Santa Cruz de la Sierra
02 Junio 2015

El representante de la organización Empodérate, Dennis Rada, aseguró hoy que cada año mueren en el país cinco mil personas por consumo de tabaco de cuyo número 500 son "pasivas", es decir que nunca fumaron pero aspiraron el humo del cigarrillo.

"Según estudios que tenemos en el país, en Bolivia las vidas que se pierden por el consumo de tabaco son 5.000 al año y de ellas 500 fueron fumadores pasivos que nunca han decidido ponerse un cigarrillo en la boca", dijo.

Rada explicó que la gente no sabe lo que significa ser un fumador pasivo y no está ejerciendo su derecho a vivir en un aire limpio, por lo que "necesitamos cada vez advertencias más grandes, más drásticas, para poder crear más ambientes libres de humo", sostuvo.

A su juicio, las advertencias sanitarias dieron resultado en jóvenes y en adultos; sin embargo, hay países que están tomando medidas que Bolivia también debería acoger, como por ejemplo los ambientes 100 por ciento libres de humo de manera obligatoria "que sería uno de los golpes más fuertes que podríamos dar", indicó.

El representante de 'Empodérate' pidió a las autoridades de Salud aprobar normas más drásticas y obligar a no fumar en ambientes cerrados como locales y oficinas.

"También se debería incrementar el impuesto al tabaco en un 180 por ciento, solo con este tipo de medidas lograremos disminuir el consumo de cigarros, tal como sucedió con Canadá", señaló.

Empodérate nace como un grupo de jóvenes preocupados por la salud pública, cuyo punto de partida es la epidemia del tabaco. Tiene el compromiso de promover su control, "desenmascarar" las prácticas de la Industria Tabacalera y reducir su interferencia en las políticas públicas.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

20 Noviembre 2014

Uruguay dio este jueves un paso más en su firme lucha antitabaco al anunciar la implementación del "Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco", un tratado internacional ratificado recientemente por el congreso del país sudamericano .

Después de prohibir totalmente la publicidad de cigarrillos y otros derivados del tabaco, Uruguay dirige su mirada hacia el contrabando, adelantó la ministra de Salud de Uruguay, Susana Muñiz, en rueda de prensa.

"Cuando el parlamento aprobó la prohibición absoluta de la publicidad del tabaco, hubo quienes dijeron que aumentaría el contrabando. Pues nosotros decíamos: el parlamento tiene otra herramienta más, que es éste protocolo?, expresó Muñiz.

El documento, adoptado en 2012 por los estados parte del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), establece las directrices para "eliminar todas las formas de comercio ilícito de productos de tabaco".

Prevé, entre otros mecanismos, un régimen de licencias para los vendedores, sistemas de seguimiento de todos los productos de tabaco que se fabriquen o importen en el país, controles para las zonas francas y la venta de estos productos a través de internet o en zonas libres de impuestos.

Asimismo, define las infracciones asociadas a esta actividad, que cada país aplicará de acuerdo con sus leyes nacionales, y prevé un régimen de cooperación internacional entre los países que ratificaron el documento.

Hasta el momento el tratado ha sido ratificado por cinco países. Nicaragua lo hizo en diciembre de 2013, Uruguay en septiembre de este año y en octubre lo ratificaron Mongolia, Gabón y Austria.

Para Uruguay, la implementación de este tratado significa un nuevo avance en sus estrictas políticas antitabaco.

El congreso aprobó en julio pasado una norma que prohíbe toda publicidad y exhibición de estos productos -inclusive en sus centros de venta-, lo cual endureció la estricta política que Uruguay comenzó a aplicar en 2006 cuando prohibió fumar en espacios públicos.

Al tiempo que ha permitido reducir las tasas de tabaquismo, estas leyes enfrentaron al país con la gigante tabacalera multinacional Philip Morris, que en 2010 inició un litigio ante el órgano de arbitraje del Banco Mundial (CIADI).

La tabacalera acusa a Uruguay de violar un tratado de protección de inversiones firmado por el país sudamericano con Suiza, donde tiene su casa matriz.

La empresa cuestiona que la legislación uruguaya limita a las tabacaleras la divulgación de un único producto por marca, y también por elevar a 80% el porcentaje de la superficie de los paquetes reservada a mensajes con advertencias contra las consecuencias del tabaquismo.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

Últimas Noticias

Prev Next

Ofertan cirugías en redes sociales (I)

El Dr Nadir Salaues Hurtado, presidente de la Sociedad Científica de Cirugía Plástica filial Santa...

Costumbre boliviana

Todo dejarlo para última hora. Es una costumbre boliviana aquella y parece jamás cambiará, porque...

A punto de terminar el plazo El 58% de l…

A punto de terminar el plazo El 58% de los vehículos pasaron la inspección

El 58% del parque automotor de Bolivia se sometió a la inspección técnica vehicular hasta...