Santa Cruz de la Sierra
16 Mayo 2019

La Policía española detuvo a un hombre como presunto autor de un delito de agresión sexual en Valencia (España) a su propia hija. Lo llamativo del caso es que tuvo que ser la madre -y esposa del detenido- quien cazase al violador después de colocar una cámara oculta en el salón de casa, según informa El Español.com.

La mujer, y madre de la niña, sospechaba que aquel terrible hecho podía estar ocurriendo, y por eso colocó una cámara de vídeo en el comedor de la casa que ambos compartían. Su esposo no tenía ni idea.

Según informa el diario Las Provincias, las imágenes resultaron determinantes para constituir una prueba fehaciente del delito.

El hombre, de nacionalidad boliviana, se delató a sí mismo en esas imágenes, que documentaron los terribles hechos. De ese modo resultó detenido como autor de un delito de agresión sexual a una menor. Su hija tiene 14 años de edad.

Detenido tras la denuncia

La mujer denunció y el marido fue detenido ese mismo día. El sábado, La Policía entró en su casa después de que la mujer facilitase las imágenes grabadas de lo que había ocurrido. Eran y son la principal prueba del caso.

La Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional se hizo cargo del caso y detuvo al hombre tras tomar declaración a la denunciante y a la víctima. El presunto violador fue puesto el lunes a disposición del juzgado de guardia de Valencia.

Al detenido se le acusa de un delito continuado de agresión sexual. Al parecer, no era ni la primera ni la segunda vez que forzaba a su hija, menor. Siempre sucedía cuando la madre no estaba en la casa.

Redacción: Leo.com

Fuente: PLANETA

 

22 Noviembre 2018

Alberto Walter Brauton Steimbach (46), quien era considerado un prófugo de “alta peligrosidad” por sus antecedentes como violador serial fue detenido en la ciudad de Potosí por la  Interpol y comenzará los trámites de extradición.

“Este ciudadano argentino tiene un prontuario de violador en serie y era buscado en Argentina, fugó a Bolivia y llegó a establecerse en nuestra ciudad, en la calle Linares, donde tenía una venta de pasteles y estaba campeando en forma tranquila”, informó el coronel Oscar Barriga del Comando Departamental de Policía.

Brauton Steimbach hasta el miércoles era el delincuente sexual más buscado de la Argentina,  porque incluso tiene una condena a 40 años de prisión por haber raptado a nueve mujeres y haber violado a siete en 2005.

El argentino se fugó de prisión el 17 de agosto de 2013, después de una visita a domicilio a su madre en la ciudad de Morón en la provincia de Buenos Aires.

Las autoridades argentinas ofrecieron hasta 300 mil pesos de recompensa a las personas que informen sobre el paradero del violador serial.

Según Barriga el prófugo permaneció por lo menos tres años en la ciudad de Potosí atendiendo su pastelería.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Radiofides

06 Diciembre 2016

Elio Choque Mamani, acusado de violar a un niño de 5 años en julio de 2015, fue condenado a 22 años de privación de libertad en la cárcel de Chonchocoro, informó el lunes el fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco.

"Tras una investigación objetiva, el Ministerio Público presentó y fundamentó la acusación formal, obteniendo así una codena de 22 años de prisión por el delito de violación de un infante niña, niño o adolescente, en el marco de un procedimiento abreviado", explicó en  un boletín institucional.

Según el cuaderno de investigación, el hecho fue denunciado por Seferina Ari Condori, madre del menor, que vendía comida en la calle Cañada Strongest, cerca del edificio María Reyna, donde el acusado trabajaba como portero.

Según la relación de los hechos, la madre de la víctima envió al infante al edificio María Reyna para preguntar qué almuerzo se serviría el acusado, quien llevó al niño al sótano para vejarlo.

La fiscal asignada al caso, Janeth Usnayo, informó que en ese caso se colectaron indicios fehacientes, tales como declaraciones e imágenes de las cámaras de seguridad.

"En las imágenes se ve que a horas 14:10 aproximadamente, Choque ingresa con un niño de sexo masculino con rumbo al sótano del edificio donde se encuentra el cuarto de los porteros. Posteriormente a las 14:19 salió  el acusado con el niño visiblemente adolorido", explicó.

