips, protegidos por estructuras de vidrio “biocompatibles”, miden 12mm x 2mm y le fueron inyectados con jeringuillas por un especialista.

Los chips tienen un sistema NFC, que permite intercambiar datos entre dispositivos sin necesidad de que se toquen directamente, y pueden almacenar cada una hasta 888 bits de información.

Martijn Wismeijer se hizo el implante el 3 de noviembre junto a otras personas pero frente a la publicidad que se ha dado a su caso decidió retirar el monto de bitcoins de los chips.

“El objetivo no era que todo el mundo estuviera al corriente”, dijo bromeando a la AFP.

“Queremos hacer este experimento para avanzar en la idea de monedero virtual”, explicó Wismeijer, cofundador de la empresa MrBitcoin especializada en los distribuidores de monedas virtuales.

Los chips que se implantó pueden comunicarse entre otros con los teléfonos con sistema Android.

“Lo que se almacena en los chips tiene que ser considerado como una cuenta de ahorros”, asegura. “El terminal de pago sigue siendo el teléfono pero se pueden transferir bitcoins desde los chips”, asegura.

La jeringuillas y los chips se pueden comprar por internet por 99 dólares (unos 80 euros) a la empresa “Dangerous Things”.

“Desaconsejamos implantárselos uno mismo, es mejor llamar a un especialista para evitar las infecciones”, dijo Wismeijer.

Además de almacenar bitcoins, estos chips pueden abrir puertas sin necesidad de usar llaves, apagar un despertador acercando las manos o desbloquear aparatos electrónicos.

Según Wismeijer, cerca de 1.500 personas en el mundo llevan chips de este tipo en el cuerpo y asegura que podrían usarse también en el campo de la salud.

“Imagínese un tatuaje que fuera invisible que se pusiera de color rojo en caso de ataque al corazón. Luego sólo haría falta escanearlo con el teléfono y así el médico estaría al corriente de inmediato”, asegura.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

01 Noviembre 2014

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha alertado que los millones de móviles, cámaras digitales, ordenadores, tabletas y demás artilugios electrónicos que acaban cada año en la basura común, suponen un enorme peligro para la salud y el ambiente.

No obstante, el problema va en ascenso: si en el año 2000 se produjeron alrededor de 10 millones de toneladas de desechos electrónicos, ahora son unos 50 millones, equivalente a ocho veces el peso de la gran pirámide egipcia de Guiza.

Esa cifra significa que cada habitante del planeta genera una media de siete kilos de basura tecnológica y los cálculos prevén que en los próximos tres años esos residuos aumenten en un tercio, según datos de Naciones Unidas.

La basura per cápita producida varía según la riqueza y consciencia ambiental de cada país, y va desde los 63 kilos que genera un catarí, pasando por los casi 30 de un estadounidense, los 23 de un alemán, los 18 de una español, los 9 de un mexicano, los 7 de un brasileño o los 620 gramos de un maliense.

Numerosos aparatos electrónicos, que tienen una vida cada vez más corta, están cargados de metales pesados muy dañinos para la salud.

Materiales como el plomo, el mercurio, el cadmio o el zinc pueden ser una fuente contaminante a largo plazo si no son reciclados de forma adecuada. Algo que sólo se hace con una mínima parte de toda esa basura, según denuncian desde Naciones Unidas y grupos de protección del medioambiente.

La Oficina de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), con sede en Viena, calcula que en 2016 los países en desarrollo producirán más basura electrónica que los industrializados. Un desafío añadido porque esas naciones cuentan con menos medios para abordar el problema.

ONU lanza Campaña para reutilizar los equipos electrónicos

Para dar una respuesta a esta situación, la ONU ha lanzado la Iniciativa StEP, con el objetivo de promover la reutilización y aumentar el ciclo vital de los productos electrónicos.

Ruediger Kuehr, secretario ejecutivo de StEP, reconoce que aunque éste es un problema medioambiental subestimado, al menos comienza a figurar en la agenda política internacional.

“Estamos muy al inicio, por el momento no podemos decir que estemos en el buen camino, pero al menos está abriéndose paso en la agenda política“, explica el experto alemán a Efe en Viena.

El problema afecta a todos los países, porque en el mundo rico tampoco se recicla lo suficiente, falta concienciación sobre el problema y se tiene una visión equivocada de los peligros.

“Los consumidores (en los países industrializados) no son del todo conscientes del desafío que supone la basura electrónica”, ya que consideran que es un problema lejano, que afecta a quienes desmantelan los equipos de forma rudimentaria en África o Asia.

Kuehr afirma que algunas empresas tecnológicas han comenzado a tomar “cierta responsabilidad sobre la basura electrónica generada” mediante distintos programas, pero carga sus críticas en el consumidor que demanda tecnología al menor coste posible.

“Si levantaran la voz y dijeran que quieren equipos baratos pero también que se puedan reparar y renovar para que sirvan mejor en el futuro, porque son conscientes de las implicaciones ambientales, entonces las compañías responderían”, asegura.

Por eso, Kuehr aboga por campañas públicas y educativas para concienciar sobre este problema y sobre su impacto en el medio ambiente, y aclara que si no se da respuestas a esta situación “será difícil crear innovaciones tecnológicas sostenibles” en el futuro.

Para este experto, el objetivo a largo plazo es “cerrar el ciclo y llegar a un modelo sostenible”, en el que las empresas puedan crear nuevos equipos utilizando materiales de los antiguos.

Otro problema es la exportación ilegal de basura tecnológica desde los países ricos, especialmente de EE UU y Europa, a los pobres, donde esos residuos ponen en riesgo la vida de los trabajadores que desguazan los equipos sin la debida protección.

Según estimaciones de la Agencia Europea de Medio Ambiente, al menos 250.000 toneladas de desechos electrónicos salen cada año de la Unión Europea de forma ilegal como bienes de segunda mano, cuando en realidad son productos inutilizables.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

La esperanza boliviana

La esperanza boliviana

Impresionante. La desesperación de todos los bolivianos, los afectados y no por los incendios forestales...

Auspicioso foro (I)

Auspicioso foro (I)

Con óptimos auspicios y resultados específicos consolidados se desarrolló en Fexpocruz, entre fechas 19 y...

En Francia Inicia el G7 en medio de tens…

En Francia Inicia el G7 en medio de tensiones y desacuerdos

La cumbre del G7, que comienza hoy, sábado, en Biarritz al suroeste de Francia, se...