Santa Cruz de la Sierra

Dieta y fe

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Una doctora, traída por la tía Angélica a su casa donde todavía permanecemos, primero examina a mi hijito Sebastián y luego a mí. La mujer es taciturna, paciente y meticulosa. Por fin, se decide a hablar y me dice con sorpresiva elocuencia: “Su hijo es muy valiente, lo entendí desde el principio, cuando le tomé la sangre. No se impresionó. Vamos a ver los resultados de los análisis sanguíneos. Mientras tanto, le puedo decir que Sebastián no parece tener síntomas alarmantes. Es un niño sano y forzudo. En cambio, usted, señor Hoekzema Nieboer, representa una suma de afecciones de alto riesgo. El dengue forma la enfermedad de base y, encima de eso, encontré toda una serie de padecimientos que van desde la hipertensión, pasando por otros males ligados a la obesidad, hasta llegar a serios problemas hepáticos. Usted no es sano ni forzudo. Sinceramente, no sé cómo vamos a arreglar todos estos líos”. Lo que me dice la doctora parece empeorar aún mi estado de salud. Siento dolores agudos en todo el cuerpo. Le digo, asustado: “No hay esperanza, ¿verdad, doctora?”. La mujer responde: “¿Se está dando cuenta de lo que está diciendo, señor Hoekzema Nieboer? No se parece en absoluto a su hijo. Su hijo tiene coraje, mientras que usted es un hombre sin fe. Lo que usted necesita es una buena dosis de fe. No se vive sin fe. ¡No, señor!”. Le explico: “Soy nórdico, señora, no sé si lo sabe”. La doctora dice: “Claro que lo sé. Tiene sus orígenes estampados en su cara. Además, leo sus columnas. Siempre menciona su nacionalidad holandesa. ¿Pero qué tiene que ver eso con su falta de fe?”. Comento: “Los holandeses tendemos a fijarnos en las cosas terrenales. La metafísica nos espanta o, mejor dicho, nos repugna”. La mujer prosigue con la misma elocuencia: “Le voy a dar dos consejos. El primero es terrenal. Su cuerpo precisa de una buena dieta. Y no se preocupe, mi segundo consejo no es metafísico sino espiritual. Para sanar completamente, usted precisa de nutrientes para el espíritu. No lo entiendo. Su hijo es un niño de gran fe. Eso es obvio. Además, su mejor amigo, el  cineasta Tony Peredo, ha basado toda su obra cinematográfica en el desarrollo espiritual”. Pregunto: “¿Lo conoce a Tony?”. Ella dice: “No personalmente, pero conozco sus películas, que son verdaderos sueños. Casi no puedo creer que un hombre tan poético y profundo sea su mejor amigo. Veo a Tony Peredo, tal vez sólo después del mítico cineasta ruso Andréi Tarkovski, como el mejor director de cine de la historia”.

Allart Hoekzema Nieboer   MIGAJAS

Visto 323 veces
Más en esta categoría: « Hoy y mañana Otro plan »

Últimas Noticias

Prev Next

Tras encuesta, cívico cruceño reprocha a…

Tras encuesta, cívico cruceño reprocha a políticos: “No están sabiendo leer los errores del pasado”

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, expresó este lunes sus reproches a...

Angélica Sosa destaca gestión por el bie…

Angélica Sosa destaca gestión por el bien común y vocación por Santa Cruz

La presidenta del Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, presentó este...

Iglesia pide al TSE respetar normas al m…

Iglesia pide al TSE respetar normas al momento de habilitar o no a candidatos

El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) y flamante arzobispo de Sucre, Ricardo Centellas...