Tras la revisión médico forense, se otorgó 15 días de impedimento al infante.

El artículo 308 del Código Penal tipifica y sanciona el delito de violación de infante, niño, niña o adolescente, con la privación de libertad de 20 a 25 años.

Por lo que el Ministerio Público solicitó la medida extrema de privación de libertad del acusado.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: La Razón

07 Octubre 2016

Un niño de 11 años de edad, ha sido acusado de abusar sexualmente de su amigo de nueve años, por lo menos, 15 veces, en la localidad de Blackpool, Lancashire, en el Reino Unido, informó Daily Mail.

La madre de la víctima, estableció el medio británico, que sorprendió al ahora acusado, abusando sexualmente de su hijo durante el pasado mayo, luego de escuchar susurros sospechosos a través del monitor para bebés de su residencia.

Cuando caminó a la habitación, encontró al acusado violando a su hijo en el piso y, entonces, el victimario le dijo: “Perdón; no sé por qué lo hice”.

El presunto violador, cuyo nombre no fue revelado, también está acusado de abusar sexualmente de dos niños más, uno de siete años y otro de 11, que es discapacitado.

El menor se declaró culpable por un cargo de violar a un mismo niño 15 veces y tres cargos por contacto sexual.

El fiscal expuso que las ofensas sexuales ocurrieron entre abril y el pasado mes.

El abogado del acusado, Brett Chappell, describió el caso como “trágico para todos y dijo que su defendido había sido víctima de abuso sexual años atrás”.

Chappell, además, estableció que el niño se declaró culpable de inmediato y muestra vergüenza y remordimiento.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AFP

 

 

06 Octubre 2015

La policía de Yapacaní recapturó al prófugo Reyes Martínez Vásquez de 43, quien la madrugada del sábado fugó de la carceleta junto a Antonio Cahuasiri Cáceres quien aun está prófugo. El recapturo es investigado por una denuncia de abuso sexual mientras que el otro sujeto iba a ser llevado a Palmasola a cumplir medida cautelar por estar denunciado de violar a su hijastra desde que tenía 14 años a la cual obligó a abortar en cuatro oportunidades.

Redacción Leo.bo

Fuente: Leo.bo

18 Septiembre 2015

Un padrastro que violó a su hijastra en diferentes oportunidades durante seis años, fue enviado al penal de San Pedro con una sentencia de 25 años que fue emitida ayer en la ciudad de El Alto, según el reporte de la red Uno.

El fiscal del caso, Harold Jarandilla, explicó que el acusado abusaba de su hijastra desde que ella tenía ocho años. Filmaba el hecho y luego ofrecía las imágenes a la venta a través de Facebook.

“La menor ahora tiene 14 años y él ofrecía las imágenes de la violación por Facebook. Luego las difundía en una sala y cobraba un monto. La gente o los usuarios le pedían siempre más videos”, explicó Jarandilla.

Tras reconocer las acusaciones, el acusado se sometió a un juicio abreviado, pero fue sentenciado con 25 años de prisión en la cárcel paceña de San Pedro.

El abogado del sindicado, Roberto Velásquez, dijo que éste sufrió de abuso sexual cuando era menor de edad, razón por la que cometió el hecho sin tener control total de sus facultades mentales.

“Él también habría sido víctima de abuso sexual en su infancia, vamos a ver en qué forma apelamos, porque estamos ante un problema psiquiátrico más que todo”, indicó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Erbol

14 Agosto 2015

Un preso, condenado por violación, que se encontraba alojado en la cárcel de Bastoy, en Noruega, decidió fugarse utilizando una tabla de surf y una pala con la que se ayudó para cruzar tres kilómetros y dejar atrás la isla donde estaba detenido. La penitenciaría es una de las más flexibles y solicitada por los reclusos ya que tienen al posibilidad de realizar actividades poco usuales para los presos.

El sitio la Vanguardia publica que Bastoy no es una prisión como todas las demás. Situada en una pequeña isla, en medio del fiordo de Oslo, no tiene ni rejas, ni vallas. Y sus 115 reclusos, no duermen en celdas, sino en pequeños bungalows de madera dotados de baño y cocina en los que pueden prepararse el desayuno y la cena por sí mismos.

Entre ellos figuran asesinos, violadores, estafadores, traficantes de drogas. Todos sin excepción aprenden un oficio. Algunos se ocupan del ganado o del huerto ecológico que abastece a la prisión. Otros se encargan de manejar el ferry que conecta la isla con el continente y otros de reparar las bicicletas de sus compañeros.

Aunque lo que más impacta es el sinfín de actividades que pueden realizar en su tiempo libre. Más allá de tener total libertad para pasear a su aire por la isla, pueden ir en bicicleta, montar a caballo, jugar a tenis, tomar el sol y bañarse en la playa en verano o esquiar, incluso, en invierno.

Sólo les custodian entre cinco y siete guardas y no es extraño verles junto a alguno de ellos tomando café o charlando mientras pasean bajo los pinos.

Son pequeñas pruebas de confianza, la base del método humano y conciliador que este peculiar centro penitenciario utiliza para lograr que sus internos vayan asumiendo cada vez más responsabilidades y se preparen así de un modo gradual para lo que será su vida fuera, una vez en libertad.

Ideada únicamente para los últimos años de condena, puede decirse que Bastøy es una de las cárceles más deseadas por los presos de Noruega. Existe una larga lista de espera para acceder a ella y no todos los que lo solicitan lo consiguen.

Esto hace que las evasiones sean una verdadera rareza. Hacía años que no había ninguna. Pero, justo la semana pasada, un preso se fugó. Y lo hizo de un modo fuera de lo común, sirviéndose de una pala y una antigua tabla de surf que encontró en uno de los almacenes de la isla. Huyó por la noche, después del último recuento y, al día siguiente, ambos utensilios fueron hallados al otro lado de la orilla, a unos tres kilómetros de la cárcel. Condenado por violación y tráfico de drogas, las autoridades, sin embargo, no lo consideran un fugitivo especialmente peligroso.

La huida puede sonar un tanto espectacular. Pero Bastøy está en una isla y el único modo de evadirse es a nado o utilizando algún otro elemento flotante. El último preso que intentó escapar, por ejemplo, lo hizo con una canoa. Y de eso hace ya unos cinco años.

En cualquier caso, se trata de una prisión de baja seguridad, con pocos guardas y una vigilancia poco intensiva, por lo que, si uno se empeña en evadirse, no debería resultarle demasiado difícil. Otra cosa es que esto sea lo que más le convenga.

Las fugas, de hecho, "son una excepción y es algo muy poco frecuente, incluso, entre los que obtienen permisos sin vigilancia para pasar unos días fuera de la isla", asegura en declaraciones a este diario el director del centro, Tom Eberhardt. No hay que olvidar que, quienes consiguen una plaza en Bastøy, "se hallan en la recta final de su condena y saben que tienen mucha más libertad de la que tendrían en otro tipo de prisión. Por esto, suelen ser conscientes de que fugarse es, simplemente, algo poco inteligente", concluye.

Redacción Leo.bo

Fuente: La Capital

12 Agosto 2015

Mototaxista sindicado de violar a su pasajera de 18 años fue aprehendido por vecinos del barrio Mapaizo Sur de La Guardia. El hombre será cautelado, informó Aníbal Rivas, comandante de la Policía de La Guardia.

Redacción Leo.bo

Fuente: Leo.bo

Últimas Noticias

Prev Next

FRANCIA-Revés para Neymar

FRANCIA-Revés para Neymar

Mientras en Europa sólo se habla de su posible salida del PSG y la chance...

COPA AMÉRICA/ SELECCIÓN-Recarga energía …

COPA AMÉRICA/ SELECCIÓN-Recarga energía  en Belo Horizonte

Tras la derrota ante Perú, la Selección llegó a la cuidad de Belo Horizonte donde...

Ser positivos: ¿Mito o realidad?

Ser positivos: ¿Mito o realidad?

En un mundo tan convulsionado, con tantos hechos adversos que quebrantan el día a día...